Autor: Servan
miércoles, 23 de abril de 2008
Sección: Artículos generales
Información publicada por: Servan


Mostrado 13.378 veces.


Ir a los comentarios

Esclavismo

Debido a que la sabiduría del grupo desaconseja este artículo, no está disponible.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 silmarillion 24 de abr. 2008

    Servan No me sirve ese datoo es cómo decir que los Braun y los Menéndez, terratenientes patagonicos y relacionados a los sucesos de la Patagonia de los años 20 eran de origen judío. En tu texto hablas del comercio de esclavos ejecido por portugueses / judíos. Ese es el dato que solicitó documentes. Por el agotamiento de la provisión de cráneos fueguinos no te preocupes, cuando necesiten cráneos vendrán por los nuestros.

  2. #2 Sotero21 25 de abr. 2008

    Me pregunto por la religión de los proxenetas rumanos o rusos que explotan a niñas en los burdeles de carretera durante años hasta que las arrojan al cubo de la basura, alcoholizadas y drogadas. Si la policía los detiene y da la casualidad de que al que pillan tiene antecedentes judíos ¿lo fichan como rumano o judío sin más? Entiendo que el criminal Julius Popper era un húngaro de nacimiento y nacionalidad argentina que nació en el seno del judaísmo aunque creo que estaría muy lejos de practicarlo. Anteponer las creencias religiosas es algo que no se haría si el individuo hubiera sido presbiteriano, mazdeista o del rito cristiano caldeo; ahora, al judío se le despoja de su nacionalidad, no es un húngaro ni un argentino más, es un judío y lo consideramos apátrida.

    Un chiste del período posterior a la Iª Guerra Mundial. Un antisemita declara que los judíos han sido los culpables de la guerra. Uno replica “Sí, los judíos y los ciclistas”. “Vaya, ¿porqué los ciclistas?” pregunta el antisemita. “¿Y porqué los judíos?”  contesta el otro

     “Los orígenes del totalitarismo. Capítulo I: El antisemitismo como un insulto al sentido común, pág. 50”

    Hanna Arendt. Ed. Taurus 2004.

  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba