Autor: Servan
martes, 15 de abril de 2008
Sección: Historia
Información publicada por: Servan


Mostrado 9.851 veces.


Ir a los comentarios

Los reyes magos

Relato de los reyes magos en los evangelios canónicos y apócrifos.

La historia de los Reyes magos de Oriente está relatada solamente en Mateo, no en Marcos, Lucas ni Juan.
Dice Mateo que Jesús nació en Bethleem de Judea en tiempos de Herodes (muerto en 4 A.C.) y que unos magos de oriente habían venido guiados por una estrella a ver al Rey de los judíos, noticia que turbó a Herodes. Le comunican que ello ocurrirá en Bethleem.
(Mi:5,2)

La estrella les conduce a la casa de Bethleem donde está el niño, a quien le ofrecen oro, incienso y mirra.

Herodes manda matar a todos los niños menores de Bethleem (lo que no registra Josefo), pero avisado José por un ángel, en sueños, escapa a Egipto, donde permanece hasta la muerte de Herodes, regresando entonces a Nazareth (Is. ii,1)

En la versión de Lucas, obedeciendo un edicto de César Augusto, Quirenio (Quirino), gobernador de Siria, ordena un empadronamiento; debido a ello José abandona Nazaret de Galilea y acude a Bethleem de Judea, donde nace Jesús en un pesebre y es adorado por los pastores.

El censo de Quirino no incluía Nazaret y se realizó el año 6 D.C. (10 años después de muerto Herodes).

1. Protoevangelio de Jacobo (el menor, hermano de Jesús)

Las primeras partes datan de 130-140 D.C.

El autor, como Lucas, conoce mal los usos judíos.

El edicto de Augusto ordena censarse, pero José no sabe cómo censar a María, que no es su mujer legítima, solamente su esposa.

La familia parte en asno a Bethleem, entrando en una gruta.

(Esta gruta recuerda las cuevas oraculares cananeas, debir, donde habla el dios. Adyton ad antrum)

Por un momento todo se detiene, incluso las aves en pleno vuelo. Una nube luminosa cubría la gruta.

Una mujer ayuda el parto; llega Salomé, quien incrédula que una virgen pueda parir, pone un dedo en la naturaleza de María. Su mano se seca pero, arrepentida, es sanada.
(Episodio que recuerda la incredulidad de Tomás, así como los clavos de Cristo).
Ella había comunicado a Herodes que vería al Rey de los judíos.

Llegan los magos de oriente, guiados por una estrella, y ofrecen oro, incienso y mirra.

La familia decide ir a Bethleem, pero avisada por un ángel de los planes de Herodes, retorna a su país por otro camino.

Herodes ordena la matanza de los inocentes.

María pone a Jesús en un establo e Isabel, su prima, madre de Juan Bautista, se esconde con su hijo en el interior de una montaña abierta por orden de Dios.
(Tema de los 2 niños en la gruta, de Leonardo da Vinci y otros pintores).

Herodes ordena la muerte de Zacarías, padre de Juan Bautista.

2. Evangelio del pseudo-Mateo (s VI)

Una gran estrella resplandecía sobre la gruta. Al tercer día del nacimiento, María sale de la gruta y coloca a Jesús en un establo, entre un buey y un asno (Is.1,3; Habac.III, 2)

De la gruta salen dragones, pero Jesús se levanta y los dragones le adoran (salmo CXLVIII, 7). Jesús dice a sus padres que no teman.

Jesús ordena a una palmera que les dé sus frutos. (Arbol del Edén)

Se dirigen a Egipto, haciendo la jornada de un mes en un día, por orden de Jesús.

Llegan a Hermópolis, donde todos los ídolos se desploman. El gobernador Afrodisio, ante este milagro, se hace cristiano, siendo posteriormente el primer obispo de Béziers, en la Galia.

También relata la masacre de los inocentes.

3.Evangelio árabe.

Dice que Zaradust (Zaratustra) había profetizado que una virgen concebiría a Quien los judíos crucificarían; que su nacimiento sería anunciado por un ángel-estrella, que les guiaría a Bethleem, donde le harían ofrendas.

Cuando la familia llega a Egipto, se produce un terremoto y todos los ídolos caen al suelo. Antes de caer, un ídolo anuncia la llegada del Dios verdadero.

Aquí se narra el episodio del hombre trasformado en asno (Apuleyo. Historia isíaca. Ver mi art. La piel de onagro)

4. Libro armenio de la infancia (anterior al s V)

La Virgen concibe por la oreja, donde penetra el Verbo (Como las comadrejas).

Jesús nace en una caverna, donde entran Eva y Salomé.

Un ángel-estrella guía durante 9 meses a los magos, desde Persia.

Ellos eran:
Melkon (de donde Melchor), = Rey (de Persia)

Baltazar (Rey de India)

Gaspar (Rey de Arabia). (*)

Un ángel-estrella les guía (**); es el mismo ángel que alimentó a Daniel en el foso de los leones.
Los magos llegan donde Herodes y le cuentan la finalidad de su viaje. Luego siguen al ángel y llegan a la caverna donde está Cristo en un pesebre.

Se habían demorado 1 día en el viaje desde Persia.

Vuelven a Persia llevando un pañal milagroso de Jesús.

(*) Baltazar, de Belshazzar (= Bel protege al Rey. SAR=Rey), o puede ser
Belteshazzar= Bilta-Sar-uzur, Beltis protege al Rey, o quizá
Bel-Tisha-nazar= Bel es el que guarda los secretos.
SAR, en A.T. y en Egipto = jefe
Sharru (babilónico) = príncipe
Sarah = princesa, no estaría relacionado con Sarah judía, sería = jefatura.
i.e. Zar, Kaesar, Sha, etc.

(**) Etant donné que les astres et les anges sont trés intimement associés (Ps 148, 1-5), voir mis en paralléle (Job 38,7), qu'ils constituent les uns l'armée de Yahweh (Jos 6,14; I Reg 22,19; Ps 148,2) et les autres l'armée des cieux, l'on peut se demander si, à l'origione, les Hébraux les distinguaient nettement. (v. Imschoot)

Bibliografía

Enigmas sobre la infancia de Jesús, P. Ariel Alvarez, Mensaje oct.2007

Evangiles apocryphes F.Amiot 1952

Ancient monarchies G.Rawlinson, 1879

New light on hebrew origins J. Garrow Duncan, 1936

Théol. de l'Anc. Test. P. van Imschoot


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 silmarillion 15 de abr. 2008

    Aunque ya existen en Celtiberia varios foros y artículos sobre este tema, agrego algún comentario.

    La Epifanía es una de las imágenes más representadas de la pintura religiosa como “La adoración de los magos”

    No existe en los textos bíblicos una fecha cierta del nacimiento de Cristo. La Epifanía y la Pascua habían sido reconocidas como las dos mayores celebraciones de la cristiandad a fines del siglo IV, pero el establecimiento de las fechas de Natividad y Epifanía se encuentran confundidas con los intentos de cristianizar festividades paganas. A mediados del siglo III las iglesias orientales deciden que la Natividad correspondía a la fecha del 6 de enero, coincidiendo con  la bendición de los ríos en los cultos a Dionisio y Osiris. En occidente, donde se celebraba el renacimiento de Mitra el 25 de diciembre, a pocos días de las saturnales romanas, se adopta a partir del 354 al 25 de diciembre como celebración de la Natividad. La presentación de los reyes figura en el texto de Mateo 2 (4), y no consta que fueran reyes, ni su número, nombre o color de piel. Su número parece ser variable, así como en San Pedro y Marcelino aparecen dos, en el cementerio de Domitila son cuatro y en un jarrón en el Museo Kircher son ocho, hasta que el tres se traduce de los presentes que figuran en Mateo 2, 11, “oro, incienso y mirra”. El término mago procede del texto griego μάγος, “hombre sabio”, tal vez fueran hombres de ciencia o astrólogos, como se puede deducir de Mateo. Los “reyes” se representan tempranamente ataviados como sacerdotes de Mitra. La equiparación a reyes procede del hecho que en el Salmo 72 de David diga” que los reyes de Tarsis y de las islas le paguen tributo. Que los reyes de Saba y de Arabia le ofrezcan sus dones; que se postren ante él todos los reyes, y que todos los pueblos le sirvan”.

    La Adoración de los reyes presentaba dificultades para la resolución plástica, ya que el grupo de los reyes desequilibraba la composición. El concepto de triunfo del cristianismo llevó a presentar a los reyes en actitud de sumisión, tomando el ejemplo de procesión tributaria de los vencidos dentro de la iconografía romana. Entre las primeras imágenes se encuentran los magos del cementerio de Pedro y Marcelino (5), en donde dos magos vestidos a usanza persa presentan sus obsequios al Niño y a una María con ropajes romanos. En los sarcófagos de Aurelio (6) e Isacio (7), los magos en procesión se dirigen hacia la Virgen con el Niño.
    En la Adoración de los Reyes Magos de San Apolinar el Nuevo, Ravena, del siglo VI, tres personajes ubicados en fila y tocados con gorros frigios rinden tributo a María y el Niño en Majestad (8). Sobre ellos se encuentran sus nombres, Balthassar, Melchior y Caspar. Balthassar tiene rasgos orientales, mientras que sus compañeros presentan un aspecto europeo.
    El dotarlos de camellos como medio de transporte es obra de San Agustín, quien determinó que para llegar a Belén en un lapso de tiempo que consideró de trece días, los magos habían recurrido a la velocidad de los dromedarios. En pinturas como la Natividad de Pietro da Rimini, de la colección Thyssen Bornemitza y en la de Paolo Ucello (9) del Museo Arcivescovile de Florencia, los animales no son camellos sino caballos. En lo tocante al origen étnico de los magoi, en la Adoración de los Reyes del Claustro de la catedral de Burgos, del 1280, los restos de pintura revelan a uno de los personajes con piel oscura. Sin embargo, hasta inicio del siglo XVI se los muestra con características europeas, ataviados como cortesanos, y en pocos casos con rasgos físicos que aproximan al oriente bizantino. En el Tríptico de la Adoración de los Magos de Hieronimus Bosch (10)  y en la Adoración de los Magos de Durero (11),  Baltasar ha transformado su carácter oriental en negro. En la obra de Bramantino (12), las pequeñas navetas con preciosos contenidos son remplazadas por un ánfora y patenas de dimensiones colosales, y el manuelino Vasco Fernándes remplaza al Baltasar negro por un indio brasilero tocado de plumas (13), en una de las más tempranas referencias pictóricas al descubrimiento de América.

    4 Mateo 2.7
    5 Roma, siglo III.
    6 San Lorenzo Fuori le Mura, Roma, siglo IV. Museo Vaticano
    7 San Vital de Ravena, siglo IV
    8 La representación de la Virgen en Majestad es posterior al Concilio de Éfeso del 431, cuando se la declaró “theotokos” (madre de Dios). La María entronizada será la Maiestas Mariae del románico.
    9 Panel de 20 x 82, circa 1435, incluye cuatro reyes, un caballo y un palafrenero.
    10 1510, Museo del Prado.
    11 1504, óleos sobre panel de madera, Uffizi, Florencia.
    12 1498, óleo sobre madera, National Gallery, Londres
    13 1501-1506. Óleo sobre panel de madera, Museo Vasco, Viseu, Portugal.

  2. #2 Servan 16 de abr. 2008

     Oh sorpresa! Estaba el excelente art. de Candalin. El Alzheimer es una bendición, pues a uno se le olvida todo lo malo, norabuena, y también lo bueno, entonces puede volver a leer excelentes libros de la juventud.

    Aún así, espero haber sido de algún interés novedoso. Por ej., obsérvese     que el nacimiento de Cristo es paralelo al de Juan Bautista. El bautista y el Cristo son figuras gemelares. El nacimiento del bautista corresponde al solsticio de verano, el de Cristo al de invierno, de modo que la fecha no es aleatoria. En los días epagomenales egipcios. Luego viene la fiesta saturnal de fin de año, correspondiente al Purim judío, en que se hacen regalos.

    No es posible vincular la estrella de Bethleem con ningún acontecimiento astronómico. Claramente lo dicen los apócrifos, se trata de un ángel estrella.

    Mitos, leyendas mediterráneas, resurgen como temas musicales, tomando nueva vida.

    En el tema de los gemelos, hemos tenido alguna discusión con Lucus. Tema de la pintura renacentista. No me cabe duda que se trata de Juan Bautista.

    Respecto al nacimiento entre el buey y el asno, algunos han visto un nacimiento 'en medio de los años'.

    Se entremezclan los temas del nacimiento en el pesebre y el de la gruta, uno que recuerda los asnos de Cáncer, el otro el nacimiento de Mitra en el speleum.

    Cristo nace en una gruta (imagen uterina) y es sepultado en otra (sepulcro).

  3. #3 Uma 16 de abr. 2008

     

    es muy  interesante ver la versión de los apócrifos

    Siempre me ha llamado al atención la estructura mítica del relato de los evangelios.

    La muerte de los inocentes a manos de Herodes, con el propósito de matar a su rival (el futuro “rey de los judíos” ) es algo  que se repite en la historia de muchos héroes  y semidioses: por ejemplo,Hércules huyendo de Hera, o Dionisos,o Perseo el hijo de Dánae etc.

    El héroe sobrevive a los peligros desde la cuna.el  héroe nace de una virgen,el héroe es expuesto a la aceptación de la naturaleza (nace en una cueva,rodeado de animales ), el héroe baja a los infiernos a rescatar a las almas,cuando muere el héroe la tierra se estremece.

     

    Lo de los tres reyes, me pregunto si nó sería una manera también de adaptarse a la estructura de tantos cuentos y leyendas en los que los protagonistas son tres hermanos o tres hermanas.

    (bueno,el protagonista siempre suele ser el tercero de los hermanos/as.)

    es muy interesante el repaso que haces de la iconografía ,Silmarillión

     

  4. #4 Pontifex_Maximus 16 de abr. 2008

    Considero muy pobre el artículo.

  5. #5 Servan 16 de abr. 2008

    Lo has enriquecido con la sabiduría de tu comentario.

  6. #6 Alvarck 16 de abr. 2008

       A mi si me parece un articulo interesante y, puesto que veo que te gusta la arqueoastronomía Servan, ¿por cual de las teorías cientificas dominantes actuales te inclinas sobre lo que era la estrella de Belén: La (aún hoy en vigor) de Johann kepler sobre la triple conjunción Marte, Saturno y Jupiter en Piscis; que ocurre una vez cada 800 años y que ocurrió el año 6 a Xto; o la más actual, del profesor Colin Humphreys, de la Universidad de Cambridge, que habla de un cometa aparecido en Abril del año 5 a Xto y observado por astronomos chinos de dicha epoca durante 70 dias?.

  7. #7 Servan 16 de abr. 2008

     Alvarck: Como he dicho anteriormente, la estrella de Bethleem es un ángel-estrella y suscribo por completo las palabras de A.Alvarez (Dr en Teología): 'si nos detenemos en Mateo, encontramos por ejemplo que él habla e una misteriosa estrella que guía a unos Magos hasta Jerusalén (de sur a norte), que luego los lleva a Belén (de norte a sur), y que termina deteniéndose ¡sobre una casa! Hoy sabemos que no existe ningún fenómeno astronómico capaz de reproducir lo que describe Mateo'.

  8. #8 etpoursimouve 16 de abr. 2008

    Pues si! interesante artículo, y más aún para los que como yo, no tenemos mucha idea de las fuentes evangélicas canónicas oficiales, y menos aún de las apócrifas. Coincido además con UMA, del caracter "Prometeico" que se desprende tanto de los Evangelios "aceptados" como de los que no, quizás ese punto coincidente con tantas historias, relatos mitos y leyendas de la antiguedad y presente hacen que esa convergencia literaria sobre el "Héroe", conviertan en este caso al personaje principal de esta historia, en eso mismo; un personaje que copia las pautas literarias de su género. Bueno es una divagación sin base alguna!!!! En cualquier caso, de pobre nada, Muy bueno!!! Saludos...

  9. #9 nacho.tll 18 de abr. 2008

    Hola a todos.

    Un par de cosas respecto de este interesante tema:

    En el Evangelio, no se habla de Reyes Magos, como bien apunta Servan, sino de Magos. De Oriente, para más señas. Y, según Herodoto, los Magos eran una de las castas de los Persas (¿o los Medos?), dedicados a las tareas de Astrología. Una casta sacerdotal, al estilo de la tribu de Leví, de Israel (opino yo).

    En sus estudios de las señales del cielo, estos magos habrían visto la señal del nacimiento de un nuevo Rey. Quizás sea esto lo que se quería decir en el Evangelio. Esta sería una más de las señales de que un acontecimiento extraordinario, estaba sucediendo. Más tarde, se habría deformado la historia, hasta jugar con una estrella que es capaz de guiar a los magos y con la identificación de dichos magos, con los Reyes que rendirían pleitesía al Hijo de Dios.

    Por otra parte, respecto del nacimiento entre un buey y una mula, soy de la opinión de que ambos animales son símbolos del propio nacimiento divino. El buey, representaría al padre del niño. En este caso, Dios, no San José. Y la mula, representa a la Virgen. La mula, es estéril y representa el nacimiento milagroso, en este caso de una madre virgen.

    Por última, me parecen interesantes los comentarios sobre los niños gemelares, Jesús y Juan Bautista. Pero yo soy más de la opinión de que los textos que mencionan a Juan, son intentos posteriores de recalcar la proximidad y supremacía de Jesús. De cara a que los seguidores del Bautista ingresaran en el nuevo grupo.

    Un saludo a todos.

  10. #10 Servan 18 de abr. 2008

     nacho. Muy ingenioso el comentario de la Virgen. Pero el buey también es estéril. Quizá el asno está en relación a Kronos Saturno (Ialdabaoth), o a Cáncer. Habitualmente se olvida o no se conoce el importantísimo influjo persa en las concepciones judaicas. La astrología tenía un primer papel , como se ve en los manuscritos de Qumran.

    El nombre de los magos hace referencia, por lo menos en 2, a reyes: Melk-on, y Balta-SAR.

    Seguramente Cristo no conocía a Juan antes del bautismo (ritual esenio), pero el mito le hace su primo, mito recogido en los apócrifos. Se estructura una pareja gemelar, en que el hermano menor (Cristo) es en verdad el superior, así como el solsticio de invierno es el nacimiento del sol, y el de verano el comienzo de su declinación. Puede haber la conveniencia política que señalas, pero a largo plazo, creo que es un tema de estructuración mítica.

    Otro tema interesante es el de la Montaña Sagrada y su Gruta. Daría para otro art.

  11. #11 Servan 04 de mayo de 2008

    Santa Klaus es Santa y no San como Nicolás.

    El viejo pascuero debe ser Kronos Saturno, el viejo dios al que se le dedica el último día de la semana -sábado-y el último del año, en que se hacen regalos.

  12. Hay 11 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba