Autor: Lapurdi
lunes, 31 de marzo de 2008
Sección: Artículos generales
Información publicada por: lapurdi


Mostrado 15.552 veces.


Ir a los comentarios

"ABA", PADRE, Y DEMÁS FAMILIA

Uno de los nombres más importantes dentro de los nombres de parentesco familiar es el nombre del padre. Curiosamente este y los de otros miembros familiares parten de una raiz tan simple como "ab".

La raiz "ab"

Una de las raices más pequeñas y de las más fundamentales es la raíz "ab, que puede tomar diferentes variantes fonéticas: "au", "av", "ap", "af", etc. A veces, y como suele ir prefijada, la "a-" inicial de "ab" desaparece, y es necesario averiguar si la "b" restante pertenece a esta raíz estudiando el concepto de la raíz que acompaña, y el significado de la palabra completa: por ejemplo la palabra "palo", es muy probable, por estudio de sus raices componentes, que provenga de un anterior "ap-al-o", y que por desgaste fonètico haya perdido la "a-" inicial. Otro de los métodos es por el significado que toma la raiz que acompaña, que como veremos, se complementa con el significado bàsico de "ab".
"Ab", compuesto de dos fonemas: "a" i "b", significan respectivament, 'la separación' (b), y 'exterior' (a), y en conjunto lo habriamos de leer como la separación externa. Gran cantidad de palabras son derivadas aun hoy y estan presentes en nuestro léxico más corriente de la lengua castellana: "ab-straer", "ab-soluto", "ab-dicar", etc. En todos los casos "ab" identifica a todo aquello que se separa hacia afuera. Si tomamos la palabra "au-sente" está claro que identifica al que habria de estar pero no esta, porque se ha separado del grupo iendo a fuera. Este significado tan básico y elemental da también nombre a cosas tan elementales como la "ave", o el "avión", donde queda claro que su totalidad conceptual proviene de esta separación respecto al suelo, al poder volar. Otro de los significados básicos es el dar nombre al personaje bàsico de la formación de la familia, tal como es el "padre" o "papa", y de paso nombra a otros miembros de la familia, que varian segun las lenguas.

Hago una pequeña lista de introducción con el nombre de los miembros familiares que en distintas lenguas tienen que ver con esta raíz "ab", y que tomo como referencia la figura básica de todas ellas: el padre.
"Aba", padre en hebreo
"Abu", padre en árabe
"Aben", hijo en hebreo y en árabe, con sus múltiples variantes gràficas: ibn, ben, beni,...
"Pappas", padre en griego (observese la pérdida de la "a-" inicial)
"Pappos", abuelo en griego
"Pater" padre en griego
"Pais", hijos en griego, también "paidos"
"Avus", abuelo en latín
"Avia", abuela en latín
"Avunculus", tio en latín
"Pater", padre en latín
"Abuelo", abuelo en castellano
"Avi", abuelo en catalàn
"Oncle", tio en catalán
"Papa", en catalan y en castellano
"Padre", en castellano
"Pare", en catalàn
"Alaba", hija en vasco
"Ahizpa", hermana de hermana en vasco
"Arreba", hermana de hermano en vasco
"Neba", hermano de hermana en vasco
"Iloba". sobrino o sobrina en vasco
"Izeba", tia en vasco
"Osaba", tio en vasco
De toda esta larga lista, segurament corta si nos atenemos a la gran cantidad de lenguas y aquí solo salen siete, son muchas las posibles consecuencias lingüísticas que se pueden desprender si miramos el común significado de "ab" y de "ba".
La primera seria que las lenguas semíticas como el hebreo y el árabe comparten esta raiz con las lenguas europeas, y conservan toda la pureza de la raiz en el nombre del padre en su idioma: "Aba" y "Abu". Además dentro del hebreo y del árabe el nombre del hijo es común: "ben " o "aben", que yo creo que hemos de entender como un genitivo construido sobre la raiz "ab-", que nos darian "ab-en", 'del padre', es decir, se define al hijo como perteneciente o, mejor, generado, por el padre. Aquí viene la segunda consecuencia, la de utilizar un morfema del caso genitivo idéntico al del vasco (ama-r-en, de la madre) y del griego (agro-den, del campo).Pot lo tanto y siguiendo este razonamiento el nombre del hijo se forma con el del padre más el genitivo.
En el griego, tanto el nombre del padre como del abuelo, comparten este raiz duplicada "ap-ap", con la pérdida habitual de la vocal inicial "a-". De aquí derivan los "papa" y "padre", que seria la simplificación del primer nombre (a)-pa-(p), más  el sufijo "-ter", típico de los nombres familiares en diversas lenguas indoeuropeas: "pa-ter", "ma-ter", "sis-ter", "daugh-ter", "fra-ter", "bro-ther", etc. Curiosamente el nombre del abuelo en latín vuelve al origen y recupera la "a-" inicial, y no se le añade otro sufijo en el catalán, aunque si en el castellano"ab-olus". También el nombre del tio se forma a partir del nombre del padre añadiendo el sufijo "-unculus", y que ha dado el nombre de "oncle", tio en catalán.
En el caso del vasco observamos en primer lugar un cambio sustancial de "ab" a "ba", que  podria hacer variar un tanto el significado de la raiz, y más si tenemos en cuenta que el nombre de padre es "aita". Por ello podriamos leer la "ba" de los parentescos vascos como 'el separado', en lugar de "ab", 'separado afuera, exterior', definición restringida al padre. Pot lo tanto, la separació a veces se aplica al sexo de los hermanos ("arre-ba", separada del macho -ar-, "ne-ba", separado de la hembra -ne-, etc.). En el caso de la hija, "alaba", podria se simplemente una separación genérica, sin diferenciar sexo, ya que "al", podriamos traducirlo com 'el otro', y lo volvemos encontrar en el nombre de los hermanos "an-ai", segurament de un antiguo "an-all", y por lo tanto seria simplemente una separación de otro hermano más.
En resumen, así como en otras lenguas primaria el significado del padre, como ser que se separa y que es el primero, como luego veremos, en el caso del vasco el significado de la raíz "ba" primaria la separación entre hermanos, ya sea con su identificación sexual o no.
Ya para acabar no quiero dejar de significar la enorme importancia de esta raiz "ab" también en otros ambitos lingüísticos. Palabras que significan "avanzar", "avant-", o "van-", primero, principio, o incluso "au-rre", en vasco 'delante', profendrian por diferentes caminos de esta raiz "ab". Si partimos del griego vemos la palabra "p-or-os", 'paso, camino, puente', y "p-orr-o", 'delante, a delante, etc. Estas palabras solo tienen sentido si las hacemos derivar de "(a)p-ur", és decir, corriente (ur) de lo que se separa a fuera, que de forma más sencilla podriamos resumirla en 'delante'. En latín este raiz griega ya cogió la forma del prefijo "pro-" y "pre-" con su carácter y significado de 'delante', primero, principio, etc, ya que se trata de aquello que corre (or) a partir de la separació externa (ab), que es una forma de comenzar a existir.
En el vasco "au-rre" podemos ver las mismas raices pero contraidos y con la "b" sonorizada a "u" (ab > au), y "or" . Conjuntamente podriamos designarla como "abur", que si uno conoce vasco sabe que también és la palabra de despedida, tal y como corresponde a algo que se separa, y a "apur", trozo, parte, resto, que también es la parte que se separa, que se desprecia. Respecto a "abur" me diran que en realidad el saludo-despedida es "agur", pero creo que si vemos el gallego en este idioma se ha conservado en su pureza fonética y tenemos también "abur", como palabra de despedida.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Servan 31 de mar. 2008

    En lenguas dravídicas

    amma = madre

    pettavar=padre

    per=nacer

    pedikke=nacimiento

  2. #2 Javalambre 31 de mar. 2008

    Es frecuente leer que mueva a intriga el que en todas las lenguas los niños utilicen determinadas consonantes para nombrar/llamar a las personas más presentes en su entorno, habitualmente la madre y el padre.

    Lamento hacer de aguafiestas de tan misterioso asunto desvelando que únicamente tiene que ver con el desarrollo y control de los órganos bucofonadores por parte del niño, que tienen, como no podía ser de otra manera, una pauta universal. También todos los niños de la especie humana comienzan a deambular en el rango de los 12-14 meses como media, y a nadie le produce extrañeza.

    Los primeros sonidos que controlan conscientemente los bebés son los que tienen que ver con el tono labial: los sonidos bilabiales /m/, /b/, /p/. Esto sucede en el margen de los 9-12 meses de desarrollo. A este grupo se une la oclusiva dental, que puede ser /t/ o /d/, y de esta manera queda creado el llamado grupo inicial: /p/, /b/, /m/, /t/ o /d/. De ahí que universalmente se denomine a mamá y papá con alguna combinación de sílabas de este grupo, apareciendo preferentemente la reduplicación idéntica tanto en consonante como vocal, o cuasi idéntica solo en consonante. El mundo de la primera infancia está lleno, en cualquier idoma, de estas reduplicaciones: mamá, papá, yaya, tata, nono, chichi, nana, pipo, pipi.......

    A partir de la adquisición de estas consonantes, y después de los 18 meses, irán desarrollándose nuevos grupos de consonantes, con los matices propios de cada lengua, hasta quedar controlado el repertorio de la lengua materna (incluidos sinfones, sílabas mixtas e inversas) en torno a los 6 años.

    La última consonante que se adquiere evolutivamente en lengua castellana, por si alguien siente curiosidad, es las vibrante múltiple /rr/.

  3. #3 Alvarck 12 de abr. 2008

           Muy interesante tu articulo Lapurdi. En relación con el me gustaría preguntarte tu opinion sobre una interesnte conversación que tuve en la pasada Seman Santa con un amigo del Piamonte que se apellida Barbero y es aficionado a la heraldica, al hacerle yo mención a que su apellido era de origen catalán y que significaba peluquero, me comentó que los apellidos Barbero (BAR-BERO) Barbieri, Barber, Barberá, Barberini, etc... signifcaban todos algo así como hijo de oso y me puso el ejemplo de la comarca de Barberá del vallés que deriva su nombre no de que sea tierra de peluqueros, sino de los osos que, en tiempos, habían habitado desde ahí hasta los alpes. ¿Puede tener esta idea una base real o es solo una creencia equivocada más?.

  4. Hay 3 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba