Autor: Andrew Ven Heijenoort
miércoles, 05 de marzo de 2008
Sección: Artículos generales
Información publicada por: MENTERCOSA


Mostrado 21.408 veces.


Ir a los comentarios

Méjico y Los Bigotes de Frida

Méjico, entre 1937 y 1940, se postulaba en la vanguardia de la cultura y la política internacional, lo que propició la insólita concurrencia de circunstancias históricas vivavidas por la pintora mejicana Frida Kahlo.

Méjico 1937-1940

1937: México acoge a Trotsky en asilo político, por mediación del pintor mexicano Diego Rivera; establece su residencia en Coyoacán en La Casa Azul de Frida Kahlo, en la que vivirá con su mujer Natalia Sedova.

Bombardeo de Guernica. Andreu Nin, dirigente del POUM, es asesinado en Alcalá de Henares por la policía política estalinista, encubierta por Negrín. Japón invade China. Se produce la Gran Purga en el ejército soviético.

1938: Alemania se anexiona Austria. Gran Bretaña y Francia ceden parte de Checoslovaquia a Alemania.

México nacionaliza su petróleo con asesoramiento de Trotsky; como consecuencia de la expropiación, Gran Bretaña rompe relaciones con México, y Estados Unidos y Países Bajos decretan el embargo comercial. El presidente Cárdenas derrota la intentona golpista del general Saturnino Cedillo, y funda el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México. Japón y Alemania se convierten en los únicos compradores del petróleo mexicano.

André Breton, líder del movimiento surrealista, de acuerdo con Trotsky, elabora el Manifiesto de México por un Arte Revolucionario Independiente, con la participación de Diego Rivera. Frida realiza su primera exposición de pintura en Nueva York con notable éxito.

1939: Alemania invade Checoslovaquia e Italia Albania. Termina la guerra civil española. Pacto entre Hitler y Stalin. Alemania invade Polonia y la URSS Finlandia. Comienza la segunda guerra mundial.

México acoge la entrada de refugiados políticos de muchos países, destacan los 40 mil republicanos españoles, entre los que se encuentran importantes personajes de la política y la cultura.

Grave conflicto entre Rivera y Trotsky, que lleva a la ruptura entre ambos. Frida expone en París de la mano de Ducham y Breton, alabada por Miró, Kandinsky, Picasso y todos los surrealista. El museo de Louvre adquiere un cuadro de Frida, la primera obra de un artista mexicano del siglo XX. Frida y Rivera se divorcian. Trotsky se traslada a una casa fortaleza en el mismo Coyoacán, dejando la Casa Azul de Frida. Rivera apoya la campaña de Andrew Almazán, candidato de la derecha a la presidencia de México, frente a Cárdenas.

1940: Se construye Auschwitz y los soviéticos asesinan a polacos en la Masacre de Katyn. La URSS se anexiona Estonia, Lituania, Letonia y parte de Rumania. Alemania invade Dinamarca, Noruega, Luxemburgo, Bélgica, Países Bajos y Francia. Italia declara la guerra a los aliados. Alemania trata de invadir Gran Bretaña. Estados Unidos colabora a fondo con Gran Bretaña y los aliados.

Roosvelt acuerda con Cárdenas en la estrategia de un bloque antifascista; Estados Unidos se convierte en el principal comprador del petróleo mexicano; Gran Bretaña reestablece las relaciones con México. Comienza el mayor período de crecimiento económico y el desarrollo del México moderno. Cárdenas deja la presidencia, pasando a la historia de México como el presidente mas popular después de Benito Juárez.

Siqueiros, militar, pintor y miembro del PC mexicano, que junto a Rivera y Orozco forman el grupo de muralistas mexicanos, participa en el intento frustrado de asesinato de Trotsky, siendo encarcelado. Poco después, Trotsky es asesinado en su fortaleza de Coyoacán por un Mercader español a las órdenes de Stalin; Frida es detenida a causa del asesinato, finalmente es puesta en libertad. Frida y Rivera se vuelven a casar en Estados Unidos.

Los Bigotes de Frida 1937-1940

1937: Aquella tarde Frida sentía que su pierna poliomielítica se antojaba de una fuerza renovada, su columna vertebral partida se erguía inusualmente estructurada, su pelvis destrozada se contorsionaba rítmicamente, su vagina atravesada absorbía la energía de la noosfera, su pie aplastado bailaba al son de viva la vida, todo su quebrado cuerpo le invitaba feroz a saltar a correr con extremada insensatez y fuertes dosis de guasona lucidez física, lo que le obligó a tomarse en serio su profecía: "Pies para qué los quiero si tengo alas para volar". Tan intensa fue la sensación que se acercó al espejo para mirarse con burlona curiosidad, comprobando, con mas alegría que pena, que no portaba alas en su pequeña y flaca espalda. Sin embargo, su bigote se mantenía radical, demostrando que la revolución mexicana, también era cosa de mujeres. Hacían bastantes días que no se lo afeitaba; Diego, que conocía de memoria el sabor de cada poro por el que la brotaba, lo quería de veras aunque no dejaba de perseguir compulsivamente el rastro de mas someros vellos en otros lares, Natalia lo ignoraba con educado respeto de comadre, solo Trotsky lo ojeaba imperceptiblemente mientras farfullaba de revoluciones permanentes. Se dijo que a la hora de la cena debía lucir sin bigote con su incuestionable cejijunta mirada, mientras le obsequiaba con su cuadro "Entre las Cortinas" como regalo de cumpleaños. Era lo menos que debía de hacer, para satisfacer a su muy ilustre invitado permanente.

Acababa de disfrutar de una siesta tan histórica como dialéctica, el mítico Trotsky, que ahora vivía en la casa donde ella nació, había protagonizado su sueño, que tan fructíferamente le documentó Diego en los últimos meses. Le soñó montando en patinete dirigiendo la revolución de 1905, mientras recitaba la tabla del siete a la multitud. Le soñó en la revolución de octubre de 1917, dirigiendo la insurrección desde el soviet de Petrogrado, pilotando acrobáticamente una serpiente voladora desde donde arrojaba lotes de su librillo El Arte de la Insurrección, siendo aplaudido como el mejor número del Circo Moderno. Le soñó maquinista de tren luciendo en su gorra la estrella de David, mientras conducía un ejército sinfín de soldados con las caras pintadas de rojo roto. Le soñó escribiendo La Revolución Traicionada con la Pluma que se arrancaba de su propio cuerpo de águila gigante, acomodado en una gran trinchera protegida por una barricada de millones de libros. Le soñó llegando a Tampico atravesando el Atlántico a nado, mientras Diego le tiraba salvavidas desde lo alto de un trasatlántico. Finalmente, se despertó soñando la boda entre un viejo elefante obeso y enorme con una pequeña y delgada paloma coja, oficiaban de padrinos el titi Chang y el perro Trotsky, la cola del vestido de la novia la sujetaba Natalia, y el cura que les casaba tenía bigote, perilla, gafas y el pelo alborotado, así como un gran parecido con Trotsky; sólo, en el fondo de la iglesia, se encontraba su primer gran amor Alejandro Gómez Arias el jefe de sus rebeldes Cachuchas.

1938: André Breton, al que Diego Rivera alojaba en casa de su ex Lupe, estaba encantado con México y Frida, aunque, a causa del Manifiesto que le había traído a México, se había sentido agobiado y exhausto, comprobando lo incisivo y ofensivo que se mostraba Trotsky cuando exigía un compromiso de entrega. Sin embargo, mientras "El Viejo" se entretenía con el ministro Francisco J. Múgica en la nacionalización del petróleo mexicano, se escapaba en compañía de Rivera y Frida, para convertirse en fiel seguidor del caviar mexicano (ahuautle), de la mole de pescado con "lenguas de vaca" y del pato silvestre óque aromatizado con el quelite y el epazote, incluso flirteaba con tequila, lo que viniendo de un francés de París-La France tenía su mérito. Después del viaje a los estados de Michoacán y Jalisco, con Rivera, Natalia y Frida, Breton concluye que México es "tierra de belleza convulsiva… sus montañas, su flora, el dinamismo que le confiere la mezcla de razas, así como en sus más altas aspiraciones…lugar surrealista por excelencia". Frida, surrealismo mexicano hecho carne, "una cinta de seda alrededor de una bomba", mientras con una mano le alborotaba la melena de león a Bretón y con la otra se bebía el vaso de tequila digestiva, le hace saber al "papa negro" del surrealismo, que lo único surrealista de sus cuadros era, por supuesto, cuando pintaba su propio bigote muy mexicano, aunque reconociendo que "transformar el mundo" y "cambiar la vida" era su juego favorito desde bien chiquita. Bretón, ante tamaña provocación buñueliana, recomendada por Trotsky empeñado en el "viraje francés", condena a Frida a que realice su primera exposición en Nueva York (Breton escribe el prefacio del catálogo) y otra en París la nuit, en donde deberá redimirse de todos su pecados mexicanos.

1939: Después de su exposición en París, Frida, en una carta dirigida a Ella y Bertram Wolfe, escribe: "Desde que llegué me fue de la puritita chi... fosca... pues mi exposición no estaba arreglada. Mis cuadros me estaban esperando muy quietecitos en la aduana, pues Breton ni siquiera los había recogido. Ustedes no tienen ni la más ligera idea de la clase de cucaracha vieja que es Breton [...] Por fin Marcel Duchamp (el único entre los pintores y artistas de aquí que tiene los pies en la tierra y los sesos en su lugar) pudo lograr arreglar con Breton la exposición [...] Hubo gran cantidad de raza [...] grandes felicitaciones a la ‘chicua’, entre ellas un abrazote de Joan Miró y grandes alabanzas de Kandinsky [...] felicitaciones de Picasso y Tanguy, de Paalen y de otros ‘grandes cacas’ del surrealismo."

Frida hace tiempo que vive felizmente separada y finalmente divorciada de Diego, que había caído herido a pico y pluma por el águila de la revolución, Trotsky, buen cazador y amigo de los animales, lo había sorprendido en su enigmática senda, cuando recorría su singular programa de transición: masonería, colaboracionismo con Estados Unidos, arbitrariedad compulsiva, devaneos con el PC mexicano, apoyo al candidato de la derecha frente a Cárdenas, etc. Renovada, desnuda de su mexicano vestido de tehuana, Frida pinta como su sangre bulle con suficiencia europea, mientras colabora intensamente en la acogida de los refugiados republicanos españoles. Sin embargo, después de tocar el cielo de Nueva York y París, sin necesidad de auparse en lo alto del elefante, el destino seguirá cortando a Frida su vena madre indígena, por donde se desangrará a festina lente. Las Dos Frida gozarán de buena salud, mientras ella "bebía porque quería ahogar mis penas, pero las malvadas aprendieron a nadar". Se deja bigote, se rapa el pelo y pinta en su autorretrato "Mira que si te quise, fue por el pelo, ahora que estás pelona, ya no te quiero".

1940: Maldita chingada, se decía Frida sinceramente fastidiada. Otra vez, su realidad superaba la mejor de sus peores pesadillas. Sentía el jadeo inquisidor de los sabuesos con tanta indignación como miedo, con tanta rabia como pena. Se horrorizaba cuando le acusaban de ser cómplice del asesinato, y se indignaba cuando le preguntaban con asquerosa insidia por lo mas íntimo de su relación con "El Viejo". Las pesquisas policiales le provocaban una angustia infinita hasta el vómito genuino. Apenas acababa de defenderse con toda clase de obviedades, cuando los pendejos le aconsejaban que acusara a Diego a cambio de su libertad, esgrimiendo el intento previo de Siqueiros en el que utilizó inquietantemente la Ford de Diego. Experimentaba el marxiano "peso de los muertos sobre el cerebro de los vivos". "Entre las Cortinas", el "con todo mi amor" de la bigotona mas célebre, se representaba en tono amargo.

Frida había sentido gran admiración y sincera amistad por Trotsky. Siempre le atrajo saborear la materia gris en grandes proporciones, y a fe que la autopsia demostró el extraordinario peso que poseía la de Lev Davídovich Bronstein. Desde el primer momento, "El Viejo" se mostró muy agradecido y le manifestó su afecto hasta el fin. Al principio, jugaron durante semanas a novios quinceañeros, cuando el calor de México y la luz de La Casa Azul propiciaron la atea "resurrección" de Trotsky, que se sentía como un colegial ante la experimentada y genial picardía de Frida; hasta que Natalia hubo de tocar la campana. Mientras El Changuito y su chihuahua Itzcuintli no paraban de intentarlo con los perros de Trotsky, y una cuestión de talla y distinto sentido vital impedían que la cosa llegara a más, Frida comprendía la amargura de "El Viejo", que había perdido a sus cuatro hijos, y pagaba caro el precio de su ambición incondicionalmente revolucionaria; Trotsky comprendía la soledad de Frida a quien le faltaban los hijos, gracias al trágico accidente. Sin embargo, era lo más la admiración de Trotsky por la fuerza telúrica de Frida, su sencillez, naturalidad, el color auténtico con el que vivía y pintaba. Compartían su amor por la vida frente a la trágica adversidad, como demostraría el conocido pasaje del Testamento de Trotsky, en donde lanzaba la consigna "La Vida es Bella", y que Frida rematará en su último cuadro con un "Viva la Vida".

No sé si para advertirnos que la vida no sólo es bella, Frida Kahlo y Diego Rivera se vuelven a casar meses después, paliando sus diferencias de 21 años, 21 centímetros y 21 kilos.

Entre 1937 y 1940, Frida pintó algunos de los cuadros mas significativos de su obra, que quizá pudieran reflejar algo de lo vivido por Frida Kahlo en este período, entre los que cabría destacar los siguientes:

Mi Nana y Yo (1937)

Autorretrato con Mono (1938)

Lo que Vi en el Agua  (1938)  

Las Dos Frida (1939)

Autorretrato con Collar de Espinas (1940)

Se mantienen abiertas algunas incógnitas sobre personajes y acontecimientos de este período sin precedentes, mientras se alimentan leyendas muchas veces alejadas del rigor, a la espera de ser sabiamente interpretadas por historiadores e investigadores en general, que nos permitan comprender mejor a México y nuestro mundo.

Hoy La Vida de Frida Kahlo revive con notable fuerza en su mito. La aerolínea francesa Air France ofrece menús y películas a bordo de sus vuelos inspirados en Frida. En Estados Unidos, es la primera mujer iberoamericana en el ranking de obras compradas, y se ha convertido en un icono para los 45 millones de estadounidense de origen hispano, un emblema en la lucha por los Derechos Civiles. Pudiera encontrarse alguna Frida entre los seguidores del afroamericano Barack Obama en su carrera a la presidencia de los Estados Unidos... su viva la vida es sueño americano universal.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 MENTERCOSA 05 de mar. 2008

    Servan. Este artículo surge provocado por Arquidioniso, inspirado por Silmarillon y a la salud de Servan. Dejemos que el bueno de Van descanse en su algorítmico paraíso, y que el intencionado Ven se tome algunas licencias en su nombre.

    Onnega, Ven cree muy probable, lo que recoges de Isolda.

    Gracias por vuestros, como siempre finos, atinados y atentos comentarios.

  2. #2 arquidioniso 08 de mar. 2008

    Servan....en purhepecha hay dos formas para llamar al padre...táta, que es la denominacion para el padre común, generador y a veces proveedor....y Tatá con el acento dulce,casi insinuado en la "a" final. Esta es para el Padre Bueno y Grande, el Padre Tierno y Cuidadoso, el Padre Amoroso e Inolvidable.

    El acento es tónico, no es ortográfico. Podría aventurar una hipótesis linguística...sonidos explosivos linguo-dentales, repetitivos y de una glosa primigenia en la que apenas se descubre la capacidad de nombrar al enemigo. (Esto es muy freudiano)

    Saludos Servan

  3. #3 MENTERCOSA 10 de mar. 2008

    Silmarillon, lo de "antropofagia como concepto artístico", en el caso de Rivera-Siqueiros me suena a lo "Historiadores… alegoría… tiros al aire". Lo que no hay duda es que S era un tipo de armas tomar.

    Sotero21, buen título: Frida bajo el volcán. Puede que, en parte, porque sintiera haber vivido bajo el volcán, escribió la siguiente última anotación en su diario: "Espero alegre la salida… y espero no tener que volver jamás- Frida".

    A la madre de Ramón Mercader la llamaban "la pasionaria catalana". Según decían entonces, Ramón había heredado las maneras de "la mejor" burguesía catalana, que no se conformaba sólo con ganar dinero, sino que necesitaba matar para pasar a la historia y ser recompensado con la tierra prometida. Queda claro que el ser políglota no inmuniza, pero ayuda. ¿Ramón tuvo dudas al final?. No lo creo, simplemente sería complicado matar bien con un piolet.

    Servan, ¿murió Trotsky en su ley?, no lo sé, no tengo claro lo de que "siempre justificó el asesinato político", si se entiende como tal al terrorismo, pues Trotsky, aunque desde luego no era un alma de la caridad, creo que siempre rechazó esa práctica asesina. En todo caso, sería contradictorio con algunas de sus últimas palabras escritas poco antes de morir: "Que las generaciones futuras la limpien de todo mal, opresión y violencia y la disfruten al máximo".

    En cuanto a su opinión de que "un hombre así no podía sobrevivir al desarrollo de la revolución de octubre", el matemático alemán Jean Van Heijenoort, que fuera secretario de Trotsky en México hasta 1939, escribió años mas tarde: "Después de la muerte de Trotsky milité durante siete años en el movimiento trotskysta. En 1948, las concepciones marxistas-leninistas sobre el papel del proletariado y su capacidad política me parecieron cada vez más en desacuerdo con la realidad. Fue también en ese momento cuando conocieron, quienes no querían cerrar los ojos ni taparse los oídos, toda la amplitud del universo concentracionario estalinista. Bajo esa impresión, me puse a examinar el pasado y llegué a preguntarme si los bolcheviques, al establecer un régimen policial irreversible, al anular toda opinión pública, no habían preparado el terreno sobre el que habría de salir el enorme hongo venenoso del estalinismo. Rumié mis dudas. Durante varios años, sólo el estudio de las matemáticas me permitió conservar mi equilibrio interior. La ideología bolchevique estaba, para mí, en ruinas. Tuve que construir otra vida". Sin embargo, Jean Van Heijenoort, durante toda su vida, tuvo en gran estima la figura de Trotsky, y colaboró en la recuperación de su Memoria.

    Arquidioniso, si, como dice, "el viernes 14 de Marzo conmemoramos un aniversario luctuoso más del Tata Vasco...hablaré ante el cabildo y el pueblo de Uruapan", háblenos, pues… de lo que hablará... las madres del Vasco El Católico se lo agradecerán… y Frida, entonces, puede que acepte mejor a su madre mexicana con equis, y se transforme "el terror en ternura"... claro está, hágalo siempre después de una buena "cena de gala" celebrando al Tata o a la tata, y de cantarnos "la historia de la Joaquinita" mientras se come unas "pirecuas dulcísimas".

    Si no es mucho pedir, y no provoca indigestión, explíquenos la ""noche oscura del alma" tan delicada que Frida padeció", para que todos podamos ver su luz… o, alternativamente, si no es indiscreción, aclare lo de "Mis mejicanas … flores todas ellas, me abren sus heridas verticales y sus risas coloridas para pasear entre los pinares y contemplar el Cupatitzio hasta el hartazgo…" (cuidado, no caiga en la tentación de La rodilla del Diablo).

  4. #4 MENTERCOSA 11 de mar. 2008

    Servan, no cabe duda que Trotsky rompió huevos haciendo violentas tortillas revolucionarias, que sirvieron para alimentar el volcán bajo el que vivió Frida. Los episodios de Volodarsky y Uritsky fueron sus peores pesadillas. El visionario inventor del Ejército Rojo, como si de un rey visigodo se tratara, murió a manos de sus propios herederos. "Ironías de la Historia" (Hegel). En opinión del escritor católico François Mauriac: "fue una suerte que el apóstol de la revolución permanente haya sido remplazado por el horror estalinista: Rusia se convirtió en una nación poderosa, pero la Revolución en Europa fue reducida a la impotencia". A Frida siempre le quedará Barack Obama.

  5. #5 Onnega 12 de mar. 2008

    Servan, complicadísimo el limes. Por otra parte, ni idea de si existe la bisexualidad, me refiero al 50% o casi. Lo dije porque Frida era claramente heterosexual, aunque hay dos historias lésbicas con ella como protagonista: una amiga que se toma un frasco de pastillas y se muere delante de ella porque no le hacía caso, y una enfermera que la cuidaba que cuenta que un día le cogió su mano y la condujo a la zona púbica (de Frida) para que la masturbase. De todas formas, su heterosexualidad era bien rara, porque mira que gustarle Rivera y Trotsky (para gustos...).

    Mentercosa: me pido a Canutín. La historia te quedó Gloria Fuertes total :)

  6. #6 Onnega 12 de mar. 2008

    Vale Servan, meditaré la teoría de la anfisbena. De momento creo que tenía gustos extraños: Diego Rivera.

  7. Hay 6 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba