Autor: Xabrés da Teixeira
domingo, 03 de febrero de 2008
Sección: Etnografía
Información publicada por: xabres


Mostrado 7.605 veces.


Ir a los comentarios

¿CARNAVALES PRERROMÁNOS?

¿SE PARECERAN A TRADICIONES PRERROMANAS?

CARNAVALES EN TRAS OS MONTES FRIEIRAS Y VAL DOS MARCOS ENTRE 1850 Y 1950 (Diferencias con lo actuales)

(¿Reminiscencias de los pueblos prerromanos?)

Advertencia: Para redactar este pequeño esbozo de los carnavales, de esa época, he recurrido, a toda la información que cayó en mis manos, tanto de un lado de la raia como del otro, pero sobre todo leyendo la Historia de Galicia de Otero Pedrayo, La Aldea Gallega de Nicolás Tenorio, y las conversaciones con gentes de la zona, que en muchos casos habían vivido os ENTRUDIOS.

Empezaremos por decir que el carnaval en el noroeste, lleva el nombre de Entroido (con variante zonales, tales como,Antroido, Introido, Entruido, Entrudo, Entrudio) y en Castellano por las zonas de Sanabria y alguna más es el Antruejo. Todos derivan del latín INTROITUS, “entrada”, “comienzo” de año. No hay que olvidar que en la época romana el año, no comenzaba en Enero, pués comenzaba en Marzo, fecha cambiada por un emperador romano.

El origen de las fiestas del ENTRUDIO no está datada con precisión, pero tienen mucha similitud con fiestas paganas de tiempos prehistóricos. Siguiendo a Vicente M.Risco que dice que muchos llevan estas fiestas invernales hasta las Saturnales de los romanos, aunque también tienen semejanza con las dedicadas en Grecia a Dionysos y parece que con otras de origen Celta y Germánico, que las menciona Tácito, dedicadas por los últimos a Nertha o Hertha. Lo que no cabe duda es de la influencia de la liturgia Cristiana, con la despedida de las carnes, sobre todo la de cerdo, en el inicio de la Cuaresma, que prohibía su consumo durante ese tiempo. (No si se pagaban la bulas, que autorizaban a comerla).

El tiempo de ENTRUDIO, duraba dos semanas y media; las de Septuagésima, Sexagésima y tres días o cuatro días de Quincuagésima. Los días mas importantes del ENTRUDIO, eran: Domingo Fareleiro, Jueves de Compadres, Domingo de Correr, Jueves de Comadres, Domingo de ENTRUDIO o Domingo Gordo, Lunes de ENTRUDIO, Martes de ENTRUDIO y Miércoles de Ceniza. Probablemente en tiempos prerromanos las fiestas no coincidieran con las fechas actuales de connotación Cristiana, sinó que tendrían fechas distintas coincidiendo con los ciclos productivos de la tierra, pués estas fechas marcaban por regla casi general la terminación e inicio de estos ciclos.

En la zona a la que me estoy refiriendo, los carnavales, se iniciaban con la fiesta de “los gallos” con su Rey y Reina, en la que tomaban parte todos los niños y niñas de la aldea.

El Jueves de Compadres en la escuela, los niños elegían entre ellos un Rey, igual que las niñas, que serian los llamados Reyes de Gallos. Durante esos días, tanto el Rey como la Reina, son llevados a las ceremonias por dos o tres niños, que son sus caballos, a las ceremonias de las fiestas y van seguidos por los demás muchachos.Entre las muchachas la cosa es idéntica.

Al salir de la escuela , el Rey es transportado a caballo por el pueblo hasta la escuela de las niñas, seguidos por el resto de la chavaleria, donde se suman las chicas y todos juntos y siempre cantando llevaban, primero al Rey a su casa y luego la Reina a la suya.Repiten esta ceremonia hasta el día de Comadres. Durante esta semana los niños mayores, se encargan de comprar los gallos, que mas tarde sacrifican. Lo gallos son pagados a escote por todos-as.

La tarde anterior al día de comadres los niños no tenían escuela, se le dejaba libre para que pudieran hacer los “Currupíos”, llamados también revoleras por otras zonas. Estos “Currupíos estaban hechos con una lámina delgada de madera de unos ocho o diez centímetros de largo por un centímetro de ancho, en la que se pegaban dos trozos de papel de “estraza” en forma de semicírculos, con pan de centeno masticado que servia de pegamento. La lámina se perforaba en el centro, que con un alfiler era colocado en la punta de una vara, que al correr con ella en la mano, el viento hacia que girase. En alguna zonas de Galicia se llama “Papaventos”.

El Jueves de comadres, a toque de cuerno, todos los niños se reunían en la era, armados con sus “Currupíos”iban a buscar a los Reyes cantando siempre-“Viva el Rey-Muera el gallo- Cuatrocientos y un caballo”. Luego se reunían todos en la plaza del pueblo, sientan a los Reyes en lugar preferente, y sueltan al primer gallo. Entonces todos corren detrás del gallo, con sus Currupíos” en ristre, y dando gritos, hasta que el animal cansado y asustado se deja coger. El ritual se repetía con todos los gallos, dejando dos para la pelea. La pelea se realizaba poniendo los dos gallos dentro de un corro formado por todos, hasta dar por terminado el acto, momento en que se recogían los gallos, se montaban los Reyes en los encargados, y paseando a todos por el lugar volvían a sus casas. El siguiente paso era la muerte de los gallos. Con la presidencia de los Reyes, los gallos eran colgados, excepto dos, por las patas, de una cuerda a una altura prudencial, que le pudiera llegar cualquier niño, que armado de un sable viejo intentaría cortarle la cabeza al gallo. Una vez conseguido eso se daba por terminado, este rito que se terminaba con la fiesta de la Gallina Ciega. Los dos gallos se metían en un hoyo dejándole solo la cabeza fuera, y los chavales, por turnos y con los ojos vendados y con el sable en la mano intentaban cortarle la cabeza, entre el griterío de los que miraban. Al final se le daba un gallo al maestro y otro a la maestra y con los otros hacían una fiesta-comilona, para todos los niños.

Paralelamente a la elección por los niños de los Reyes de Gallos, los mozos y la mozas, confeccionan, ellas un compadre y ellos una comadre. Las mozas se reunían y hacían un compadre de paja al que vestían, con ropas masculinas, y lo colgaban en un balcón donde siempre estaban atentas, pués los mozos intentaban robárselo con el fin de quitarle las ropas y quemar la paja. Normalmente siempre se llegaba a un punto, donde los mozos intentaban tomar el balcón al asalto, las mozas defendían la posición y se armaba la guerra, incruenta eso sí, pero lo que privaba era el cuerpo a cuerpo, donde las manos no respetaban zonas corpóreas de nadie. Creo que esto era lo que todos pretendían. Evidentemente unos más que otros, pués siempre había mucha mas empatia entre unos y otras.

Los mozos también hacían su comadre, que ponían en lo alto de un árbol previamente cortado y clavado en una era, que también era vigilado por ellos, pués al igual que con el compadre de las mozas, éstas también intentaban cogerlo y quemarlo, terminando siempre igual; en batalla cuerpo a cuerpo entre unas y otros, sin miramientos de ningún tipo. No era de extrañar que en los cuatro o cinco meses siguientes, surgiera alguna boda precipitada, como consecuencia de algún cuerpo a cuerpo.Esto era siempre el Miércoles anterior al Jueves de Comadres.

En la tarde del Jueves se formaban las comparsas de Mamarrachos, Farrampois y Marafois, y en algunas zonas el Zamarreiro, que recorrían la aldea, soltando “farelos” unos, “borrallo” otros y los “formigueiros”, que soltaban hormigas cogidas en los hormigueros. Se buscaban la hormigas mas feroces, que después de estar horas encerradas en saquitos, salían rabiosas y mordían todo lo que pillaban.

Todo esto acompañado por el sonido de esquilas, cencerros, y la percusión de toda clase de instrumentos metálicos de labranza, tales como guadaña, azadas, incluso sartenes viejas. Servia todo aquello que hiciese estruendo. Evidentemente los “gaiteiros”, “tamborileiros” y “bombeiros” también formaban parte del barullo.

El domingo Gordo, por la mañana lo hombres se distribuyen e parejas para ir robando por las casas los “potes” con la comida, para luego hacer una fiesta en el campo, si el tiempo lo permite. Muchas veces, las amas de casa se la juegan, pués dejan al fuego un pote lleno de agua, simplemente, aunque lo normal es que los “ladrones” recojan comida suficiente para comer todos en buen amor y compañía. Por la tarde regresan a la aldea llevando los “potes” colgados de palos, cantando, y dejando cada “pote” en la casa a la que pertenece.

El domingo Gordo precede al día de O ENTRUDIO. El Martes de Carnaval o día de Entrudio, ese día se come en familia, y es obligado comer O BOTELO, ANDULLO, O ANDROLLA, que es el estómago del cerdo relleno de carne del mismo, con hueso y despojos adobados como los chorizos, que después de cocido se come con cachelos, sopa de boda y una gran fuente con cachucha,pé, orella, soá,chourizo ceboleiro, chouriza bocha, acompañada con unos pocos garbanzos y choroubia teniendo como sobremesa el arroz dulce.

Todo regado con unos buenos vinos, normalmente cosechados en la propia aldea.

Se repite el último día el folión, por toda la aldea, a veces, si las aldeas son cercanas, suelen recorrerlas de unas a otras, y terminan todos reunidos en los lugares de los “fiadeiros”, eso sí sin hilar, solamente comentar lo ocurrido y hacer planes para el próximo ENTRUDIO.

Escribe aquí el segundo bloque de texto de tu artículo


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 arquidioniso 05 de feb. 2008

    carissimo xabres, habriamos de inventar un carnaval post romano,  con todo lo que se necesite y que aviente chispas, despeine y haga sonreir a señoras y señoritas.

    En estos tiempos en que la tragedia parece haber regresado, se impone una revision del espiritu dionisiaco en nustras festividades...aburridonas, mediocres y muy pero muy limitaditas...ni siquiera el carnaval de Rio o de Venecia logran acercarse a esas carnestolendas fastuosas y edificantes de la antiguedad. Lo carvalescamente correcto es como pan remojado, insaboro y fofo.

    Pseudo rituales mediáticos patrocinados por alguna marca de autos o cerveza. Ni siquiera de preservativos.

  2. #2 xabres 05 de feb. 2008

    Amigo Arquidionisio, tiene Vuesa Merced toda la razón.
    Estoy dispuesto a colaborar, en inventar algo, que ya fuere usado por nuestros más remotos antepasados.
     Ahora el personal vive a un ritmo endiablado, y me parece que no tienen tiempo ni para pensar.¿Será por esto que las cosas del mundo, van como van?. Peutetre.
    Cuando comencé la historia carnavalera, lo hice en la idea, de que hace cien años, en la zona a la que me refiero, montañosa, incomunicada y autárquica, se podrían ver reflejadas las fiestas y tradiciones de la zona, ya en época romana o prerromana. Francamente lo de los Celtas no me convence mucho para esta zona, prefiero pensar en gentes viviendo por aqui amoldándose a todos LOS QUE MANDABAN, pues creo que les daba lo mismo quien fuese siempre que les dejasen tranquilos con sus cosas.
     A lo mejor, en tu tierra, que por cierto tengo una gran admiración por ella, hay cosas parecidas. Si nos las cuentas llegaremos a conocer MEXICO, mejor.
     Supongo que el Carnaval de Rio, ya no es lo que fué, y el de Venecia,no digamos. Pero bueno si a ellos les gusta así, bien está. Yo no pienso acercarme a ellos.
     Un cordial saludo.

  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba