Autor: Arquidioniso
viernes, 01 de febrero de 2008
Sección: Artículos generales
Información publicada por: arquidioniso


Mostrado 23.919 veces.


Ir a los comentarios

El noble y misterioso arte de peinarse al caminar.

Como si dijeramos que la Historia también se aprende, cuando uno camina hasta los museos y las peluquerías.

Tengo a bien informar a la ilustre ciudadania, que como un gesto bondadoso de la Naturaleza, o de la Divinidad, o de lo que usted quiera, hemos sido dotados con unas protuberancias cilíndricas y carnosas que compuestas de dos segmentos principales y articulados, descienden desde las nalgas, hasta que al llegar al piso, cambian de dirección y toman la delantera en un quiebre de noventa grados y se proyectan en forma de un pan aplanado y con unas bolitas uñosas.

Dichas protuberancias sirven, para que en un acto gracioso y casi olvidado, avancemos hacía adelante, atrás, a la izquierda o a la derecha. Estas acciones son menos agitadas si se efectuan con parsimonia y elegancia, y no a trompicones o con el vano intento de hacerlo con los dos piés a la vez. Tómese nota de esto, ya que también tienen pelos.

Si usted recuerda su infancia lampiña e imberbe, es posible que jugara al oscuro y bobo paso a paso, conocido como "gallo-gallina. Pues bien, eso es caminar. Y es simple, pero hoy parece una tarea heróica. Yo sí recuerdo mi infancia oscura, la de los aterradores episodios escolares, en los que por fortuna, y para hacer frente a las aburridísimas clases de la aburridísima señorita Dolores, mi maestra de tercer grado, sorda como una lápida, sexanaria impenitente y enjundiosa rezandera, desarrollé una habilidad notable y repugnante, además de caminar hasta el salón de Historia. 

A los ocho años, me vomitaba a voluntad dentro del pupitre.

En esa miasma se ahogaban mis libros y cuadernos, el Ripalda y algunas cosas innombrables. El clamor general se hacía audíble para la sarcofágica Lola, quien me conminaba a salir del áula y lavar el mueble mancillado por mi desayuno a medio digerir.

Esa tarea la hacía en el patio de la escuela y bajo un arbol de guayabas habitado por las hormigas. Era mi trunfo sobre la clase de aritmética o de catecismo, pero jamás lo intenté en la de Historia Patria. ¡No, esa nunca!

Los misterios heróicos de los personajes nacionales, me carcomían el seso por días enteros, en los que tirado de panza en el patio de mi casa, cuando no había jugada de baraja, intentaba descifrar las claves del acontecer mejicano.

Comencé con Don Benito Juárez, que como todo el mundo sabe, le daba por pronunciar frases célebres desde chiquito. Las láminas ilustradas de mis libros de Historia, lo presentaban como un señor chaparrito, vestido de frac y peinado con un tupé lustroso.

La ignominiosa Lola nos platicaba la historia del indito presidencial, que nació en el pueblo de Guelatao, en Oaxaca...pero con su pronunciacion bronconeumónica, nunca entendí lo que decía, y solo escuchaba "enguelatáo". Se me hizo muy maja la forma de decirlo y creí que el "guelato" era una especie de fijapelo poderoso, que le daba a Juárez ese acabado brilloso, como de cantante de tangos arrabaleros.

Asi las cosas, caminaba unas dos cuadras para visitar el Museo del Estado y enfrentarme a los arcanos de la imagen de la Corregidora de Querétaro, la ilustre y lujuriosa Doña Josefa Ortíz de Domínguez, que le taconeó a los conspiradores, para que alcanzaran a huir cuando se declaró la guerra de Independencia.

Eso dicen, pero en realidad le avisaba a Don Ignacio Allende que era conveniente que se fuera con todo y casaca y pantalones, por que estaba por llegar el Corregidor.

Y con esos títulos tan corregidos y aumentados yo me preguntaba como era posible que la popular Josefita, fuera la única mujer mejicana que nació, vivió y murió de perfíl. Así salía en las monedas de cinco centavos, como si no hubiera tenido delantero, por que el trasero, vaya que Allende se lo consataba en forma casi notarial.

Allende usaba unas patillas como de rocanrolero de los sesentas; Iturbide no salía a fundar imperios sin su copete de cantante melifluo; el cura Morelos usaba un paliacate en la cabeza; el cura Hidalgo siempre andaba despeinado, como perseguido; Zapata clamaba y reclamaba la tierra y la libertad desde sus bigotones; a Venustiano Carranza las barbas lo convertían en el profeta de la revolucion y Don Panchito I. Madero cuidaba su atildada piocha con un esmero democratico y sin reelección posible y a pesar de su respetable presencia, de todos modos lo mataron.

Mis descubrimientos sobre las claves histórico-capilares de los héroes de la patria, fueron como mencionar a Lutero en Trento . La directora de la escuela, hermana de Lola la satánica, me declaró loco de atar y mandó llamar a mis padres, que no fueron, pero si fué mi abuela, que pontificó sobre los pelos como cosa de la mayor importancia nacional.

Lola la abominable ni cuenta se dió cuando me corrieron de la escuela, mi pupitre fue pintado con esmalte color verde y olvidé como vomitarme.

Hoy sigo aplicando el mismo metodo: Osama Bin Laden es un desarrapado barbudo y despeinado que osa enfrentarse al eterno after-shave de Bush; Hitler y Chaplin lucen el mismo corte del bigotillo; Castro ni se acuerda de afeitarse y Putin esta pelon; Marx jamás conoció el peine, cosa que le copió Einstein.

La historia es también cosa de pelos, y hay que saber caminar para verlos.

Escribe aquí el segundo bloque de texto de tu artículo


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Servan 01 de feb. 2008

    En Chile los ya antiguos jóvenes revolucionarios se dejaban barbas anti-imperialistas.
    Costumbre que nunca intentó Allende, que era lo que se llamaba 'un pije'.
    Los ex-jóvenes mantienen sus barbas, pero ahora son manchesterianas y combinan admirablemente con sus abultadas barrigas de prósperos empresarios.

  2. #2 MENTERCOSA 01 de feb. 2008

    ¡Por las barbas de Silberius!, confirmado que está armando la Revolución.

    Comandante Arquidioniso, me entrego imberbe a su ejército, como soldado a su servicio.

    ¡Viva esapata!

    PD.: Su último relato-vivencia-histórica, que nos contó en el X-présate, es lo que mas me ha gustado de todo lo que le he leído. Era pleno de sincera frescura evocadora. De acuerdo con Kalpa, es una pena que se pierda en las profundidades de la historia para nunca jamás.

  3. #3 alevin 01 de feb. 2008

    Delicioso e imaginativo repaso histórico a"Vista de pájaro" sobre las cabezas de los protagonistas de la história. ¿Por que las barbas tienden a identificarse con la revolución?, pues si bien las han lucido personajes como marx, Fidel Castro o el Che también lo hacian otros como Freud, Tchaikosvky o Maximiliano (I), por ejemplo. peresonalmente, en los periodos álgidos de mi más revolucionarioa juventud lo más que llegué fué a lucir una atildada perilla aunque, eso si, cuando me tocó el periodo militar no había "quinto" más patilludo que un servidor....

    Ahí le homenajeo D.Arquidioniso con ese retrato de su apreciable Benito Juarez del que , por cierto,¿ me podrías quizás aclarar si tenía ascendencia española?, pues es un litigio que llevo desde hace tiempo con un amigo que se apellida igual y se empeña en convencerme de que viene del mismo tronco familiar.benito juarez

    Paz y bien

  4. #4 xabres 01 de feb. 2008

    ¡Carballooo!, Aquidionisio, me has dejado pelidifuso, y pelitronchado. De verdad que es un placer leer tus entradas, que no de pelos.
     Seguramente si tenemos pelo, (Me he preguntado muchas veces, su necesidad), debía ser para que tú trajeras aqui su ensalce??.
     Con relación al pan aplanado y protuberancia con uñas te contaré, lo que hace muy poco me contó un amigo mio de 87 años, nada mas y nada menos. En una ocasión que pasó por un lugar donde abundaban la Meigas, Bruxas y demás espíritus desconocidos, sintió un sonido y ruido de ultratumba. Quedó paralizado. Razonó y se dijo a si mismo que debía continuar, pués aquello seguro que era imaginación suya. La Razón decidió seguir, pero algo ordenaba a los piés "Caminar hacia atrás"
     Gracias por tus aportaciones.
     Un cordial saludo.

  5. #5 silmarillion 01 de feb. 2008

    Y mejor ni hablemos de los bigotes de Frida, lo bien que le quedaban. 

  6. #6 arquidioniso 01 de feb. 2008

    Queridos amigos todos... su ritmo frutal y calido me invade...gracias por sus ánimadas intervenciones, siempre bienvenidas y muy apreciadas...

    Ay Servan, de la barba a la panza y de lo subversivo a lo tutelar, se ve lo fácil que es venderle el alma al diablo.

    Mira al pobre del Che, que con su carismática fotografía logró sobrevivir a la ráfaga asesina y fue recibido en la eternidad de la camiseta.

    Creo que, como la Semiótica lo sentencia...:una cosa es la aplicación del modelo y otra muy diferente la repetición del módulo.

    MENTERCOSA...mi ejército se parece más a una orquesta místico-tropical como la de Don Damaso Perez Prado (que en Paz del Señor Goce).

    Bienvenida a la nave insignia conocida como "El Asombro"...la flota esta compuesta por la carabela "La Ignorancia", las fragatas "Olvido" y "Memoria" y las corbetas "Epicuro I y Epicuro II"...¡Viva el Placer!

    alevin..gracias por el retrato del Benemérito...compruebas mi hipótesis, ya que en Méjico tenemos un dicho que se aplica a ese sentimiento de bravura e impunidad del machismo:  "¡Me hacen lo que el viento a Juárez!"...claro que a Benito no lo despeinó ni el huracan de Carlota y Maximiliano...impasible como ídolo. En cuanto a lo de sus antepasados, preguntaré por ahi que se dice y que se sabe.    paz y bien

    xabres...para leerte necesito estar bien peinado y mira que me he arrimado un potinge pegajoso para ensayar peinados diversos junto con mi nieta Sofía...frente al espejo nos embarramos la pegadura y la diversión comienza...para atras, de lado, de librito, como espantados y mil invenciones más...la invitaré a la playa para ensayar como se camina para atras. Mis alumnos de Semiótica estan experimentando a cambiarles el pelo a las gentes famosas. Y vaya fiesta la que se arma... no cabe duda: una de las utilidades del cabello es la identidad.

    Ay silma...tus recetas aguacateras ya merito están...no me olvido de ellas...con Frida el asunto está, en que usaba los bigotes arriba de los ojos. Nació cuando no inventaban la depilación laser y hacerlo con tecnología rupestre-azteca, creo que hubiera sido más dolor. Pobrecita, sufrió tanto cuando el chivo barbado de Trotsky le andaba rondando, que Natalia Trotsky juró y perjuró que ella jamás abandonaría su cara de esposa traicionada y abnegada...Frida ni le hizo caso y el otro se dedicó a escribir cabizbajo para esperar a Monard y su piolet.

     

     

  7. #7 silmarillion 01 de feb. 2008

    Sobre los ojos y sobre los labios.

    Era dueña de lo que podríamos denominar un poblado bozo. Cosa que no parece haber sido obstáculo para que desarrollara una muy intensa vida sentimental, de allí que habría que pensar aquello de la capacidad amatoria de las mujeres peludas.

    Frida. autorretrato con mono

  8. #8 arquidioniso 01 de feb. 2008

    silma... me has dado en el corazón de la memoria.... mi inolvidable Canuto reaparece tras Frida...Dios mio...que bella Frida, que intensa...ojalá hubiera sido mi tia.

  9. #9 arquidioniso 01 de feb. 2008

    Debo aprender a poner imágenes.          Debo aprender a poner imágenes.

    Debo aprender a poner imágenes.          Debo aprender a poner imágenes.

    Debo aprender a poner imágenes.          Debo aprender a poner imágenes.

    Debo aprender a poner imágenes.          Debo aprender a poner imágenes.

    Debo aprender a poner imágenes.          Debo aprender a poner imágenes.

     

  10. #10 alevin 01 de feb. 2008

    Dejenme tranquila a Frida que ya bastante pasó la pobriña, aunque tengo que confesar que nunca entendí su atractivo sexual ni su relación con Diego Ribera y si quieren "pelos" en una mujer (no cuento con algúna tonadillera)ahí tienen para aburrirse. Se trata de un retrato que hizo Ribera ("el Españoleto")a Magdalena Ventura de los Abruzzos (a la que suelo saludar en mis paseos por el Prado), junto a su esposo y su hijo. Aclaro que el esposo es el que NO lleva al niño.

    Paz y bienla mujer barbuda

  11. #11 silmarillion 01 de feb. 2008

    Alevin, me había olvidado de ese retrato, impresionante por cierto. La pobre Magdalena parece un rabino. Aunque digamos que nada en su aspecto físico es demasiado femenino, la señora debía ser un extraño caso médico.

    Por otro lado me han hecho recordar a una tía abuela mía, que hubiera merecido ser tía de Arquidionisio. Poseía una abundante barba cerrada que procedía a rasurar a diario a navaja. Continuó con la costumbre de la navaja cuando ya existían las hojitas de la Legión Extranjera y Gilette, y más tarde las descartables, hasta la muy avanzada edad de 94 años. Mujer poseedora de una amplísima cultura y miembro fundador del Partido Socialista,  se tomaba a chanza lo que su época había constituido un baldón social para una señorita de buena familia ( tanto la barba como su adscripción al partido, claro)

  12. #12 Servan 01 de feb. 2008

     La mujer, como la osa, mientras más peluda más hermosa.
    Una mujer peluda consulta al doctor.
    M.- Doctor, doctor, qué padezco...
    D.- Padece monito.

  13. #13 arquidioniso 01 de feb. 2008

    alevin...a Frida la respeto tanto...y pobre niño el de la doña Magdalena de los Abruzzos y tan bueno que es el Montepulciano...salud por las calvas, mondas y lirondas, bellas y velludas...

    y tu tia afeitadora silma, ya entró victoriosa en mi cumbancha, hoy celebraremos su llegada a un paraiso, en el que, lo que no se hace es cantar alabanzas en latin y sentarse entre las nubes...Gardél entonará en su honor, aquella de... "Corrientes trescuatroocho...segundo piso ascensor... y bailaremos hasta la madrugada a media luz.

    Canuto se hará cargo del bar y los bocadillos corren a cargo de mis tías...

  14. #14 Llug 01 de feb. 2008

    baaaaa muy mal contado servan, es: Padece udtez ud ozito ;-D

  15. #16 Servan 01 de feb. 2008

     Brandan. No se puede clonar pelos, a menos que vengan con el folículo.
    Parece que hay una gran dignidad en las barbas. Cuando era niño, el peor insulto era tocarle la oreja a otro. Esa ofensa debía vengarse con 'chocolate'.

  16. #17 Onnega 02 de feb. 2008

    Todo fenomenal, y de postre... ¡ha vuelto a salir mi héroe Canuto!. Siempre me encontré cierto aire con Frida, sobre todo en el bigote, que dejo a su entera libertad :)
    ¿Os acordáis del artículo de Kaerkes sobre El bigote? Aún están disponibles los comentarios. ¡Qué tiempos aquellos!
    Silmarillion, tienes toda la razón en que tu tía tendría que haber sido tía de Arquidionisio, le quedaría muy bien en una de sus historias.

  17. #18 alevin 02 de feb. 2008

    Servan, recuerda que uno de los mayores ultrajes que se podía hacer a algún caballero en la Edad Media era "mesarle las barbas".......

    Paz y bien

  18. #19 alevin 02 de feb. 2008

    Silma, en el própio cuadro, a la derecha del observador, hay pintada una pilastra que sirve para que el pintor explique la historia de la ¿pobre? Magdalena, parece que el hirsutismo le llego ya con 37 años. Tampoco es tan raro lo de las mujeres que se afeitan las mejillas o la barbilla.......yo conocí una, debo decir que no era española, que hasta que no la ví de cuerpo entero no las tenía todas conmigo.

    Paz y bien

  19. #20 Servan 02 de feb. 2008

     Los árabes apreciaban grandemente a la mujer peluda, y hasta donde llegan mis conocimientos en la materia, que considero insuficientes, no hay mujer más peluda que la española.
    Pero debe decirse que la peludez a veces es signo de una enfermedad, como el ovario poliquístico, o la hiperplasia supra-renal congénita. El primer caso descrito de esta última enfermedad fué una mujer que vivió toda su vida como hombre, incluso se casó con una mujer, pero era, cromosómicamente, una mujer XX. Se dieron cuenta en la autopsia. Tenía ovarios y no orquis.- A quién se le habrá ocurrido que las orquídeas se les parecen...

  20. #21 arquidioniso 02 de feb. 2008

    Eso de los pelos, cabelleras y peinados hace historia. Recuerdo mi primer libro de Historia Sagrada, que me regalaron las monjitas dominícas, tres pequeñitas, risueñas y cocineras extraordinarias, amigas de mi abuela. A mi me pareció milagrosa su aparición ese día...llegaron con el saludo típico del "Ave María...y mi abuela, les contesto desde el corredor..."sin pecado concebida"...pero el milagro fueron las albondigas en chipotle que cocinaron. Entre la enchilada que me puse y el sudor que me escurria, hojeaba el libro y me encontre a Sansón, que Dalila lo dejo pelón.

    Despues me ataranté al ver las ilustraciones con la figura voluptuosa de la reina de Saba y un Salomón con mirada de futbolista y melena rizada. Más adelante leí la triste historia de un señor, que por andar huyendo se quedó atorado, con el pelo enredado en unos en unos árboles. El rey David, con un peinado de melenita a la rey David y su lira, a la cante y cante y espiando a no se que otra señora turgente y voluptuosa.

    Llegué a la parte de los egipcios y a todos los pintan calvos, igual que mi tio Felipe, al que le pregunté si había conocido las pirámides. Seguí con los profetas mayores, menores e intermedios y el rasgo distintivo fueron los pelos enmarañados y las barbas trasijadas. A mi perico lo bautice con el nombre de Jononías. Era un loro grande que cantaba el himno nacional y les decía cosas enjundiosas a las guapas de la casa. Jononías se murió de viejo sin haber profetizado ni el verde de sus plumas.

    Me gustaba imaginar a Simeón el estilita viendo piedras flotantes en el desierto, y como mi madre tenía un salón de belleza, en el que corrían pelos y chismes al parejo, pensé que era bueno cambiar el letrero que decía "Rizados y estilistas", por "estilitas", cosa que me pareció muy elegante, pero imposible de realizar, porque mi madre se opuso terminante a esas modernidades bíblicas.

    Las ilustraciones de la presentación en el templo me causaban un torsón de entrepierna, por que averigué que era eso de la circuncisión y mejor cambiaba la página...pero donde no había remedio era con la Magdalena, que siempre me cayó muy bien con esa cabellera larga, cubriendole la pechuga medio enseñada, que me ponía en un estado social y politico muy inconveniente. Eso fue antes de que Chole llegara a mi vida, lo que explica mis tribulaciones de estampita. Y las monjitas cante y cante en la cocina, y mi abuela con un ojo al gato y otro al garabato.

    Los aparatos del salón de belleza(?) me parecían como de película de Flash Gordon en el planeta Mongo. Las señoras con la cabeza cubierta por una escafandra cromada llena de cables y ruidos misteriosos, viendo revistas y hablando mal del marido.

    Esa fué una de mis pocas épocas piadosas, en la que quise averiguar algunos detalles prácticos de la crucifixión, que me valieron unos buenos azotes. Llegué muy espichado al salón, provisto de un martillo y un clavito, no muy grande, segun yo para que no hiciera daño y mientras Esthercita, en la que el diminutivo resultaba una blasfemia universal leía, le puse el clavo en la mano y casi le asesto el martillazo...por supuesto se le quemaron los cabellos en ese aparato del que no pudo liberarse a tiempo, mientras yo corría al patio a refugiarme tras una bugambilia muy frondosa.

     Después me las vi con mi madre, que no entendió mis motivaciones de investigación histórica.

    En esos tiempos, llegaba de vez en cuando una señora llamada Glafira, a la que mi madre le daba bolsas llenas de los cabellos que quedaban en el piso. Fabricaba pelucas, les ponía pelo a los santos y hacía pinceles que vendía a la salida del templo de la Merced. Tenia un hijo, un tal Manuelito al que me obligaban a entretenerlo, mientras sendas madres platicaban de lo maravilloso que son los pelos en temporada de calvicie.

    El tal niño ese me resultaba una blanda victima, con la que me podía divertir un rato. Inventaba torturas que probaba en el pobre Manuelito...en el patio de atras lo amarraba a una puerta de metal y con el bilé de Mari, una de las sirvientas de mi abuela, lo pintaba como un picto enfurecido. A veces me acompañaba a la peluquería, con Juan el barbero, un tipo nerviosito y maniaco que siempre platicaba chistes muy subidos de tono. Ahi, mi martir particular juntaba los cabellos que caian. Mucha fué mi crueldad, de la que me arrepentí cuando lo atropelló un ciclista.

    En fin , los cabellos siempre me han acompañado y creo que son la base de la identidad, tanto individual como colectiva. Y eso es historia...o crónica si ustedes quieren ..."pocos pelos, pero bien peinados".

  21. #22 Uma 02 de feb. 2008

    Que bueno Arquidioniso.Al menos así no se pierde,como en el x-presate.

    A  mis hermanas y a mí , mi madre nos llevaba a la peluquería cuando el pelo nos había crecido un poco.la excusa era “ es más cómodo ” :algo que se decía en las familias numerosas.Yo siempre volvia llorando .  mi obsesión era tener trenzas y nunca lo conseguí.

     el pelo: la sede del vigor en los hombres ;

    en las mujeres , peinarse el pelo  o jugar con él,una invitación al juego sexual;soltarse el pelo:librarse de la rigidez y las formas.Cuando se casaban,se recogían el pelo y ya no podían llevarlo suelto.

    Los fatasmas femeninos en Japón se representaban con el pelo suelto.

    El peinado es humanidad,civilización:¿Cuándo empiezan los humanos a peinarse?

    Cuando alguna diosa quería pedirle algo a Zeus,se arrodillaba y le tocaba la barba.

    Que te tomen el pelo, un motivo de cabreo.

     

    Escribe aquí (borra esto).

  22. #23 Uma 02 de feb. 2008

    en el paleolítico la gente ya se peinaba

    venus

    venus de Brassempouy

    Pero los aborígenes australianos van despeinados.

     

     

  23. #24 xabres 02 de feb. 2008

    LOS PELOS DEL AIRE.

     Cuando yo  tenia alrededor de tres o cuatro años, descubrí los pelos del aire.

      Iba con mi padre hacia la casa.

      Parece ser que en el camino me cansé de caminar y mi padre me montó sobre sus hombros a horcajadas, cosa que al parecer me encantaba.

     En el momento que llegamos a la casa, y al subir las escaleras, mi padre me dijo:

     ¡Agárrate a los pelos del aire para no caer!

     Obedeciendo la recomendación, yo me agarré con todas las fuerzas a los pelos del aire, que en aquel momento coincidían con los de mi padre.

     No caí por los pelos.
     Un cordial saludo.

  24. #25 arquidioniso 02 de feb. 2008

    Recomiendo a esta notable y estudiosa comunidad que se reflexione sobre la comparación, entre la cabellera de la Venus de Brassempouy propuesta por Uma, (Salve Uma) y la melena afrodisiaca de Tongolele y su mechon blanco...

    El material fílmico está disponible en Youtube...y nomas no se me dá el arte de poner videos...han de disculpar.

  25. #26 Uma 02 de feb. 2008

     Salve Arqudioniso,a mí me recuerda más bién a este peinado:

    marley

     

    también hay una tribu africana cuyas mujeres van peinadas así:con trenzitas amalgamadas con barro.y el cuerpo también lo cubren con barro rojizo.

  26. #27 Uma 02 de feb. 2008

    !Dios ! trencitas,no trenzitas. Creo que desde que escribo con el ordenador hago más faltas que en toda mi vida

  27. #28 Servan 02 de feb. 2008

     Uma. Creo que esa Venus no es que estuviese peinada, sino era de raza africana.

  28. #29 silmarillion 03 de feb. 2008

    Sobre los pelos y los tiempos.

    Las melenas de los Beatles que causaron espanto en su momento eran bastante menos frondosas que las pintadas porn Rafael Sanzio

    Beatles

     

    Rafael

     

    Hoy los Beatles parecen alumnos de un colegio privado!!!! Pero un mihicano no se espantaría de este:

    punk

     

    El último mohicano

     

    Ay, por Mi Mismo! Yo con estas mechas cuando llega el pintor de la corte!!!

    Rey sol

    Y mejor ni hablar de la sexy pantimedia con los zapatucos de tacon y moño rosa coral Y luego me hablan de la metrosexualidad moderna.

     

  29. #30 silmarillion 03 de feb. 2008

    Otros pelos, famosos y mesiánicos.

    Rasputín

     

    Y pelos intelectuales de corte guevarista

    ernesto cardenal

    Basta ya. A poner las barbas en remojo.

    barbas en remojo

  30. #31 Sotero21 03 de feb. 2008

    Yo llevo peine en el bolsillo. Mi padre me enseñó que un caballero tiene que cuidar de su apariencia. En la “mili” no nos dejaban salir a la calle sin peine, pañuelo y calzoncillo de reglamento. Ahora, cuando los estragos de la edad se muestran con más crudeza, al ir por la calle un día ventoso que levanta mis pelos de aire y dejan al descubierto el cuero mondo, antes de entrar a cualquier sitio saco mi peine y aliso mis revueltos cabellos al paso, mientras que casi sin parar, me observo en el reflejo de algún escaparate. Seguro ... hay que tener cierto arte.

  31. #32 alevin 03 de feb. 2008

    Esto que sería una apostasia en este foro al menos que sirva de descanso ante la "borrachera peluda" de silma....calvos

    Aunque también los hay con mucho estilohomer

    Paz y bien 

  32. #33 alevin 03 de feb. 2008

    Por cierto, y que cada cúal piense lo que quiera, pero yo pasé una época de mi vida en la que raro era el mes en que no me cortaban el pelo en una comisaria, cuando las comisarías eran comisarias y no casitas de la Srta.Pepys de ahora. Con sus escaleras pegajosas, sus calabozos humedos y frios, su comisario detras de una varanda de madera negra "estilo español" gritando las cosas solo una vez, sus guardias simulando mala leche para disimular su hastío y, a veces, la empatía con el reo que se veían obligados a bajar a los calabozos.......dura lex, sed lex.

    Paz ybien  

  33. #34 Pedrarias de Almesto 03 de feb. 2008

    me vais a disculpar pero no le veo la gracia a tanto p...pelo. J...Jaime, la que has liado.

  34. #35 Uma 04 de feb. 2008

    la tía Matilde:Arquidioniso, es guapísima;a lo mejor al verla un druida atrabiliario se reconcilia con la humanidad

    tia matilde

     

     

  35. #36 arquidioniso 04 de feb. 2008

    Uma mil gracias otra vez por tu amable y eficáz soporte a mis ineptitudes...

    pues si es guapisima...Matilde y sus quemazones...lo curioso es que a Canuto le encantaba ver el fuego y se ponía más loco que de costumbre...corría dando de vueltas a la fogata, y se escapaba al corral de las gallinas, donde se creía gallo y andaba como enloquecido tras ellas, hasta que alcanzaba a más de alguna, que caia rendida ante sus encantos tropicales...sus gustos eróticos tan universales y explayados se encendían literalmente. 

    Los carpinteros del pueblo celebraban el acontecimiento con una buena borrachera.

    Ya enferma mando pintar en el techo, justo sobre su cama, el ojo que todo lo ve con resplandores dorados, de buen tamaño, para verse a los ojos con la mismísima Divinidad.

    Amarró un gallo a una de las patas de la cama, para que cantara al amanecer del día de su muerte. Asi duró casi un año, en el que la casa se entristeció: Sus mantones desaparecieron y solo quedo alguna chachara de menor valor. Recibió los Santos Oleos con una piedad y contricción notables.

  36. #37 Llug 04 de feb. 2008

    Pues sí que es guapa la tía Matilde, ese es uno de los mantones de Manila supongo.

    Alevín, ¿podías explicar un poco más eso del corte de pelo en las comisarías?  Yo había oído que se les hacía a las mujeres de los rojos, pero no había oído que se cortara el pelo a hombres, ¿cómo era el asunto?

    Salud

  37. #38 alevin 04 de feb. 2008

    Guapa la tiita, si señor, con su caracolillo a lo Estrellita Castro. pero no me extraña pues ¿os habeís percatado que guapas eran nuestras madres y las de nuestros amigos en su juventud?. No sé si se debería a que las fotos fuesen retocadas, pero es dificil ver una foto de mujer de los años'40 para atrás en la que esta parezca fea.estrellitaLlug perdona que no entre en detalles por motivos que seguro comprenderías, solo te dare una pista, fué durante mi minoría de edad.

    Paz y bien

     

  38. #39 Llug 04 de feb. 2008

    No pasa ná, me hago cargo.  Lo de las fotos de aquella yo creo que es porque precisamente no se hacían tantas fotos como ahora, y se preparaba muchísimo más la cuestión.

    Salud 

  39. #40 Onnega 04 de feb. 2008

    Impresionante la Tía Matilde, y precioso el mantón, con sus buenos 50 cm de flecos. Una vez intenté ponerme el de mi abuela y me arrastraban los flecos, se me escurría, y parecía una mona vestida de seda, eso que no soy baja, y es que hay que tener como una "prestancia" especial para lucirlo así de bien.

    En lo de las fotos estoy de acuerdo con Llug, antes se preparaban mucho y eran fotos de estudio. Además el blanco y negro difumina las imperfecciones.

  40. #41 alevin 05 de feb. 2008

    En un foro así no podía faltar un chiste de peluquería:

    Todos los días , a una centrica peluquería, llega un hombre, siempre a la misma hora haciendole al dueño simepre la mísma pregunta." ¿Cuanto me tocaría esperar?" y el dueño le responde de acuerdo con los clientes que tiene pendientes Dos, Una, Tres horas....y el visitante responde siempre:"Vale, ya me pasaré mas tarde...".

    Pasados varios días, el dueño, mosqueado, le dice al aprendíz :"Anda y sigue a ese hombre a ver a donde va, pues después de preguntar el tiempo de espera nunca vuelve".

    Al rato regresa el aprendiz y el dueño le interroga. "¿Averigüastes donde va?"

    "Claro - responde el aludido - sube a la casa de Ud., jefe"peluquería

    Paz y bien 

  41. #42 xabres 05 de feb. 2008

    El chiste de Alevin, me acaba de traer otro a la memoria.

     Se le atribuye, como siempre, a más de un personaje conocido, yo lo escuché por primera vez con relación a Unamuno.

     Parece ser que nuestro personaje entró en una peluqueria, se sienta, y el peluquero le pregunta:
     -¿Como quiere que le corte el pelo?
     -¡En silencio- responde el interpelado.
     Saludos cordiales.

  42. #43 Servan 05 de feb. 2008

     Un hombre va a la barbería de un chinito.

    Ch. Señol, usa cobata cololá.

    H.  No.

    Ch. Entonce lo colté.

    Saludos, Llug.

  43. #44 arquidioniso 05 de feb. 2008

    El desvilupo de este foro (y han de dispensar el italianismo) muestras varias cosas:

    1. Que la historia no tiene por que ser aburrida y tediosa.

    2. Que es falso de toda falsedad que la historia sea una lista de batallas y generales.

    3. Que el humor es parte de la historia...y los pelos tambien.

    4. Que a veces nos tomamos demasiado en serio.

    5. Que es posible hacer una historia del pelo, que rebase a lo ya conocido.

    6. Que hasta los más encumbrados personajes de la historia tuvieron pelo.

    7. Que en este campo de juegos ...juega el que quiere y el que no, pues no.

    8. Que siempre se apuede aprender algo nuevo.

    9. Que con todo y doctorados y pomposos títulos, antes de salir a recibir el Nobel se mira uno al espejo para peinarse.

    10. Que los pelos forman parte de la identidad. Digamos que son el sintágma    identificativo del significado personal, en el sentido de la máscara social que usamos para los rituales cotidianos. (Dedicada a los puristas académicos)

    11. Que se puede hacer historia despeinada y vale tanto como la otra.

    12. Que es sano y noble echar una cana al aire.

    13. Que falta mucho por decir acerca de las historias de la historia.

    14. Que los chistes de alevin, xabres y Llug se agradecen tanto como la impaciencia de Pedrarias y la  paciencia de todos los celtiberos, que leen y escriben y los que no también.

    15. Que los pelos forman parte de la historia de la tecnología de cualquier era, época o edad. Y que son uno de los principales problemas a resolver. Se caen y no regresan, y no lo digo por la honrosa calvicie, sino por los desaguisados que causan.

    16. Que es muy divertido salir dela "normalidad"

    17. Que dedico estas divagaciones al gran cronopio Don Julio Cortazar, que en paz de Dioniso goce. (Recomiendo que se lea con devoción reverente su historia de un pelo que cae al lavabo.)

    y...que esto da para más.

    Gracias arquidionisiacas

  44. #45 arquidioniso 05 de feb. 2008

    Mención especial a la siempre instructiva y refinada presencia, discreta y oportuna de Servan, Onnega y mi queridísima Uma.

  45. #46 arquidioniso 05 de feb. 2008

    y silmarilion, sotero21, mentercosa ...en sus nichos especiales en este retablo estofado en oro y pelos.

  46. #47 Onnega 06 de feb. 2008

    Buscaba datos sobre la historia del afeitado, ¿con qué se afeitarían los hombres de la "Edad de Piedra"? pues por ejemplo con conchas de almeja, utensilios de sílex... El caso es que me encontré con la historia dantesca de Julia Pastrana, la mujer simia.

  47. #48 arquidioniso 06 de feb. 2008

    La buena de Julia Pastrana sabia mucho de afeitadas y muy poco de poemas...imaginate Onnega que la tecnología de las navajas es muy antigua...por el filo claro, que es lo que importa...no ha habido filo mas fino y terrible que el de las navajas de obsidiana. Lo han medido los prestigiosos-científicos-de-pretigiosas-universidades, y se encuentran con la bravura volcánica de una línea de menos de un micrón...asi era fácil sacríficar a cualquiera de un solo tajo. Los cortes de pelo entre los aztecas, también tuvieron sentido ritual, iniciático y jerárquico.

    En Europa el pedernal o el silex debe haber sido usado igual. La tecnología de los aceros templados es reciente, si atendemos al acero damasquino y sus excelencias, pero proviene de la antigua India donde los pueblos árabes obtenian el hierro mezclado con carbono, y forjado de tal manera, que aumentaba su flexibilidad por el  cuidadoso proceso a que se sometía.

    Hoy las mejores espadas y sables son de forja española o sueca. Los suizos con sus manías fabrican buen instrumental, sobre todo de cocina, pero no es muy confiable el filo y menos frente a las bellisimas y eficaces katanas japonesas.

    Flexibles y terribles, implacables y bellas...como las mujeres.

  48. #49 Pedrarias de Almesto 12 de feb. 2008

    Sugestivo mundo ese de los filos, amigo Arqui; por cierto, a ver si desde aquí me escuchas: ¿llegó ya el libro de recetas de cocina de caza? Saludos.

  49. #50 arquidioniso 20 de feb. 2008

    Pedrarías...ya llegó y esta delicioso, gracias por la atención, que para alla salió despachada una caja de mexicanerías...y tus fotos las estoy tomando para ver si te animas.

  50. Hay 50 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba