Autor: Francisco Javier Jimenez Martinez
jueves, 31 de enero de 2008
Sección: Historia Antigua
Información publicada por: TIRIO
Mostrado 84.862 veces.


Ir a los comentarios

LOS FENICIOS LOS GRANDES NAVEGANTES DE LA HISTORIA;UN LEGADO DE LOS PUEBLOS DEL MAR

Los Fenicios era una cultura volcada al mar, y de el hicieron una forma de vida.Este pueblo llevo a cabo un desarrollo de las tecnicas de navegacion a puntos hasta entonces insospechados.

No cabe duda  de que los fenicios fueron los mejores navegantes de la antigüedad , los cuales llegaron a disponer de la tecnología naval mas avanzada de sus contemporáneos .

Los autores clasicos  reconocian esta superioridad , como escribio Pomponio Mela.Este autor del siglo I y natural de la Betica , dijo de ellos:

 

“........ellos inventaron las letras y otras obras de la literatura y de las artes, como recorrer los mares con sus naves,combatir sus escuadras y gobernar a los pueblos,asi como el despotismo y la guerra...”.

 

 

 Este pueblo de marineros ,que vivían de cara al mar, supieron desarrollar técnicas de navegación hasta entonces desconocidas, gracias a los conocimientos náuticos heredados de los Pueblos del Mar .A partir de la invasión de estos pueblos enigmáticos y su posterior fusión con los habitantes del Líbano, los fenicios consiguieron pasar de una navegación casi exclusivamente de cabotaje, hacia una navegación de altura .Ello fue posible al conseguir construir los barcos de quilla, ya empleados por Creta, lo que fue fundamental para que pudieran llevar a cabo sus empresas comerciales por todo el Mediterráneo .Estas empresas comerciales constituyeron la actividad principal de las ciudades fenicias de la antigüedad, consiguiendo abrir y controlar mercados en todos los puntos del Mediterráneo Ello permitió

que durante un largo periodo de tiempo, en torno a tres siglos, ejercieron un férreo monopolio comercial y mercantil, de todo del Mediterráneo .

Para lograr estos objetivos, los fenicios fueron expertos constructores náuticos, considerados los mejores de su tiempo, por otros pueblos del Mediterráneo, con los que competía, como eran egipcios y pueblos del Egeo .Empleando maderas muy resistentes, procedentes de la riqueza forestal de la que hacían gala, como era el encino, ciprés, pino y sobretodo cedros, lograron crear una poderosa flota mercante y guerrera, envidia de todo el Mediterráneo. Esta materia prima forestal, existía casi exclusivamente en los montes del Líbano ,mientras que por el contrario era deficitaria en las costas de Asia y África .Era tanta la fama de estos constructores navales, que pronto otros pueblos recurrieron a ellos para que les construyeran las unidades navales de sus flotas, pudiendo afirmar que los fenicios se convirtieron en exportadores de barcos .En este sentido , el Faraón Sakhure , en el año 2600 a. c , hizo un encargo a los fenicios de unos cuarenta barcos construidos en madera de cedro.

Hacia el 2000  a .c, los ingenieros fenicios eran capaces de construir magnificas naves mercantes con gran capacidad de carga y naves de guerra de enorme tamaño y de superior efectividad bélica que las que construían griegos y egipcios .Sus innovaciones técnicas en el complejo espectro de la ingeniería naval fueron muchos y novedosos, como el calafateado de estopa recubiertos de brea de los cascos , planchas de metal, velas de lino, timones ,sistemas alternativos de propulsión, como eran las filas de remeros, y los espolones de proa .Además construyeron y emplearon planchas de madera de ciprés, mástiles de cedro, remos de encinas y cubierta hecha de boj .

Las naves de guerra fenicias entre sus funciones se encontraba la de escoltar a las naves mercantes, las cuales iban cargadas de apreciadas mercancías .Estas  naves eran de estilizadas líneas y muy aerodinámicas, lo que le confería a la embarcación mayor velocidad.

Los ingenieros fenicios lograron desarrollar diferentes modelos de embarcaciones en función de la actividad a la que estaba destinada , así existan navíos mercantes ,destinados ,como es lógico, al comercio, de forma mas bien redondeada o rechoncha, y las naves de guerra , mucho mas aerodinámicas, de casco ligeramente afilado, con forma de huso ,mas rápidos y de mayor maniobrabilidad.

El barco mercante fenicio por excelencia era el Gaulos ( bañera), nombre dado por los griegos y era una nave de forma redonda y robusta con una eslora de entre 25- 30 m ,7 m de manga y 1,5 mts de calado aproximadamente ,desplazando fácilmente una capacidad de carga superior a las 100 toneladas .Esta embarcación estaba calafateada con estopa recubierta de brea negra por completo ,lo que llevo a Homero a definirlas como “naves negras” .En el centro de la embarcación se alzaba un  solo mástil o palo maestro, generalmente de cedro ,con una verga que sostenía una vela de forma rectangular confeccionada en lino y sustentada por una docena de brioles (cuerdas ).Esta vela era fácil de orientar para captar y aprovechar el viento, gracias a unas brazas o cabos amarrados al extremo de la verga .Este sistema de velamen , no fue sino una ingeniosa adaptación de las velas que empleaban los egipcios en sus desplazamientos por el Nilo .Este sistema consistía en reducir la altura del mástil , lo que otorgaba mayor estabilidad a la nave , a la vez que le daba movilidad a la verga . La nave en cuestión, era fácilmente gobernable gracias a sendos timones de madera, a modo de remos, situados uno a proa y otro a popa, a la altura de los costados, junto a un bauprés ubicado asimismo en proa con una vela de pequeño tamaño .A lo mas alto del mástil se accedía por medio de una escalera de gato realizada en cuerda y asida a lo largo del mástil. Otra nave ideada para el transporte de mercancías eran los Hippoi, designada así  por los griegos por poseer un mascaron de proa, denominado pateco, que representa la cabeza de un  caballo. Estas embarcaciones, que se desplazaba por medio de un sistema mixto  de vela y remo, eran de un tamaño mas reducido que el Gaulos .Al igual que este, contaba con un solo  mástil central ,con vela de lino rectangular .Ambos navíos contaban con un ancla hecha de piedra y madera y que servia, como es lógico, para fondear la embarcación .Como hemos dicho, a demás de disponer de propulsión a vela ,contaba con series de remos que se empleaban para desplazar la embarcación en caso de falta de viento o simplemente para maniobrar en los puertos.

Estas naves debían contar con una tripulación en torno a la veintena de tripulantes, incluido el piloto y el capitán o armador.

Las naves de guerra fenicias eran de las mejores de la antigüedad y a diferencia de los Gaulos y los Hippoi, estos navíos de guerra poseían un casco alargado y aerodinámico de proa recta, a modo de huso, poseyendo lógicamente una mayor velocidad .Estos barcos poseían un puente superior o castillo de popa ,elevado, que se protegía con escudos y que servia para el resguardo y protección de los tripulantes, así como para guardar los aparejos  .Arrancando del centro del casco se elevaba un único mástil central, que sustentaba una vela rectangular, la cual en caso de batalla se recogía para facilitar las maniobras de la tripulación .En  ese momento el papel de los remeros jugaba un papel fundamental dependiendo de ellos la propulsión de la nave .Los remeros fenicios, a diferencia de otros ejércitos del momento, no solían ser esclavos ya que en la batalla necesitaban hombres en los que confiaran para el buen gobierno de la embarcación .Los remeros solían ser originarios de las ciudades de Arwad y Sidon.

Los cascos de los navíos de guerra fenicios, estaban acabados en un poderoso espolón alargado y acabado en punta que se recubría de bronce (innovación técnica del año 800 a . c) ,con el que embestían a las naves enemigas en el combate abriéndoles grandes vías de agua .Existían dos modelos de barcos de guerra fenicios los birremes y los trirremes, según se colocaran los remos en dos o tres ordenes  en puentes superpuestos .En el siglo VIII a . c los fenicios ya construían trirremes , siendo los primeros en construir este tipo de naves, haciendo gala de su magnifica industria naval .La forma de hacerlo fue simple ,a los birremes les añadieron una nueva fila de remos que sobresalía mediante un saliente situado en la parte superior del casco . Los griegos y romanos empleaban quinquerremes, aunque lo mas lógico es pensar que estos navíos no contaran con cinco filas de remos, sino que mas bien, cada remo tuviera asignado cinco remeros.

 Los fenicios también fueron pioneros en la construcción de naves en serie, ya que solían almacenar en sus arsenales las diversas piezas de que se componían, para en caso de necesidad, proceder a su ensamblaje de forma rápida y disponer  así de una numerosa flota, ya fuera de guerra, ya fuera comercial .Desgraciadamente carecemos de ejemplos de naves fenicias, ya que muy pocas han llegado hasta nuestros días y las que lo han hecho dejan mucho que desear en cuanto al campo de la conservación .Como ejemplo, podemos mencionar el relativamente reciente (1988) descubrimiento de dos naves fenicias en Mazarron (España).La primera de ellas estaba completa tan solo en un 40 %, y puede tratarse de una embarcación del año 2600 a . c , de unos 8 m de eslora  por 2 m de manga, que se hundió irremediablemente y donde ha permanecido soterrada unos 2500 a .c sometida a unas ideales condiciones de conservación .En 1993 se pusieron en marcha las primeras campañas de intervención arqueológica que obtuvo como resultado la puesta en valor de innumerables fragmentos cerámicos de diversas tipologías de recipientes, en su mayor parte fenicios , así  como algunas piezas metálicas, como un anillo de plata y una punta de flecha también fenicias .Los objetos mas antiguos fueron datados en el año 625 a . c .Especialmente interesante fue la aparición de diversas partes de la nave ,como un fragmento de unos 4 m perteneciente a una quilla , un fragmento del casco constituido por 9 tablones incompletos , cuatro fragmentos de cuadernas , así como varios restos de soga petrificadas.

La segunda embarcación apareció en las proximidades de la anterior, bajo la arena a unos dos metros de profundidad, en posición de navegación y completa en un 90% de la totalidad del navío .Esta nueva embarcación, datada también en torno al 2600 a. c, sorprendió aun mas, al ser descubierta con parte de la carga que portaba  en su interior. El estado en que se ha hallado este pecio ,convierte el hallazgo en un descubrimiento único .Ello unido a la mas que probable posibilidad de extraer la nave casi completa ,ha llevado a una ralentización de las actuaciones arqueológicas en espera de poder contar con el presupuesto y  los medios técnicos necesarios para conseguir el éxito del proyecto.

Pero los fenicios no solo eran extraordinarios ingenieros navales, sino que además conocían técnicas de navegación, en muchos casos pioneras, de las que solo ellos tenían conocimientos y que se preocupaban de mantener en secreto al igual que sus rutas.

 Los fenicios desconocían la brújula, lo que les obligaba a navegar de día,  bordeando la costa, sin perder de vista el litoral, en breves etapas al principio, atracando de noche en puntos de la costa, practicando una navegación de cabotaje. Inicialmente, estos marinos fenicios se guiaban y orientaban siguiendo los accidentes orograficos costeros, como eran penínsulas, estuarios, cabos o simples salientes costeros que recortaban las costas mediterráneas. Esta navegación de cabotaje, la practicaron los fenicios hasta el siglo XI a. c, siendo a partir de esta fecha cuando los fenicios deciden adentrarse en aguas lejanas, como Creta, Sicilia, Cerdeña, llegando hasta la misma Península Ibérica. Las escalas nocturnas tenían lugar en atracaderos costeros, separados unos de otros, por un día de navegación. Con el transcurrir del tiempo se extendió su funcionalidad, convirtiéndose en puntos de comercio con la población indígena y como lugares de almacenaje de sus mercancías.

Sus singladuras, aunque como se ha dicho, solían hacerlas de día, para orientarse mejor, en ocasiones, también navegaban de noche, orientándose entonces por las estrellas, siguiendo la constelación de la osa mayor o estrella fenicia, como se conocía en la antigüedad, o empleando tablas de distancia que habían elaborado al efecto. Los fenicios eran perfectos conocedores de la astronomía y aplicaron dichos conocimientos astronómicos a la navegación. Según Plinio estos conocimientos fueron heredados de los caldeos .A través de la observación nocturna del cielo, conocieron la posición de las estrellas en el, consolidaron su conocimiento astral .Todo ello ponía a disposición de estos intrépidos marineros la posibilidad de embarcarse en largas etapas, regresando sin problemas al punto de origen, salvo problemas derivados del estado del mar .Para autores , como Luzon Nogue, la orientación a través de las estrellas fue fundamental para que las naves fenicias pudieran recalar en las costas mas occidentales del Mediterráneo, creándose rutas, tanto de ida como de vuelta, a lo largo de las cuales y a partir del siglo VIII a . c ,se establecerían las numerosas colonias griegas y fenicias.

Pero también pusieron en practica su ingenio a la hora de navegar de noche por un mar inhóspito , como deja constancia el historiador griego Arato ( 315 a . c ), el cual afirma que los marinos fenicios empleaban en sus navegaciones nocturnas , unas ánforas horadadas que colocaban colgadas en la proa de sus naves y que servían para iluminar el recorrido .En este sentido los navegantes cananeos ganaban una batalla a sus rivales griegos , ya que mientras que con este sistema innovador los fenicios podían avanzar de noche , los griegos continuaban empleando la navegación de cabotaje.

También eran perfectos conocedores del régimen de vientos, de los accidentes orograficos costeros, del régimen de las corrientes marinas, sabiendo en que momento eran mas propicias y como aprovecharlas.

.Esta expansión marítima y comercial fue posible gracias a una evolución tecnológica de sus embarcaciones. Cuando se carecía de visibilidad, como eran los casos de niebla o cuando se perdía la orientación en el mar, empleaban un ingenioso sistema de  palomas amaestradas.

Todas estas técnicas de orientación náutica no son excluyentes, es decir, es muy probable que todas ellas fueran contemporáneas en su empleo, y se utilizaran indistintamente, según las necesidades y los objetivos de cada momento.

Por otro lado, naves comerciales fenicias poseían una velocidad de entre dos y tres nudos, pudiéndose  navegar en un día en torno a las 50 millas náuticas .Según cálculos estimados, un trayecto entre las costas libanesas y las columnas de Hércules podría  durar unos dos meses. En este sentido hay que tener en cuenta que las empresas náuticas comerciales fenicias tenían lugar en los meses más benignos del año, aprovechando el buen tiempo de la primavera y el verano, por ello se realizaban entre los meses de marzo y octubre .Estas campañas comerciales se inauguraban con una ceremonia de tipo religioso, encomendando a los dioses el éxito del proyecto  y solicitando su bendición .Las naves de guerra, en cambio, se mantenían activas todo el año, con el fin de proteger las costas y los puertos así como para hacer frente a la piratería.

Se ha atribuido a los fenicios ser autores de la difusión de innumerables historias sobre monstruos marinos y personajes míticos y fantásticos, con el único propósito de infundir temor a sus rivales y disuadir a otros pueblos a emprender expediciones marítimas y mantener en secreto sus rutas.

Era tal su espíritu emprendedor y el dominio que tenían de los mares, que en el año 600 a.c, marinos fenicios llevaron a cabo la circunnavegación del continente africano por encargo del faraón Necao II. Estos intrépidos marinos partieron del Mar Rojo y regresaron por el estrecho de Gibraltar invirtiendo en la expedición en torno a tres años, realizando tan solo dos escalas en época invernal. También fueron capaces de llegar al norte de Europa bordeando la Península Ibérica (viaje de Himilcon).Los nautas fenicios consiguieron llegar al extremo occidental del Mediterráneo a comienzos del I milenio a . c ,adelantándose en esta empresa a sus rivales los griegos , los cuales debieron esperar al año 635 a . c , fecha en la que Coleo de Samos llego a entablar relaciones con el Reino de Tartessos .Para lograr la exitosa hazaña de su expansión mediterránea, los fenicios contaron con notables puntos de partida, como eran los puertos de Biblos  o Al-Mina, pero sobre todo de Tiro y Sidon , auténticos protagonistas en esta conquista del Mediterráneo.

Contamos con numerosas representaciones icnográficas donde se nos describe estas naves fenicias en diversas monedas (siglo IV a.c), relieves, terracotas, anillos, o pintados sobre cerámica.

De la audacia y pericia marinera de los fenicios deja constancia Herodoto, que cuenta como los navegantes fenicios  consiguieron circundar el continente africano por encargo  del faraon saita Necao(609-594 a.c ) , mucho antes que los marinos portugueses. Según  Herodoto en su Historia IV 42, 2 – 43, 1 , el rey egipcio encargo la empresa a unos navegantes fenicios que partiendo del mar Eritreo y navegando por el mar del sur , consiguieron  circunvalar Africa.Estos intrepidos aventureros , atracaban al final del otoño en un lugar de la costa  de libia trabajando la tierra hasta que esta daba su fruto y una vez aprovisionados , levavan anclas y proseguian su ruta arribando a Egipto al tercer año de travesia.

 

 

 

Escribe aquí el segundo bloque de texto de tu artículo


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 verracus 01 de feb. 2008

    A los fenicios se les debe, entre otras cosas, la introducción en la península de avances tan importantes como la escritura, el hierro o el torno de alfarero. Un saludo.

  2. #2 Cogorzota 02 de feb. 2008

    Estr. III,4,5:

    «Se podría creer que los viajes aventureros de los griegos hacia los pueblos bárbaros fueron debidos al fraccionamiento de su nación en estados minúsculos y a su orgullo local de no someterse a obligaciones mutuas, que son la condición necesaria para la potencia política; así pues, estaban sin fuerza delante de los invasores extranjeros. Entre los Iberos esta forma de orgullo alcanzaba proporciones extremas, a las que se añadía un carácter pérfido y socarrón (...). Si hubiesen querido unir sus armas, no hubieran llegado a dominar sus tierras, ni los cartagineses, ni antes de ellos los tirios y después los celtas, que ahora se llaman Celtíberos y Berones».

     

  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba