Autor: urerze
martes, 29 de enero de 2008
Sección: De los pueblos de Celtiberia
Información publicada por: urerze
Mostrado 10.958 veces.


Ir a los comentarios

Alternativa de interpretación a la lengua ibera.- Reflexiones previas y análisis de la lápida de Ibiza y de la tésera de prótomo de toro

Tras un paréntesis de un mes largo,dedicado al trabajo "en retaguardia", publico este nuevo artículo, incluyendo primero una serie de reflexiones que me han ido surgiendo al hilo de numerosas lecturas académicas y de los propios resultados intermedios que voy obteniendo en mi intento de interpretar el oibero desde otras pautas de lectura de signos. El tema no es fácil, pero yo sigo adelante con tesón y paciencia.

Escribe aquí el segundo bloque de texto de tu artículo


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 diviciaco 30 de ene. 2008

    Veo que haces la interpretación desde el vascuence, como Jorge Alonso.

    Lo que pasa es que los que no tenemos idea de Euskera no nos enteramos mucho ¿no podrías desarrollar alguno de los ejemplos que das, de una forma completa?

    Es decir: poniendo el vocabulario vasco, las declinaciones correspondientes a los casos analizados, la estructura de la oración O= SN + SV

    Creo que eso es tan importante o más que añadir la fotografía de la pieza analizada, como propones.

    Un saludo.

  2. #2 urerze 30 de ene. 2008

    Para Diviciaco:

    Lo que dices tiene mucho sentido y, de hecho, es lo que yo por mi cuenta intento hacer durante el proceso de interpretación en retaguardia. Sin embargo, te puedo asegurar (y no es una pose de modestia) que sientro tremendas limitaciones sistemáticas a la hora de mi trabajo.

    Dado tu amable interés, poco frecuente hasta el momento (como tú mismo puedes comprobar por el número escaso de comentarios a mis artículos), me permito adelantarte estas ideas, que yo mismo sé que son escasas por el momento:

    1.- Tampoco sé vasco, por lo que tengo que apoyarme necesariamente en un diccionario actual, por lo que sé que puedo concitar todos los denuestos de los puristas, como ya algunos han motejado en ocasiones al propio Jorge García Alonso, creo que con exceso de crueldad en ocasiones , incluso con ciertas invectivas despectivas hacia "los descifradores mágicos del ibero" como he visto escritas (de momento, aludiendo a él, pero quién sabe si no también a mí mismo dentro de poco tiempo)

    2.- A este respecto, pienso que donde este señor se puede haber pasado no es en apoyarse en el vasco, sino en ampliar su enfoque hacia parcela limítrofes que ya no son la pura interpretación de inscripciones. Apoyarse en el vasco no es ningún disparate; el posible disparate es sacar más conclusiones de lo que uno debe abarcar y un tanto desperdigadas en sus objetivos. He leído sus trabajos e, incluso, he contrastado una por una muchas de las "palabras iberas" apuntadas por él, con resultado intermedio.

    3.- Como la diferencia clave entre García Alonso y yo mismo es que él se apoya en el vasco pero desde la conversión usual de signos, mientras que yo utilizo otro planteamiento diferente, no te oculto que el hecho de que ambos lleguemos a posibles interpretaciones desde criterios distintos de trascripción me ha dado mucho que pensar durante un tiempo, pues soy muy autocrítico en mi trabajo, aunque a lo mejor no se perciba en lo que escribo.

    La clave creo que está en dos cosas:

    a) Que numerosas palabras iberas (y vascas) son de pocas sílabas (dos, muchas veces) y esto facilita que, con dos lecturas diferentes, dos mismos signos, por ejemplo, puedan generar en ambos intentos de traducción sendas palabras "válidas"

    b) Que los textos ibéricos eluden las vocales con una frecuencia tremenda, con lo que el intento de traducción debe apoyarse en las consonantes... y las vocales explícitas, que también las hay. La posible interpretación está así más abierta y es más factible que si la inscripción contara con todas sus letras visibles.

    4.- Al hilo de la omisión de vocales, existe un método en ibero de indicar en ocasiones (NO SIEMPRE, que quede claro, pues en bastantes casos se omiten las vocales y no se actúa así) que se han "comido" alguna vocal antes o después de determinada consonante. Se trata de añadir al signo correspondiente una pequeña rayita (la jucla).

    Pues bien, nunca he opído hablar de esto a ningún estudioso de las inscripciones ibéricas. Incluso, se llega al dislate (desde mi modesto y prudente punto de vista) de que la cuando la N usualmente aceptada (yo también la considero N) lleva una jucla inserta sobre su signo, pasa a considerarse otra letra, concretamente la I. ¡Ni de lejos! Con jucla incorporada, sigue siendo N.

    5.-Lo que puede resultar muy fácil de entender es que en ibero no aparece la H, cuando en el vasco actual sí existe. Así, hay palabras iberas con lecturas "zii" y "oe" que en vasco actual corresponden a "zihi" y "ohe"

    6.- Yo no soy un lingüista de estudios académicos, mis orígenes formativos universitarios son de ingeniero y, luego, economista., Sin embargo, puedo asegurar que la base del método científico la tengo muy bien aprendida y asumida: planteamiento, hipótesis a contrastar, pruebas, aceptación o rechazo y vuelta a empezar. ¡Hipótesis "en el aire", ninguna!

    Aun así, me da el pálpito de que no existe una "perfección" sintáctica en las inscripciones iberas y, por esto, cuando leo las serias y estudiadas disgresiones de linguistas sobre elementos sintácticos de una determinada inscripcióndesconocida, me quedo desconce3rtado. ¡Cuánto tiempo perdido en "salvas al aire"!   

    7.- Una terminación verbal muy abundante es "Infinitivo + EM" y aquí debo decir al respecto que para mí el signo M corresponde a la lectura M y no, como es usualmente aceptado, a la lectura S'.

    8.- Es de sobra sabido que según casos, poblaciones y épocas los textos de aquellos tiempos pueden aparecer escritos en los dos sentidos posibles (e, incluso, en algún caso suelto hasta en bustrófedon). Aunque prevalezca en ibero la escritura de derecha a izquierda, aparecen bastantes inscripciones retrógradas, sobre todo en monedas, algo entendible al preparar los signos de los cuños en sentido normal y, cuando rellenaban el molde, el texto salía lógicamente en sentido inverso) 

    Pues bien, a pesar de conocerse esto, los estudiosos consaideran un determinado signo mirando hacia la derecha como R y si está mirando hacia el otro lado, como A. No señor. En una escritura con enormes limitaciones, no se podían "dar el lujo" de inventar letras diferentes según mirara el signo a un lado o al otro. Al menos, esto pienso yo.

    Divicíaco, en fín, perdona el rollo, pero debía contestarte, tanto por respeto a tu intervención como para que también se pueda ir viendo que no estoy actuando a tontas y locas. Si no aporto más cosas de momento, es precisamente por mi propia prudencia de ir contrastándolas suficientemente y esto no es tan fácil como pueda parecer.

    Gracias por tu interés y un cordial saludo.

     

     

     

     

     

     

  3. #3 urerze 30 de ene. 2008

    Me doy cuenta en este momento de un error de redacción en el punto 8 de mi comentario anterior. Debe decir "... Aunque prevalezca en ibero la escritura de izquierda a derecha, aparecen bastantes inscripciones retrógradas, sobre todo en monedas, ..." Donde hay más predominancia de lo contrario, es decir, de la escritura de derecha a izquierda es en las inscripciones sudlusitanas.

    Disculpas por el lapsus. Sólo me faltaba eso, provocar inconscientemente errores en los lectores

  4. #4 diviciaco 31 de ene. 2008

    Pero ¿cómo es posible utilizar el vasco actual para descifrar el íbero, en vez de formas más arcaizantes del vasco? incluso Jorge Alonso usa palabras que son préstamos del latín y de lenguas romances y célticas y que llegan hasta casi la mitad del vocabulario vasco actual.

    Puede tener su base partir del vasco (mejor proto-vascuence) para intentar comprender la lengua ibérica de hecho parece (no lo he leído) que hace uso de ello J.L. Román del Cerro, en su libro:" EL DESCIFRAMIENTO DE LA LENGUA IBÉRICA, en "La ofrenda de los pueblos"

    Otro problema que veo es esto que comentas:

    a) Que numerosas palabras iberas (y vascas) son de pocas sílabas (dos, muchas veces) y esto facilita que, con dos lecturas diferentes, dos mismos signos, por ejemplo, puedan generar en ambos intentos de traducción sendas palabras "válidas"

    ¿Cómo saber entonces que la traducción es correcta?

    Creo que la respuesta está en otro aspecto que mencionas:

    Aun así, me da el pálpito de que no existe una "perfección" sintáctica en las inscripciones iberas

    Yo creo que sí la tienen que tener, como la tienen las inscripciones latinas, celtas, fenicias, etc: ha de existir una estructura sintáctica y unas declinaciones, unas concordancias, unos tiempos verbales.

    El método que se utilize debería de tener esto en cuenta, de lo contrario siempre será posible encontrar algún sentido a un galimatías bisilábico, aprovechando la flexibilidad del vasco en ese aspecto. 

    Un saludo.

  5. #5 Virio 01 de feb. 2008

    Un poco de refilón, tengo la osadía de intervenir someramente, para decir que curiosamente el castellano es la única lengua de la península junto con el euskera que hace uso tan sólo de 5 vocales "puras", al contrario que el resto de las lenguas de la península. Bueno esto ya esta muy manido y dicho aquí, pero lo más curioso es que además resulte más fácil entenderse entre hablantes de dialectos romances (gallego versus catalán) que entre hablantes de éstas y castellano.

     Por otro lado; ¿cómo es posible que todas las poblaciones con lenguas romances, hayan "mixtificado" su lenguaje con el castellano de la forma en que no lo hace el euskera? Yendo más allá de que sea precisamente debido al nexo de unión del latín del que éste carece en su mayor parte; ¿No es posible que el castellano sea realmente la lengua romance de los euskéricos?

  6. #6 urerze 02 de feb. 2008

    Para Diviciacos, en respuesta a su comentario nº 4:

     

    1)    Te puedo asegurar que mis propias dudas e inquietudes, mejor o peor plasmadas en mi comentario nº 2, son tantas o más que las tuyas propias surgidas a partir de dos párrafos del mismo. Precisamente por ello, sé que debo seguir trabajando con las “seis P”: pies de plomo, pala y pico, paciencia y prudencia. Además, siempre serán las evidencias objetivas las que manden, por encima de opiniones personales, mías o de cualquier otra persona, subjetivas siempre.

     

    2)     Lo que creo claro e insisto en ello es que LAS PAUTAS USUALES DE LECTURA DE LOS SIGNOS IBEROS NO NOS VAN A LLEVAR A NINGUNA PARTE. Y como muestra, un “botón” más de ayer mismo:

     

    Estaba analizando las inscripciones de un plomo ibérico, objeto hace muy poco tiempo de un artículo de dos prestigiosos profesores y expertos, cuando vi que sus dos primeros bloques de signos conjuntamente considerados coincidían muchísimo con un bloque del bronce de Torrijo del Campo, algo de lo que también se hacían eco los autores en su artículo.

     

    Las respectivas lecturas usuales son las siguientes:

     

                            Plomo:           U : SEIZUNEI

                            Bronce:          USEIZUNOS

     

    Además, el artículo en cuestión aportaba la siguiente información adicional sobre el plomo:

     

    “…, cabe señalar la presencia de lo que parece ser una fila de tres puntos entre los signos 1 y 2 de la primera línea, quizás los restos de un texto anterior o bien un lapsus del escriba” (aquí, los autores se sorprenden de que el primer bloque de la línea primera del plomo esté formado tan sólo por un signo aislado, el de lectura U, algo realmente poco habitual)

     

    “useizunei se trata sin duda del dativo de singular de un nombre personal de tema en nasal, que teníamos ya documentado en sus formas de nominativo useizu…. y genitivo useizunos (….Torrijo)”

     

    Por mi parte, como había traducido semanas atrás el bronce de Torrijo del Campo (puede verse en el portal mi correspondiente artículo), acudí prestamente a él y a continuación traslado las respectivas lecturas alternativas e interpretaciones de ambos textos:

     

                Plomo:  ¿I?: eMEiN-eZINEaN  = ¿?-Aquí-No poder

                Bronce: ¿I?-eMEiN-eZINEM     = ¿?-Aquí-En la imposibilidad

     

    Pues bien, aunque se trate solo de un ejemplo aislado (para mí, no único, pues está acompañado de otros muchos más en las traducciones que he afrontado), dejo a la intuición del lector cuál de las dos vías de lectura, la actualmente en uso o la alternativa planteada por mí con toda prudencia, acabará conduciéndonos a resultados válidos. Y no se trata de presunción alguna.

     

    3)     Como puede verse en un párrafo anterior, en la lectura del plomo aparece el sufijo -ean, lo que no me ha sorprendido en absoluto pues, a pesar de las todavía pocas inscripciones analizadas por mí, ya he constatado en ellas terminaciones verbales (-em y –tu) y sufijos nominales (-be, -ge, -gabe, -ke, -ian y -ean, que recuerde).

     

     Por lo tanto, mi alusión en el comentario nº 2 a que tenía un “pálpito” (y todo lo que seguía detrás) no debe jamás entenderse como que yo asumo de entrada que las inscripciones iberas van a carecer de sintaxis. No, lo que sí me atrevo a pronosticar es que su sintaxis no va a ser excesivamente elaborada y que no se aplicará rigurosamente siempre en todas las inscripciones.

     

    Y, en cualquier caso, si la evidencia futura me contradice, lo aceptaré con toda naturalidad y sin sonrojo, pues ya he dicho al principio de este comentario que para mí las que mandan son las evidencias y no las opiniones.

     

    De todas formas, gracias Diviciaco por tu interés y comentarios. Del contraste nace la luz. Un cordial saludo.

    P.S.: Mis disculpas indirectas a Jorge Alonso García, porque involuntariamente cambié el orden correcto de sus apellidos en mi anterior comentario.

     

  7. #7 urerze 02 de feb. 2008

    Corrección de error:

    Mis disculpas inmediatas, pues en el comentario que acabo de insertar hace escasos minutos he cambiado el orden entre el plomo y el bronce en una determinada información, además de haber introducido un leve desajuste de escritura en el caso del plomo. A continuación, aporto lo correcto:

    Plomo:  ¿I?: eMEiN-eZINEaN  = ¿? : Aquí-En la imposibilidad
    Bronce: ¿I?-eMEiN-eZINEM     = ¿?-Aquí-No poder

  8. #8 J_Adinbeles 09 de feb. 2008

    No se si es tarde pero me incorporo a este foro.

    Me parece un intento bueno, el hecho de proponer unas nuevas interpretaciones de los signos.He leido el articulo pero me asalta una duda.

    Un estela que de hecho se encontró asociada a una tumba, como esta, lo mas razonable es que el texto que aparece se refiera al o a los difuntos.Soy de los que piensa que detras de estos textos hay poca literatura. Para mi más bien comienza por lo siguiente Tirtanos de Abulus ,donde Tirtanos es el nombre personal y abulus muy conocido en celtibero es posiblemente el nombre del grupo familiar ,El siguiente nombre con diferencias es Letondu que aparece muchas veces con este nombre de Abulus y el final puede ser el nombre del padre con un compuesto de la forma hijo de ....... (likinos, tal vez)

    Al respecto en concreto las dos inscripciones que comentas estan referenciadas en el libro HISTORIA GENERAL DE ESPAÑA Y AMERICA . Te paso el enlace a la pagina 277 y 278.

    http://books.google.com/books?id=l4OLSYny8mAC&pg=PA277&lpg=PA277&ots=62aEfJ817H&dq=abulus&hl=es&output=html&sig=9SqY8toOy2y-ktaPjHIsRGnkdoo

    Y esto de aquí abajo es un foro del año pasado donde tuve un acalorado debate y muy sano por cierto con otra persona que como a mi le fascina el ibero pero con una teoria en la que no estuve de acuerdo. Pegarle un vistazo porque se dicen a mi juicio por parte de todo el mundo se dicen cosas interesantes .

    Ekiar/Ekien - Eban/Ebanen - Teban/Tebanen. Fórmulas funerarias ibéricas indicativas de la marcha del difunto, la erección demonumentos y el linaje...

    Si te interesa seguir comentando, a vuestra disposicion.

     

  9. #9 urerze 11 de feb. 2008

    Para J Adinbeles

    1. Gracias por tu aportación. Lo que dices es todo muy sensato y lógico y como yo también soy ambas cosas (no tengo a mi lado ninguna bola de cristal, sino libros, artículos y documentos descargados de internet relativos a las lenguas ibera, celtíbera y tartesia, te lo aseguro), me he hecho mil veces las mismas reflexiones que tú te haces ... y algunas más.
    2. Por esto, el primer sorprendido de cómo parecen que van encajando poco a poco (aun con tremendas dificultades) las piezas soy yo mismo. Si has leído mis artículos colgados en el portal y los comentarios que he ido haciendo en los contados casos en que los lectores hacen alguna observación, creo que se puede percibir mi intento de hacer un trabajo sólido, pausado y sistemático. ¡Otra cosa será el resultado que obtenga!
    3. No consigo abrir ninguna de las direcciones web que me has aportado amablemente, pues me sale en ambos casos un mensaje de página no accesible. No obstante, como me aportas también el título de la obra y, además, en los intentos frustrados de conexión sí aparece arriba el nombre de su autor, intentaré acceder al texto directamente a través de Google. Ya te diré.
    4. Con respecto a Eban, te remito con toda modestia a lo que señalo al respecto en el artículo sobre la lápida de La Iglesuela (creo que era en él, pues hablo de memoria en este momento), que incluí en el portal hace meses.

    Gracias y un cordial saludo

     

  10. #10 urerze 11 de feb. 2008

    Para J Adinbeles (2ª parte)

    Me estoy imprimiendo el foro sobre Eban, Tebanen, Ekiar, ... al que me remites. Lo leí hace meses, allá por Junio pasado, pero ahora quiero tenerlo impreso "a mi vera"

    No te oculto que, como había leído tanto en Internet sobre las "cosas raras" de Díaz-Montexano, lo leí en su día con cierta aprensión. Pero sin embargo, lo leí (y también tengo impresas otras muchas cosas del tal Georgeos), porque no soy de los que rechazan documentos según el autor del que vienen. Luego, el contenido de los propios textos y, sobre todo, las evidencias que vayan resultando al respecto son las que ponen a cada uno en su sitio.

    Imagínate que pasaría con mis artículos si se me aplicara la pauta de no leer tesis "sorprendentes" que contradigan lo "académicamente correcto". No me leería nadie y J Adinbeles no me trasladaría comentarios suyos. Por lo tanto, no puedo ni debo caer en posiciones similares.

    Nuevo saludo.

  11. #11 urerze 12 de feb. 2008

    Para J Adinbeles

    He releído con sumo detalle el foro de Enero-Febrero de 2007 sobre Eban, Ebanen, Tebanen, Ekiar,... que tú me recomendabas días atrás.

    En respuesta a tu deferencia personal por la sugerencia, me he centrado básicamente en tus doce comentarios, concretamente los numerados como 16, 20, 24, 25, 27, 32, 34, 36, 37, 39, 42 y 45.

    Si dejamos aparte los comentarios 24 y 25 (son referencias bibliográficas que nos facilitas a los demás lectores y que se agradecen), el comentario 34 (nos trasladas la exposición de Wikipedia sobre el vascoiberismo, muy bien resumida) y el comentario 42 (en que hablas más directamente con otro forista), nos restan 8 comentarios de atención más generalizada.

    Pues bien, a continuación te sintetizo los puntos de acuerdo y de desacuerdo por mi parte con determinados comentarios u opiniones tuyas en cada uno de esos ocho artículos:

    Nº Comentario        Nº Acuerdos             Nº Desacuerdos 

              16                          1                                  1

              20                          2                                  0

              27                          1                                  0

              32                          2                                  0 

              36                          1                                  0

              37                          2                                  0

              39                          1                                  0

              45                          1                                  0

         TOTALES                   11                                 1

    ¿Qué te parece? ¿Coincidimos o no? Claramente, lo primero, por lo que veo positiva nuestra mutua colaboración (y discrepancia cuando sea menester, faltaría más). Un cordial saludo. 

  12. #12 J_Adinbeles 12 de feb. 2008

    Ultimamente estoy trabajando demasiado y no tengo excesivo tiempo en comentar esto detalladamente , nada mas que pueda recopilaré tus temas ahora que se como hacerlo y ya te comentaré.

    si no te funciona el enlace al libro prueba a buscar en el google con abulus o abulos , no recuerdo cual.

    Este es un nombre que aparece en al plomo celtiberico de botorrita.

    Un saludo y hasta pronto.

  13. #13 Adoni 16 de jun. 2008

    http://www.Celtibettria.neth/imagen/?id=8084

        Amigo Urerze:

         He visto tus notas, observo que Macoki en los comentarios a otro de tus artículos

    también incide en el mismo punto que te he señalado en alguna ocasión, la falta de una tabla

    epigráfica, referida al menos a los signos comunes a los alefatos conocidos.

         Esto sirve para no perderse sin alfabeto, como les ha pasado a nuestros epigrafistas de

    románicas, fiándose de Gómez Moreno e intentando encasillar al alefato hebreo un silabario

    desconocido. Este grave error de mirada, de suponer un silabario, a un conjunto de signos de

    un alfabeto, vicia toda hipótesis de entrada.

         Su no formulación, también lleva al desconcierto, porque por ponerte un ejemplo, en tus

    notas sobre ésta piedra, teorizas tres "zetas", o sades, y no hay un alfabeto así, con "zu",

    "iz" y "az", que más parecen sílabas, que no sonidos de un alefato. Además, con tu supuesta

    lectura de un signo como "gai" y de otro como "kar", ya ni siquiera parangón silábico,....;

    donde miras un sistema de signos con éstas "piezas"?.

         Si buscas entre los alefatos hebreos y fenicios verás que el último signo de la piedra,

    la zayin, mantiene idéntico formato en todos ellos, y sería absurdo negarle aquí el mismo

    valor, por "zayin", donde pones "az", cosa que no existe en ningún signatario. La suerte de

    que leas "mem", contrariamente a los seguidores de Gómez Moreno, donde leen una de sus eses.
    Y la "e", que como ves abunda en éste escrito, si miras los alefatos arameos, hebreos y

    fenicios, verás que no existe. Hay un signo que sí existe en euskera, la jota, y la jyta

    hebrea és ese signo que lees "e".

         La lengua que estudias, el ibérico o hebreo, como el resto de lenguas semíticas, son

    lenguas de flexión y las ocho posibles vocalizaciones no están escritas, no se escribían en

    principio, sólo en cierto momento, los textos se vocalizaron, introduciendo signos de

    puntuación. También, decirte, que se lee de derecha a izquierda, no como el latín o el

    silabario inventado por Gómez Moreno y sacralizado por sus admiradores.

         La palabra resultante, en la última línea és "mjç", y se corresponde con varios

    significados posibles:

         "mjwç" : puerto, en Salmo 107,30.

         "mjçh" : visión, en Números 24,4,16.

         "mjçh" : ventana, en 1 Reyes 7,4.

         El verbal correspondiente és "jçh", mirar, fijarse en, contemplar, observar, examinar,

    presenciar. Aquí, en la lápida, podría traducirse por ser observada, vista.

         Hace días que ví en un blog de José Barral la inscripción, de la que elaboré entonces

    una transliteración. No obstante, ahora, tras ver tus notas sobre los signos que se adivinan

    parcialmente en dicho calco, he podido corregir el propio calco, completándolo y la lectura

    de la tercera línea.

         Te dejo mi nota, como imagen, para que compruebes lo que digo, junto a su transliteración hebrea en http://www.Celtibettria.neth/imagen/?id=8084

         Te comento que la primera línea "mjptbz", se divide así "mjpt_bz", y significa cubierto

    de barro, (fango o lodo).

         "lojgdr", se divide "loj_gdr" y se lee "loj" x "lwj", tabla, tablilla, losa, plancha,

    lápida, lastra, laja, lancha. Corresponde al castellano "laja", pero aquí tiene el sentido

    propio de lápida.

         "gdr", significa cerca, tapia, seto, valla, empalizada, estacada, barrera, muro, pared,

    tabique. A mi juicio, se refiere al hecho de que la lápida forma parte del muro. Indicaría

    que la piedra se halla embutida en el muro y cubierta además por el lodo.

         En cuanto al sintagma "pkpz´sg", dividiría "pk_pz_´sg", tomando "pzh", de abrir, que

    funciona siempre como complemento de "ph", boca, aquí "pk", tu boca.

         Puede compararse con Deuteronomio 11,6 "harz pzh at pyh", la tierra abre sus fauces.

    Aquí, el complemento "´sg", hace referencia a "´sgh", perderse, extraviarse, y tiene el

    sentido de actuar por inadvertencia, errar, cometer un desliz. La lápida advierte para que

    alguien no abra la boca y por descuido manifieste algo que debe ocultar. Su sentido de

    advertencia és lógico y contundente, al que se descuide y abra la boca, le parará tal o cual

    perjuicio. Si por descuido se abre tu boca, cometes un yerro si abres tu boca.

         La cuarta frase "ygtmj", la dividiría "ygt_mj", derivando de "ygh", estar afligido,

    desolado, consternado, pero también afligir, atribular, castigar, torturar y aquí unido a

    otro verbal "mjh" significa borrar, cancelar, lavar, fregar, raspar, rayar, y también ser

    borrado, suprimido, exterminado. Yo creo que se podría entender como amenaza, referido al

    castigo; como castigo será exterminado. 

         Así visto, la lectura "mjç", se complica porque puede responder a ésto: "mj_ç", leyendo

    "mj", golpe, embate, de ezequiel 26,9, y "ç", éste, esto, refiriéndose a la propia lápida.

         También hay un legendum "mjm", de "mjh", y de "mjy", de golpe, ya que el diseño del

    trazo de guímel llega a insinuar una mem. Corresponde al castellano "majar".

         Por último, el acercamiento al euskera, desde el hebreo, puede hacerse, una vez

    efectuada la transliteracion, introduciendo la vocalización común hebrea, y en caso de que

    descubras las palabras que respondan a la misma sonoridad.

         "mjpt_bz" .............[majapah_at_boz]

         "loj_gdr" .............[lúaj_gederah]

         "pk_pz_´sg" ...........[pika_pazah_´sagah]

         "ygta_mj" .............[yagata_majah]

         "mj_ç" ................[meji_ça]

         Al final de tu artículo, citas otra inscripción, y ésta reza "rtbrq´sm", de derecha a

    izquierda: res, tau, bet, res, qof, sín, mem. Es muy parecida a una leyenda monetaria, de

    los denarios "naybrq_´sm", "aybrq_´sm", y "nybrq_´sm".

         Te dejo una copia de los signos de los calcos de monedas ibéricas de Celestino Pujol,

    con su lectura hebrea, para que compruebes éstas lecturas. La verás en imágenes.

         En los denarios significa: la llamada resplandeciente. En ésta otra inscripción, el

    verbo "rah", ver, observa (respeta) el llamado (ó el famoso) "baraq". También se podría

    entender en el sentido de procura que haga honor a su nombre, resplandeciente, para indicar

    que debe mantenerse limpia, reluciente.

         El problema és que Baraq, y los Bárquidas también eran famosos entre los ibéricos, al

    igual que al otro lado del Mediterráneo.   

         Disculpa la extensión de la nota, y te ruego atiendas mis indicaciones, rellena el

    formulario y si es posible, explica qué signario miras cuando estableces un enlace como

    hipótesis de transliteración. Fíjate además que los "vascos" de Iruña Baalaia, utilizaban la

    "he" y escribían los nombres en su forma hebrea, con todos los signos del alefato.

         Salud Urerze y suerte en tu búsqueda.

  14. Hay 13 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba