Autor:
domingo, 10 de febrero de 2008
Sección: Historia Antigua
Información publicada por: Augusto de Cartagena
Mostrado 8.680 veces.


Ir a los comentarios

(II)

 

Escribe aquí el segundo bloque de texto de tu artículo


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Hannon 30 de dic. 2007

    Como comentaba en el otro artículo, no me parece que los Barca actuaran de manera tan independiente como para dar credibilidad a su intención de crear un reino. Mandaron el metal suficiente para cancelar las deudas puntuales con Roma, recibieron refuerzos de la metrópoli y, una vez que Aníbal estaba en Italia, siguieron las órdenes recibidas del Senado (sin ir más lejos, el envío de refuerzos con Asdrúbal). No quiero decir con ello que la idea de la campaña anibálica surgiera en el senado púnico, sino que, pese a todo, los barcidas actuaban en nombre de su patria (véase la contestación del senado cartaginés ante la petición de entrega de Aníbal por la embajada romana). Lo cual no impide que, como en el caso romano, la lejanía del poder central hubiera podido terminar facilitando la instauración de un regimen de caracter monárquico, como sucedió, sin ir más lejos en el caso romano.

  2. #2 Augusto de Cartagena 30 de dic. 2007

    Vamos por partes.

    • Los Barca actuaron como generales independientes. El único que dice lo contrario es Polibio, y en un contexto de controversia. Respecto a Amilcar Apiano y Dion Casio dicen que salió de Cartago enfrentado a su gobierno, sobre Asdrúbal Fabio Pictor dice que se enfrentó a su gobierno, y sobre Aníbal, Fabio Pictor dice que entró en guerra con Roma sin intervención alguna del gobierno de Cartago. (Y Livio en varias ocasiones deja clara la desconfianza de muchos cartagineses hacia Aníbal (personificada en el senador Hannon). De hecho todas las fuentes están de acuerdo en que Cartago fue arrastrada a la guerra por Roma. La contestación del senado cartagines se puede traducir como "Nosotros no tenenmos que ver con lo que hace Aníbal, pero si queréis la guerra la tendréis)
    • No hay en las fuentes ninguna noticia del envio de caudales hispanos a Cartago para el pago de las indemnizaciones de la 1ª Guerra Púnica. Lo único que dicen es que Amilcar envió dinero para mantener a su facción política en su ciudad. De hecho parece claro que hasta 227 tanto Amilcar como luego Asdrúbal piensan sobre todo en la conquista del poder en Cartago. Es en 227 cuando, tras el fracaso de su golpe de estado, Asdrúbal crea su "reino de Cartagena".
    • En cuanto a los refuerzos, creo que debes tener clara una cosa: Tras la victoria de Aníbal en Cannas muchos estados se le unen contando con la derrota de Roma y el reparto de un enorme botín económico y político (Capua, Siracusa, Tarento, Macedonia, y... Cartago). Sólo tras ese momento, (que Livio escenifica con la presentación de Magón Barca ante el senado cartaginés) Cartago aparece en las operaciones de forma activa, y comienza a enviar refuerzos, en un principio destinados a Italia pero luego, ante el dominio romano del mar, reenviados a España con la idea de ser llevados después a Italia por la ruta de Aníbal. (Lo que luego hizo Asdrúbal Barca)
  3. #3 Augusto de Cartagena 30 de dic. 2007

    El reino de Asdrúbal.

  4. #4 Dressel 30 de dic. 2007

    En general el artículo está bien, pero me gustaría puntualizar algunas cosas, como la referencia a la población de la ciudad antes de la llegada de los púnicos. ¿Realmente eran tantos esos miles?. Aunque en las fuentes se hable de una ciudad importante antes de la llegada de los púnicos, lo cierto es que no se han encontrado vestigios en tal sentido. Sólo algunos restos del siglo IV a.C., pero que no nos hablan de una gran demografía en el solar que más tarde ocuparía Quart-Hadast (lo siento, para los nombres prefiero no usar los nuevos).

    Luego, lo del supuesto palacio que se encuentra en el Molinete, y que según usted está por descubrir, en fin, no es más que un mito historiográfico aun sin demostrar. Viendo los vestigios encontrados en la falda del mismo,-la curia del siglo I-, lo que más posibilidades tiene de aparecer es una parte importante de la ciudad romana. Aunque no faltarán amigos de teorías conspiratorias que intentarán subestimar el gran papel de los arqueólogos, como pasa en nuestra ciudad.

  5. #5 Augusto de Cartagena 30 de dic. 2007

    Hola Dressel. Gracias.

    En cuanto a la población. Polibio habla de 10.000 prisioneros tras la conquista. Si quitamos los cartagineses (unos 2.000 a los sumo) quedan 8.000. 2.000 de ellos eran artesanos (según Livio ciudadanos de Cartagena), y otros 6.000 (¿esclavos?) los repartió entre sus tripulaciones. Si suponemos que todos eran hombres adultos, y multiplicamos por 3,5 (para calcular población total) nos da 28.000 habitantes.

    En cuanto a la ciudad pre bárquida. Los restos cerámicos más antiguos en Cartagena se remontan a finales del siglo IV aC. Se han hallado ya varios restos urbanos materiales (muros y cimentaciones en diversos lugares, una casa de la época de la conquista en la Serreta, una pequeña cabaña en el Barrio Universitario, y últimamente un tosco hipogeo funerario en el mismo lugar). No sabemos la entidad de esa ciudad antes de Asdrúbal, pero si las fuentes hablan de unos 2.000 ciudadanos de Cartagena (a los que Escipión libera tras la conquista) debemos pensar en varios miles de habitantes (descontada inmigración y crecimiento pongamos 3.000) lo que para la época no estaría del todo mal.

    En cuanto al palacio fortaleza, Polibio, visitante de la ciudad ca 140-133, es concluyente:
    Hay otra colina... en la que se levantaron magníficos palacios reales, construidos, según se dice, por Asdrúbal, quien aspiraba a un poder monárquico. (Esto se le ha escapado al propio Polibio). Probablemente ese palacio haya desaparecido por completo, pero hay que seguir abierto a la opción de que aparezcan sus cimientos en la excavación del Molinete (que empezará próximamente, según mis noticias, y que puede dar lugar a un fantástico espacio arqueológico en el mismo centro de la ciudad).

  6. #6 Hannon 30 de dic. 2007

    Augusto:

    Dices que: “Los Barca actuaron como generales
    independientes. El único que dice lo contrario es Polibio, y en un contexto de
    controversia. Respecto a Amilcar Apiano y Dion Casio dicen que salió de Cartago
    enfrentado a su gobierno, sobre Asdrúbal Fabio Pictor dice que se enfrentó a su
    gobierno, y sobre Aníbal, Fabio Pictor dice que entró en guerra con Roma sin
    intervención alguna del gobierno de Cartago. (Y Livio en varias ocasiones deja
    clara la desconfianza de muchos cartagineses hacia Aníbal (personificada
    en el senador Hannon). De hecho todas las fuentes están de acuerdo en que
    Cartago fue arrastrada a la guerra por Roma. La contestación del senado
    cartagines se puede traducir como "Nosotros no tenenemos que ver con lo
    que hace Aníbal, pero si queréis la guerra la tendréis)”

    Para
    empezar, a Apiano hay que cogerlo con pinzas, sobre todo en aquellos pasajes
    cuya procedencia se desconoce. En cuanto a Fabio Pictor, sabemos que Polibio
    pudo consultar su obra, pero no sólo la suya, sino también las de Sileno de
    Caleacte y Sosilo, y , sin embargo, no tiene en cuenta esta versión de los
    acontecimientos. La parcialidad de Fabio Pictor hubo de ser tremendamente más
    acusada que la de Polibio.

    Finalizando
    con la visión de Dión Casio, me resulta cuanto menos curioso que uses como
    argumento en contra de Polibio su distancia de los acontecimientos, y utilices
    los argumentos de Dión Casio, que escribe en el siglo III d. C. Por no hablar
    de que lo que se conserva de su obra es más bien poco y, para la época
    republicana, sabemos que siguió a Livio y ese Celio Antípater quien, entre otras
    cosas, habla de un Escipión guiando a la flota en medio de una tempestad en su
    viaje hacía África, cuando las demás fuentes recogen que el viaje transcurrió
    sin mayores incidencias.

    Siguiendo
    con el asunto de la independencia del poder bárcida, no se entiende muy bien 
    (si esto era así), que en la ciudad de Carthago Nova hubiera, en el momento de su
    conquista por Escipión, dos miembros del consejo de ancianos y nada menos que
    quince senadores
    . Y tampoco se entiende muy bien que anteriormente, una vez
    declarada la guerra, Aníbal haga un intercambio de tropas entre el norte de África
    e Iberia y mande cuatro mil infantes (en calidad también de rehenes al decir de
    Polibio) a la propia Cartago.

    Dices también que: “En cuanto a los refuerzos, creo que
    debes tener clara una cosa: Tras la victoria de Aníbal en Cannas muchos estados
    se le unen contando con la derrota de Roma y el reparto de un enorme botín
    económico y político (Capua, Siracusa, Tarento, Macedonia, y...
    Cartago).
    Sólo tras ese momento, (que Livio escenifica con la presentación de Magón Barca
    ante el senado cartaginés) Cartago aparece en las operaciones de forma activa,
    y comienza a enviar refuerzos, en un principio destinados a Italia pero luego,
    ante el dominio romano del mar, reenviados a España con la idea de ser llevados
    después a Italia por la ruta de Aníbal. (Lo que luego hizo Asdrúbal Barca)”

    NO, no me refiero al envío de refuerzos a Italia. Conocemos
    de sobra las dificultades contra las que chocó Aníbal en su propia patria. En
    todo momento el Senado cartaginés prefirió destinar tropas a Sicilia o a
    Iberia. Pero es curioso que este mismo Senado cartaginés emitiera órdenes al
    mismísimo Asdrúbal si queremos suponer que éste actuaba de manera
    independiente. Apiano menciona una carta de Aníbal pidiendo refuerzos al Senado
    cartaginés y, por ejemplo,  Livio habla
    de la orden que recibe Asdrúbal de llevar su ejército a Italia.
    No se termina
    de entender por qué iba el Senado a ordenar algo a alguien que actúa de manera
    independiente, y menos aún que esas órdenes se cumplieran. Y no es algo que
    diga yo, es algo en lo que me apoyo en De Guadan, Lazenby, Astin, Hoyos, Shean
    y hasta nuestra A. M. Canto. Y no sólo esto, es que además sabemos que primera Amílcar y después Asdrúbal enviaron sendas expediciones para sofocar revueltas en el norte de África que ponían en peligro la estabilidad de Cartago.

    En resumen, por supuesto que los bárcidas llevaron a cabo acciones sin tener en cuenta la opinión de Cartago, pero lo mismo hicieron los Escipiones, y no por ello se ha supuesto que pretendían instaurar un régimen monárquico... o ¿acaso debemos pensar que Escipión el Africano quería instalar una monarquía por el simple hecho de que Fabio Máximo le acusó de "manejar la disciplina a la manera de los reyes"?

     

     

     

     

  7. #7 Augusto de Cartagena 31 de dic. 2007

    Hola de nuevo Hannon.
    Hay varios puntos a tratar.

    Primero. Sobre el asunto de los senadores y los miembros del consejo. Está claro que desde 216 Cartago interviene de forma directa en los asuntos de España, desde el momento en que el senado cartaginés se alinea ya abiertamente con la familia Barca contra el parecer de la vieja aristocracia. (Incluso antes, desde 221, Aníbal parece tener una cierta influencia en Cartago, que no Cartago en Aníbal)

    Segundo. Cuando hablo de Apiano, Dion Casio o Fabio Pictor no me refiero a su valor u objetividad, sino a la existencia real de una imagen historiográfica antigua distinta sobre la salida de Amilcar de Cartago y las relaciones entre Asdrúbal y Cartago. Polibio es, sin duda, el autor más válido e importante, pero es ese mismo valor (que ya existía en la Antigüedad, de hecho Livio lo sigue en casi todo) lo que nos obliga a ser cuidadosos al leer sus ideas y explicaciones sobre la guerra. El hecho de que gaste tanta tinta en refutar a Fabio Pictor (que no olvidemos es romano y contemporáneo a los hechos, Polibio escribe 60 años después de él) o en "aclarar" el cruce del Ebro o la conquista de Sagunto, implica que no todo debía estar tan claro entre los historiadores como nosotros podemos suponer ahora.

    Tercero. Cuando Anibal envía soldados hispanos a África, la mayoría van a Metagonia, en Numidia, (mira la última línea de esta página), que era un área de influencia de los bárquidas desde Amilcar. Es Polibio el que añade que pero algunos lo fueran a la misma Cartago, como si quisiera completar la información de la inscripción de cabo Lacinio. Los rehenes enviados a Cartago son númidas de Metagonia, para asegurarse tanto la sumisión de Numidia como gesto de buena voluntad hacia Cartago.

    Cuarto. Los refuerzos a Italia. Cuando Magón Barca pide refuerzos en cartago piensa en Italia. Eso es imposible y se mandan a España, con la idea de que recorrieran de nuevo el camino de Aníbal. De hecho Asdrúbal lo intenta, pero es derrotado por los romanos en el Ebro. Pero ese plan se mantuvo en suspenso, hasta que en 208 Asdrúbal lo reintentó, esta vez con éxito.

    Quinto. Es muy interesante la comparación que haces entre el comportamiento de los Barquidas y los Escipiones. Porque Polibio recalca en varias ocasiones la diferencia entre los bárquidas, soberbios y autócratas, que aceptan ser proclamados reyes por los iberos y actúan como tales, y los escipiones, que rechazan esos honores y mantienen la fidelidad a sus instituciones patrias. La soberbia de Aníbal será al fin derrotada, la humildad de Escipión terminará venciendo. (Y Polibio debía fidelidad a la memoria del abuelo de su patrón romano).

    Me encanta que discutas mis hipótesis. Mando más madera.

  8. #8 Hannon 31 de dic. 2007

    Pues entonces, continúo discutiéndolas  ;-)

    Cierto que Fabio Pictor es contemporáneo de la guerra, pero recordemos también, puestos a poner en duda su versión de los hechos, que es precisamente de él de donde arrancan las tradiciones posteriores contrarias a Varrón y Flaminio (sobre el papel de Varrón en Cannae habría mucho que discutir). Y lo más importante, a veces los hechos se ven con más objetividad desde la distancia. Polibio gozó de este privilegio, amén de consultar fuentes de ambos bandos, visitar muchos de los lugares que fueron escenario del conflicto y, sobre todo, hablar con algunos de los participantes del mismo, con Lelio a la cabeza.

    Insistiendo en el punto que tú numeras como cuarto. Las fuentes dicen bien claro que la expedición de Asdrúbal obedecía a una orden del Senado cartaginés (como bien dices, primero fracasa estrepitosamente, y luego tiene éxito, tras haber dejado en el más absoluto ridículo al Africano).

    En cuanto a tu quinto punto... muy benévolo eso de caracterizar a Escipión por su "humildad". La actuación del Africano debío de ser, al menos, tan independiente como la de Aníbal. Y no sólo eso, es que encima se fundió los recursos de su provincia a la mayor gloria de su familia en los funerales de su padre y su tío. Escipión repudia el título de rex, simple y llanamente por lo que ello significaba en Roma (y tenía las elecciones a la vuelta de la esquina), pero acepta el de Imperator, con las connotaciones que ello tenía, especialmente religiosas, conectándose así con su amado Júpiter, con quien tan íntimas conversaciones decía mantener.

    Es cierto que determinados autores se esforzaron en dibujar una determinada imagen de los bárcidas  (Lo de Aníbal Monomacho sugiriendo comer carne humana...) pero habría que preguntarse por qué lo hacían o de dónde arranca dicha tradición, no simplemente creernos que "porque el río suena, agua lleva".

    Un saludo. 

  9. #9 Augusto de Cartagena 31 de dic. 2007

    Estamos de acuerdo en que Polibio es la mejor fuente de la época (de hecho su éxito fue tal que terminó por eliminar casi todos los puntos de vista discrepantes desde muy pronto, como se ve en Livio o Cormelio Nepote). Pero eso no quita el que retorciera los acontecimientos de acuerdo a sus propias necesidades. te pongo un ejemplo contemporáneo: La responsabilidad de la Primera Guerra Mundial. Existió, y todavía existe, una fuerte controversia sobre la responsabilidad final de la guerra, en cuanto a si fu Alemania o no la responsable última. Esto es así porque ese problema explicará el tratado de Versalles, la diplomacia del periodo de Entreguerras, la Segunda Guerra Mundial... Al final, la derrota del nacismo y la reconciliación europea tienden a diluir el tema, y los historiadores están reflejando la visión de una responsabilidad diluida... En el siglo II aC la victoria total de Roma en 146 dejó las cosas claras, y Polibio tuvo la habilidad de plasmarlo de forma genial en su obra: Cartago y Macedonia son las culpables y el mundo será maravillosamente romano... (aunque esto obligue tener que encajar ciertos acontecimientos a martilazos).

    En el punto cuarto estamos de acuerdo. Aníbal pide refuerzos a través de su hermano Magón y el senado ordena enviarlos a Italia a través de España (aunque luego fracasen).

    He mandado la tercera parte. Allí te espero.

    Y en cuanto al quinto esa es la clave: Sabemos que Escipión era de todo menos humilde, pero Polibio (cliente de la familia, no lo olvidemos) debe presentarlo como un ser maravilloso. Por cierto. Imperator es el que tiene imperium sobre una provincia. Todos los pretores y cónsules fuera de Roma son imperatores. Escipión juega con los indígenas al hacerles utilizar un término institucional romano. (O engaña al senado para hacerles tragar que una proclamación como rex por los iberos era en realidad como imperator)

  10. #10 Hannon 31 de dic. 2007

    No, éste término Imperator (es cierto que Polibio dice strategos)no es aquel con el que se denomina a quien detenta el imperium,  sino aquel con el que a finales de la República se empieza a aclamar a los generales que habían conseguido una victoria. Es posible que Escipión fuera precisamente, y aquí esta lo interesante, el primero en ser aclamado como tal, aunque algunos autores, como Develin, se muestran contrarios al respecto. Lo realmente preocupante, si es que realmente fue Escipión el primero, es que este término pasaría a ser un praenomen de los emperadores. Y no sería algo puramente coincidente y en lo que, como quiere Scullard, Escipión no podría tener responsabilidad alguna. Es que, esto pasaba (insisto, de ser cierto) a afianzar la posición de un comandante investido, no lo olvidemos, de un imperium excepcional; y no lo hacía de manera inocente, sino optando, nada más y nada menos por un apelativo ligado al dios con el que Escipión aseguraba tener relación: Júpiter. Porque, la primera noticia que tenemos de tal término, es la de la estatua de Júpiter Imperator que Cincinnatus llevó al Capitolio tras la capitulación de Praeneste.

    Por cierto, a Polibio  no se las daban con queso. Son varias las ocasiones en las que, veladamente, está llamando a Escipión poco menos que farsante.

    Ahora tengo que ocuparme de otros menesteres. Nos vemos, como dices, en la tercera parte. Seguro que es tan interesante como las dos que la preceden.

    Por otra parte, en Hispania, ya habían surgido iniciativas de este tipo poco antes, como la carta de L. Marcio al Senado autoproclamándose Praetor, que precisamente no hizo gracia a los Senadores. 

  11. #11 Hannon 31 de dic. 2007

    Vaya, se me han intercambiado los dos últimos párrafos... 

  12. #12 Augusto de Cartagena 31 de dic. 2007

    Hola Hannon.

    He repasado algunas lecturas y veo que tienes razón. Es seguro que fue aclamado como rey por los indígenas ya desde la toma de Cartagena y que no le pareció mal (Polibio da a entender eso). Es en 208 cuando se generaliza el uso, la noticia llega a Roma y tiene que reaccionar, exigiendo que le llamen strategos según Polibio, imperator según Livio. El término de Livio es posible que sea contaminación por el uso a fines de la República del apelativo de imperator para los generales triunfantes (aunque es una apreciación abierta a crítica). La clave es cuándo se uso imperator por vez primera, si en origen era un término religioso.

    No veo tan claro que Polibio hable de Escipión como un farsante, aun de forma velada.

    ...ordenó que todo el mundo le llamara general (strategos). Indudablemente es de justicia subrayar aquí la grandeza de ánimo de ese hombre: era aun muy joven, pero la suerte le había acompañado hasta tal punto que sus subordinados se vieron inducidos a tal estimación y a darle ese nombre (¿strategos=imperator?); él, en cambio, no se ensorbeció y rechazó la tendencia a tales fantasías. Y, a pesar de ello, resulta aun más admirable la excepcional magnanimidad de este hombre en su vejez, cuando sumaba a sus triunfos en España la destrucción de los cartagineses, el sometimiento de la mayor parte de las regiones de África, precisamente las más bellas, desde los altares filenios a las columnas de Heracles, y el derrocamiento de los reyes de Siria, en Asia: en resumen, había uncido a la obediencia romana la parte mayor y más hermosa del universo. Tampoco de aquí tomó pretexto para aspirar a una dinastía real en alguno de los lugares del mundo que había invadido. Cuando se puede aducir esto, uno puede presumir no ya de una naturaleza humana, sino incluso divina. Escipión, en cambio, superó en moderación a los demás hombres hasta tal punto que, cuando la fortuna se lo ofrecía, rechazó lo máximo que nadie se atrevería a pedir a los dioses: me refiero a la dignidad real. Escipión tuvo en mucho más la patria y la lealtad que le es debida, que un poder monárquico, centro de todas las miradas y considerado fuente de felicidad. (Polibio 10.40.5-9)

    No acabo de ver donde toma Polibio a escipión por farsante.

  13. #13 Hannon 31 de dic. 2007

    Efectivamente, la clave sería saber cuándo se usa el término por vez primera.

    En cuanto a lo otro, véase por ejemplo lo que opina Polibio de Escipión aquí (X, 2, 12-13): "Cornelio Escipión divulgó siempre, entre el pueblo, que realizaba sus proyectos por inspiración divina y, así, infundía confianza y ánimo en sus subordinados ante las empresas difíciles. Sin embargo, lo que se va a exponer evidencia que lo hizo todo con cálculo y reflexión".

    Éste es un debate que sigue abierto: ¿era Escipión sincero en sus creencias o realmente no se creía lo que iba divulgando y lo hacía por interés? Me encuentro entre los que creen lo segundo, pero no creo que sea apropiado iniciar un debate sobre Escipión en un artículo que se centra en la dominación púnica.

    Hacía tiempo que no intervenía de forma tan activa en Celtiberia. 

  14. #14 Dressel 31 de dic. 2007

    Humildemente creo que Escipio, como cualquier romano que intentase ascender dentro de la cadena de mando, y más viniendo de la familia a la que pertenecía, sí utilizase las creencias como base para afianzarse. Estoy deacuerdo contigo Hannon. Pero eso creo que nunca lo sabremos. Paraun romano, y más de alta alcurnia, era importante el poder demostrar que provenía de algún antepasado famoso,-véase el caso de los Bruto, o los Julios-. Y con esa excusa. ganarse el favor de determinados sectores. Porque, como afirma Heather, en Roma, la familia era lo más importante.

    Volviendo al tema púnico, lo que plantea Augusto es que, al igual que Carthago se independizó de fenicia en su momento, convirtiéndose en la capital del Mediterráneo Central; esto habría pasado con Carthago-Nova. Pero me parece muy precipitado el convertirse en una auténtica capital independiente en menos de veinte años.
    Tal vez si hubiera pasado algún tiempo más desde su fundación sí se habría desarrollado más como ciudad-centro de poder. Con esto no quiero negar la gran importancia que tuvo dentro de los últimos coletazos del reino púnico. Pero se me hace difícil pensar en una independecia tal.

  15. #15 Augusto de Cartagena 31 de dic. 2007

    Hola Dressel.

    Respecto a lo primero, lo que pensase Escipión es inaprensible para nosotros. Está claro que se extendió la fama en su juventud de que tenía algún tipo de halo divino (sueños ¿de tipo chamánico?) y que la gente a su alrededor creía en ello y eso le dio ventajas. Lo que sí podemos saber es lo que pensó Polibio, que no se creyó nada de eso (era un griego racional) y que tampoco podía creer que Escipión se lo creyera. Por eso habla de las ventajas políticas y del uso que Escipión hizo de la credulidad del pueblo).

    Respecto al segundo aspecto: Cartagena no se independiza a la manera de Cartago. Era ya una ciudad independiente. Los que se independizan son los bárquidas, exactamente de la misma manera que lo están haciendo en oriente multitud de generales y dinastas macedonios que dieron lugar a las monarquías helenísticas. (Antigónidas de Macedonia, Seleúcidas de Siria, Atálidas de Pérgamo, Lágidas de Egipto, Cipétidas de Bitinia, los Mitridátidas del Ponto...

    Lo que se te hace difícil es romper con la imagen de Polibio. Quizás si vuelves a releer la cita que hace de Fabio Píctor veas más claro mi argumento. Lo que no quita para que no tengas razón: según mi hipótesis Cartagena sería cabeza del reino bárquida sólo entre 226 y 209.

  16. Hay 15 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba