Autor: lucusaugusti
sábado, 22 de diciembre de 2007
Sección: Noticias
Información publicada por: lucusaugusti
Mostrado 25.337 veces.


Ir a los comentarios

Secretos en la colina del Palatino

Dos de los secretos que aún guardaba la colina del Palatino en Roma han sido desvelados: Las nuevas habitaciones privadas de la casa del emperador Augusto y la Lupercale.

El origen de Roma en el Palatino

http://www.fyl.uva.es/~wlatin/loba_capitolina_ficha.jpg

Nuevas presentaciones

Dos de los secretos que aún guardaba la colina del Palatino en Roma han sido desvelados: Las nuevas habitaciones privadas de la casa del emperador Augusto y la Lupercale, la cueva donde la loba amamantó a Rómulo y Remo. Este legendario lugar ha sido encontrado bajo los muros del palacio del emperador.
Los frescos de las cuatro nuevas salas de la Casa de Augusto son de altísima calidad, con el máximo de las posibilidades de la época y constituyen un importante ejemplo de pintura romana de finales del siglo I a.C., según los responsables de la restauración.
La cueva, denominada el Lupercale, por el nombre de la loba Luperca, se encuentra en la histórica colina del Palatino y según la leyenda era reverenciada por los antiguos habitantes de la ciudad como el lugar en que una loba había amamantado a los legendarios fundadores de la urbe, Rómulo y Remo. Los dos hermanos crecieron y acabaron fundando Roma, en el 753 antes de Cristo.

Vídeo: Secretos en la colina del Palatino
La zona recuperada de la casa corresponde al ala este de la gran villa romana, parte que se construyó antes de que Octavio fuera proclamado 'Augusto' y príncipe por el Senado de Roma, el año 27 a.C., convirtiéndose así en el primer emperador.

Plano de la zona

Las cuatro habitaciones recuperadas están en el lado septentrional del peristilo (jardín porticado con columnas), tres de ellas en el mismo nivel y la última en una altura superior, esta pequeña habitación es el "estudiolo (despacho pequeño) del emperador", mientras el resto son el "gran Ecus", sala dedicada a recibir visitas, que tiene pavimentos de mármol; además del "cubículo inferior" y el local de rampa junto a su antecáMara, que comunicaba con la parte superior de la construcción.

Plano de la zona

En este lugar se concentra además de la casa de Augusto y la cripta ahora aparecida (Lupercale), el templo de Cibeles, el de Apolo y las construcciones originarias de Roma y asignadas a Rómulo. El ombligo de nuestra cultura.
La cripta es de planta circular, se encuentra a 16 m. de profundidad, a la altura de la casa de Augusto y próxima al templo de Apolo. Se encuentra muy próxima a los muros de estos dos edificios, en su cara meridional. Tiene 6,56 metros de diámetro, 7,13 de alto y está llena de tierra. Nadie ha puesto aún un pie en ella y ha sido una sonda con cáMara la que ha desvelado una bóveda decorada con mármol, mosaicos y conchas, señal de un recinto importante.


Sección de la cripta

Frente a las primeras noticias que la señalaban como la Lupercale, noticia interesada, han aparecido otras rebajando el valor, y atrasándola en el tiempo. No es la primera vez que se roba protagonismo a Augusto en acontecimientos como este.
Hechos probados son que en ese lugar, este hermoso rincón del Palatino, Augusto y sus colaboradores construyeron la casa del emperador, la de Livia, el templo de Apolo y la plaza con una rampa en su frente que comunicaba con el peristilo ya mencionado, y además la reconstrucción del templo de Cibeles después de sufrir un incendio.

Sala de las máscaras

La casa del propio Augusto se encontraba entre los templos de Apolo y Cibeles, y en el vídeo podemos ver algunos detalles de las pinturas que adornaban sus habitaciones que son alegóricos a ambos dioses. Cibeles y Apolo los protectores del nuevo príncipe, del nuevo Rómulo.
En la arquitectura antigua una forma está siempre relacionada con un uso, y esa cripta de planta circular, abovedada, de forma casi cúbica y en el lugar del Palatino donde aparecieron las cabañas de Rómulo permite pensar que más que aparecer la Lupercale original de Rómulo y Remo, lo que se ha encontrado es una cripta cultual que perteneció a el complejo edificado por Augusto. Algunas informaciones describen dentro de los muros de la cripta la imagen de un gran águila blanca que representaría al emperador.

Bóveda de la cripta

Ese lugar pudo ser el “Lupercale” de Augusto, el lugar donde el emperador preparó la construcción de su imperio.

© Carlos Sánchez-Montaña

Más informacióen en: http://eltablerodepiedra.blogspot.com/


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Sotero21 20 de dic. 2007

    Parece prematuro aventurar nada pero según informaciones recogidas en otros medios el director del Instituto Arqueológico Alemán en Roma (que también trabaja en el Palatino), Henner von Hesberg, alega que “una caverna sagrada no es así” y sostiene que era “un comedor privado” ligado a los pisos superiores del palacio por una escalera. Los críticos aseguran que la naturaleza íntima de la decoración hacer dudar sobre la función del espacio encontrado. Se asegura que tal decoración era típica de las cáMaras privadas de los nobles a finales de la República. Sostienen que la Lupercale, por el contrario, sería un espacio de piedra oscuro y triste y que documentos antiguos relatan que en el interior había una gran loba de bronce. Cada 15 de febrero una ceremonia salvaje de culto al fauno tenía lugar en su interior. Los guardianes del templo, en el paroxismo orgiástico mataban un buey, y despellejándolo, golpeaban a las mujeres con trozos de piel sangrante. Esta ceremonia no encaja con la exquisitez de los adornos y según el arqueólogo alemás “se esperaría un tipo significativamente diferente de decoración”. No se han encontrado aun objetos sagrados, ni vasos rituales, ni altar.

    Aunque el director del proyecto, Carandini no tiene problemas al respecto y está usando el peso de su fama para interceptar toda crítica y de paso conseguir que el Estado italiano(saco de ignorancia supina que se mueve al son del escándalo, del sensacionalismo y del cálculo de rédito político) libre ingentes sumas para su excavación y su gloria (esto me suena...)

    Sin embargo las dudas no se despejan y la caverna lupina parece más bien una “bodeguilla” que un lugar de culto. Se sabe que muchos césares romanos, incluidos Nerón y Calígula, tenían pequeños comedores construidos en los vanos naturales de la roca sobre sus palacios en el Palatino. No parece que Augusto excapara de estos refinamientos. “El espacio es suficiente para un triclinium” sostiene Hesberg.

    http://www.spiegel.de/international/europe/0,1518,520440,00.html

    Por cierto la famosa estatua de la Loba romana, expuesta en los Museos Capitolinos, parece ser que es una copia de la Edad Media, según los últimos análisis metalúrgicos.

  2. #2 lucusaugusti 20 de dic. 2007

    La cripta es de planta circular, se encuentra a 16 m. de profundidad, a la altura de la casa de Augusto y próxima al templo de Apolo. Se encuentra muy próxima a los muros de la casa del emperador. Tiene 6,56 metros de diámetro, 7,13 de alto y está llena de tierra.  Nadie ha puesto aún un pie en ella y ha sido una sonsa con cáMara la que ha desvelado una bóveda decorada con mármol, mosaicos y conchas, señal de un recinto importante.

    Frente a las primeras noticias que la señalaban como la Lupercale, noticia interesada, han aparecido otras rebajando el valor, y atrasandola en el tiempo. No es la primera vez que se roba protagonismo a Augusto en cosas como esta.

    Hechos probados son que en ese lugar, es hermoso rincón del Palatino, Augusto y sus colaboradores construyeron la casa del emperador, la le Libia, el templo de Apolo y la plaza con rampa en su frente y además la reconstrucción del templo de Cibeles.

    La casa del propio Augusto se encontraba entre los templos de Apolo y Cibeles, y en el vídeo podemos ver algunos detalles de las pinturas que adornaban sus habitaciones que son alegóricos a ambos dioses. Cibeles y Apolo los protectores del nuevo príncipe, del nuevo Rómulo.

    En la arquitectura antigua una forma está siempre relacionada con un uso, y esa cripta de planta circular, abovedada, de forma casi cúbica y en el lugar del Palatino donde aparecieron las cabañas de Rómulo me suena a lo que ya he señalado y escrito por Miletonaro "Augusto se consideraba un nuevo Rómulo cuya misión era la refundación de Roma, es posible que Virgilio hiciese referencia a ello en sus Églogas cuando anuncia la venida de un niño mesiánico; ese niño sería Augusto."

    Ese lugar puede ser el Lupercale de Augusto.

  3. #3 lucusaugusti 10 de mar. 2008

    El emperador Augusto abre las puertas de su casa en el Palatino después de 30 años
    ABC - JUAN VICENTE BOO, CORRESPONSAL. ROMA.
    En casi todos los idiomas del mundo la palabra «palacio» proviene del «palatium», la colina más antigua de Roma donde los emperadores levantaban sus residencias para vivir sobre la antigua casa de Rómulo y Remo, míticos fundadores de la urbe. Al cabo de treinta años de trabajos de restauración, la Casa de Augusto abrió ayer sus puertas a los visitantes, limitados a grupos de cinco personas y a un recorrido de cinco minutos, suficiente para admirar las salas en las que Octavio Augusto despachaba los asuntos de Estado.
    Los Foros Imperiales estaban ayer abarrotados de romanos y turistas en la última jornada de visita libre, pues a partir de hoy se paga un billete de 11 euros. Y el epicentro del interés se localizaba en lo alto del Palatino, donde se encuentra la Casa de Augusto, muy cerca de la Casa de Livia, que abrirá también dentro de unos meses.
    Octavio construyó su casa cuando era tan sólo hijo adoptivo de Julio César y llamado a sucederle si el puñal y la espada no acababan con su carrera política como habían acabado con la de su protector. En todo caso, el heredero necesitaba una residencia a la altura de su rango y desde luego que la consiguió.
    El estudio en que trabajaba tiene un sabor egipcio, pues fue «afrescado» por artistas de Alejandría. Por toda la Casa domina el vigoroso color rojo pompeyano, pero cada sala tiene motivos específicos que le dan su nombre: la de las Máscaras, la de las Perspectivas, la de los Pinos, etc. que juegan siempre con motivos clásicos.
    Rómulo y Remo
    Junto a la Casa se encuentra la Bibliotheca ad Apollinis, donde, según Suetonio, Octavio Augusto solía reunir al Senado, dejando claro a los senadores que el emperador era el nuevo protagonista del poder y, por lo tanto, podía citarles en su casa como a cualquier otro ciudadano. La colina de la cabaña de Rómulo y Remo, sacralizada por la presencia de los templos de la Magna Mater y de la Victoria, se convertía en escenario político de un emperador que terminaría por ser divinizado igual que los grandes autócratas orientales.
    Para el ministro italiano de Cultura, Francesco Rutelli, la reapertura de la Casa de Augusto es el colofón de su mandato, pero no de su relación con Roma, que espera continuar como alcalde después de las elecciones generales del 13 de abril tomando el relevo a Walter Veltroni. En su anterior mandato como alcalde, Rutelli se opuso al pago de billete en los Foros, pero su último acto como ministro ha sido, afortunadamente, imponerlo de una vez por todas, pues es imprescindible para devolver la dignidad al escenario mas importante de la antigua Roma.
    El control del acceso permitirá limitar el número de visitantes que vienen sólo a pasear y también el de carteristas, pues las vías de fuga se reducen ahora a tres, y todas bajo control. El sistema de billetes permitirá, sobre todo, contar con más recursos para el cuidado del yacimiento, donde los senderos se llenan de charcos cuando llueve, y donde abundan los pasajes con grietas que pueden costar la rotura de un tobillo al turista distraído.
    Tanto el ministro de Cultura como el conservador del Patrimonio Arqueológico de Roma, Angelo Bottini, han prometido que se pondrán carteles para identificar claramente cada uno del medio centenar de monumentos que se encuentran en los Foros. Pero la mejor decisión es la de abrir de nuevo al público -ahora que el flujo de visitantes estará más controlado- otras tres joyas que ha sido imposible visitar en los últimos treinta años: el Templo de Rómulo, la Casa de las Vestales y la iglesia de Santa María Antigua. El templo fue construido en el siglo VII en el centro de los Foros y fue decorado con Maravillosos frescos bizantinos, pero tuvo que ser abandonado, pues las crecidas del Tíber inundaban la zona una y otra vez hasta que los piamonteses, lograda la unidad de Italia, levantaron los diques -los «lungotevere»- que encajonan demasiado el río pero lo mantienen en su sitio en caso de crecida.
    La Casa de las Vestales, junto a la Vía Sacra, conserva el recuerdo del mito fundacional, pues, como todo romano sabe, los gemelos Rómulo y Remo eran hijos del dios Marte y de la vestal Rea Silvia. Para salvarlos de una muerte segura, alguien los puso en una cesta que confió a las aguas del Tíber. Dicha cesta terminaría parándose en la orilla en el lugar más lógico, el recodo frente a la colina que hoy se llama Palatino.
    Los gemelos fueron alimentados por una loba en algún lugar de la zona que el ministro Rutelli anunció al mundo el pasado mes de noviembre sin acordarse de que la historia de los gemelos es tan sólo un mito. Lo que Rutelli presentó como la gruta de la loba, Rómulo y Remo es, en realidad, un ninfeo de la «Domus Transitoria» del emperador Nerón, el palacio donde vivió hasta que, una vez convenientemente incendiado un tercio de la ciudad, quedó despejada la colina en la que construyo la «Domus Áurea», la otra gran mansion imperial sacada a la luz en los últimos años.

    http://www.abc.es/20080310/cultura-arqueologia/emperador-augusto-abre-puertas_200803100305.html

  4. Hay 3 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba