Autor: Himargo
domingo, 16 de diciembre de 2007
Sección: Protohistoria
Información publicada por: himargo
Mostrado 6.932 veces.


Ir a los comentarios

La Lengua de la Quimera

Nacimiento de la Lengua madre de las Lenguas Mediterraneas hacen ahora algo más de seis mil años.

 

"Afirmémoslo de una vez: la lengua itálica tiene su lugar completamente independiente al lado de la lengua helénica. Después, en su mismo seno, el latín y el umbriosamnita se relacionan mutuamente como el jonio y el dorio, y por último, el osco, el umbrio y los dialectos análogos son entre sí lo que los dialectos dorios de la Sicilia y de Esparta.

Todas estas formaciones e idiomas han sido el producto y son testimonios de un gran hecho histórico. Conducen, en efecto, a afirmar con toda certeza que en una época dada salió de la región, madre común de los pueblos y de las lenguas, una gran raza que comprendía a los antepasados de los griegos y de los italianos; que, en otra época determinada se separaron ambos pueblos; después, que se subdividieron estos últimos en italianos orientales y occidentales, y, finalmente, que el ramal oriental produjo por un lado los umbrios, y por otro los oscos. ¿Dónde y cuándo tuvieron lugar estas separaciones?. Esto es lo que no dicen las lenguas.

La crítica más sagaz intenta apenas presentir en esto revoluciones cuyo curso no puede seguir; las primeras de las cuales se remontan, sin ningún género de duda, a tiempos muy anteriores a la gran emigración que hizo trasponer los collado del Apeninos a los antepasados de los italianos.

La filología, sana y prudentemente estudiada, nos da a conocer con bastante exactitud a qué grado de cultura habían llegado estos pueblos en el momento mismo en que dejaron a sus hermanos y nos hace asistir de este modo a los principios de la historia, que no es más que el cuadro progresivo de la civilización humana."

Historia de Roma, Libro I, pág 39-40.

Theodor Mommsen.

LA QUIMERA

En este trabajo nos enfrentamos a una quimera y lo digo literalmente, pues como podras comprobar el trabajo que realizó Belerofontes se presentaba autenticamente quimerico.

Su importancia es tan grande que émula los trabajos del Herakles, que le son posteriores.

Pero mientras que Herakles es kure, Belerofontes es kera.

Quimera: Lo nuestro más grande es la practica que genera la palabra de nuestro Verbo. Aúnque parece claro que "la palabra de nuestro Verbo" es "nuestra n", y "la practica" que genera es "la Lengua".

Pero tiene una segunda lectura igual de aclaradora. Quimera: Qui-mera: Nuestra "mayor práctica" (mr)... nuestra "Lengua" es... la de los "Qui"ros.

La Quimera en el discurso es un monstruo con cabeza de león, cuerpo de cabra y cola de serpiente y arroja llamas por la boca.

Su cola es de serpiente, son ctonios, un colectivo de naturales del territorio donde se desarrolla el mito, tiene el "cuerpo" de cabra, son una "corporación" de conocedores de la Lengua, pero van más allá de ser meros conocedores, ya que su cabeza es de león, son "legisladores-reguladores" de la Lengua y por eso lanza "bocanadas de Lengua" perfectas (llamas). Leamos el mito.

Glauco rey de Tirinto en el territorio de Argos y su esposa Eurinome tienen un hijo llamado Hipónoo.

Glauco: La palabra de nuestro Verbo está en el contenido de nuestra Ley.

Eurínome: El lugar donde el Verbo es la práctica está en la "n" que es el Verbo de nuestra Ley.

Tirinto: Ti - ri - nto: La Lengua y La Ley están en el conocimiento posible. La Hidra es posterior a este trabajo no así el León, pero ambos se encuentran en el futuro, ya que el León todabía "arrasa" por la Argolide, la culminación de este trabajo será la que dé paso al nacimiento de la Hidra, colectivo de maestros e intelectuales. De momento, en el territorio de Argos se sienten las carencias institucionales de ambas.

Hipónoo: Hipó -noØo: La actividad del Verbo que genera al sentido común está en el Verbo que está en la "n".

Hipo es un prefijo que encontraremos en númerosas ocasiones y siempre con el mismo significado, "lo que subyace tras o bajo de". Lo que "vemos" es el sentido común, pero lo que está detrás es "la actividad del Verbo".

Hipónoo comienza su andadura cuando "mata" a Bélero rey de Éfira.

Bélero: B -éle-ro: La "b" dependiendo de la "l" es el lugar donde el Verbo está en lo más grande. La "b" depende de la ley para ser "nuestra n", lugar donde el Verbo está en lo más grande, y rige en Éfira: E-f -ira: Es nuestra ley de la Lengua.

En la ciudadela de Éfira, donde nacerá con el tiempo Sísifo, ya se está gestando la regulación de la Lengua.

Hipónoo tras esta "apropiación" pasa a llamarse Belerofontes, en el discurso "matador de Bélero".

Belerofontes: Belero -f onte s: Belero es la Lengua que está en el lugar donde el Verbo es únicamente conocimiento posible. Belero es la Lengua en el territorio de Anteo.

Con el propósito de purificarse por el asesinato cometido Belerofontes se dirige a la ciudad de Argos y es recibido en calidad de huésped por su rey, Preto.

Estenebea, esposa del rey se enamora de Belerofontes, pero éste la rechaza y ella, despechada, lo acusa de intentar violarla. Preto está obligado por la ley de la hospitalidad a respetar la vida de su invitado, pero lo manda con una carta sellada ( en la que pide su muerte) a visitar a su suegro Yóbates, rey de Licia.

Preto: El lugar donde el Verbo está en lo posible es "Pr".

Estenebea: Nuestro Verbo es la "n" o es la "b" dependiendo únicamente de lo posible. Y "lo posible" en Preto es "Pr", el método Perseo.

Argos: Únicamente estás en nuestro mayor contenido.

Belerofontes nació en Tirinto, donde Lengua y Ley están en "el conocimiento posible", de allí pasó a Éfira donde se apropia de "la ley de la Lengua" y recibe su nombre.

En Argos se está gestando el método Perseo que unifica las dos Lenguas, cognoscitiva y simbólica o discursiva. Como puedes ver hemos hecho el "camino" de la Lengua desde sus inicios.

Y ahora se encuentra en Licia con su rey Yóbates.

Yóbates: Y -ó bat es: Las "dos leyes" están en el lugar donde el Verbo únicamente es nuestra posible "b".

Licia: Nuestro Verbo genera la palabra y genera la ley.

Hemos llegado al punto y tiempo durante el cual en el territorio de Argos la única carencia política y social es la Lengua.

Para cuando Yóbates lea la carta de Preto, Belerofontes llevará ya diez días invitado en su casa y en consecuencia tampoco puede "matarlo", pero le encomienda un trabajo que si podría hacerlo por él... Matar a la monstruosa Quimera, y si sale victorioso tendrá que matar a unos molestos vecinos, los Solimos y aun deberá acabar con unas amazonas que allí viven.

Para matar a la Quimera, Belerofontes contará con la ayuda del adivino Poliido y la colaboración de Tenia.

Belerofontes aconsejado por "el sentido común está en el origen del verbo que genera al discurso y a la ley" (Poliido) realiza un sacrificio a Posidón y al despertar al día siguiente encuentra a Pegaso esperándolo. Tenia le proporciona un "freno de oro", una "forma de controlar a la ley" en Pegaso y así poder cabalgarlo.

Montado sobre Pegaso, Belerofontes localiza y mata a la Quimera con su "arco y flechas".

En el segundo trabajo ha de matar a unos molestos vecinos, los Solimos: Únicamente estamos en "la ley que genera a la práctica es la práctica que genera a la ley".

La ley que genera a la práctica cuando es la práctica que genera a la ley es "la fuerza de la costumbre". Ese pueblo vecino y molesto es la costumbre que entra en contradicción con el fin que queremos alcanzar haciendo nuestra a la Quimera.

La práctica de los Solimos es la derivada de la costumbre de transmitir a nuestros hijos la lengua materna y esta práctica está entorpeciendo la generalización en la sociedad de la nueva Lengua creada y que abre posibilidades imposibles con la de siempre.

La sustitución de la lengua materna por la Lengua de la Quimera es un objetivo quimérico...pero no imposible. En el trabajo tercero tendrá que matar a unas "amazonas".

Estamos en una sociedad en tránsito desde un matriarcado hacia un patriarcado, cuando las mujeres aparecen siendo las detentadoras de una parcela de poder dentro de la sociedad o directamente del poder, éstas serán nombradas como amazonas, así encontramos amazonas al frente de ejércitos como Delfines, o de clanes como Atalanta, las amazonas tuvieron una dilatada vida, Julio Cesar las encontró en su incursión en Germania, éstas eran descendientes de la Meiga Kirke, las Wal-kiries. En la epoca en que ahora nos movemos controlaban toda la costa cantábrica y eran numerosas no sólo en Arcadia sino también en el Atlas. De hecho Gea era una federación de amazonas y Equidna controlaba todo el comercio del bronce.

Las amazonas aqui referidas son las "madres" que siguiendo la costumbre enseñan la lengua tradicional a sus hijos en lugar de la naciente Lengua de la Quinera. Belerofontes también las "matará", las "convencerá" de las ventajas de enseñar la nueva Lengua a las generaciones nacientes.

Finalmente a su vuelta y realizados los trabajos encomendados es asaltado por unos bandidos, que terminan igualmente muertos.

Y ahora cual Perseo caminaremos de atrás hacia adelante, siguiendo la máxima de "los últimos serán los primeros".

Hay númerosos bandidos en los mitos y algunos tan famosos como Sísifo, bandidos que se dedican a despojar a otros hombres de sus propiedades, sus "conceptos y sus nombres". Pero ahora al "matarlos" Belerofontes se ha apropiado de todo su bagaje cultural y lingüístico.

Será este cargamento el que desencadene los acontecimientos.

Las amazonas convencidas al recibir este cargamento de palabras "b" mueren y con su nueva disposición para la transmisión de la Lengua provocan la muerte de los Solimos, el resultado final es la muerte de la Quimera al ser incorporada a la sociedad.

El mito de Belerofontes nos muestra el proceso con el que se sustituyó de una forma progresiva la lengua original de los Kr, el Eus-kera por la naciente lengua de la Quimera, siendo creado para los ultimos euskoparlantes un territorio que en el mito de Koridwen viene nombrado como el Santuario de Hu, del Herakles, por ser éste el encargado de preservarlo con su lengua para la posteridad, misión que fue cumplida y gracias a su intervención evitaron que este Santuario fuese invadido o colonizado.

Y esta Lengua de la Quimera es la que llevaron consigo los kure en su diaspora posdiluviana de los bueyes de Geriones y los kera de la vaca Io, en su colonización de las nuevas costas y tierras del recien nacido mar mediterraneo trás el Deucalion provocado al "separar" el Herakles las columnas... que antes estaban unidas por el istmo entre monte Olimpo-Acrocorinto-Gibraltar y monte Otris-Efira-Ceuta. Lengua común madre de todas las Mediterraneas y Atlanticas.

Escribe aquí el segundo bloque de texto de tu artículo


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Servan 16 de dic. 2007

     Yo no estoy loca - protestó Alicia.
    -Si no estuvieras loca, no estarías aquí, argumentó el Sombrerero Loco.

  2. #2 himargo 16 de dic. 2007

    Diga lo que quiera de mí el común de los mortales, pues no ignoro cuán mal hablan de la Estulticia (...), soy, empero, aquélla, y precisamente la única que tiene poder para divertir a los dioses y a los hombres.

    ....................................................................................................................................

    En cuanto al motivo de que me presente hoy con tan raro atavío, vais a escucharlo si no os molesta prestarme oídos, pero no los oídos con que atendéis a los predicadores, sino los que acostumbráis a dar en el mercado a los charlatanes, juglares y bufones, o aquellas orejas que levantaba antaño nuestro insigne Midas para escuchar a Pan.

    Me ha dado hoy por hacer un poco de sofista ante vosotros, pero no de esos de ahora que inculcan penosas tonterías en los niños y los enseñan a discutir con más terquedad que las mujeres. Imitaré, en cambio, a los antiguos, que para evitar el vergonzoso dictado de sabios prefirieron ser llamados sofistas. Se dedicaban éstos a celebrar las glorias de los dioses y los héroes. Por ello, vais a oír también un encomio, pero no el de Hércules ni el de Solón, sino el de mí misma, el de la Estulticia.

    Elogio de la locura. Erasmo de Rotterdam.

    Gracias. Himargo.

     

  3. #3 CELTIBERATOR 17 de dic. 2007

    Lo dicho esto se esta volviendo demasiado friki, hasta para mi

    FELICES FIESTAS A TODOS

  4. Hay 3 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba