Autor: Javier Torres
viernes, 04 de enero de 2008
Sección: Leyendas
Información publicada por: Javier Torres
Mostrado 14.060 veces.


Ir a los comentarios

Platón y el mito de la Atlántida

La Atlántida como tema de la mitología europea

En ningún caso el objeto de este breve artíuclo es darle verosimilitud a un asunto tan controvertido, que incluso tiene más aceptación entre los amantes de "lo oculto" que ente los historiadores, si no que simplemente cuento lo que escribió el ínclito Platón al respecto. Lo expuesto por este autor tiene que ser tomado, según mi opinión, como una elucubración suya sobre una supercultura, más que como un hecho histórico. En todo caso, el asunto tracendió hasta llegar a convertirese en un tema clásico de la mitología europea. Como tal lo trato.

Según la antiquísima leyenda, la Atlántida se hallaría situada al oeste de las Columnas de Hércules (estrecho de Gibraltar) y frente a los montes Atlas. Platón habla de la existencia de la Atlántida en su Diálogo Timeo y en el Critias. Según él, la Atlántida pertenecía a Poseidón, dios del mar, que vivía en ella junto a los hijos que había engendrado con una mujer mortal. Posteriormente se fue formando un gran estado en el que vivían diversos pueblos, cada uno con su propio rey.

Cuenta Platón como periódicamente, los reyes de los distintos territorios se reunían en el recinto sagrado dedicado a Poseidón y soltaban toros que eran cazados con lazos y garrotes, sin ayuda de armas de hierro. Además, Platón adscribe esta isla a Poseidón, dios del mar, por lo que los habitantes de esta isla atántica tendrían amplios conocimientos en navegación, muy superiores a los de los griegos y demás pueblos del Mediterráneo. Además su organización social era compleja, con un amplio nivel de estructuración y no uniforme, si no constituída por diversos pueblos diferenciados. Por último, el hecho de que no emplearan armas de hierro y si garrotes, propios de la edad de piedra, nos hablaría de su antigüedad. ¡Menudo compendio!

¿En que momento histórico podría situarse esta leyenda? ¿A qué época se refiere?. Si jugaromos a darle verosimilitud histórica a semejante mito, la desaparición de la Atlántida bajo las aguas podría habría ocurrido hace unos diez mil años, coincidiendo con el final del período glacial Würm V y el comienzo del holoceno. La subida de la temperatura que se experimentó en este período provocaría el deshielo de los casquetes polares, lo que produjo un aumento del nivel del mar que iría inundando los valles más bajos y luego, gradualmente, cotas cada vez mas altas. Este fenómeno ha sido descrito en distintas culturas como el diluvio, recogido en diversas tradiciones, incluída en la biblia.

Tamaño desastre provocaría que muchos pueblos que vivían en los valles perecieran, igual que los habitantes de muchas islas, como la Atlántida. Sólo sobrevivirían los habitantes de las altas montañas y aquéllos que poseyeran un alto conocimiento de la navegación que les permitiera construir naves capaces de surcar los mares embravecidos.

Realizando un juego de historia-ficción, veríamos a estos "Noés", a bordo de sus embarcaciones, arribando a nuevas costas llevando su cultura, agricultura y ganadería. Según la leyenda recogida por Platón, la sabiduría como navegantes y el conocimiento la agricultura y ganadería de los atlantes, sería muy superior a la de los pueblos que habitaban las tierra a donde arribaron sus naves, lo que les otorgó gran estatus.

Cómo ya dije antes, la leyenda platónica de los atlantes puede asociarse a otra serie de mitologías de procedencia diversa, que se refieren a un gran cataclismo ocurrido en la noche de los tiempos y que provocó la llegada a las costas europeas de navegantes procedentes de tierras ignotas. Así, una leyenda gallega atribuye la fundación de Noia a una nieta de Jafet, hijo de Noé, que atracó en estas costas después del diluvio.

Dentro del marco de los pueblos mediterráneos y específicamente los griegos y egeos, los conocimientos de navegación de los atlantes serían conocidos y heredados, según Platón, por los Pelasgos (de donde procede el término pelágico). Platón dice que los pelasgos eran unos expertos navegantes de raza blanca (aunque vivieran frente a las costas africanas) que procedían del W y que eran considerados como divinos por los pueblos colonizados (Pelasgia, Peloponeso,Grecia y el Egeo, antes de la llegada de los Helenos). Serían ellos los que enseñaron a estos pueblos a navegar más allá de las columnas de Hércules y a establecer colonias en el occidente atlántico europeo.

En resumen, una bonita y antigua leyenda sin el menor viso de verosimilitud. Como leyenda la recojo. Que nadie la interprete de otro modo.

Escribe aquí el segundo bloque de texto de tu artículo


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 HPato 18 de dic. 2007

    Serve este comentário para recordar muito brevemente alguns dados básicos a respeito da suposta Atlântida, agora subitamente "renascida" no Celtiberia com a finalidade aparente de postular que os seus sobreviventes teriam nadado - num sprint de proporções verdadeiramente homéricas - até à Galiza, carregados "de nuevas técnicas de agricultura y ganadería", para depois de haverem gozado o merecido descanso na ria de Noia disseminarem "sus conocimientos por los lugares más diversos"… O mito da civilização perdida da Atlântida baseia-se em dois diálogos de Platão, o "Timeu" e o "Crítias", em que o autor ilustra as suas concepções utópicas de filosofia política recorrendo à história fabulosa de uma ilha "maior que a Líbia e a Ásia juntas", situada para além das colunas de Hércules, num "ponto distante do oceano Atlântico". A gigantesca ilha - da qual nunca nenhum geólogo conseguiu descobrir vestígios evidentes - teria sido inteiramente submersa na sequência de uma catástrofe de enormes proporções ocorrida "há nove mil anos", numa época em que a Europa se aproximava dos finais da glaciação de Würm; a catástrofe ter-se-ia registado, portanto, há aproximadamente 11.300 anos, já que Platão escreveu aqueles dois diálogos há cerca de 2.300 anos. Não será demais sublinhar que, anteriormente a Platão, não é conhecida qualquer outra referência a esta suposta civilização. A historieta teria sido contada ao estadista e poeta grego Solon por sacerdotes egípcios; porém, também não existem quaisquer textos egípcios conhecidos que nos falem da Atlântida. Por isso mesmo já autores antigos como Aristóteles, Plutarco, Jâmblico, Pórfiro, Plínio o Velho ou Orígenes negaram a existência real desta ilha-continente. O mito - palavra que neste caso é uma expressão amável e educada para significar disparate - foi relançado no séc. XIX por Brasseur de Bourbourg na sua "tradução" de um códice maia (o "Codex Troano", documento totalmente inventadoo) e, posteirormente, pelos escritos de Augustus Le Plongeon e de Ignatius Donnelly, tendo sido por estes dois últimos autores a Atlântida identificada com o continente perdido de Mu (mais um!) , ou a Lemúria dos teosofistas, segundo Helena Petrovna Blavatsky e Annie Besant. O tema seria popularizado nos anos 20 e 30 do século passado por James Churchward, que localizou o continente de Mu no Oceano Pacífico, baseando-se numas "tabuletas de Naacal" pretensamente escritas nessa língua desconhecida e que lhe teriam sido traduzidas por um misterioso sacerdote hindu em 1866. Churchward considerava Mu o berço de toda a humanidade e defendia igualmente a existência da Atlântida, localizando-a a meio do Atlântico; os seus habitantes seriam descendentes dos de Mu. Os primeiros humanos teriam ali aparecido há dois milhões de anos, chegando a atingir o número de 63 milhões; fundaram colónias em todo o mundo, lançando as bases de todas as religiões conhecidas; estavam agrupados em dez raças e em sete cidades principais, submetidas ao imperador Ra Mu; o continente teria ficado submerso há cerca de 12 mil anos, devido à explosão de bolsas de gás submarinas e aos consequentes terramotos e maremotos. Falar hoje da Atlântida como se de uma realidade histórica se tratasse - ainda que "por supuesto en altíssimos niveles de especulación" (!) - é na verdade tão verosímil como afirmar que a celebérrima caverna a que Platão se refere no livro VII da "República" existiu realmente! No entanto, Platão poderá de facto ter-se baseado em alguns acontecimentos históricos referentes à destruição de ilhas ou localidades mediterrânicas, como o afundamento da ilha de Atalante, violentamente destruída por um maremoto em 426 a. C. (um ou dois anos antes de o filósofo ter nascido), ou o terramoto e maremoto que destruiram a cidade de Heliké e o seu templo dedicado a Poseidon em 373 a. C. (Platão escreve o "Timeu" cerca de 360 a.C.), para a partir deles construir o mito de uma cidade ideal. Aliás, não foi a única vez que utilizou este recurso, já que repetirá o mesmo tipo de novela simbólica numa outra obra, "As Leis", em que inventa e descreve a cidade ideal de Magnesia.

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba