Autor: Lapurdi
viernes, 14 de diciembre de 2007
Sección: Lenguas
Información publicada por: lapurdi
Mostrado 10.115 veces.


Ir a los comentarios

COCHE, CUCHARA, COCHINO

No se trata de un cuento sobre la família "coch", pero si tiene que ver con los coches, las cucharas y los asquerosos pero ricos cochinos. Además de con muchas otras palabras que junto a las anterior comparten significado.

Coche, cuchara, cochino

Siempre me ha hecho dudar la etimologia que Joan Corominas propone para "coche". Según él dice, en la población de Kocs, a medio camino entre Budapest (Hungria) y Viena (Austria), capital del imperio austrohúngaro, se situaba esta población, y que los viajes que se hacían entre ambas capitales se hacia con un tipo de coche de caballos especial, tan bueno que no se debían notar los baches. Así que aquel tipo de coche de caballos, al cual la gente conocía como Carro de Kocsi, con su morfema de gentilicio correspondiente, hizo famosa la población, y por medio de aquella sustitución de la parte por el todo, se tomo el nombre de la población como el nombre de aquel vehículo.

Esto, que parece un poco a cuento de hadas, y que no dudo que fuera cierto, a mi me hace plantear varias preguntas. ¿Por què se dio el nombre de una población, que aunque importante, Kocs, no era ni el origen ni el destino de aquel viaje o trayecto?¿ Por qué el nombre de aquel vehículo (Kocs) dió lugar a nombrar a todos los carros, supongo que hasta entonces se les llamaba así, que tenian forma de coche o carricoche, como aun se les llama? No sé, pero creo que el nombre de "coche" es mucho más antiguo que este de Kocs del siglo XVI y relacionado con otros “coches” que después expondré.

Otra palabra que uno cree relacionar con la “kutxa” vasca, ‘caja’, y la "hucha", es “cuchara”, que también los etimólogos, y está vez a mi no me cabe duda, lo relacionan con un anterior nombre latino “cochlear”. Creo entender que la “ch” podría tener dos valores fonéticos: el de nuestra “ch” actual y el de la “c” como pasa en el inglés actual. No obstante, y vista la evolución al castellano, no así a otras lenguas, parece que predomino el sonido “ch”, pero yo tampoco quiero descartar otras interferencias lingüísticas como son la posible influencia vasca, “kutxa” > “cuchara”, no hemos de olvidar la forma de caja, o cierto parecido funcional, de la cuchara, y la influencia de una raíz, que en la segunda parte expondré, la raiz “otx” o “och”.

Para acabar tenemos uno de los nombres más famosos de nuestro cerdo, el nombre más guarro, más asqueroso, más, también, entrañable y familiar, el de “cochino”. Desde luego no es un “coche” pequeño como puedan pensar algunos italianos, aunque para ellos en su lengua si lo sea. El “cochino”, que puede ser un diminutivo, tiene otro nombre que podría ser el original o primitivo: “cocho”, que en algunos lugares aún se utiliza, y no solo “cocho” sino también “gocho”. Por tanto del “cocho”, más el diminutivo, tendríamos el cochino. El lugar donde vive es la “cochiquera”, o el “cuchitril”, que no destacan ni por su espacio, ni por su limpieza. La palabra cochino tiene por otro lado una connotación sexual, al tratarse el tema sexual como un tema “cochino”. Qué tendrán que ver los cerdos con el sexo, como si practicar sexo fuera algo privativo de los cerdos, o como si fuera algo sucio, dado que los cerdos y sus cochiqueras suelen estar bastante sucias. No viene por ahí el asunto, sino por el hecho que la vagina es llamada en algunos lugares, concretamente recuerdo que en valenciano, “cocho”, otros dicen “chocho”, o cosa parecida. Se ve pues claro que el que hace cosas con este órgano, y más sexual que el no cabe, es un “cochino”, es decir, relacionado con el “cocho”.

Otro de los equívocos con estas palabras “cochinas” se da con la palabra “recochineo”, que va, parece, por otro lado. Según Armando de Miguel apunta que podría venir del latín “coquere”, cocer, y de su participio “coctus”, cocido. Cuando una cosa no solo se cuece una vez sino dos obtenemos el “bizcocho”, que ya su nombre indica como dos veces (biz) cocido (cocho). Pero pienso que aunque el verbo cocer, y concretamente el participio “cocho” pueda indicar lo cocido, y por lo tanto lo “recocido”, es decir, el “recochar”, verbo que no sé si existe, aunque si existe el nombre “recochineo”, veo más su explicación por el hecho de que, como el coche, y como la cuchara y el cochino, el recochineo es poner encima algo de algo que a su vez ya esta encima de algo. Y con eso llegamos al fondo de la cuestión: ¿ qué significa “coche”, “cuchara” o “cochino”? Creo que su significación, a más de basarse en la raiz “otx” o “och”, que en la segunda parte expondré, tiene su significación en el verbo “acochar”, con diferentes significados según la lengua: en catalán quiere decir agacharse, esconderse, en castellano tapar un niño, arroparlo en su cama, en francés (coucher), acostarse. Bien entre las tres propuestas me quedo con un poco de las tres, es decir, sacar una cosa que esta levantada para echarla, para tumbarla, en el lecho o cama. De aquí que cuando son varias las veces que se echan cosas sobre un sitio, ya sea un recochar o recochineo. Y los lugares preparados para tumbar cosas y contener cosas sea el coche, la cuchara o el cocho.

La raiz "och"

Como lo prometido es deuda, en esta segunda parte entro de lleno en esta raiz, que resumo como "och", escrito en algunas lenguas como "otx". En general tengo la costumbre de pensar que todo lo que se parece se une, quizás porque el principio de identididad funciona asi: el parecido nos lleva a identificar cosas, y en nuestro caso, el parecido de las palabras nos debe lleva, al menos a mi, a relacionar de forma más íntima esas palabras, aparentemente con significados muy diferentes.
Hay lingüístas que creen que el sonido "ch" és un sonido sin significado, como todos creen ellos, creado para gustar a los niños, para darle un tono más suave i infantil. Nada más lejos de la realidad. El sonido "ch" es tan digno y tiene tanta fuerza y personalidad como el que más. Quizás lo digas porque en latin aparece poco, y casi se asimilia a una variante de la "c". Para mi és un sonido que da personalidad a palabras como "echar", "lecho", "chapa", "achatar", etc. y al famoso: cha-cha-cha.
Cuando se une este fonema con la "o" forma la raiz "och", con su variante en "uch", que creo tienen ambos el mismo significado. Pero antes de avanzar el significado voy a dejar que por los ejemplos el lector adivini cual és.
Decimos que uno esta "pocho" cuando esta enfermo, es decir, no esta firme, se desmonta y debe reposar en la cama. También las verduras, cuando se las frie o cuecen se ablandan, y se quedan aplastadas, chafadas, como le pasa a la cebolla en el vúlgar sofrito. También a las judias, quizás a un tipo concreto de judias secas, se les llama "pochas".
Otro nombre es "bocha", palabra utilizada para definir las bolsas que forman la ropa amplia, que deja "bochas", que aunque no son "bolsas", tanto fonética como semànticamente son tan parecidas. Una variante de la "bocha" és el estómago de los rumiantes o "buche", y a los embutidos, que se meten dentro de una tripa, (espécia de bolsa), se le llama "embuchar" y "embuchado". Queda claro que la bochas y los buches són espacios donde se acumulan y se depositan cosas y más concretamente alimentos.
De la capa, cuando esta cubre también la cabeza, se forma la "capucha", que podriamos decir que es la capa de la cabeza, o quizas le viene el nombre de "cap" (cabeza), no sé. Pero si creo que "ucha" se refiere a la "bocha" o hueco donde se refugia la cabeza.¿ Casualidad que esta "ucha" coincida con las otras palabras con las que comparte "ucha"? Lo seria si solo fueran dos o tres casos, pero hay más.
La babucha es, como todos saben, las zapatillas o zapatos que usan los árabes. Segurament el origen de la "babucha" se encuentre en la lengua árabe, pero la terminación "ucha" es muy gràfica atendiendo a la forma de zapatilla de las babuchas que cubren la punta de los pies.
Cartucho, otra palabra que acaba en "ucho", la terminación final en -a, -o, o -e, no tiene importancia, ya que se debe a morfemas de tipo masculino/femenino u otros. "Cart-" , como carta, cartel, pancarta, viene de la raíz del verbo "carr", acarrear, del cual surgen palabras como "carro". También en vasco "ekarri" significa 'llevar'. Por tanto son cosas que sirven para llevar, y en el caso del cartucho, además tiene  una forma especial de depòsito para llevar la pólvora.
También tenemos la palabra "est-uche", otro recipìente para poder llevar los lápices o otros pequeños instrumentos.
Otras palabras las encuentro en otras lenguas: por ejemplo en el catalan "cl-oxa" es un panecillo que se vacia de la miga para rellenarlo luego con diferentes comidas y ingredientes, por lo tanto és una forma más de hacer los bocadillos sin cortarlos sino vaciandolos y rellenandolos luego. La forma que queda del panecillo es la que ya sabemos y que sirve para contener cosas.
En el francés una palabra muy parecida a la anterior es "cl-oche", campana, con su forma concreta y especial, y que deja un espacio para introducir el badajo, que golpeará sus parecedes metálicas.
Ya para acabar, y no poner palabras de más dfiícil intelección, tenemos el "cucho" (no perro) de crema, todo rellenito por dentro, pero formando una especie de rollo  sabroso de pasteleria.
Por lo tanto, tanto el coche, como el cochino, como la cuchara. todas comparten la raiz "och", con su significado de lugar cerrado donde depositar cosas, o, también suelo concreto donde se depositan cosas. En fin, el concepto se lo haga cada uno como mejor se acomode a la realidad.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Sotero21 23 de dic. 2007

    Lapurdi, por si es de su interés. De críos jugábamos al "gocho" que consistía en meter las canicas (bolitas de cristal) en tres "gochos" o agujeros que se excavaban en tierra. Ya más jovencillos, con Pinta de Travoltas provincianos, las niñas que rondábamos eran "pochitas" o "pochas" según la edad. Así "vamos a sacar a bailar a esas pochitas" era para ir a por las de nuestra edad. Si eran "pochas" había que armarse de valor, porque si no te daba un guantazo algún chico mayor más o menos encelado, lo más que conseguías era una mirada de altivo desprecio femenino. Pero a veces funcionaba, con el consiguiente peligro de "empocharse" que era lo peor que nos podía pasar y que era algo así como enamorarse, pero a lo bestia

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba