Autor: Servan
miércoles, 12 de diciembre de 2007
Sección: Leyendas
Información publicada por: Servan
Mostrado 10.007 veces.


Ir a los comentarios

Eros y Psiquis

El mito de Eros y Psique en la tradición y el folklore.

El pájaro azul.

En mi art. El asno de oro, mostré la curiosa circunstancia que este relato de Apuleyo aparezca en un Evangelio apócrifo y en un cuento popular chileno.

El relato de Eros y Psiquis se encuentra también en un cuento chileno, recogido por Julio Vicuña Cifuentes (Estudios de Folklore chileno, Rev. Chil. de Hist. y Geogr. N· 1, Stgo. 1911).

Un caballero y una princesa eran amantes, él entraba todas las noches en su cuarto, pero le advierte que no debe conocer su identidad ni verlo desnudo.

Una noche ella enciende una vela y y ve sus alas azules. Una gota de cera despierta al caballero, quien la recrimina y escapa trasformado en un pájaro azul.

La princesa está encinta; deja al niño con su madre y parte en busca de su enamorado.

Para encontrarlo, deberá gastar sus zapatos. En una variante, los zapatos son de hierro.

Finalmente le encuentra en un castillo, pero el pájaro está moribundo.

-Tu curiosidad nos perdió, pero tu constancia nos ha salvado, dice el caballero. Se trasforma en un príncipe y viven felicas. En otra versión, jamás le encuentra.

"Este cuento, fundado en la prohibición de ver, pertenece al folk-lore universal. Todos los autores están conformes en que se trata de una reproducción de la leyenda de Psiquis y Cupido, derivada de la fábula clásica de Apuleyo...como ya lo notó Bonilla y San Martín (El mito de Psiquis, 1908), los estudios de los orientalistas modernos permiten adelantar que... no nació en Roma, sino en la vieja India"

"En opinión de los sanskritistas, la versión más antigua de la leyenda está contenida en el Sathapata-Bráhmana, tal vez como glosa de un himno védico."

La apsara Urvasi se enamoró de Pururavas y consintió en unirse con él bajo promesa de que nunca se mostraría desnudo ante sus ojos.

Un relámpago muestra desnudo a Puruvasi, y Urvasi desaparece. Busca a su mujer y la encuentra trasformada en cisne. Más tarde Pururavas se trasforma en gandharva.

"Esta leyenda, con las modificaciones consiguientes, fué aprovechada por Kalidasa en su drama Vikramorvas y por los autores del Maha bhárata, del Kathasaritsagara, del Visnu Purana, del Harivamsa y del Kathaka.

Su difusión en Oriente debió ser muy grande y Apuleyo, primer autor clásico que la trae, la oyó probablemente en alguno de sus viajes y la reprodujo en el Asno de oro.

A mí me contenta sobre todo la interpretación que le dá la Marquesa de Lambert, que ya tuvo en su abono la aceptación del gran Leopardi...Psiquis es el alma y el alma está unida al cuerpo para gozar y no para conocer...porque el Ser de los Seres desea permanecer desconocido"

Entre las numerosas obras derivadas anota: Historia del Caballero del Cisne, en La gran conquista de ultramar; el Lohengrin de Wagner; E. Cosquin, Contes populaires de Lorraine, etc.

En pintura, anotaremos las perdidas Leda y el cisne, de Leonardo y Miguel Angel, y otras con el mismo tema.

Dice la Encycl. Brit.: Lohengrin, the hero of the German version of the legend of the Knight of the Swan. The story is based on two common motives; the metamorphosis of human beings into swans, and the curious wife whose question brings disaster.. by the Germans the tale was attached losely to the Grail legend; in France it was adapted to glorify the family of Godfrey de Bouillon.

The German story appears at the end of Wolfram von Eschenbach's Parzival.. The story was followed in its main outlines by Wagner in his opera.

Versión inglesa Chevelere assigne (Brit. Mus.); versión francesa , Le chevalier au cygne et Godfrey de Bouillon (Reiffenberg), etc.

Dice Wind: "Cuando Psique, en la historia de Apuleyo, sucumbe al deseo de ver a Amor con sus ojos provoca la desaparición del dios, y sólo cuando ha expiado su curiosidad y obtenido el recipiente de la belleza del reino de los muertos, le será permitido unirse al Amor trascendente, del cual concibe una hija "que nosotros llamartemos Voluptas", quam Voluptatem nominamus.

La lectura que Beroaldo hace de Apuleyo es respaldada por un importante pasaje de Plotino sobre cuadros y fábulas de Amor y Psique:

'Que lo Bueno está Allí se demuestra por el amor, que es el compañero natural del alma, por eso tanto en cuadros como en fábulas, Eros y Psique forman pareja. Porque ella es de la estirpe de Dios, pero diferente de Dios, y no puede sino amar a Dios. Mientras Permanece Allí, conoce la pasión celestial...pero cuando genera...entonces prefiere otro amor...Pero aprende posteriormente a odiar el capricho cambiante de esta tierra, regresa de nuevo a casa de su padre cuando se ha purificado de los aspectos terrenos y recobra la felicidad.'

La mención de los zapatos de fierro que la princesa debe gastar, recuerda el zapato perdido de Cenicienta, y por ende los mitos hindúes de la Aurora crepuscular, quien no puede unirse al sol del atardecer (su padre, en Piel de Asno) sino debe vagar por las sombras de la muerte hasta el amanecer, en que desposará al joven sol.

El sol es el huevo de oro del ave, la luna el de plata.

Gubernatis: "Quand le héros, ou l'héroïne, se change en oisseau aquatique, quand il devient un cygne, qu'il est conduit par un cygne, ou qu'il monte un cygne, c'est l'indication qu'il traverse la mer de la mort et qu'il retourne au royaume du Saint Graal"

El cisne es el ave que inicia el ritmo pitónico.

Nous voyons déjà, dans les hymnes védiques, les Açvins, les jumeaux conduits par des cygnes, s'identifier tantôt au crépuscules et tantôt au soleil et à la lune; Lohengrin est le soleil; le frère d'Elsa est la lune".

E


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Servan 12 de dic. 2007

     Arquidioniso. El nido del Struz, el ave del amor, puede verse en el Erídano, río de la muerte que corre a los pies de Orión, así como las cáscaras de los huevos. Al parecer los huevos fueron quebrados por el Toro.

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba