Autor: Lapurdi
miércoles, 28 de noviembre de 2007
Sección: Sobre las palabras
Información publicada por: lapurdi


Mostrado 9.318 veces.


Ir a los comentarios

EL CHICO "CHE"

Un apelativo para llamar a la gente en la lengua catalana/valencia és "chic/che", y de aquí tomó el argentino este apelativo para llamar a los compañeros:"che", y este apelativo dió el nombre a una de las personas más emblemáticas de Latinoamérica: Ernesto Guevara, el Che.

EL CHE ARGENTINO

Segun Wikipedia "che" es una expresión que utilizan los argentinos rioplatenses, que sirve para llamar a alguien. Es similar al "oye" o "hombre". Parece claro que fue una aportación de la exclamación valenciana "che" utilizada también, además de como vocativo, como exclamación o interjección. Es un sustituto de "tu" o del "hombre".
Se supone, pues, que los valencianos llevaron la "interjección" a esas tierras que van desde Argentina a Brasil, pasando por Paraguay, Uruguay y parte de Bolivia. Allí es sinonimo de "hombre" y en otros paises latinoamericanos la palabra "che" es sinónima de argentino.
De como llego a Argetina y se extendió Wikipedia no da más detalles, pero está claro que una de las personas argentinas que más alto ha dejado este "apelativo" ha sido Ernesto Guevara de la Serna, el Che Guvara, del que ahora se cumplen 40 años de su asesinato por el ejercito boliviano.
El adjetivo "chico".-
Todo el mundo conoce el adejtivo "chico" utilizado para todo aquello que es pequeño. En vasco también existe "txiki", 'pequeño'. También en catalàn: "chic" o "chiquet". En otros idiomas también hay la raiz "xic" que da nombre como "pichico" o "pichic". Pero quizás és en catalán donde este adjetivo es utilizado com más substantividad ya que "chic" podria ser sinónimo de "poco": un xic igual a uno poco. Pero es en las relaciones humanas donde esta palabra se ha utilizado más, ya no solo para llamar a niños, sino a personas adultas, como los andaluces que les gusta llamarse entre ellos "niño" o "niña", aunque se tenga 80 años.
Lo curioso del caso és que este apelativo tan utilizado para llamar a alguien y no decirle por el nombre fue variando según el dialecto. De "chic" más de uso general pasó en el dialecto de Tarragona a "chec", y por la dificultad en la pronunciación de la "-c" final, los valencianos, también lo utilizaron ampliamente y en voz exclamativa, con lo que la "-c" final fue desaparaciendo y ahora solo queda "che".
Es curioso ver, pues, como una sencilla palabra va dando vueltas, con un desgaste lógico y llega a otros confines de la tierra, desde el cual nos vuelve con renovada fuerza y uso.

Escribe aquí el segundo bloque de texto de tu artículo


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 lapurdi 03 de dic. 2007

    Silmarillon, gràcias por tu aportación, que he de decir que venia mal guiada por Wikipedia. Ya me extrañaba que un elemento valenciano, "che", pudiera tener tanta trascendencia en zona americana, especialmente una zona dominada por el guaraní. Por ello no dudo en tu aportación, al contrario, me he informado y he visto que "che" no solo quiere decir "mio", sino también, "yo", "me" y "mi". Lo que se me hace más difícil entender como acompañan el "mio" o el "me" en palabras que son apelativos, vocativos. Quizás habriamos de ir hacia construcciones como las nuestras militares: "mi general", "mi sargento", cuando todos sabemos que no son "nuestros", más bien al contrario, pero hay una pertenencia en cuanto a reconocerlos como que nos afectan, que tienen que ver con nosotros. También "mi rey" o otras parecidas, y las construcciones reflexivas verbales, una tanto redundantes, donde el "yo" está un poco demàs, como: "Me te pones delante", no es nada necesario el "me", pero... o "Me le dices que...", cuando uno habla a "tu" de algo para "el", y no para "me", pero.... Bien son construcciones especiales que debieron influir en el castellano conquistador, para llegar a ser conquistado.

    Pero lo que queria hacer incapie es en la palabra "chico", o "xic" catalán, o "txiki" vasco. El "che" valenciano si que parece provenir de este "xic" catalán que da lugar al "xec" tarragoní. Esto me despierta el interés por saber el orgien de este "xic".

    Creo que hemos de descartar los origenes extraños como el latín "ciccus" o "ciccum", (parte de pulpa comestible de algunas frutas, o membrana fina de las frutas púnicas), o el origen árabe "siqq", (parte, mitat, lado...), aunque para mi este significado se acerca más, o el griego "kiko" (travieso). Para mi es el vasco, con su "txiki" que junto a otras lenguas parecidas (ibérico incluido)`pudieran haber actuado como sustrato lingüístico y el latín de estas zonas tomar este nombre plenamete. También el catellano demuestra tener mucha influencia vasca en su léxico y en su fonética.

    Queria, no obstante, hacer una aportación más: la raiz "x-ic" podriamos separar-la en dos subraices: "x" con su valor concreto como "depósito", como en los vocablos "echar", "chal", "charco", etc. y la raiz "-ic" que en vasco actua como morfema del caso partitivo, "de", y, por lo tanto, seria la lectura o interpretación de "x-ic" como "del depòsito", ya que suele ser algo que se extrae de dentro, que se extrae, como en las palabras "mica", en catalán  'poco', o "miga", o "pic" o "pica", o "pizca", ... Todas ellas palabras que comparten este partitivo "-ic", ya que el niño como todas las pizcas son cosas que se extraen de un todo, en el caso del niño del todo que es la madre. Por definición un partitivo ya es una parte, siempre más pequeña que el todo de donde se extrae. Otra palabra muy parecida foneticamente a "chico" . Se traca de "cheque", que también quiere indicar la extracción de una parte del total de un capital situado en una cuenta bancaria. Curiosamente en inglés existen tanto "xick", pollito, jovencito, como "check" con el sentido de inspecció, muestra del interior para inspeccionar una cosa, y de aquí el sentido de comprovación, inspección, chequeo.

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba