Autor: Xabrés da Teixeira
sábado, 17 de noviembre de 2007
Sección: Toponimia
Información publicada por: xabres
Mostrado 29.495 veces.


Ir a los comentarios

"Cortello" de lobos

De cómo coger un lobo vivo, con las manos.

Escribe aquí el primer bloque de texto de tu“CORTELLO DOS LOBOS”

(O  como coger un Lobo con las manos)

 En el pueblo de Lubián, sede del ayuntamiento del mismo nombre, en lo que ahora se viene llamando la Alta Sanabria, existe una curiosa construcción, desde tiempos casi inmemoriales, que tiene este nombre: “O CORTELLO DOS LOBOS”.

 Yo, he tenido el honor y el placer de conocer a D. Felipe Lubián, carpintero, molinero, labrador y por ende padre de la familia Lubián Lubian, el cual en alguna tarde de otoño, en el corral de su casa, y al “agarimo” de una rayola de sol, un torrezno asado y una buena jarra de vino, elaborado con uvas de Toro, nos contaba sus aventuras como molinero y sobre todo gran conocedor del rito de coger los lobos en el “cortello”.

 El “cortello” es un recinto circular, excavado en la ladera de la montaña, por encima del pueblo de Lubián (tanto el gentilicio como la toponimia se confunden), cerrado por un muro de piedra de más de 3 metros en la zona baja del mismo y aproximadamente cinco e la mas alta.

 Cuando se barruntaba, que el lobo rondaba la zona, en busca de comida, normalmente ya casi en el invierno, pués en las sierras ya no quedaba ganado, el cánido se acercaba a los pueblos, y solía “achagar” y comerse los “rixelos” y algún que otro perro de caza. Evidentemente los mastines no se atrevía con ellos, sobre todo con los formidables mastines leoneses, protegidos con las “carrancas”, entonces como decía se procedía al intento de captura del enemigo de los pastores. (Hoy las cosas han cambiado, tanto para el lobo como para los pastores, ya casi no quedan ni de uno ni de otros)

 Para capturarlo, se introducía dentro del “cortello” un “rixelo”, año o cabrito, que por su edad y al echar en falta el calor del rebaño, o de su madre, se dedicase a balar durante la mayor parte de la noche, con el fin de que el lobo, atraído por sus balidos, intentase cogerlo para comérselo.

 El lobo una vez localizado, el pobre “rixelo”, no se lo pensaba mucho y saltaba al interior del “cortello”, lo que no sabia era que aquella seria seguramente, la última vez que comiese un cabrito, o cordero.

 Una vez que el lobo daba cuenta del animalito, como es lógico, éste dejaba de balar, señal para los del pueblo de que el depredador estaba dentro.

 Entonces con lazos, estacas, y “horquillas” de madera, capturaban al hambriento animal vivo, que era de lo que se trataba.

 Aquí comenzaba la segunda parte del ritual, pués una vez capturado el lobo, durante unos cuantos días, se lo llevaba en casi procesión por todos los pueblos de los alrededores, para que los habitantes de los mismos, colaborasen en el mantenimiento del “cortello” y su muro.

 Esta tradición ya debe hacer unos cuarenta años que ha desaparecido, aunque al “CORTELLO DOS LOBOS”, depuse de su restauración, está apto para su uso, aunque creo que ya no hay “rixelos”, para introducir dentro, y lobos deben quedar muy pocos.

 Si alguna vez pasáis por la autovía de la Rías Baixas, justo entre las portillas del Padornelo y La Canda, y si no lleváis mucha prisa, merece la pena desviarse hasta Lubián, os encontrareis con gente muy acogedora que os enseñará el “Cortello”, algo de nuestra historia etnográfica, que está en vías de desaparición.

 Un cordial saludo

 artículo


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 ragel 18 de nov. 2007

    Es

    Buscando sobre Chorcos, he encontrado en el libro “Costumbres asturianas” de C. Cabal; el  capitulo “Entre el “caleyu” y el “xorco”:

     

    “….se valen de esta caza todavía para acabar con los lobos, varios pueblos de monte de León, y los que ya no la emplean, aún saben de los pozos de otro tiempo: Los pozos, xorcos, o fosas, indefectiblemente se cubrían de una “corona” de ramas; de una “corona” de ramas con las puntas hacia dentro, y sujeta con piedras por fuera. Encima de una tabla, bien arriba, y debajo de las ramas, balaba como cebo un cabritilla…y él iba hacia el cabritilla a toda prisa, buscándole entre las ramas, sepultándose luego en las profundidades de la fosa.

    El xorco en Sonname w:st="on" productid="la Corona">la CoronaSonname>, repitámoslo…..Cerca de Vegarienza, de León llámese a un promontorio Las Coronas, sin que quiera expresar esta palabra que allí se coronaran nuestros reyes. Lo que quiere decir, a buen seguro, es que en aquel lugar hubo una “croa”, la “corona” gallega, que es el castro. Un castro debió haber en Sonname w:st="on" productid="la Corona">la  CoronaSonname>, y acaso la vieja ermita que es hoy una oración que sube a Dios en busca de claridades, fue “por aquellos tiempos” un santuario en que iban plegarias a los manes a la búsqueda de caza…

     Y bien, cómo se llaman estos “xorcos” en que se cogen lobos , en León?

    “Calechos”-esto es, “caleyos”.

     

    El capitulo es mas extenso, habla también sobre la “caza del oso” en el “xorco”, si lo vierais interesante lo reproduciría. El libro es de 1931.

    cribe aquí (borra esto).

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba