Autor: Servan
viernes, 26 de octubre de 2007
Sección: Opinión
Información publicada por: Servan
Mostrado 33.833 veces.


Ir a los comentarios

España, Iberoamérica

Tenemos un pasado común. ¿Puede haber un futuro?

Después del desplome soviético, USA queda como el poder omnímodo. A lo lejos, emerge China. El resto, es satelizado o predado.
¿El fin de la historia?
En Iberoamérica hay muchos que rechazan esta disyuntiva, no desean el papel de patio trasero ni ser presa, desean conservar su identidad cultural, su albedrío. Atomizados, con querellas internas, débiles. Sardinas frente al tiburón. Peones de un ajedrez en que no pueden coronar.
¿Es muy diferente la situación europea? ¿No están también atomizados, debilitados, satelizados, funcionales a los intereses económicos y estratégicos del Imperio?
No me parece posible un futuro para Iberoamérica sino en la medida de una conjunción, una estructuración de intereses comunes (que en alguna medida se han dado en Europa, superando viejos antagonismos).
Así también me parece importante para los intereses de España e Iberoamérica un reencuentro, la búsqueda de intereses comunes, un mutuo fortalecimiento.
Desconozco el caso Brasil/Portugal, tengo la impresión que sus lazos son mucho más estrechos.
En este sentido, dada la -supuesta- importancia de estrechar lazos entre pueblos que tienen una historia, cultura, religión, raíces étnicas e idioma en común, quisiera plantear algunos problemas que me parecen importantes.
Ante la aplastante invasión cultural USA, propiciada por la burguesía satelital, manifestada en la TV, cine, ropa, spanglish, american way of life, alimentación, modelos políticos, etc. etc., valorizar nuestra herencia cultural mediterránea, grecolatina, cristiana.
Estimular el fortalecimiento de nuestra cultura, idioma, costumbres, y desincentivar la introducción de culturas foráneas desintegradoras, a todo nivel.
Tener una política preferencial de tránsito de personas. La actuales restricciones son a mi parecer muy negativas.
Sancionar enérgicamente toda manifestación de racismo. El racismo es, a mi parecer, esencialmente imbécil, anticristiano, antihumano. Ello me parece ya razón suficiente, pero además es muy dañino para las relaciones entre los pueblos y conspira contra toda posibilidad de acercamiento y -por lo tanto, a mi juicio- de fortalecimiento autónomo de ellos en el futuro.
En estos días se vé en TV la penosa escena de un rufián que en Barcelona atacó cobardemente a una muchacha ecuatoriana. Lamentable; son cosas que pasan. Pero es desagradable que nadie le prestara ayuda, que el malhechor no fuera inmediatamente arrestado, y peor aún, escucho la noticia que ha sido liberado. Esta lenidad ante un acto brutal que ofende a todos los iberoamericanos, da para muchas interpretaciones y perjudica seriamente los esfuerzos de acercamiento.

Es


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios cerrados por el administrador Ego
Motivo: Desvío de la cuestión.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Servan 10 de nov. 2007

     Tuatha. En Chile el problema es complejo. Hubo un recambio de oligarquías. Por ej., primero la reforma agraria, que contó con el apoyo de la Iglesia. Después de 11 las tierras llegan a nuevas manos, lo mismo la industria estatizada. Una nueva burguesía, muy dinámica, vinculada a USA, sin tradición democrática, proclive al fascismo-USA. Desarmadas todas las estructuras democráticas, se apoderaron del país, lo trasformaron e iniciaron una nueva época, economicamente exitosa. La actual economía de Chile es exactamente la misma de Pinochet y nadie tiene la menor intención de cambiarla. Esta nueva burguesía ya no necesita el fascismo, es dueña del país y gobierna por medio de los partidos supuestamente de centro-izquierda. Se reparten una buena torta. Debido a las inepcias de los gobiernos de centro izquierda -en la práctica de derecha- el próximo gobierno seguramente será de los partidos de derecha. Pero por supuesto nada cambiará.
    Solo matices del discurso. Que si hay que vender la píldora del día después o no, que si hay que distribuir condones o no. Estos son los grandes temas de la política chilena.

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Comentarios cerrados por el administrador Ego
Motivo: Desvío de la cuestión.

Volver arriba