Autor: arenas
domingo, 20 de mayo de 2007
Sección: Noticias
Información publicada por: arenas
Mostrado 13.422 veces.


Ir a los comentarios

man_Camelle

-

El legado de man amenaza ruina 19/05/2007 (Firma: Eduardo Eiroa | Lugar: cee) Camelle goza desde esta semana de una casa de la cultura que lleva el nombre de Man. Costó 700.000 euros y, aunque llevó su tiempo, se hizo. Varios pisos con mucho hormigón y cristal e impresionantes vistas. Suelos en madera, sillas de diseño y nuevas tecnologías. A pocos metros de allí sigue en pie la casa que en su día ocupó Manfred Gnädinger. Una vieja cinta de plástico de la policía local de Camariñas insinúa que allí no se puede pasar. Eso ponía antes un cartel clavado en un madero, que nadie se molestó en reponer cuando desapareció. Las rocas que Man decoró con sus manos y convirtió en su obra han perdido el color. Botellas sucias y trozos de redes y otros desperdicios decoran la escena. En la pequeña casa sobre las rocas hay cristales rotos y el interior parece cada día un poco más deteriorado. Ni un sólo euro de tantos fondos públicos se empleó aún en salvar un legado que casi amenaza ruina. No se han catalogado sus obras ni se ha cuidado la casa en la que vivió durante décadas, labor bastante menos compleja que levantar la casa de la cultura. Los 120.000 euros que dejó en una cuenta bancaria se los llevó Hacienda, que jamás insinuó que aquellos fondos pudiesen servir para para lo que Manfred Gnädinger los dejó: cuidar su legado. Va para cinco años que Man murió, y desde entonces ninguna Administración ha hecho nada más que quedarse con su dinero sin mostrar interés alguno en su obra. Nada más prosaico que la muerte de un poeta.. http://www.lavozdegalicia.es/se_cultura/noticia.jsp?CAT=106&TEXTO=5818652

-


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Kaerkwes 20 de mayo de 2007

    Conocí a Man, durante un viaje por la costa da morte allá por el año 1993. Me acerqué a la aldea de Camelle, después haber pernoctado en la playa de Traba. Estaba merodeando por la línea de costa, cuando me ví rodeado de figuras pétreas marinas como si de una imagen onírica se tratara: PIEDRAs pulidas y redondeadas, huesos de cetáceos, y maderas lavadas componían la escena de un extraño jardín marino. Asombrado, penetré en una especie de cubículo natural donde , en su interior, me percaté de que allí moraba un ser humano. Mi cerebro no tuvo tiempo para hacer una interpretación de lo que estaba viendo ya que la figura humana de Man, que miraba silencioso desde la puerta, me hizo reaccionar; me miraba como lo que realmente había hecho: violar su espacio más íntimo. Supongo que su primera reacción molesta se mitigó al ver mi cara de perplejidad, confusión y disculpas. Me mostró en su castellano escueto y gutural todo su tesoro: huesos de diversos cetáceos y PIEDRAs de formas imposibles. Estaba creando un homenaje al oceáno, cálido, real y profundo. Me contó como nadaba y buceaba por las noches buscando algas, de las que se alimentaba, mientras yo me imaginaba aquel ser humano convertido en ser acuático bajo la luna llena. Me mostró un cuaderno gordo de tapas viejas. Me pidió que escribiera o dibujara lo que quisiera y que después le diera unas monedas, lo que yo quisiera, pero al menos una. En aquel cuaderno sobado habiá mensajes y dibujos garabateados de cientos de personas; frases escritas en un puñado de lenguas. En un comienzo de páginas intenté recrear aquel universo de cantos. Añadí la fecha y mi nombre y aporté una moneda de cien pesetas para aquel extraño monumento; o para Man. Nunca lo supe ni me importó. Al fin y al cabo él era aquel mundo y aquel mundo era él. Al cabo de varios años, supe de Man por un reportaje de una revista, que recorté y que os añado. Relata la muerte de Man, después de la catástrofe del Prestige. Ahora Man vuelve a mi memoria al ver este artículo publicado en la celti, lo que me ha hecho rebuscar hasta encontrar aquel recorte y un par de fotos que hice a aquel mini-mundo de Man. Tampoco me sorprende demasiado que mis veinte duros hayan formado parte de la rapiña de cualquier tentáculo del sistema sobre los sueños de Man, ni que "en su memoria" hayan construido el mejor "teleclub" de la comarca. Casi es preferible que el sueño de Man, se incorpore al oceano poco a poco, lugar de donde salío. Cada uno que se quede con lo suyo. Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

  2. #2 patinho 04 de mayo de 2008

    robert bou, oficial de la marina mercante

    «La leyenda del Alemán de Camelle navega por los mares»

    Después de navegar por todo el mundo, el catalán llegó?a Camariñas atraído por las historias sobre Man

    Autor:

    Manuel Sánchez Dalama

    Fecha de publicación:

    4/5/2008

    Bou conoció la historia de Man en sus numerosos viajes por el mundo

     

    -¿Cómo conoció la existencia de Man, y por qué el interés en viajar hasta su museo?

    -La leyenda del Alemán de Camelle navega por los mares. Los buques cambian de tripulación con cierta frecuencia y he tenido la oportunidad de navegar con muchos gallegos. En las conversaciones que surgen bordo, a menudo salen a relucir interesantes anécdotas sobre este hombre. También, hace par de años escuché una magnífica canción de mi compatriota Joan Isaac inspirada en Man, y con anterioridad, ya tenía referencias del documental que el francés Noël Mamére hizo sobre su vida. Busqué información en Internet, conociendo entre otras cosas que, viviendo casi en la miseria, había dejado más de 100.000 euros con la indicación testamentaria de que se empleasen para mantener su legado. Y ahora que estoy en Galicia, la curiosidad, o el instinto, me han traído hasta aquí.

    -Por fin ha visto el museo. ¿Qué le parece?

    -He visto las ruinas de la que debió ser una muy original obra de arte. Tengo la impresión de estar frente a un ser vivo; una especie de gigantesco pulpo con tentáculos de PIEDRA, de PIEDRA viva. No entiendo cómo es posible tanto abandono. La caseta está a punto de derrumbarse, faltan muchas piezas, hay todo tipo de desperdicios en los alrededores del museo.

    -Tal vez no sepa que está previsto constituir una fundación centrada en el legado de Man.

    -Me parece una magnífica idea, pero deberían actuar cuanto antes, porque lo que hoy se pierde mañana será muy difícil o imposible de recuperar.

    -Ha visto muchísimo mundo. ¿Qué lugares del planeta le han impresionado con más fuerza?

    -He estado en ciudades con un desarrollo tecnológico increíble donde las personas viven como si fuesen máquinas, y en sitios donde la miseria es tan espantosa que ofende la dignidad de cualquiera... Galicia es un pequeño paraíso, y tal vez muchos de sus habitantes no lo sepan.

    -¿Alguna experiencia reciente que contar?

    -La buena, compartir viaje a Taiwán con el grupo de teatro La Fura dels Baus. La mala, un encontronazo nocturno con otro barco en el estrecho de Singapur; la proa de nuestro buque se aplastó cerca de tres metros. En los primeros momentos, pensamos muy en serio que nos íbamos a pique.

     

    Tomado de: http://www.lavozdegalicia.es/carballo/2008/05/04/0003_6788938.htm

  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba