Autor: ventero
domingo, 20 de mayo de 2007
Sección: Roma y Grecia en Celtiberia
Información publicada por: ventero
Mostrado 20.323 veces.


Ir a los comentarios

La Naturaleza ayudó a Alejandro Magno en Tiro

Un estudio reciente señala que el rey de Macedonia entró en la isla de Tiro por un puente de arena formado por sedimentos.

-(de varios medios informativos)

En el año 332 a.C, la ciudad-estado fenicia más importante era Tiro, al sur de Beirut (Líbano). Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket Tenía cerca de 40.000 habitantes, que basaban parte de su prosperidad económica en la envidiable situación geográfica de la isla, con dos puertos fortificados ubicados frente a la costa y perfectamente defendibles por su poderosa flota ayudada por barcos sirios y chipriotas. Estaba rodeada por una gigantesca muralla de unos 45 metros de alto. Esas circunstancias hicieron que el invencible Alejandro Magno tardara casi siete meses (de enero a agosto) en tomarla. No lo hizo sólo gracias a sus tropas sino que las fuerzas de la Naturaleza jugaron un importante papel. Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket Al llegar a Tiro pidió a los sacerdotes de Melkart que se le permitiese hacer sacrificios en honor del dios, lo que de forma elegante equivalía a pedir el sometimiento de la ciudad, pues sólo al rey de Tiro le estaba permitido celebrar esta ceremonia. Los tirios se negaron, lo que era otra manera elegante de decir que no estaban dispuestos a someterse; después de todo, su ciudad era inexpugnable. Según un estudio del Centro Europeo de Investigación y Enseñanza de Geociencias del Medioambiente en Aix-en-Provence (Francia), publicado en la edición digital de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, además de la habilidad de los ingenieros del conquistador macedonio, que construyeron un paso elevado de un kilómetro que unía el territorio fenicio a la antigua isla de Tiro, las fuerzas de la Naturaleza se pusieron de su lado para permitirle tomar la ciudad. Los científicos, dirigidos por el doctor Nick Marriner, analizaron los registros de sedimentos costeros de los pasados 10.000 años para descubrir cómo los ingenieros de Alejandro aprovecharon un puente de arena natural, que se generaba mediante grandes restos de sedimentos y olas de baja fuerza, para formar un vínculo permanente con el continente. Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket Según los autores, hace entre 8.000 y 6.000 años existían entornos marinos poco profundos en los seis kilómetros que separaban la isla del continente. Una desaceleración de la subida del nivel del mar postglaciar y la dispersión de las energías de las olas en Tiro provocaron un crecimiento natural de un banco de arena que unía la isla con el litoral. "All'epoca di Alessandro Magno questa sedimentazione era arrivata ad uno-due metri dalla superficie dell'acqua. Fu questa formazione a rendere possibile la costruzione del ponte" explica a Repubblica.it Marriner. Tiro era uno de los mayores objetos de deseo del incansable conquistador macedonio, que quería asegurarse el control de la costa mediterránea para luego proseguir su avance hacia Oriente sin temor a los persas. Ello pasaba por tomar una ciudad que parecía perfectamente asegurada. Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket De hecho, el asedio de sus tropas duró siete meses, en los que intentaron atacar con diversas máquinas, pero siempre fracasaron... hasta que los ingenieros de Alejandro Magno optaron por utilizar estos istmos sublitorales naturales para construir un puente artificial y romper así las defensas de la isla. En situación verdaderamente apurada, un golpe de la Fortuna vino en ayuda de Alejandro: sirios y chipriotas abandonaron a los tirios y pusieron su numerosa flota al servicio de los griegos. El malecón se completó. Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket La ciudad fue tomada al asalto en una operación combinada desde las torres instaladas en el malecón, y otras instaladas en barcos que atacaron la parte más vulnerable de la muralla. Alejandro entregó la ciudad a la rabia y a la frustración acumulada durante siete meses de los asaltantes. Durante el ataque la ciudad fue casi completamente devastada. Murieron unos 8.000 tirios en la dura contienda mientras que Alejandro Magno perdió 400 hombres. Tampoco hubiese podido evitar el saqueo. Los 30.000 tirios que sobrevivieron fueron entregados a los tratantes de esclavos. -Fotos de wikipedia.

-ventero

-

Más informacióen en: http://www.elmundo.es www.Repubblica.it


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 ventero 16 de mayo de 2007

    El parecido entre Cádiz y Tiro es enorme. No es extraño, ya que los tirios fundaron conscientemente Gadir en una zona que les recordaba a su tierra natal. Sólo hay que imaginarse la Bahía rellena para hacerse una idea de cuánto son semejantes estas dos ciudades. A continuación, unas imágenes tomadas con el Google Earth: Photo Sharing and Video Hosting at PhotobucketPhoto Sharing and Video Hosting at Photobucket Ante la incuestionable ligazón histórica que une a Cádiz y a Tiro, y ante la invasión israelí del Líbano (por no hablar de Palestina) y la pasividad internacional respecto a la misma, la "Asociación Cultural Ubisunt?" está intentado promover un hermanamiento ente Cádiz y el Líbano. La primera medida en tal sentido fue el envío de una Carta al Director al Diario de Cádiz, que salió publicada el martes 1 de Agosto de 2006. A continuación va la carta tal como fue publicada: “Tiro es una ciudad del sur del Líbano. En los días que corren el Estado de Israel, está bombardeando sus instalaciones portuarias y su población civil. Lo vemos todos los días en el telediario. Lo que quizá pocos gaditanos saben es que desde ese puerto zarparon un día los fundadores de nuestra ciudad, ya que tirios eran los fenicios que dieron a estas rocas sobre las que vivimos el nombre de Gadir. La ciudad de Cádiz tiene una larga tradición de hermanamientos con otras urbes, hermanamientos a veces evidentes, como La Habana, a veces no tanto, como Torrevieja. El pueblo de Cádiz se ha caracterizado en la Edad Contemporánea por estar siempre al lado de las causas justas. Así, fue foco primero de las ideas liberales, y después de las ideas libertarias. Fue la ciudad en la que, porcentualmente, más personas se manifestaron contra la guerra de Iraq en toda España (o lo que es lo mismo, en todo del mundo). Hoy el pueblo libanés, como el pueblo palestino, está sufriendo en sus carnes el expansionismo israelí. Entre los que mueren y sufren se encuentran los herederos de los fundadores de nuestra ciudad. ¿Qué menos podríamos hacer, ya que la ayuda directa es complicada, que hermanar a nuestra ciudad, Cádiz, con Tiro, nuestra madre? Sería un acto meramente simbólico, pero no sólo de pan vive el hombre. ¡Por un hermanamiento urgente Cádiz-Tiro! ¡Por la Paz entre los pueblos!” saludo ventero

  2. #2 Luxinius 16 de mayo de 2007

    Gracias por este interesante artículo, ventero. Por cierto, tengo una curiosidad. Hablas de unas murallas de 45 m de alto. No tenía ni idea de que en la antigüedad se hicieran murallas tan altas. Creo que en las fuentes se dice que tenían una altura de 150 pies. Hoy día un pie equivale a 0.30 m aprox, pero ¿también en aquella época? Agradecería toda respuesta al respecto. Saludos

  3. #3 ventero 17 de mayo de 2007

    Luxinius, yo también me hice tu pregunta y cualquiera de las dos posibilidades daba por buena pero tras la intervención de Teshub quiero añadir algo (a título de simple elucubración pues no soy entendido en esto). Una primera tentación es efectivamente creer que no se trata de una medida exacta de la altura sino que es una cifra meramente simbólica, con hipérbole para magnificar a quien era Magno. Pero la realidad es que la ciudad tenía un nombre que significaba "roca”, desde antes de Alejandro. Eso indica que la fortaleza debía ser proverbial. En cuanto a las medidas, el codo tenía alrededor de 45 cm. y el pie, alrededor de 30. El pie romano, o pes, equivalía a 29,57 cm. Plinio el Viejo dice que los babilonios tenían un pie tres dedos mayor que los romanos. Según Glotz el pie fenicio medía 31,3 cm. y el griego, 30,8 cm. No debemos infravalorar la capacidad de construir amurallamientos poderosos en tiempos tempranos y más si trata de un pueblo familiarizado con los que construyeron murallas desde un principio: próxima estaba Jericó, la primera población amurallada. En tal sentido, quiero reflejar aquí mi sorpresa cuando vi por primera vez en Castillo de Doña Blanca el lienzo excavado de la muralla fenicia construida en el siglo VIII a.C., cuatro siglos antes que el asedio alejandrino a Tiro, y que tiene una altura de 8 metros sobre el nivel del suelo. No es preciso que los cuarenta metros se deban a construcción o fábrica humana; puede incluirse en ellos la parte correspondiente a la base natural, rocosa, que vista desde el mar forma parte de la defensa y ayudaría a dar tal medida desde el mismo nivel del agua. Las murallas presentaban de trecho en trecho unas torres o bastiones de mayor altura que los lienzos, y puede que alguna (al estilo de la torre del Homenaje de los castillos medievales) destacara sobre las demás. Bastaría que las torres, no la muralla, o sólo una de ellas alcanzara una determinada altura para que un autor hagiográfico la tomara como símbolo de la resistencia que su héroe tuvo que vencer. Por otra parte, los fenicios construían sus ciudades como tells, o sea, la ciudad iba elevándose de nivel construyéndose sobre lo anterior ya derruído, con lo cual la altura de la muralla “sobresaliente” del terreno podía ser por la parte interior de una dimensión razonable y por el exterior daba una altura mayor (sumándole la altura del tell), siendo además, en gran parte, obra de fábrica humana, una vez reducida la porción correspondiente a la elevación natural del terreno. Con este dato del tell no es necesario recurrir a calcular cuánto sería el grosor para evitar el derrumbe, ya que toda la anchura de la ciudad (en su nivel superior) haría de soporte; el ancho ya no tendría que ser de veinte metros sino sólo lo preciso para sostener el tramo “sobresaliente”, que podría medir ocho, o diez o doce metros de alto. A modo de ejemplo de andar por casa, pienso en el Castillo de Santa Catalina de Cádiz, que visité hace menos de un mes. Hay un desnivel de más de 20 metros sobre el agua del mar pero por la parte de tierra no llega a 5 metros. Ya sé que este Castillo no lo construyeron los fenicios, pero puede servir de comparación y además al estar en la que fue primera ciudad fenicia de Europa y junto al templo de Astarté ayuda mejor a hacerse una idea. Además, Gadir significa “fortaleza”, lo que, con el significado arriba indicado de Tiro, nos hace ver la importancia que al amurallamiento o a las defensas de sus ciudades daban los fenicios, mercaderes y en definitiva naturalmente desconfiados o celosos de sus mercancías. En Doña Blanca (ni en Líbano hay un yacimiento tan prístino) hay un corte estratigráfico de 9 metros donde se ven los sucesivos niveles constructivos; está junto a la torre medieval, pero es altamente probable que en otros puntos del yacimiento la superposición pueda llegar a mayor altura, doce, catorce, quince metros. Esa sería la altura del tell debida a fábrica humana; ¿por qué en Tiro no podía ésta ser de algunos metros más, que en definitiva eran los que habría que restar a 40 para medir la altura de las murallas por dentro? Se puede ver el poblamiento "Castillo de Doña Blanca" Si las cosas no fueron como acabo de decir, entonces no olvidemos que Tiro era por aquella época la ciudad más poderosa de Fenicia y, aunque no es algo concluyente, puede llevarnos a que no habría otra ciudad con murallas más altas. En el siguiente grabado se representa Tiro y se ve que lo más significativo son las murallas. Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket Pero es que resulta que F. Manzano y F. Pachón, de la Universidad de Almería, dicen sobre las murallas de la antigüedad lo siguiente: “La elevación de los muros no parece haber excedido a menudo de treinta a cuarenta pies aunque Diodoro da sesenta pies de alto a los muros de Cartago y (Flavio) Arriano da a la muralla de Tiro en la parte frente al continente la extraordinaria altura de ciento cincuenta pies”. Como información complementaria, Diodoro Sículo cuenta que, frente a Tiro, Alejandro dio la orden de construir una torre de asedio (o helepolis) de 53 metros de altura con veinte pisos y equipada con ocho ruedas, para lo que contaba con los ingenieros Quereas y Diades, que habían desarrollado la poliorcética ya con Filipo. Además fue la primera vez que se instalaron las torres de asedio sobre naves. En el grabado del siglo XIX debido a André Castaigne se representa el sitio que comentamos y la altura de las torres puede ponerse en comparación con otros elementos del cuadro. Cada uno que saque sus conclusiones. Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket O sea, no hay un error en la nota de prensa. Fuera ya de los datos, debió ser tan impresionante la altura de las murallas de esta ciudad que más de una vez quedan reflejadas en la Biblia como símbolos o metáforas. En Ezequiel, capítulo 26, se puede leer ”Así dice el Señor Yahveh: Aquí estoy contra ti, Tiro...Derruirán las murallas de Tiro y abatirán sus torres. Yo barreré de ella hasta el polvo y la dejaré como roca pelada. Tiro será presa propicia para las naciones...He aquí que yo traigo contra Tiro, por el norte, a Nabucodonosor, rey de Babilonia, rey de reyes, con caballos, carros y jinetes y gran número de tropas. Hará contra ti trincheras, levantará contra ti un terraplén, alzará contra ti un testudo....Lanzará los golpes de su ariete contra tus murallas, demolerá tus torres con sus máquinas. Al estrépito de su caballería, de sus carros y carretas, trepidarán tus murallas....Se llevarán como botín tus riquezas, saquearán tus mercancías, destruirán tus murallas”. Y en Amós, capítulo 1, se lee: ”Así dice Yavé: «Mi sentencia en contra de Tiro por sus muchos crímenes será sin apelación. Porque vendieron como esclavos poblaciones enteras a Edom, sin acordarse de su alianza con sus hermanos, 10 yo lanzaré fuego sobre las murallas de Tiro”. No sé cuál era la dimensión de las murallas de Tiro; lo que sí sé es que eran dimensiones bíblicas (dicho sea en sentido verdaderamente estricto). Y ello en época de Nabucodonosor, dos siglos y medio antes de que llegara Alejandro, momento en que la ciudad ya se había recuperado y, aunque aquel primer ataque acabó en pacto, tendrían mejores medios constructivos. Por último, hay otra cosa que sí me llama la atención y me resulta más difícil de explicar; se trata de la población: 40.000 personas. Era una ciudad pequeña, de aproximadamente un kilómetro cuadrado. Cádiz en la antigüedad era tres veces y pico más grande que Tiro en su época más esplendorosa y no llegó a esa población, con lo que harían falta viviendas muy elevadas (con muchas plantas) para las que no creo que tuvieran tecnología adecuada. Sólo cabe entender que se trataría de una aglomeración ocasional, producto de la concentración de todos los habitantes que habían ido huyendo de otras zonas conforme las conquistas de Alejandro iban avanzando por Fenicia. Lo que pasa es que las conquistas fueron tan rápidas (y a veces hasta amistosas) que no sé si daría tiempo a que buscaran refugio en Tiro gentes de muchas otras ciudades. saludo ventero

  4. #4 Teshub 18 de mayo de 2007

    ventero, nadie niega la referencia, lo que suponemos es que no resulta exacta. Es cierto que las descripciones de Plinio sobre los malos barrios de Roma con edificios de 10 pisos se consideraron una exageración hasta hace 70 años en que se comprobó que era cierto, y que incluso había de 12 alturas. Pero los fenicios no eran la Roma imperial, sus técnicas constructivas no dejaban de ser hititas, y no constan murallas hititas de esa altura, Hattusas andaba en los 11-12 metros, que era lo habitual de una buena muralla. Por otra parte, como dices, puedes construir en superposición de materiales, pero eso en una isla sale bastante caro -mucho más que reutilizar-. aparte de que si hubiese sido así, ¿porqué no queda un muro de al menos 30 metros de alto.? Alejandro no desmontó las murallas de Tiro, ni nadie posterior, al contrario, los romanso potenciaron la ciudad. Y el mismo sistema de superponer emplearon mayas y teotihuacanos, y ahí están sus pirámides y templos, unos dentro de otros. ¿Por qué en Tiro no hay la muralla ni la plataforma interior de cuando menos 30 metros?. Los principales testimonios antiguos de autores sobre Alejandro son Diodoro, como bien has dicho, Pompeius Trogus (en el resumen de Justino), Lucius Flavius Arrianus, y Quintus Curtius Rufus. El más fantástico de todos es Rufus, que hace aparecer monstruos marinos, entrevistas con reinas de las amazonas y cosas así. Y al hablar de Tiro no dice que sus murallas fueran descomunales, a pesar de que los detalles exagerados y fantásticos le encantaban. Todos menos Arrianus se inspiran básicamente en las mismas fuentes, Calístenes y Clitarcos (lo que tradicionalmente se conoce como la vulgata). Arrianus, inspirado según sus propios testimonios, en Ptolomeo y Aristóbulo, siempre se ha considerado como el texto más serio sobre Alejandro Magno (aunque no haya unanimidad en el tema) La Historia Alexandri Magni regis Macedonum de Rufus recoge la toma de Tiro en los capítulos 2 a 4 del Libro IV, es decir, es bastante extensa. Y si bien precisa el tema de la distancia de Tiro a tierra, y de los problemas para hacer el puente, nada dice de la "impresionante altura" de la muralla de la ciudad, aunque sí habla de sus características: "Africo maxime obiectum, crebros ex alto fluctus in litus evolvit, nec accipiendo operi, quo Macedones continenti insulam iungere parabant, quicquam magis quam ille ventus obstabat. Quippe vix leni et tranquillo mari moles agi possunt; Africus vero prima quaeque congesta, pulsu inlisa mari subruit, nec ulla tam firma moles est, quam non exedant undae et per nexus operum manantes et, ubi acrior flatus existit, summi operis fastigio superfusae. Praeter hanc difficultatem haud minor alia erat: muros turresque urbis praealtum mare ambiebat; non tormenta, nisi e navibus procul excussa mitti, non scalae moenibus adplicari poterant; praeceps in salum murus pedestre interceperat iter; naves nec habebat rex et, si admovisset, pendentes et instabiles missilibus arceri poterant." La única referencia a algo "altísimo" esta´en la descripción del asalto final a Tiro, y en realidad se refiere al ánimo que despertó el asalto alejandrino y a que el propio rey se subió a la torre de asedio más alta. Y lo que si dice es que las juntas de los muros de Tiro se resquebrajaron y cedieron bajo los ataques de las catapultas...algo que nunca ocurriría si la ciudad hubiera tenido murallas superpuestas y compactadas con el interior. "Biduo deinde ad quietem dato militibus iussique et classem et machinas pariter admovere, ut undique territis instaret, ipse in altissimam turrem ascendit ingenti animo, periculo maiore; quippe regio insigni et armis fulgentibus conspicuus, unus praecipue telis petebatur; et digna prorsus spectaculo edidit: multos e muris propugnantes hasta transfixit, quosdam etiam comminus gladio clipeoque inpulsos praecipitavit: quippe turris, ex qua dimicabat, muris hostium propemodum cohaerebat. Iamque crebris arietibus saxorum conpage laxata munimenta defecerant et classis intraverat portum et quidam Macedonum in turres hostium desertas evaserant, cum Tyrii, tot simul malis victi, alii supplices in templa confugiunt, alii foribus aedium obseratis occupant liberum mortis arbitrium, nonnulli ruunt in hostem, haud inulti tamen perituri, magna pars summa tectorum obtinebat saxa, et, quidquid fors in manus dederat, ingerentes subeuntibus." http://www.thelatinlibrary.com/curtius/curtius4.shtml Trogus despacha el tema de Tiro en el Libro XI, capítulo 10, 10, de su Epitoma Historiarum Philippicarum, y ni menciona la cuestión de las murallas http://www.fh-augsburg.de/~harsch/Chronologia/Lspost04/Iustinus/ius_el11.html No he encontrado el texto de Arrianus, así que no se si la referencia es exacta. Desde luego que sobre lo que citas: "Diodoro Sículo cuenta que, frente a Tiro, Alejandro dio la orden de construir una torre de asedio (o helepolis) de 53 metros de altura con veinte pisos y equipada con ocho ruedas": Este dato si que está fuera de las competencias técnicas macedonias, una torre de asalto de 53 metros sobre una base de 8 ruedas de madera y unos ejes a lo sumo de hierro -sino de bronce- es técnicamente inviable. ¿Qué diámetro de base tendría eso para mantener una estabilidad mínima, o qué contrapesos?. Ni sobre 8 rodillos de madera (que tendría que ser de baobab como poco por el grosor necesario, dudo incluso que el cedro libanés pudiera aguantar esa carga) sería creíble que se pudiera construir esa torre de asalto (y todas las demás, porque esa no era la única). Y lo que ya es el colmo es imaginar cómo se movía eso desde tierra firme hasta la muralla de Tiro....que estamos hablando de mover un edificio de madera de 20 pisos, con sus contrafuertes y contrapesos, que acrecientan el peso del conjunto. A título meramente ilustrativo, una grua móvil Liebherr, con una flecha telecópica de 58 metros, la LTM 1095-5.1, pesa 60 Tm con un contrapeso de 23 Tm, se desplaza sobre 5 ejes (luego 10 neumáticos mínimo), con un motor turbodiesel 6 cilindros de 370 kwh. Las torres macedonias, repletitas de soldados, desplazaban como poco 40 Tm, en una estructura inestable...a ver cómo lo hacían, sobre un puente y contando sólo con caballos y bueyes (ya nos cuesta imaginar cómo los egipcios montaban los bloques de 2,5 Tm de las pirámides...). Por cierto, que Mommsen no se privó de criticar como malo y pobre historiador a Diodoro Sículo, considerándole un simple autor de corta-pega. Que no obstante puede que todas las referencias sobre las grandes murallas de Tiro sean ciertas Personalmente lo dudo, aunque todo es posible en Asia menor.

  5. #5 Luxinius 18 de mayo de 2007

    Gracias a los dos por la valiosa información proporcionada. ventero, respecto al tema de la población de 40.000 habitantes que se estima para la ciudad, a mí no me ha sorprendido tanto como el de las murallas. Por lo que tengo entendido (aunque hablo de memoria), las ciudades fenicias no hay que entenderlas únicamente como núcleos urbanos sino como ciudades-estado, con una kora o territorio circundante (este tipo de patrón supongo que se mantendría aunque posteriormente la zona fuera conquistada por el imperio persa y perdiera su autonomía política). Creo recordar que frente a la isla de Tiro, en tierra firme, había un importante barrio de la ciudad, y a estos dos núcloes habría que unir otros innumerables asentamientos de diverso tamaño (factorías de salazón o púrpura en la costa, granjas y aldeas junto a las tierras cultivables, explotaciones de coníferas en las montañas...). Se dice que la franja fenicia estaba muy poblada, y de hecho, una de las explicaciones de la colonización de Tiro se centra en la superpoblación del territorio. Sin embargo, es probable que sólo la isla de Tiro estuviera debidamente amurallada, por ello, en época de guerra todos los habitantes de la región se refugiarían allí, por ser el sitio más seguro. Es sólo una suposición, pero puede que la cosa vaya por ahí... Saludos

  6. Hay 5 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba