Autor: ventero
domingo, 20 de mayo de 2007
Sección: Roma y Grecia en Celtiberia
Información publicada por: ventero
Mostrado 19.186 veces.


Ir a los comentarios

La Naturaleza ayudó a Alejandro Magno en Tiro

Un estudio reciente señala que el rey de Macedonia entró en la isla de Tiro por un puente de arena formado por sedimentos.

-(de varios medios informativos)

En el año 332 a.C, la ciudad-estado fenicia más importante era Tiro, al sur de Beirut (Líbano). Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket Tenía cerca de 40.000 habitantes, que basaban parte de su prosperidad económica en la envidiable situación geográfica de la isla, con dos puertos fortificados ubicados frente a la costa y perfectamente defendibles por su poderosa flota ayudada por barcos sirios y chipriotas. Estaba rodeada por una gigantesca muralla de unos 45 metros de alto. Esas circunstancias hicieron que el invencible Alejandro Magno tardara casi siete meses (de enero a agosto) en tomarla. No lo hizo sólo gracias a sus tropas sino que las fuerzas de la Naturaleza jugaron un importante papel. Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket Al llegar a Tiro pidió a los sacerdotes de Melkart que se le permitiese hacer sacrificios en honor del dios, lo que de forma elegante equivalía a pedir el sometimiento de la ciudad, pues sólo al rey de Tiro le estaba permitido celebrar esta ceremonia. Los tirios se negaron, lo que era otra manera elegante de decir que no estaban dispuestos a someterse; después de todo, su ciudad era inexpugnable. Según un estudio del Centro Europeo de Investigación y Enseñanza de Geociencias del Medioambiente en Aix-en-Provence (Francia), publicado en la edición digital de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, además de la habilidad de los ingenieros del conquistador macedonio, que construyeron un paso elevado de un kilómetro que unía el territorio fenicio a la antigua isla de Tiro, las fuerzas de la Naturaleza se pusieron de su lado para permitirle tomar la ciudad. Los científicos, dirigidos por el doctor Nick Marriner, analizaron los registros de sedimentos costeros de los pasados 10.000 años para descubrir cómo los ingenieros de Alejandro aprovecharon un puente de arena natural, que se generaba mediante grandes restos de sedimentos y olas de baja fuerza, para formar un vínculo permanente con el continente. Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket Según los autores, hace entre 8.000 y 6.000 años existían entornos marinos poco profundos en los seis kilómetros que separaban la isla del continente. Una desaceleración de la subida del nivel del mar postglaciar y la dispersión de las energías de las olas en Tiro provocaron un crecimiento natural de un banco de arena que unía la isla con el litoral. "All'epoca di Alessandro Magno questa sedimentazione era arrivata ad uno-due metri dalla superficie dell'acqua. Fu questa formazione a rendere possibile la costruzione del ponte" explica a Repubblica.it Marriner. Tiro era uno de los mayores objetos de deseo del incansable conquistador macedonio, que quería asegurarse el control de la costa mediterránea para luego proseguir su avance hacia Oriente sin temor a los persas. Ello pasaba por tomar una ciudad que parecía perfectamente asegurada. Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket De hecho, el asedio de sus tropas duró siete meses, en los que intentaron atacar con diversas máquinas, pero siempre fracasaron... hasta que los ingenieros de Alejandro Magno optaron por utilizar estos istmos sublitorales naturales para construir un puente artificial y romper así las defensas de la isla. En situación verdaderamente apurada, un golpe de la Fortuna vino en ayuda de Alejandro: sirios y chipriotas abandonaron a los tirios y pusieron su numerosa flota al servicio de los griegos. El malecón se completó. Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket La ciudad fue tomada al asalto en una operación combinada desde las torres instaladas en el malecón, y otras instaladas en barcos que atacaron la parte más vulnerable de la muralla. Alejandro entregó la ciudad a la rabia y a la frustración acumulada durante siete meses de los asaltantes. Durante el ataque la ciudad fue casi completamente devastada. Murieron unos 8.000 tirios en la dura contienda mientras que Alejandro Magno perdió 400 hombres. Tampoco hubiese podido evitar el saqueo. Los 30.000 tirios que sobrevivieron fueron entregados a los tratantes de esclavos. -Fotos de wikipedia.

-ventero

-

Más informacióen en: http://www.elmundo.es www.Repubblica.it


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Luxinius 18 de mayo de 2007

    Gracias a los dos por la valiosa información proporcionada. Ventero, respecto al tema de la población de 40.000 habitantes que se estima para la ciudad, a mí no me ha sorprendido tanto como el de las murallas. Por lo que tengo entendido (aunque hablo de memoria), las ciudades fenicias no hay que entenderlas únicamente como núcleos urbanos sino como ciudades-estado, con una kora o territorio circundante (este tipo de patrón supongo que se mantendría aunque posteriormente la zona fuera conquistada por el imperio persa y perdiera su autonomía política). Creo recordar que frente a la isla de Tiro, en tierra firme, había un importante barrio de la ciudad, y a estos dos núcloes habría que unir otros innumerables asentamientos de diverso tamaño (factorías de SALAzón o púrpura en la costa, granjas y aldeas junto a las tierras cultivables, explotaciones de coníferas en las montañas...). Se dice que la franja fenicia estaba muy poblada, y de hecho, una de las explicaciones de la colonización de Tiro se centra en la superpoblación del territorio. Sin embargo, es probable que sólo la isla de Tiro estuviera debidamente amurallada, por ello, en época de guerra todos los habitantes de la región se refugiarían allí, por ser el sitio más seguro. Es sólo una suposición, pero puede que la cosa vaya por ahí... Saludos

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba