Autor: montesoiro
lunes, 23 de abril de 2007
Sección: Artículos generales
Información publicada por: montesoiro


Mostrado 13.306 veces.


Ir a los comentarios

Casa Museo Casares Quiroga

El otro día le preguntaba a Giannini si había ido a ver la Casa Museo Casares Quiroga, inaugurada el pasado día 14 en A Coruña. Cosas que merecen la pena de dicho museo: Esta ubicada en lo que fuera la residencia coruñesa Santiago Casares Quiroga, presidente de la República y que le fue expropiada y expoliada. El edificio consta de planta baja y 3 plantas dedicadas a exposición. La planta baja está dedicada a exposiciones temporales, ahora mismo la que hay, "Casares Presidente", narra su periplo hasta el momento de su dimisión el día 18 de julio de 1936 y en ella se pueden ver numerosos recortes de prensa con su carrera política y como colofón de la muestra se expone el sillón que ocupaba como presidente del consejo de ministros. En la primera planta hay una muestra en la que se ven diversos objetos que hacen un recorrido desde los sucesos de Jaca hasta el 14 de abril, día de proclamación de la II República. En esa planta comienza la tercera "exposición" que hay en la Casa: "La casa del expolio" en la que, recorriendo todas las demás habitaciones del inmueble, y por medio de una serie de paneles que reproducen el inventario que los fascistas hicieron cuando expoliaron la casa dejándola vacía, el visitante puede ver lo que había y de lo que nada quedó. En esa misma planta se encuentran el comedor y la cocina, donde se conserva la cocina bilbaína, la caldera y una alacena preciosa. En la segunda planta amén de una sala que denominaremos dormitorio, presidida por una gran foto familia de 4 x 3 metros, un vestidor y el cuarto de baño de la casa –en el que como guiño a Casares Quiroga se oyen piezas de sus operas favoritas silbadas, como si estuviera cantando en la ducha- se encuentra la habitación principal de la Casa Museo: la Biblioteca. Es la mas grande y en ella se ha dispuesto un mueble biblioteca que reproduce el original que Casares. Se encuentra también la que fuera su mesa de despacho y unas sillas. Todos los muebles están vacíos y sólo un pequeño monitor nos recuerda todos los libros que allí hubo en un listado que va pasando una y otra vez. Finalmente la 3ª planta cierra el recorrido expositivo de la Casa del Expolio con la reproducción del inventario al que ya he hecho referencia. Otros elementos que merecen la pena: la casa posee un jardín en el que se ha dispuesto una reproducción de D. Santiago Casares Quiroga sentado en un banco a tamaño real. Esta reproducción se encuentra en el mismo lugar en el que en la 2ª década del s XX se le hizo una foto sentado en la misma postura, pero un poco mas joven... También se han recuperado otros elementos como radiadores, ventanas de la biblioteca –espectaculares-, escaleras... En definitiva, se ha recuperado para toda la ciudadanía la figura de un hombre que fuera ministro y presidente de la República, un republicano convencido y que el franquismo intentó borrar de un plumazo de la historia y de la memoria. En los próximos días procuraré ir ampliando el artículo y a ver si en un momento dado puedo colgar algunas fotos


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 patinho 24 de abr. 2007

    Sr. Teshub, debería habernos dito de donde sacó su comentario, para que lo entendiéramos. Lo sa có de: Batiburrillo(http://batiburrillo.redliberal.com/004971.html) Así nos entendemos todos. ¡Vaya por Diós!

  2. #2 Teshub 25 de abr. 2007

    "Sr. Teshub, debería habernos dito de donde sacó su comentario, para que lo entendiéramos. Lo sa có de: Batiburrillo(http://batiburrillo.redliberal.com/004971.html) Así nos entendemos todos. ¡Vaya por Diós! " Senor Patinho, no sólo no tiene la menor idea de donde esta´sacado ese texto, sino que además no lee la explicación previa al mismo. Reitero, y esta vez no me limito al diputado al que hacía referencia, sino que lo extiendo a todos aquellos que, al parecer, no conocen el documento de 1941 titulado Causa General, elaborado por fiscales, y que puede encontrar en la Biblioteca nacional, sin ir más lejos, lo que ya afirmé en mi anterior intervención: "podría haber leido la Causa General al menos". Y con respecto al señor presidente del consejo de gobierno republicano al que tanto desean honrar, imagino que por ser el único político gallego de la república, adjunto un extracto del discurso que el mismo pronunció ante las Cortes republicanas el 26 de abril de 1932 (y para que no busque fuentes abyectas, le indico que dicho Diario lo tiene igualmente disponible en la Biblioteca nacional) "Si de algo tengo un cierto remordimiento, si de algo mi conciencia de ministro de la República tiene que arrepentirse, si de algo tiene que reprocharse el ministro a quien habéis entregado un arma para defender la República, es de no haberla utilizado antes contra la Judicatura" (Casares Quiroga) Toda una declaración de democracia, sin duda, pueden incluirlo entre los méritos para su rehabilitación.

  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba