Autor: guillen
lunes, 09 de abril de 2007
Sección: Denuncias
Información publicada por: guillen
Mostrado 16.064 veces.


Ir a los comentarios

300 años mas tarde

He aquí que os traigo mi ultima polémica sobre Aragón.... esta escrito por Ligallo de Andorra Chobenalla Aragonesista. Y es un escrito que próximamente aparecerá en el Cierzo (periodico local). Y por favor oPinar sobre el articulo no sobre mi y mis ideales. saludos

300 años mas tarde....

He aquí que os traigo mi ultima polémica sobre Aragón.... esta escrito por Ligallo de Andorra Chobenalla Aragonesista. Y es un escrito que próximamente aparecerá en el Cierzo (periodico local. Ahí va: 300 años mas tarde... En este año 2007 se cumplen los 300 años de los Decretos de Nueva Planta, esos documentos firmados por Felipe V (IV de Aragón) que tras la batalla de Almansa (y bastante cabreado porque los territorios de la corona de Aragón no le habían apoyado en su guerra de sucesión), decidió imponer y así establecer que las leyes, usos, lenguas, costumbres y tribunales de Aragón fueran iguales a los de Castilla, negando así la identidad aragonesa, sin importarle lo más mínimo los más de 700 años de historia que Aragón llevaba a sus espaldas (ahora ya vamos por mas de 1.000) con nuestras propias leyes y nuestra propia lengua. Este acontecimiento (puntilla definitiva para unificar España) permanece en el olvido institucional aragonés, como si recordar que fuimos invadidos por Castilla nos diera miedo, (y sí, INVADIR, pues fue aplicado el derecho de conquista) Parece ser que a los Marcelinos y Bieles les entra el canguelo cuando se les pasa por la cabeza el rememorar y reivindicar esta fecha ante sus jefes que gobiernan desde Madrid (continuando con la admiración y servidumbre que les profesan). O quizá no crean que esta sea una fecha para recordar, porque total, solo nos quitaron la lengua, las instituciones, las leyes y todo lo que significaba en conjunto nuestra identidad y la soberanía propia de Aragón sobre su pueblo y territorios. Tampoco es justo que escatimáramos elogios sobre la buena fe de estos nuestros amigos conquistadores ya que también nos reeducaron y salvaron de la muerte por inanición ya que nos salvaron de la regla universal de independencia = muerte de hambre, regla que no afectó a Portugal (otro reino que perteneció a los reinos españoles pero que ahora nadie discute su identidad nacional). En este s.XXI injustamente globalizado, desesperadamente capitalista y donde sale más barato importar un pantalón de China (miles de miles de kilómetros) que a nuestros vecinos franceses todavía hay aragoneses que creen que si nos independizamos moriríamos todos, como si conseguir lo que te quitaron a la fuerza fuera una enfermedad extremadamente grave y que solo se curara formando parte de España, y así todos salvados, todos felices formando parte de esta España bipartidista en la que solo juegan dos, los de rojo contra los de azul y viceversa, mientras nosotros seguimos igual, castellanizados hasta la saciedad y olvidándonos de nuestra historia para no molestar, no se vayan a enfadar y nos quiten la EXPO. Ligallo de Andorra Chobenalla Aragonesista

Decretos de nueva planta

Esto es del comentario de giannini que creo que lo saco de wikipedia. "Los Decretos de Nueva Planta en la Corona de Aragón Fueron promulgados por Felipe de Anjou pretendiente de la Casa de Borbón, tras su victoria en la Guerra de Sucesión sobre el Archiduque Carlos de Austria, pretendiente de la Casa de Austria. La Corona de Aragón había sido partidaria de este último y los reinos de Castilla y Navarra apoyaron al pretendiente borbónico. Los Decretos de Nueva Planta, excepto en el Valle de Arán, Navarra y en las Provincias Vascongadas, terminaron con la tradición confederalista que habían tenido los monarcas de la Casa de Austria en España y tuvieron la finalidad y el efecto de castigar a los que se habían alineado en contra del pretendiente borbónico, que pasó a reinar con el nombre de Felipe V. Abolieron los antiguos fueros propios de los reinos y condados de la Corona de Aragón (excepto en el Valle de Arán) y extendieron la organización administrativa del Reino de Castilla y el uso del castellano a estos territorios, siguiendo el modelo centralista de los Borbones franceses. Como consecuencia de la batalla de Almansa se publicaron el 29 de junio de 1707 los decretos de Valencia y Aragón, teniendo como resultado la abolición de una parte del derecho civil y privado particulares de los reinos de Valencia y de Aragón. La Ley Orgánica 1/2006 de 10 de Abril de Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana deroga el Decreto de Nueva Planta de 25 de Mayo de 1707 y reconoce la reinstauración de los Fueros Valencianos, los poderes sobre los cuales otorga a la Generalidad Valenciana. El 13 de abril de 1711 se dictó un segundo decreto por el que se restablecía parte del derecho aragonés otorgándose una nueva organización planta a la Audiencia de Zaragoza. En el caso de Aragón la asimilación castellana fue más fácil, puesto que el idioma propio ya había sido absorbido por aquel entonces por el castellano en la mayor parte del territorio y no se usaba en la administración desde la Baja Edad Media, cuando el latín fue sustituido por la lengua de Castilla. El tercero, el de Mallorca se publicó el 28 de noviembre de 1715, siendo más complaciente y fruto de una actitud más negociadora. El cuarto decreto que afectaba sólo a Cataluña se dictó el 16 de enero de 1716 y como fue el territorio que mostró más resistencia fueron también los más duros. Abolían la Generalidad de Cataluña, las Cortes, el Consejo de Ciento. Además se sustituía al virrey por un capitán general y se dividía Cataluña en corregidurías, como Castilla y no en las tradicionales vegueries. Se estableció el catastro gravando propiedades urbanas y rurales y los beneficios del trabajo, el comercio y la industria. Igualmente, el idioma oficial de la administración dejó de ser el catalán y fue sustituido por el castellano, aplicándose desde entonces obligatoriamente en las escuelas y juzgados. También se cerraron las universidades catalanas que apoyaron al archiduque Carlos, trasladándose a Cervera, que se había mantenido fiel a Felipe V. El decreto de 1716, que suprimió las instituciones políticas de Cataluña, no afectó al régimen político-administrativo del Valle de Arán y, por eso, no fue éste incorporado a ninguno de los nuevos corregimientos en que se dividió el Principado de Cataluña. Los decretos significaron la abolición del sistema existente hasta entonces en la Corona de Aragón, formalmente pactista. En el caso catalán y aragonés se mantuvo el derecho civil, en Valencia no. Se implantó el absolutismo. Las cortes no se volvieron a convocar y se concedió a algunas poblaciones el derecho de asistir a las cortes castellanas, convertidas en cortes del reino. Desaparecieron todas las instituciones representativas, incluso a nivel local. Se modificaron los mecanismos de elección de los gobiernos municipales. El municipio pasó a ser elegido por un corregidor militar, y el rey designaba a los regidores y corregidores. Los regimientos fueron ocupados por la nobleza o las oligarquías; las competencias de los municipios fueron reducidas drásticamente. Se suprimieron también las leyes que impedían incrementar la fiscalidad. Con la abolición de los fueros el sistema fiscal pasó a ser el mismo que en la Corona de Castilla". seguire metiendo. saludos


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Cadwaladr 25 de mar. 2007

    Vale, chatico... Me queda claro que a tí sólo te va la marcha de el cachondeo... Así lo has querido Así será (Al menos por mi parte) (Aunque te importe un pePino... o dos, si son pequeños) ¡¡¡Aviaté!!!

  2. #2 David 25 de mar. 2007

    ""Mira ya me ha pasado varias veces en esta web que digo a debatir pero me quedo sin armas, no aportare dato alguno, digo ahora que en una ocasión alguien me pregunto ¿de verdad piensas que la unión de aragon y castilla fue mala? yo me quede en blanco pero hoy se contestar, digo que fue mala para Aragón porque desde estos decretos y la supresión de los fueros aragon fue de mal en peor..... creo ya haber dicho esto en esta web.... y en este momento así a palo seco es lo único que se me ocurre""" Lo malo, Guillen, es que cuando te preguntaron si creias que la union Castilla-Aragon fue mala¿?, tu ya tenias la oPinion, solo necesitabas defenderla, eso se llama tener prejuicios, hace que dejes de razonar para simplemente buscar razones, y si las quieres encontrar, las encontraras....

  3. #3 guillen 27 de mar. 2007

    Por la influencia castellana esta claro, gallegos y catalanes siempre han sido mucho mas suyos que nosotros, nunca nos revelamos y por ello nos quitaron nuestra cultura..... o la perdimos al verla sustituida por otro que no era la nuestra. Y si el aragonés es una lengua muerta, que ahora solo se estudiara por desgracia en Nogara y poco mas..... Y.... no soy de raíces aragonesas, yo he nacido aquí y soy aragonés por muchas raíces vascas y andaluzas que tenga, yo soy aragonés, nacido en andorra donde aun queda la huella del aragonés en forma de palabros sueltos,... PS: dijiste "nadie Charraba l'aragones, salvo cuatro montañeses y algún erudito que lo había estudiado en un vano intento por recuperar una lengua que tristemente se pierde." eso en mi oPinión creo que es un desprecio hacia láragones pero bueno, lo habré entendido mal... pero esa lengua tristemente perdida no crees que se recuperaría si todos pusiéramos de nuestra parte?¿?¿ si enbed de dar sexologia en los colegios se diera aragonés?¿?¿ no se recuperaría?¿?¿ no están por la labor, hay mucho españolito suelto por aquí aunque tengan antepasados y apellido aragones salud

  4. #4 Cierzo 28 de mar. 2007

    Y para apoyarlo con datos y como estoy cansado voy a hacer un copiar-pegar: (Diputación del Reino de Aragón) "Esta institución, perfectamente conformada a comienzos de la Edad Moderna, se vio en parte modificada en 1519, con ocasión de la promulgación de las Ordinaciones «nuevamente fechas en las Cortes generales, celebradas a los Aragoneses, por el Rey nuestro Señor, don Carlos, en la ciudad de Çaragoça en el año MDXIX en et cerca el reparo de la Diputación». Los nuevos actos de corte regulaban con gran precisión las diversas competencias de los diputados y de los restantes empleados de la institución abogados, porteros, notarios, etc., sus salarios, sistemas de elección, responsabilidades, etc. La fijación definitiva de la corte real en el reino de Castilla contribuyó a acrecentar la importancia del organismo en el siglo XVI. En esta centuria la Diputación se verá en la necesidad de remitir numerosas embajadas a la corte demandando el estricto cumplimiento de la normativa foral, con frecuencia vulnerada por el monarca, por sus representantes en Aragón y por la Santa Inquisición que se atribuyó numerosas competencias al margen de los asuntos estrictamente religiosos. Uno de los conflictos que mayores trastornos causó a los diputados en la primera mitad del siglo XVI fue la pretensión de los virreyes de prohibir o permitir a su antojo la salida de cereales del reino aragonés, asunto que tradicionalmente venía siendo competencia de la Diputación. El problema quedaría temporalmente solucionado a mediados de la centuria. La perfecta delimitación de todos los asuntos referentes al arrendamiento del General y a las restantes cuestiones económicas favoreció que en todos estos asuntos no se plantearan conflictos especialmente graves, salvo casos aislados de quejas de los arrendadores del General o de aquellos lugares que se sentían perjudicados por la distribución de los impuestos votados en las Cortes. La mayoría de los conflictos vendrían motivados por la creciente incomprensión de las autoridades reales hacia los fueros aragoneses. La Diputación, en su calidad de organismo representativo de todos los estamentos aragoneses en el tiempo mediante entre la celebración de Cortes, y como guardián de la normativa foral, mantuvo fricciones de manera casi permanente: se opone al nombramiento de autoridades seculares y eclesiásticas que no fueran naturales del reino, como el caso de Antonio de Zúñiga, castellano, designado virrey en 1530, o el del duque de Alburquerque , cuya aceptación como virrey en 1535 fue precedida de largas negociaciones. Similares fueron las protestas con motivo del nombramiento del cardenal Campeggio como obispo de Huesca en 1531, o el de Hércules Gonzaga para la sede de Tarazona en 1536. Defiende la Diputación, siempre basándose en los Fueros , la idea de que los litigios de asuntos aragoneses debían ser juzgados en Aragón; procura mantener el status de los mudéjares ante la orden de conversión en 1526; demanda la liberación de personas apresadas en clara contravención de los Fueros. Los medios utilizados por la Diputación no podían ser otros que el envío de cartas y las embajadas a la corte. El balance de las gestiones fue más bien pobre; pero, lejos de contribuir al desánimo, provocó en algunos de los sucesivos diputados una progresiva radicalización. En la segunda mitad del siglo XVI, ante el creciente aumento del bandolerismo y el escaso interés mostrado por las autoridades reales, en especial por el gobernador del reino que era quien, según la normativa foral, debía velar por la quietud pública, los diputados se vieron impelidos a adoptar una serie de medidas, entre las que es de reseñar la creación de una tropa permanente denominada Guarda del Reino . El mantenimiento de este grupo armado exigió el gasto de unas cantidades muy considerables que en ocasiones supusieron más de la cuarta parte de los ingresos totales. El objetivo fundamental de los diputados, ante la imposibilidad de eliminar de raíz la delincuencia, era permitir al menos el buen funcionamiento de las actividades comerciales, asegurando la protección a los comerciantes y arrieros en su paso por las principales rutas del reino. Similar intención mostraban las autoridades aragonesas cuando comenzaron a dar grandes sumas de dinero a distintos lugares con el fin de que repararan y construyeran puentes y caminos, favoreciendo así la práctica del comercio, gracias a la mejora de las comunicaciones . El papel que se vieron abocados a adoptar los diputados, como ejecutores de las órdenes del Justicia en los sucesos de Zaragoza de 1591, y la tradición secular de protestas y litigios continuos con la monarquía, especialmente agravados a partir de 1580 con la reavivación del pleito del virrey extranjero, los problemas del Privilegio de los Veinte , las alteraciones de Aragón y Albarracín , la rebelión de los vasallos de Ribagorza , las matanzas que pastores del valle de Tena hicieron en los moriscos de Codo y Pina, la muerte de Martón , posiblemente influyeran en el recorte de sus funciones a partir de 1592. En las Cortes de Tarazona, celebradas ese año, se tomó el acuerdo de que la Guarda del Reino continuara siendo sufragada por la Hacienda del reino, pero que todos los asuntos referentes a su funcionamiento distribución en guarniciones, disciplina, cometidos, nombramiento de soldados, etc. quedaran al arbitrio de las autoridades reales. Mucho más se evidencia el deseo de la monarquía de recortar poderes a la institución aragonesa en el fuero titulado «Que los Diputados del Reyno no puedan hazer convocaciones». Por éste quedaba vetado a los diputados convocar los cuatro brazos, sistema empleado por aquéllos cuando se producía en Aragón una situación difícil motivada por la comisión de algún grave contrafuero. El fuero decía textualmente: «Por lo qual su Magestad de voluntad de la Corte estatuye y ordena, que los Diputados del presente Reyno, sin licencia y voluntad expressa de Su Magestad o de sus sucessores, o del que presidiere la Real Audiencia, no puedan de aquí adelante para ningún negocio de qualquiere calidad que sea, hazer ajuntamiento o Congregación de personas particulares, ni de Universidades, ni los puedan admitir...». A estas limitaciones se vinieron a sumar en la Cortes del año 1626 otras que menoscabarían el dominio de la Diputación sobre las cuestiones económicas. La principal fue el establecimiento de un nuevo sistema por el que quedaban automáticamente reguladas las situaciones en que el reino podía exportar trigo y aceite. Con ello se solucionaba para siempre el viejo contencioso existente entre autoridades reales y diputados sobre los permisos de exportación. En estas mismas Cortes de 1626 se estableció un rígido control sobre la administración de la Hacienda del reino, limitando los gastos en las obras públicas, prohibiendo el aumento de salarios, vetando asimismo la contratación de nuevos empleados, determinando los gastos que se debían efectuar en embajadas, recibimientos de monarcas y exequias reales; reduciendo notablemente, en suma, la libertad de acción que hasta entonces habían tenido los diputados para disponer de la Hacienda del reino. Las limitaciones aumentaron todavía más cuando en las Cortes del año 1678 se aprobó un fuero por el que la arrendación y administración de las Generalidades quedó bajo control de una comisión de dieciséis personas, de la que formaban parte los ocho diputados, presidida por el arzobispo de Zaragoza y denominada Junta del Servicio y Comercio. En 1707, con los decretos de Nueva Planta , desaparece la Diputación de Aragón." http://www.enciclopedia-aragonesa.com/voz.asp?voz_id=4700

  5. #5 Eleuterio 28 de mar. 2007

    Guillen, la influencia no elimina lenguas, la influencia hace que un castellanoparlante diga grifo (Francofonía) en vez de espita, o que diga capicua (término catalán), la influencia hace que un rio se llame Guadalajara en vez de Rio de piedras, que adopte términos como Ojalá (que ala lo quiera), Almohada, Almena, ..., eso lo hace la influencia, pero una lengua desaparece por que sus hablantes dejan de darle importancia y adoptan otra lengua que por un motivo x a penetrado en el territorio. ...//...hay mucho españolito suelto por aquí aunque tengan antepasados y apellido aragones...//... ¿Y no es tan legítimo sentirse Español como sentirse Aragonés? ahora lo entiendo todo, tu opción política para Aragón es un nacionalismo excluyente, si, si, tu plan es colocarle antojeras a los aragoneses para que solo puedan mirar por el agujerito que tu digas. Por cierto españolitos ¿Como tus padres? pregúntales a ellos de que nación se sienten. ...//...Y.... no soy de raíces aragonesas, yo he nacido aquí y soy aragonés por muchas raíces vascas y andaluzas que tenga, yo soy aragonés, nacido en andorra donde aun queda la huella del aragonés en forma de palabros sueltos,...//... Por muchas veces que lo repitas no vas a ser mas Aragonés de lo que eres. Y eres natural de Aragón, no mas. Eso si suele suceder que la descendencia de familias desarraigadas trata de demostrar mas que nadie, incluso mas que los horiundos, que se pertenece a "algo". ...//...PS: dijiste "nadie Charraba l'aragones, salvo cuatro montañeses y algún erudito que lo había estudiado en un vano intento por recuperar una lengua que tristemente se pierde." eso en mi oPinión creo que es un desprecio hacia láragones pero bueno, lo habré entendido mal...//... Has entendido mal no, muy mal, no es ningún desprecio decir la verdad de lo que uno vió, y te puedo asegurar que eso es lo que yo ví, y que había que subir mas al norte del somontano para escuchar algún anciano hablar Aragonés. ( A lo mejor yo no me relacionaba con gente que charrase el Aragonés, y resulta que habían mas de los que se dejaban notar, es una posibilidad). Un desprecio sería decir que por mucho que se recuperase no va ha dejar de ser una lengua de alpargatas (es decir de andar por casa), eso si sería un desprecio, además sería un desprecio suave, por que a mi no me salen grandes desprecios, soy RESPETUOSO con todo el mundo. ...//...pero esa lengua tristemente perdida no crees que se recuperaría si todos pusiéramos de nuestra parte?¿?¿ si enbed de dar sexologia en los colegios se diera aragonés?¿?¿ no se recuperaría?¿?¿ no están por la labor, hay mucho españolito suelto por aquí aunque tengan antepasados y apellido aragones...//... Que se puede recuperar con esfuerzo, por supuesto, pero no se recuperaría a un nivel tal que fuera hablado por la generalidad de las personas de Aragón, principalmente por que los mismos Aragoneses son los que no le dan valor. Que todos tengan que poner de su parte, por supuesto que no, no puedes obligar a todo el mundo a esforzarse en algo que a lo mejor ni le viene ni le va. Además no sería mejor: 1º Documentar los diferentes dialectos (Ansotano, Cheso, Belsetan, Chistabino, Benasques, Grausino, Ribagorzano, Panticuto...) para que aunque solo quedasen como muestra de "arqueología lingüistica" no quedaran para siempre en el olvido. 2º En esas comarcas donde realmente aun hay gentes que lo hablan, introducirlo (el dialecto de esa comarca) en la escuela, sería muy fácil y muy natural para un niño hablar con su Abuelo en Aragones, aunque la generación intermedia (los padres) la hubieran perdido. 3º Los que os sentís y habláis Aragonés, imponerlo en vuestra casa, a vuestros hijos, nietos, padres y abuelos. De todas formas Guillen <<>>por que Guillen, reintroducir una lengua es muy, muy difícil. Un Saludo.

  6. #6 guillen 29 de mar. 2007

    yo ya....... mirad por mi os podéis ir a tomar por viento fresco, me intento defender y ustedes no hacen mas que sacar de contexto mis palabras, que os den........ yo cuelgo un articulo y vosotros lo criticáis, no tenéis que criticar al autos y sus ideales. así que mira oPinar lo que queréis pero si os metéis conmigo me da igual..................................... si queréis nos metemos todos en el x-presate. saludos

  7. #7 Malinche 29 de mar. 2007

    Siento no haber podido leer todas las 44 entradas anteriores, pero -en mi humilde oPinión- lo que en principio era la crítica de un artículo periodístico a terminado en un debate político un tanto psicodélico (espero que no se sientan ofendidos). Si estoy en lo cierto, la revista Cierzo es una publicación local que se edita en Andorra (Teruel), sin fines científicos de ningún tipo. El artículo es de tipo ensayístico y no histórico, aunque eso no es excusa para faltar al rigor histórico y sobre todo para utilizar la historia con fines políticos. Sobre todo porque puede confundir a algún lector no versado en el tema. Ésta creo que es la clave del debate y no que los aragoneses seamos una comunidad maltratada, porque ese es el argumento base de todo nacionalismo. El victimismo es el arma fundamental de los nacionalismos más radicales y espero que desde Aragón no pequemos de ello. Yo me considero aragonesista, es más, desde mi profesión trato de rescatar y defender la historia de Aragón y su patrimonio. Pero de ahí a descontextualizar luchas pasadas con otras presentes hay un trecho, y ese es el problema del artículo de Cierzo. Me parece infantil considerar que, como por ahí se ha dicho, era una pretensión castellana conquistar "Aragón". Otra cosa es que Felipe V quisiera privar a la Corona de Aragón de unos derechos que le imposiblitaban gobernar de forma tan absoluta como el quería, y así introducir el sistema centralista francés de los Borbones. Para concluir, de lo que tenemos que preocuparnos los aragoneses es del presente y qué le vamos a hacer si se abolieron los fueros...! Hay que conseguir más publicaciones, más excavaciones, más museos, que nos devuelvan nuestros bienes, que se controle lo que dicen algunos nacionalistas catalanes sobre nuestra historia común, etc, etc. Y si hay que revindicar acontecimientos, que se publicite más el 200 aniversario de los Sitios de Zaragoza!! Un saludo P.D. Me dan miedo las represalias...

  8. Hay 7 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba