Autor: Jesús Callejo
martes, 08 de enero de 2002
Sección: Leyendas
Información publicada por: Silberius
Mostrado 16.193 veces.


Ir a los comentarios

El hombre-pez de Liérganes

El mito de las sirenas en una historia real.

El sireno

Esta historia, narra la desaparición misteriosa de un curioso personaje cántabro llamado Francisco de la Vega Casar, más conocido como "el hombre-pez de Liérganes" (localidad donde hay un monumento en su memoria). Nació en 1628 y su temprana habilidad para la natación le sirvió para ser considerado el primer nadador de largas distancias de la Historia de España. Al parecer, tenía una extraña afección en la piel que le daba un aspecto escamado, razón por la cual sus paisanos, asombrados tanto por su aspecto como por su capacidad para nadar, le dieron el apodo de "el sireno" y extendieron el rumor de que era una especie de tritón. Enviado por su padre a Bilbao para que aprendiese el oficio de carpintero, desapareció misteriosamente en la ría en la víspera de San Juan de 1673. Seis años después, en 1679, reapareció en la bahía de Cádiz cubierto de escamas y habiendo perdido la razón y el habla. Al regresar a su tierra vivió nueve años de modo extravagante, siempre iba descalzo y de vez en cuando pronunciaba las palabras "tabaco", "pan" y "vino". Se le tuvo por loco hasta que un día desapareció de nuevo en el mar sin dejar rastro y esta vez para siempre.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 leyenda 17 de mar. 2005

    Esta cuestion intereso sobremanera a nada menos que d. Gregorio Marañon

  2. #2 silmarillion 17 de mar. 2005

    Lovecraft de parabienes......

  3. #3 Ego 17 de mar. 2005

    Lovecraft totalmente, o al revés. El caso es que este tipo de leyendas son estupendas. Salud.

  4. #4 silmarillion 25 de mayo de 2005

    Se habrá inspirado en esto el productor de "Waterworld"?

  5. #5 hartza 25 de mayo de 2005

    En la peli de HellBoy se le llama Abe Sapiens...

  6. #6 Lilit 25 de mayo de 2005

    ?

  7. #7 Vascon 25 de mayo de 2005

    Por favor, donde este Johnny Weissmuller que se quite todo lo demás.

  8. #8 silmarillion 25 de mayo de 2005

    Kevin Costner en Waterworld sí que era un hombre de agallas...

  9. #9 hartza 25 de mayo de 2005

    El apellido de Johnny ("molinero blanco") ¿no conlleva un significado místico profundo e inalterable?

  10. #10 silmarillion 25 de mayo de 2005

    Weissmuller...... Cuántas tardes de cine malo se han visto en tu nombre... Tarzán y una "de romanos"....

  11. #11 Lilit 25 de mayo de 2005

    oh silmr que la chita era muy mona

  12. #12 hartza 25 de mayo de 2005

    ¡Ojo al dato! Este hombre pez desaparece nada menos que... en la ría de Bilbao. Y en la universidad de Deusto, situada en la margen derecha de esa misma ría, se guarda una copia manuscrita del "Al Azif" de Alhazred,,, ¿no os dice eso nada?

  13. #13 silmarillion 25 de mayo de 2005

    En la universidad de Miskatonic se encuentra documentación relacionada con la ría de Bilbao y el culto a los antiguos. En el NECRONOMICON figura una invocación de indudable referencia a la ría, donde dice: Chtulhu Ryle gmfang, Bilbo gmfang.

  14. #14 ikirog 26 de mayo de 2005

    Estuve en Liérganes hace unos meses disfrutando de su balneario y es un pueblo precioso con mucha arquitectura popular cántabra. Sólo un pero... que por favor revisen su callejero franquista

  15. #15 silmarillion 26 de mayo de 2005

    Y has visto al hombre pez? Una escama aunque más no fuera?

  16. #16 ikirog 26 de mayo de 2005

    Pues no... pero allí en Liérganes todo es hombre-pez: calle hombre-pez, restaurante hombre-pez, pastelería hombre-pez... lo tienen explotadísimo

  17. #17 ikirog 26 de mayo de 2005

    Pues no... pero allí en Liérganes todo es hombre-pez: calle hombre-pez, restaurante hombre-pez, pastelería hombre-pez... lo tienen explotadísimo

  18. #18 Vascon 26 de mayo de 2005

    Bueno hay que tener en cuenta que la ria no estaba como ahora, ya que si se hubiese zambullido en la actualidad el pobre hombre no hubiera reaparecido en Cadíz,jaja.

  19. #19 zevlagh 26 de mayo de 2005

    Iä Iä Subb-Niggurath!!! Parece ser que esta profunda historia está bastante documentada. Mirad que link: historias reales del más allá: http://www.editorialbitacora.com/bitacora/mas_alla/hombre_pez/hombre_pez.htm

  20. #20 Brigantinus 26 de mayo de 2005

    Sin ánimo de ir de mosca cojonera, aquí podéis ver un enfoque un poco desmitificador de lo del Hombre-Pez y de la afirmación que hizo determinado investigador, sobre el haber descubierto su acta bautismal... http://yamato.arp-sapc.org/incu01.htm

  21. #21 hartza 26 de mayo de 2005

    Joer Brigantinus... ¡abusón! Meterse con Iker Jiménez... ¿Por qué no te metes con alguien de tu tamaño? ¿Un "poco" desmitificador? Ja, ja, ja...

  22. #22 Brigantinus 26 de mayo de 2005

    Hartza, algún día contaré lo que me pasó en su lista de correo, con lo del caminante de Boisaca. No sé cómo algunas personas (cuyas capacidades como comunicadores y saber llegar al público nunca cuestionaría) aún tienen las santas narices de ir de investigadores por la vida. Por cierto, ¿qué te parece la saga sobre el catarismo en que está enfrascado Juan Luis Calvo en su blog?

  23. #23 hartza 26 de mayo de 2005

    Hombre... estoy seguro de que su cuenta corriente está de lo más agradecida. Llevo un tiempo sin entrar en el blog de JL Calvo, pero te podría adelantar que me va a parecer genial. Claro, que como se lee muy a menudo por aquí... "¿y por qué no podría ser verdad?"

  24. #24 zevlagh 27 de mayo de 2005

    Muy bueno el link, sobre todo lo de "Franco". ¡Ah, el romanticismo de la mentira!

  25. #25 Ego 27 de mayo de 2005

    Yo rezo todas las noches a Sub-Niggurath, así que todo esto me lo creo. Salud.

  26. #26 hartza 27 de mayo de 2005

    ¡Ïa, Ïa! ¡Cómo para no creértelo! A mí lo que no deja de desconcertarme es ese nexo de unión de "los Mitos" con Bilbao... Porque, aparte de lo expuesto en artículo en intervenciones... ¿No escribió Unamuno - ilustre bilbaíno - La tía Tula? ¿No existe en esa ciudad norteña, en su barrio de Santutxu, una calle denominada precisamente... "Tutulu"? ¿Existirá una colonia de Profundos - ¡Ïa, Dagón! - en Neguri?

  27. #27 Ego 27 de mayo de 2005

    A mis vecinos siempre les comento en el ascensor que en el harrijasoketa en realidad lo que levantan son hongos de Yuggoth, pero ellos no me creen... allá ellos. Salud.

  28. #28 diviciaco 27 de mayo de 2005

    Huy huy huy la calle de Tutulu en Bilbao, el hombre pez en Liérganes, la peli Dagon la Secta del mar en la costa gallega...y el cuento "el montículo" de Lovecraf con Pánfilo de Zamacona al que el autor hace nacer en Lluarca. ¡Ya tenemos en la costa norte una colonia de profundos! Esto es pavorosamente cierto: mirad el museo que hay en Lluarca: http://servicios.elcomerciodigital.com/pg041204/prensa/noticias/Asturias/200412/04/GIJ-AST-003.html Vienen del abismo de Carrandi, nadie los ha visto vivos jamás... ¿No liquidaron a uno en Dagon con un golpe de bidé...?

  29. #29 silmarillion 27 de mayo de 2005

    Vaya cazuela que se podría hacer con ese calamar!!!!!! Ph'nglui mglw'nafh Cthulhu R'lyeh wgah'nagl fhtagn No está muerto quien puede yacer eternamente, y en épocas extrañas hasta la muerte puede morir.

  30. #30 celiacevedo 27 de mayo de 2005

    tampoco tiene mucho que ver con el hombre-pez de Liérganes, pero... El "pesce Cola" o "peje Nicolao" Nicolao fue un siciliano, natural de Catania, que vivió hacia la segunda mitad del siglo XV. Este hombre, si bien no habitó en el mar durante largos períodos de tiempo, como nuestro hombre-pez de Liérganes, según parece era capaz de salvar grandes distancias a nado, por lo que le empleaban como correo marítimo entre los puertos del continente y las islas. Aún en días de tormenta, cuando los marineros no se atrevían a salir a la mar, "pesce Cola" se zambullía en el agua y llegaba a su destino. Nicolao era capaz de permanecer hasta una hora debajo del agua sin salir a respirar, lo que le permitía vivir con holgura de la pesca de ostras y coral. Se había dado el caso de que "pesce Cola" siguiese nadando a un barco hasta alta mar, lo abordase y después de comer en él, se brindase a llevar noticias de los marinos a sus familiares de tierra. Los prodigios acuáticos de Nicolao llegaron a su fin cuando el rey Federico de Nápoles y Sicilia quiso comprobar la certeza de su leyenda. El monarca, para ver hasta dónde llegaba la intrepidez y resistencia del siciliano, lo llevó hasta el famoso remolino de Caribdis, situado en el lugar más angosto del estrecho de Mesina, y arrojó al agua una copa de oro, diciéndole a Nicolao que si la recuperaba era suya. "Pesce Cola" se lanzó al agua y permaneció bajo ella tres cuartos de hora, hasta que finalmente salió con la copa en la mano. Interrogado por el rey sobre lo que había visto en tan temido lugar, Nicolao contó tremendas visiones de monstruos marinos, moradores de profundas cavernas. El rey, entusiasmado por el relato, quiso saber más detalles y le prometió igual recompensa si bajaba de nuevo. Nicolao se mostró remiso a cumplir los deseos del monarca, por lo que éste le estimuló con una bolsa de oro, además de otra copa que arrojó al agua. "Pesce Cola" consintió y se sumergió de nuevo para no aparecer mas. http://www.lo-inexplicable.com.ar/criaturas/el_hombre_pez.htm

  31. #31 zevlagh 27 de mayo de 2005

    Unanumo, La Tía Tula... Cthulhu... JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJ infinitos

  32. #32 evaristides 31 de oct. 2007

      En Chipiona, Sanlucar y Rota, se pesca (o mas bién, se pescaba) y se mariscaba en los "corrales", semicirculos de piedra de enorme extensión, en los que se quedaban atrapados los pescados al bajar la marea. Estos corrales estaban alquilados por la Marina a algunos pescadores, que eran los unicos que podian pescar y recoger moluscos en ellos. A estos se les llamaban "cataores" e iban con un capazo de esparto, la fija (una combinación de tridente y garfio) y el cuchillo de marea (un gran sable con el filo romo con el que se golpeaba al pez cuando pasaba). Una vez que pasaba el cataor, este dejaba a los jovenzuelos ( entre los que me encontraba yo de vez en cuando), que pescaramos los peces pequeños o poco comerciales que el no queria. Una de esas veces, el viento de levante  rizaba la superficie del agua y ni siquiera el aceite quemado que el hombre arrojaba al agua con maestria , para allanarla y poder ver los peces, la alisaba. Al ser imposible pescar nada , Manuel el cataor, me contó que siendo el un muchacho de mi edad, una madrugada, con una marea de las buenas, de febrero y luna llena, vió entre las dos luces de esa hora, una figura humana sentada en la pared del corral, cuando se acercó el individuo saltó al agua y desapareció nadando. El hombre me juró que era humano. Pero en fin, ya sabeis lo exagerados que somos los andaluces. Yo supongo que lo que vió era una foca monje (por aquel  entonces las habría en la zona).

  33. Hay 32 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba