Autor: Cristina Viu
miércoles, 28 de febrero de 2007
Sección: Artículos básicos para iniciarse
Información publicada por: lucusaugusti
Mostrado 65.929 veces.


Ir a los comentarios

Dolmen de Dombate, el túmulo de la discordia

Las discrepancias entre Patrimonio y la Diputación mantienen parado el ambicioso proyecto de rehabilitación de Dombate, la catedral de los dólmenes gallegos.

Las discrepancias entre Patrimonio y la Diputación mantienen parado el ambicioso proyecto de rehabilitación de Dombate, la catedral de los dólmenes gallegos.

La Voz de Galicia - 03/02/07 Hace ya veinte años, el arqueólogo José María Bello inició la excavación del dolmen de Dombate, uno de los más emblemáticos de Galicia. Los rifirrafes entre la Diputación, propietaria del monumento, y Patrimonio mantienen hoy el megalito destripado y oculto bajo una lona, pero no es un problema actual, sino que data de 1989. El ahora director del Museo Arqueológico de A Coruña se negó, tras la tercera campaña, a entregar a la Xunta el informe de los trabajos y los hallazgos. Desde entonces y hasta hoy el megalito ha estado en el centro de la polémica y ha sido capaz de sacar lo peor de cada una de las Administraciones que aún intervienen en su negro futuro. Dieciocho años después de excavado, el dolmen no está tal y como lo dejaron José María Bello y su equipo, sino mucho peor, porque los más de tres lustros pasados a la intemperie han acabado por pasar factura en forma de pequeñas, pero irreparables, pérdidas como la destrucción progresiva de la coraza o la desaparición de paredes de tierra. Dolmen de Dombate Hoy mismo no se pueden dar plazos para la rehabilitación porque Xunta y Diputación siguen sin ponerse de acuerdo y lo que les sigue separando es el concepto, la idea de qué hacer con Dombate. Mientras que Patrimonio es partidario de que la actuación principal, que es una enorme vitrina que acogerá también el museo, se mimetice con el paisaje, la Diputación apoya el proyecto que ganó su concurso, y que nunca podrá integrarse en el entorno del Chan de Borneiro porque tiene una altura de 10 metros. LA HISTORIA SE REPITE En este punto se encontraban las dos instituciones implicadas el 30 de octubre del pasado año y ahí siguen, sin posibilidades de resolución, entre otras cosas porque el autor del proyecto, el doctor en Pedagogía Joan Santacana, ni siquiera ha sido informado por la Diputación de lo poco que gusta su diseño a la Dirección Xeral de Patrimonio. El problema no son tanto las discrepancias de ahora y la actual paralización del proyecto, sino el hecho de que lo que ocurre ahora ya ha pasado antes. Es más, lo que pasa en estos momentos es consecuencia de la incapacidad de la Diputación para gestionar la obra. Mucho antes de que Santacana y su equipo desembarcaran en Galicia para hacerse cargo de una de las actuaciones más ambiciosas del mundo en lo referente a megalitismo, la institución provincial ya había conseguido que Patrimonio le aprobara el Plan Director de Dombate. Fue en junio del año 2000 y la buena nueva llegó después de años dedicados a la redacción del documento que preveía la construcción de un paraguas transparente para proteger el dolmen. Los autores de esa idea fueron el jefe del servicio de arquitectura de la Diputación Fernando Cebrián, el arqueólogo José María Bello, y el conservador de las pinturas Fernando Carrera Ramírez. Bello Diéguez recuerda que costó años convencer a Patrimonio de que aquella era una buena solución. Incluso llegó a celebrarse una reunión con expertos de toda España y algunos del extranjero, y aunque la idea del paraguas no gustó a todo el mundo, parecía la mejor vía para la protección de las valiosísimas pinturas que hay en el interior de la cámara y el corredor de Dombate y que están en serio peligro de desaparecer. Llegados a este punto, Patrimonio sólo exige apartar la carretera y aprobar el plan especial de protección, un documento urbanístico que también llevará años sacar adelante a pesar de su sencillez. En estas se ha llegado a enero del 2004 y la Diputación se descuelga con una nueva sorpresa, realizada con la mejor intención, pero que resultará demoledora para el futuro del dolmen. Salvador Fernández Moreda, que ya gobernó la institución durante las excavaciones, decide convocar un concurso de ideas para rehabilitar y mostrar el dolmen. Atraídos por el reto que supone conservar pinturas rupestres y un megalito excavado, varios equipos multidisciplinares presentan sus propuestas y gana la que lleva como lema el primer verso del poema de Pondal. Detrás de él estaba un grupo de especialistas en este tipo de actuaciones con sede en la Universidad de Barcelona. Su idea era encerrar el dolmen en una enorme vitrina y redactaron el proyecto de ejecución, que aprobó la Diputación hace meses. A su vez, Patrimonio recordó que el Plan Director al que dio el visto bueno en el 2000 tenía un paraguas de metacrilato, no una caja de 35 metros de frente. Ahora, las dos instituciones están enfrascadas en una discusión sobre lo mejor para Dombate. Si el dolmen sobrevive, lo agradecerá.

Los monumentos piden su lugar

Cultura mantiene el proyecto del parque del megalitismo, aunque sin sede todavía. El caso de Dombate es único por su complejidad, pero Galicia tiene más joyas y más planes y proyectos también parados, porque la falta de decisiones parece ser una de las características del megalitismo. Una de las pegas que Patrimonio pone al proyecto de Dombate es que no prevé la posibilidad de convertirse en el centro del Parque Arqueolóxico do Megalitismo, un proyecto que nació en julio del 2001 y que todavía no tiene ni sede. La actual responsable de la Consellería de Cultura mantiene el proyecto, pero poco ha hecho para sacarlo adelante. Además, durante seis años los proyectos del parque y de Dombate han existido de forma simultánea, pero nunca se ha celebrado una reunión entre técnicos de las dos Administraciones para adaptarlos, porque son obras que coinciden tanto en la temática como en el área geográfica. Sólo ahora ha salido el parque a relucir, lo que provocará no pocos inconvenientes, porque hace apenas un año quedó claro que la sede del proyecto será la Terra de Soneira, la comarca que agrupa un mayor número de dólmenes. Buena parte de ellos se encuentran en el municipio de Vimianzo y siempre se pensó que ésta sería la localización del centro de interpretación, aunque también se sopesó la alternativa de Baio, debido a su proximidad a varios megalitos importantes y su interesante situación geográfica. En todo caso, el Parque Arqueolóxico del Megalitismo no estará listo hasta, por lo menos, el 2010, y hasta entonces podrían perderse muchas mámoas y monumentos prehistóricos. DESTRUCCIÓN Lo más curioso del caso es que la destrucción de restos megalíticos es muy frecuente y que la mayor parte de las agresiones proceden de obras públicas. En la última catalogación realizada en la Costa da Morte, el doctor en arqueología Antón Rodríguez Casal encontró 304 yacimientos, de los que 58 sufren alteraciones graves, lo que supone el 19% de las mámoas que hay en la zona. Un total de 51 de ellas se encuentran en un muy mala situación por la construcción de pistas y carreteras por parte de las Administraciones públicas. Al margen de Dombate, el último desencuentro entre los técnicos de la Xunta y la Diputación de A Coruña en materia de patrimonio se fraguó en la carretera de Coristanco a Santa Comba. Patrimonio paralizó la mejora de la vía de la institución provincial al considerar que se había destruido una mámoa en el lugar de Padreiro, en el municipio xalleiro, lo que los autores del proyecto niegan de forma tajante asegurando que el yacimiento está a setenta metros del área de las obras. Los dólmenes tampoco están a salvo y a las agresiones del hombre hay que añadir las naturales, como el moho y los líquenes, que provocan daños importantes en las pinturas o las plantaciones forestales, que dañan las rocas. VER ALBUM CON MAGNIFICAS IMAGENES: Rehabilitación de dólmenes

Más informacióen en: http://www.lavozdegalicia.es/reportajes/noticia.jsp?CAT=105&TEXTO=100000117923


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 El Brujo Redivivo 14 de feb. 2007

    ¿Derrota de Arenas, Cossue? ¿Es que ha venido usted a pelearse?

  2. #2 elpater 25 de abr. 2008

    Patinho, dice usted que teme por el dolmen pequeño, y que la superposición de túmulos le parece algo fundamental. No puedo estar más de acuerdo con usted: para mí es quizá lo más interesante de Dombate. No tengo claro que todo el mundo piense así. De hecho, observo que se sigue hablando del riesgo de las pinturas, y nunca del auténtico riesgo grave, que es el de las estructuras de tierra. Para las pinturas no se necesitaba cubrición de ningún tipo; bastaba con un buen sellado de la estructura megalítica y unos discretos aparatos de climatización instalados en el interior del dolmen (y a lo mejor ni eso). El exceso de agua del suelo se podría corregir con un pozo y una bomba que expulsase el exceso de agua en las crecidas de la capa freática, solución que propuso hace años un experto ingeniero de la Universidad de Barcelona, y que fue incorporada al primitivo Plan Director del monumento. Pero las estructuras de tierra, tanto la superposición de túmulos como el área de entrada, donde se pensaba (espero que se siga pensando) colocar réplicas de los pequeños ídolos que cerraban la entrada, son frágiles, sumamente frágiles. De hecho, en las fotos se puede ver con claridad, comparándolas con las antiguas, que sufrieron más, mucho más, que las pinturas. De ahí vino la necesidad de cubrir el monumento, no de las pinturas.

    Cossue, la propuesta del Plan Director, que obtuvo la bendición del comité de expertos del que hablé en otro mensaje, y que gozó también de la aprobación de la Xunta, era en el sentido de lo que usted propone. Sin entrar en cuestiones de diseño estético, asunto en el que no entro (porque, aunque como todo el mundo tengo mis gustos, no son más que gustos personales, sin capacitación técnica al respecto), iba en el sentido de lo que usted dice. Una gran cúpula en forma de casquete de esfera, de un diámetro que cubría holgadamente el conjunto tumulario (no sé si eran exactamente los 40 metros que usted dice, pero por ahí andaba la cosa), levantada sobre pilares, abierta por todo el perímetro. Ahí no sé bien lo que pasó, porque estaba todo aprobado y listo para empezar, cuando la Diputación convocó el concurso de ideas. Tengo mis sospechas, claro, y es que esa solución ("el paraguas", se le llamó) no gustó a los poderes locales de la zona (y hablo de poderes reales, no de alcaldes ni órganos democráticos formales; más bien grupos de presión de todo tipo, de las curiosas redes de poder que no sólo siguen, sino que aparecen de nuevo cuño), presionaron, y llevaron a la convocatoria de un concurso abierto con un jurado amplio en el que estuviesen presentes todas las instituciones y órganos de todo tipo. Pero eso es sólo una suposición mía, que puede estar completamente equivocada. No dispongo de los datos suficientes para poder dar una opinión bien fundada. Tal vez Metalazo, que dice estar bien informado, pueda cubrir estas lagunas y otras posibles.

    Pero vamos, sean cuales sean las razones por las que las cosas fueron así, lo que me parece indudable es que fueron como fueron. Y había un Plan Director ya aprobado que no se ejecutó. Ese Plan Director, que es a lo que íbamos, planteaba soluciones que, si entendí bien a Coso, iban en la línea que él propone: cúpula blanca de material ligero sobre los túmulos, con los laterales completamente abiertos salvo, claro, en los puntos en los que irían los ligeros pilares que la sostendrían. Creo recordar también que el material de la cubierta era un plástico de nuevo cuño, que garantizaba todo lo garantizable (ligero, resistente, tenso, de gran duración...), y que era al final lo más caro de todo el proyecto.

  3. #3 Metalazo 01 de mayo de 2008

    Poco sé de asuntos del funcionamiento de la mente humana, pero a mis años, sí he aprendido a matizar los diferentes estados de ánimo que puedan regir las reacciones que nos llevan, en ciertos casos, a cometer errores que por benevolencia dejaré en absurdos. Puedo leer entre líneas que usted, elpater, parece afectado de lo que se denomina coloquialmente "mayormente un poco cabreado". Y por mucho que quiera negarlo, y a pesar de no haberlo dicho con estas u otras palabras como es característico de su autoafirmada franqueza, se desprende claramente de su más reciente estilo literario, que por no urdir en la avistada herida llamaré, agresivo. Tal fin no era en absoluto mi objetivo sino, como he dicho, más bien el intercambio de pareceres y siendo posible alguna que otra información que nos aporte, tanto a mi como al restos de nuestros posibles lectores, la capacidad de juzgar en conciencia el "feliz" desarrollo de los acontecimientos que se relacionen con el caso de nuestro amado Dolmen.

    Sin embargo,  veo claramente que con usted tal esperanza alcanzará escasa cota, por lo que dejaré de preguntarle directamente el objeto de mis dudas. Quizás deje caer alguna que otra preguntilla, eso si, pero no deje de tomársela en el sentido más absolutamente retórico que su obvio malestar le permita conciliar. No se la tome como directamente realizada a usted (aunque todo lo indique), piense que es a otro... o incluso si así lo considera, deje (tácitamente, ya que la curiosidad unida al enfado resulta ser venenosa mezcla para la buena moral) de leer mis elucubraciones. 

    Haga lo que tenga que hacer, pero deje de llamarme difamador simplemente porque aporto una versión divergente de la suya, que su falta de templanza le está acercando al insulto que en otros momentos le han costado la expulsión de tan ilustre foro. Y creo hablar en nombre de muchos si digo que este no sería buen futuro para los que nos hemos aficionado a la lectura de sus entradas. Cálmese Sr. elpater....

    Eso aclarado quisiera, si me lo permite, agradecerle la considerable estima que me tiene al afirmar que tergiverso sus palabras, especialmente  cuando me he molestado en entrecomillar precisamente las frases que no dejan lugar a duda en su significado (según usted, con su afamada franqueza deberían de ser casi todas, pero no vaya a pensar, lo mío me ha costado), para comentarlas franca y directamente (que yo también sé). No domino tanto la capacidad de convencimiento ajeno como para poder invertir hasta el punto que usted quiere hacer creer la afamada expresión de sus ideas, pero gracias por el cumplido. Y como bien ha mencionado, quién quiera pensar que están descontextualizadas, poco esfuerzo tendrá que hacer para indicarme el craso error en él que me encuentro inmerso. Esto es precisamente lo que usted no se ha molestado en hacer, más bien ha recurrido a la negación frontal, desprovista de los más mínimos cimientos que sustentaría una respuesta: la argumentación. Y sí Sr. elpater, se niega a si mismo... Reniega de lo dicho porque (y eso es cosecha propia) no pensó en la posibilidad de que alguien ajeno a su causa le enfrentaría a una lo que considero (disculpe la falta de modestia, pero en cualquier caso esa ha sido mi intención) una retórica argumentada que pondría en entredicho su versión de la historia reciente de Dombate.

    Como he dicho, un equipo interdisciplinar en el que el afamado museólogo no ha tenido acceso a los conceptos arquitectónicos que contendrán su discurso se encuentra disociado, salvo que dicho profesional nunca estuviese asociado a los mencionados conceptos en cuyo caso no sería el equipo interdisciplinar del que tantas virtudes usted se ha molestado en citar y cuya búsqueda era objeto del concurso "internacional" (entendiendo interdisciplinar como consistente en la búsqueda sistemática de la integración de las teorías, no vaya ser que en la semántica radiquen nuestras diferencias). Sea lo que sea, usted ha afirmado  "... Santacana no sólo no tuvo nada que ver con el desarrollo (y la modificación) del proyecto de ejecución... sino que ni siquiera lo vio hasta bastante más tarde de su tramitación oficial".  Si esto no significa lo que yo afirmo que significa, que me lo explique (disculpen la ignorancia pero recuerdo que, de pequeño, tuve gripe y puede que ese día faltase a clase. :)

    Y, abusando de su benevolencia y visto lo escasamente adecuado que eran las soluciones arquitectónicas aportadas por el equipo interdisciplinar de cara a la conservación preventiva de las pinturas, me atrevo a entrever la posibilidad de que, remotamente dicho claro, el restaurador tampoco ha visto ni el primer plano de cimentaciones de la zapata de la entrada de servicio del edificio (en un plano, suele estar abajo a la izquierda, debajo de la palabra "detalle"). Vamos, todo indica que mi vecina de la izquierda jugando al tute con la vecina de la derecha forman un equipo más interdisciplinar que el que nos intenta pintar como resultado del perfecto dictamen del tribunal. Esto no es difamación, es una apreciación personal de lo que es bueno o malo y, a lo que me parece su pesar, en este país todos tenemos la libertad de opinar (ya sabía yo que llegaría el momento en el que estuviese obligado a recordarle el principio constitucional de la libre expresión).

    En cuanto a las "culpas", concepto ciertamente desagradable que me atrevo a mencionar (aunque no sea exclusividad mía, no hay más que leer su brillante relato de la "culpa" que encontró en los técnico de la DXPC al no aceptar un edificio que respetaba la altura máxima estipulada en el Plan Xeral de Ordenación), no se crea que la he derivado yo hacia la DAC. Lo  ha hecho usted solito, como así lo indica el entrecomillado (ya me da pereza gastar más el ctrl+c ; ctrl+v)

    Usted se refiere al Sr. Santacana como "El cual, por otra parte, no se dedica a diseñar edificios, sino a diseñar proyectos de didáctica, museología, conservación y derivados", frase en la que creo poder leer la palabra "conservación" por lo que no me niegue que se ha referido al mencionado señor como especialista en tal materia (y de paso trate de convertirme en mentiroso, que como todos soy, pero no aquí y ahora). En cualquier caso, tal como no le preocupa mi opinión de este amigo suyo, tampoco me preocupa la suya al respecto. Lo que sí desdibuja una cierta amargura en mi parecer, es lo que está haciendo con el Dolmen a cuenta de su ya famosa "propuesta" que nunca parece llegar a buen término. Y en mayor medida la despreocupada benevolencia de los poderes públicos que mantienen en relación con el proyecto el supuesto "equipo interdisciplinar· del que forma parte. Parece ciertamente desconcertante que el "equipo interdisciplinar" del que forma parte no sea capaz de diseñar un edificio adecuado a las características del monumento y que aquí parece que no pasa nada.  Se saca otro concurso, se pagan a los tres equipos invitados y se le perdona al "equipo interdisciplinar" del que forma parte el Sr. Santacana de tener que cumplir con una parte, en principio ineludible, de sus obligaciones. Recordemos a los posibles lectores que estamos hablando del caso de un equipo contratado para entregar un proyecto de museo "llave en mano", completito, embalado para regalo y se les perdona que no sean capaces de realizar el diseño del edificio, ni más ni menos!! porque hacer se puede hacer, como así lo demuestra el proyecto ganador del segundo concurso.

    Y por favor esta vez libéreme de remitirme a los tribunales, la DAC, la Iglesia o donde quiera que me mande esta vez para expresar mi malestar. Lo digo aquí y donde la libertad que me otorga mi nacionalidad y capacidad de respetuosa expresión me lo permita (repita conmigo: Cons-ti-tu-ción). Gracias...

    ¿Quién acusa al tal Sr. Fernando Carrera, de haber "obrado de forma más o menos oscura y censurable"? Conozco poco de la personalidad de este señor y de lo poco que conozco, casi nada me parece censurable y desde luego no por el humilde golpeador de teclas que escribe. Y le repito, desconozco a ciencia cierta si ha sido quién ha firmado el proyecto final o no. Lo que si sé es lo que afirmo saber y ya he expresado en el post anterior.

    En definitiva, yo no le hecho ningún muerto encima, se los pone usted mismo al sacar a pasear pensamientos que posteriormente le debiesen obligar a retractarse, siempre y cuando sea usted una persona retractable, que no lo parece. Ya le he visto en otras ocasiones negar hasta el aburrimiento sus propias palabras con un NOOOOOOOO y NOOOOOOOOOO... vaya problema el quedarse sin argumentos por ser tan cristalino y directo. Si fuese usted un poco más cobarde como yo, recurriría a la metáfora y al eufemismo, que cuando el barco se hunde cualquier tabla es un bote.

    Disculpe si mis temas se centran en "pequeñeces", "asuntos de cuantía inferior", supuestos "pequeños rencores o frustraciones" o no sea capaz de alcanzar el sumo de los asuntos "mas serios" en los que se pasea usted (yo les llamaría "mas convenientes"), pero un "pequeño" furúnculo de "cuantía inferior" infectado de "rencores y frustraciones" le ha salido ha nuestro querido Dolmen (en la figura de su falta de la falta de cuidados hacia el monumento, no vaya usted a molestárseme otra vez, que le adivino muy mal pensado).

    En cuanto a la participación en uno de los estimables equipos no ganadores que me asigna, tengo que admitir que ha acertado. Soy del equipo que ha perdido.... el de los que apreciamos el patrimonio cultural gallego más que la silla que soporta nuestras posaderas y nos duele lo que están "no realizando" con el Dolmen. Por lo que puedo apreciar en sus palabras, usted no. 

    En otro punto tiene usted razón... dos no discuten si uno no quiere. Una pena que sean tan escasa las que se le puedan otorgar pero siento decirle, estimado Sr. elpater, que a más años luz de su capacidad de comprensión está su capacidad de callarme.

    PD: Siento profundamente, Sres. Cossue y Acteón, que mi humilde capacidad de raciocinio no satisfaga sus ilustres y admiradas mentes. Dios pongo por testigo que no ha sido mi intención convertir su intelectual tiempo de lectura en destino de mis vertidos fecales ideáticos. Acepten mis disculpas... 

    PD: Estimad@ Uma, agradezco de corazón su sabio y amable consejo. tenga por seguro que lo tomaré en gran consideración.

  4. Hay 3 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba