Autor: Sotero21
domingo, 21 de enero de 2007
Sección: Opinión
Información publicada por: Sotero21
Mostrado 34.113 veces.


Ir a los comentarios

Clima e Historia

Antón URIARTE | Geógrafo y experto en climatología y paleoclimatología «Un análisis histórico de los desastres climáticos no dice que el clima vaya a peor» Geógrafo, experto en climatología y paleoclimatología. Hoy apartado de la vida académica universitaria por razones de salud, es un referente dentro de quienes, los menos, se declaran escépticos con los desastres actuales y futuros que se achacan al calentamiento global. Defiende que ni los osos polares están en peligro de desaparición, ni el aumento de la temperatura media de la Tierra traerá ninguna desgracia. Autor del estudio ‘‘Historia del clima de la Tierra’’ (Gobierno de Lakua, 2003), mantiene una página web sobre el mismo tema (http://ho mepage.mac.com/uriarte) y un blog donde responde con datos en la mano a los ‘futurólogos’ del cambio climático (http:// antonuriarte.blogspot.com). Rechaza que se tilde de «negacionistas» a quienes, como él, discrepan de la corriente oficial sobre el calentamiento terrestre. El millón de ‘pinchazos’ que ha tenido su web le da ánimos para seguir con sus argumentos, los cuales no le importa divulgar en entrevistas o conferencias, o enfrentarlos dialécticamente con quienes piensan diferente a él. ­Falta de agua, falta de nieve, temperaturas anormales, se dice, para estas fechas ¿Está detrás de esto el calentamiento global acelerado o nos estamos dejando arrastrar por la explicación más fácil? Puede que cuando esta entrevista se publique ocurra lo contrario y haya exceso de agua, exceso de nieve y temperaturas frígidas. Da lo mismo. Las preguntas serían las contrarias pero seguirían siendo pertinentes, ya que dada la histeria, todo se achaca al cambio climático. Incluso si no cambiase el clima de un año para otro se achacaría al «cambio climático». No, las temperaturas altas y la falta de agua en Euskadi no es debida al incremento del CO2 en el aire. Es debida a que estos meses por aquí ha soplado el viento sur con más frecuencia que de costumbre. Así ha tocado. En otros sitios les habrá soplado más del norte. Pero desde luego el CO2 no es el culpable. Además, la tendencia en los últimos quince años, 1990-2006, de la temperatura en Europa en los meses de diciembre, enero y febrero ha sido a la baja. ­Usted es un escéptico declarado respecto a los desastres que se achacan al cambio climático. ¿No hay nada de cierto en esos efectos tan desastrosos que se anuncian? Un análisis histórico de los desastres climáticos no ratifica esa idea de que el clima va a peor. Las continuas alarmas sobre inundaciones o ciclones tropicales no demuestran que se esté produciendo un cambio climático anormal en la historia del clima. Es mentira que la frecuencia de ciclones tropicales haya aumentado. Las víctimas del Katrina fueron bastantes menos que las habidas en Estados Unidos en otros ciclones que se produjeron cuando las emisiones de CO2 eran insignificantes; el de Galveston, en 1900, en el que murieron casi 8.000 personas, por poner un ejemplo. Y fuera del Atlántico, el de Bangladesh, en noviembre de 1970, con 500.000 víctimas, del que ni se sabe la categoría, pues no había ni satélite ni mediciones. Un país que, además, en 1974, cuando se hablaba del enfriamiento del clima, sufrió una hambruna que dejó más de un millón de víctimas. Y lo mismo ocurrió en el Sahel en aquella década. Más cerca, casi nadie se acuerda de la borrasca atlántica de febrero de 1953 que provocó la ruptura de los diques del Zuyder Zee e inundó el 70 % de Holanda, muriendo casi 2.000 personas. ­¿Estamos entonces ante una especie de conspiración internacional? No, esta idea del peligro del «cambio climático» no es una oculta conspiración internacional. Los escépticos no decimos eso. Al contrario, es una gran bola de nieve bien visible que crece y crece. Y es también, y cada vez más, un suculento asunto de dinero. Como no podía ser, hasta los bancos están cada vez más de lleno metidos en ello. Por poner un ejemplo, la firma financiera Goldman Sachs y uno de los principales bancos norteamericanos, Morgan Stanley, se han metido de lleno en el comercio mundial de esa nueva mercancía llamada CO2, que antes no tenía precio y que de repente tiene. Todo ello en Europa gracias al Protocolo de Kioto y en Estados Unidos a otros tratados particulares entre diversos estados, como el propugnado por el famoso líder ecologista californiano Arnold Schwarzenegger. Aquí, más cerca, he leído que el Banco Guipuzcoano lanza una inversión en parques solares, para inversionistas de gama media-alta, donde, según ellos mismos explican, por una ridícula cantidad de electricidad producida recibirán unas suculentas subvenciones. Mire usted quién está en el consejo de administración de la principal empresa española de paneles fotovoltaicos, Isofotón, y dígame si los apellidos no le suenan a los oligárquicos de toda la vida. ­Dicen que los polos son el termómetro de la Tierra y que desaparecerán en cuestión de décadas. ¿Se lo cree? Ni Groenlandia ni la Antártida han mostrado en las últimas décadas una tendencia general al deshielo. Groenlandia ha sufrido un par de años cálidos con deshielo en sus márgenes pero los datos oficiales indican que entre 1950 y el 2000 padeció un enfriamiento. En cuanto a la Antártida, hasta el propio IPCC indica que un calentamiento haría que allí aumentase el hielo porque las nieves serían más abundantes, debido a la mayor capacidad hídrica del aire, y compensaría un posible mayor deshielo veraniego. De todas formas, la Antártida no se ha calentado. En cuanto al hielo marino del Artico, que todos los años se descongela en verano más de un 60 % y se vuelve a recuperar en invierno, es cierto que parece sufrir una cierta tendencia a la baja. ¿Y qué? ¿Los osos polares? Desde que en 1973 se reguló su caza han pasado de 10.000 a 25.000. No en Nunavut, por cierto, donde los esquimales se permiten cazar unos 500 al año porque dicen que hay demasiados. ­Pero ¿hasta qué punto la mano del ser humano está afectando de forma negativa a nuestro clima? En un siglo hemos pasado de ser menos de 2.000 millones a más de 6.000 millones de humanos. Además, la esperanza de vida media se ha duplicado. Eso ha exigido ocupar nuevas tierras para labores agrícolas, multiplicar los regadíos, construir ciudades. En fin, hemos modificado una importante proporción de la superficie terrestre. Y para el que no lo sepa, el aire se calienta un poco desde arriba pero sobre todo desde abajo. El Sol calienta el suelo primero y luego el suelo, con radiaciones infrarrojas o con vapor de agua, calienta el aire. Si hemos modificado el piso es normal que algo hayamos influido en la temperatura del aire. Pero, probablemente, poco, porque también la intensidad del Sol cambia, y las corrientes oceánicas, y otros factores más, como los rayos cósmicos que afectan a la nubosidad, y cuya importancia desconocemos. ­Es más, usted defiende en su blog personal que el que la Tierra se caliente unos grados tampoco es tan nefasto. La Tierra siempre ha sido más verde y más húmeda cuando ha estado más caliente. En los tiempos glaciales los desiertos se expandían y las selvas se encogían. Es lógico, porque un aire más caliente es un aire que admite más humedad y el calor acelera el traspaso de humedad desde los océanos a los continentes. Por otra parte, una atmósfera con más CO2 es más fértil, ya que el CO2 está en la base de la fotosíntesis. De hecho, aunque suene a escándalo decirlo, el planeta, observado desde los satélites, cada vez está más verde, excepto en donde se talan bosques, claro. No es el clima el que desertiza algunas regiones, sino la tala; como no es el clima el que acaba con muchas especies, sino la pesca y la caza. Lo fácil y conveniente es echarle la culpa al CO2. La culpa de esta manera se difumina, se reparte. ­Entonces, lo de que el CO2 es el culpable de todos los males... El CO2 es un gas bueno, vital, tan importante para la vida terrestre como lo es el oxígeno. ­¿Considera su postura como escéptica o la calificaría de otra manera? Algunos, con ideas retorcidas y para hacernos callar, nos empiezan a llamar negacionistas, el término que se usa para nominar a los que niegan el Holocausto. Pero no, somos escépticos, y a mucha honra. El escepticismo, y un puntito de vanidad, es lo que, hasta no hace mucho, ha movido el espíritu científico. Ahora es el dinero y el cinismo lo que más lo mueve. ­¿Resulta difícil defender argumentos como los suyos frente a cientos de informes y documentos firmados por cientos o miles de científicos que afirman lo contrario? ¿Miles de científicos? ¿Cientos de informes? No exagere. Lo que hay es mucho silencio detrás de mucho ruido. ­¿Qué significa el Protocolo de Kioto para usted? Kioto es un eslogan aprovechado por los gobiernos de Francia, Reino Unido y Alemania para cargarse como fuente de energía global a la más barata, mejor repartida, menos monopolizada y más abundante: el carbón. De paso fastidian a los Estados Unidos, que de carbón andan sobradísimos. Más del 50% de la electricidad de Estados Unidos procede de centrales térmicas. ­A su juicio, ¿debemos hacer algo, entonces, para hacer frente a los efectos del calentamiento global? No va a haber tales cambios. A lo que nos vamos a tener que preparar es a la proliferación de la energía nuclear, con fábricas y depósitos de uranio enriquecido por todas partes, gracias al «cambio climático». - Destacan el rol de los bosques para combatir el cambio climatico El Derecho Forestal se ha ocupado históricamente sólo de la gestión de la propiedad de los montes como productores de aprovechamientos, con una limitada preocupación por otros factores, tales como la lucha contra la erosión, la propia conservación de la masa forestal o la protección de determinados espacios. Sin embargo, la creciente preocupación de los científicos y de la sociedad en general por los efectos del cambio climático ha impulsado a Miren Sarasibar a abordar los bosques desde otro punto de vista, y colocarlos en un lugar destacado en la lucha contra el calentamiento global de la Tierra. Doctora en Derecho por la Universidad Pública de Nafarroa, Miren Sarasibar (Eguaras, 1978) acaba de publicar un libro titulado “El Derecho Forestal ante el cambio climático: las funciones ambientales de los bosques”. En esta obra, la autora analiza el nuevo rol de los bosques, desde el punto de vista jurídico, como factor contribuyente a la reducción del cambio climático. Las funciones ambientales de los bosques han sido abordadas en los últimos años por la normativa internacional, y en concreto por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (1992), y el Protocolo de Kioto (1997). También la UE ha unido la política forestal con el cambio climático, impulsando medidas para hacer frente a este fenómeno. Estas cuestiones son desarrolladas en el libro de Miren Sarasibar, que también estudia las medidas que existen en el Derecho Forestal para aminorar las consecuencias del cambio climático, que no habían sido tratadas desde un punto de vista jurídico. Un principio básico que se formula ahora en el Derecho Forestal es el de «gestión forestal sostenible», del que se derivan importantes acciones que inciden en el cambio climático. Como aspecto relevante, la propia autora destaca la función de «sumidero» de CO2 de los bosques, «ya que supone aprovechar y sacar rendimiento a este recurso natural». El libro también estudia el aprovechamiento energético de los residuos forestales, o biomasa, como un tipo de energía renovable que puede considerarse como «un medio efectivo para operar contra el cambio climático», explica Miren Sarasibar.

Más informacióen en: http://www.gara.net/idatzia/20070120/art197925.php


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Sotero21 21 de ene. 2007

    Ese enlace no funciona Es este http://www.gara.net/idatzia/20070120/art197925.php Antón URIARTE | Geógrafo y experto en climatología y paleoclimatología «Un análisis histórico de los desastres climáticos no dice que el clima vaya a peor» Geógrafo, experto en climatología y paleoclimatología. Hoy apartado de la vida académica universitaria por razones de salud, es un referente dentro de quienes, los menos, se declaran escépticos con los desastres actuales y futuros que se achacan al calentamiento global. Defiende que ni los osos polares están en peligro de desaparición, ni el aumento de la temperatura media de la Tierra traerá ninguna desgracia. Autor del estudio ‘‘Historia del clima de la Tierra’’ (Gobierno de Lakua, 2003), mantiene una página web sobre el mismo tema (http://ho mepage.mac.com/uriarte) y un blog donde responde con datos en la mano a los ‘futurólogos’ del cambio climático (http:// antonuriarte.blogspot.com). Rechaza que se tilde de «negacionistas» a quienes, como él, discrepan de la corriente oficial sobre el calentamiento terrestre. El millón de ‘pinchazos’ que ha tenido su web le da ánimos para seguir con sus argumentos, los cuales no le importa divulgar en entrevistas o conferencias, o enfrentarlos dialécticamente con quienes piensan diferente a él. ­Falta de agua, falta de nieve, temperaturas anormales, se dice, para estas fechas ¿Está detrás de esto el calentamiento global acelerado o nos estamos dejando arrastrar por la explicación más fácil? Puede que cuando esta entrevista se publique ocurra lo contrario y haya exceso de agua, exceso de nieve y temperaturas frígidas. Da lo mismo. Las preguntas serían las contrarias pero seguirían siendo pertinentes, ya que dada la histeria, todo se achaca al cambio climático. Incluso si no cambiase el clima de un año para otro se achacaría al «cambio climático». No, las temperaturas altas y la falta de agua en Euskadi no es debida al incremento del CO2 en el aire. Es debida a que estos meses por aquí ha soplado el viento sur con más frecuencia que de costumbre. Así ha tocado. En otros sitios les habrá soplado más del norte. Pero desde luego el CO2 no es el culpable. Además, la tendencia en los últimos quince años, 1990-2006, de la temperatura en Europa en los meses de diciembre, enero y febrero ha sido a la baja. ­Usted es un escéptico declarado respecto a los desastres que se achacan al cambio climático. ¿No hay nada de cierto en esos efectos tan desastrosos que se anuncian? Un análisis histórico de los desastres climáticos no ratifica esa idea de que el clima va a peor. Las continuas alarmas sobre inundaciones o ciclones tropicales no demuestran que se esté produciendo un cambio climático anormal en la historia del clima. Es mentira que la frecuencia de ciclones tropicales haya aumentado. Las víctimas del Katrina fueron bastantes menos que las habidas en Estados Unidos en otros ciclones que se produjeron cuando las emisiones de CO2 eran insignificantes; el de Galveston, en 1900, en el que murieron casi 8.000 personas, por poner un ejemplo. Y fuera del Atlántico, el de Bangladesh, en noviembre de 1970, con 500.000 víctimas, del que ni se sabe la categoría, pues no había ni satélite ni mediciones. Un país que, además, en 1974, cuando se hablaba del enfriamiento del clima, sufrió una hambruna que dejó más de un millón de víctimas. Y lo mismo ocurrió en el Sahel en aquella década. Más cerca, casi nadie se acuerda de la borrasca atlántica de febrero de 1953 que provocó la ruptura de los diques del Zuyder Zee e inundó el 70 % de Holanda, muriendo casi 2.000 personas. ­¿Estamos entonces ante una especie de conspiración internacional? No, esta idea del peligro del «cambio climático» no es una oculta conspiración internacional. Los escépticos no decimos eso. Al contrario, es una gran bola de nieve bien visible que crece y crece. Y es también, y cada vez más, un suculento asunto de dinero. Como no podía ser, hasta los bancos están cada vez más de lleno metidos en ello. Por poner un ejemplo, la firma financiera Goldman Sachs y uno de los principales bancos norteamericanos, Morgan Stanley, se han metido de lleno en el comercio mundial de esa nueva mercancía llamada CO2, que antes no tenía precio y que de repente tiene. Todo ello en Europa gracias al Protocolo de Kioto y en Estados Unidos a otros tratados particulares entre diversos estados, como el propugnado por el famoso líder ecologista californiano Arnold Schwarzenegger. Aquí, más cerca, he leído que el Banco Guipuzcoano lanza una inversión en parques solares, para inversionistas de gama media-alta, donde, según ellos mismos explican, por una ridícula cantidad de electricidad producida recibirán unas suculentas subvenciones. Mire usted quién está en el consejo de administración de la principal empresa española de paneles fotovoltaicos, Isofotón, y dígame si los apellidos no le suenan a los oligárquicos de toda la vida. ­Dicen que los polos son el termómetro de la Tierra y que desaparecerán en cuestión de décadas. ¿Se lo cree? Ni Groenlandia ni la Antártida han mostrado en las últimas décadas una tendencia general al deshielo. Groenlandia ha sufrido un par de años cálidos con deshielo en sus márgenes pero los datos oficiales indican que entre 1950 y el 2000 padeció un enfriamiento. En cuanto a la Antártida, hasta el propio IPCC indica que un calentamiento haría que allí aumentase el hielo porque las nieves serían más abundantes, debido a la mayor capacidad hídrica del aire, y compensaría un posible mayor deshielo veraniego. De todas formas, la Antártida no se ha calentado. En cuanto al hielo marino del Artico, que todos los años se descongela en verano más de un 60 % y se vuelve a recuperar en invierno, es cierto que parece sufrir una cierta tendencia a la baja. ¿Y qué? ¿Los osos polares? Desde que en 1973 se reguló su caza han pasado de 10.000 a 25.000. No en Nunavut, por cierto, donde los esquimales se permiten cazar unos 500 al año porque dicen que hay demasiados. ­Pero ¿hasta qué punto la mano del ser humano está afectando de forma negativa a nuestro clima? En un siglo hemos pasado de ser menos de 2.000 millones a más de 6.000 millones de humanos. Además, la esperanza de vida media se ha duplicado. Eso ha exigido ocupar nuevas tierras para labores agrícolas, multiplicar los regadíos, construir ciudades. En fin, hemos modificado una importante proporción de la superficie terrestre. Y para el que no lo sepa, el aire se calienta un poco desde arriba pero sobre todo desde abajo. El Sol calienta el suelo primero y luego el suelo, con radiaciones infrarrojas o con vapor de agua, calienta el aire. Si hemos modificado el piso es normal que algo hayamos influido en la temperatura del aire. Pero, probablemente, poco, porque también la intensidad del Sol cambia, y las corrientes oceánicas, y otros factores más, como los rayos cósmicos que afectan a la nubosidad, y cuya importancia desconocemos. ­Es más, usted defiende en su blog personal que el que la Tierra se caliente unos grados tampoco es tan nefasto. La Tierra siempre ha sido más verde y más húmeda cuando ha estado más caliente. En los tiempos glaciales los desiertos se expandían y las selvas se encogían. Es lógico, porque un aire más caliente es un aire que admite más humedad y el calor acelera el traspaso de humedad desde los océanos a los continentes. Por otra parte, una atmósfera con más CO2 es más fértil, ya que el CO2 está en la base de la fotosíntesis. De hecho, aunque suene a escándalo decirlo, el planeta, observado desde los satélites, cada vez está más verde, excepto en donde se talan bosques, claro. No es el clima el que desertiza algunas regiones, sino la tala; como no es el clima el que acaba con muchas especies, sino la pesca y la caza. Lo fácil y conveniente es echarle la culpa al CO2. La culpa de esta manera se difumina, se reparte. ­Entonces, lo de que el CO2 es el culpable de todos los males... El CO2 es un gas bueno, vital, tan importante para la vida terrestre como lo es el oxígeno. ­¿Considera su postura como escéptica o la calificaría de otra manera? Algunos, con ideas retorcidas y para hacernos callar, nos empiezan a llamar negacionistas, el término que se usa para nominar a los que niegan el Holocausto. Pero no, somos escépticos, y a mucha honra. El escepticismo, y un puntito de vanidad, es lo que, hasta no hace mucho, ha movido el espíritu científico. Ahora es el dinero y el cinismo lo que más lo mueve. ­¿Resulta difícil defender argumentos como los suyos frente a cientos de informes y documentos firmados por cientos o miles de científicos que afirman lo contrario? ¿Miles de científicos? ¿Cientos de informes? No exagere. Lo que hay es mucho silencio detrás de mucho ruido. ­¿Qué significa el Protocolo de Kioto para usted? Kioto es un eslogan aprovechado por los gobiernos de Francia, Reino Unido y Alemania para cargarse como fuente de energía global a la más barata, mejor repartida, menos monopolizada y más abundante: el carbón. De paso fastidian a los Estados Unidos, que de carbón andan sobradísimos. Más del 50% de la electricidad de Estados Unidos procede de centrales térmicas. ­A su juicio, ¿debemos hacer algo, entonces, para hacer frente a los efectos del calentamiento global? No va a haber tales cambios. A lo que nos vamos a tener que preparar es a la proliferación de la energía nuclear, con fábricas y depósitos de uranio enriquecido por todas partes, gracias al «cambio climático». - Destacan el rol de los bosques para combatir el cambio climatico El Derecho Forestal se ha ocupado históricamente sólo de la gestión de la propiedad de los montes como productores de aprovechamientos, con una limitada preocupación por otros factores, tales como la lucha contra la erosión, la propia conservación de la masa forestal o la protección de determinados espacios. Sin embargo, la creciente preocupación de los científicos y de la sociedad en general por los efectos del cambio climático ha impulsado a Miren Sarasibar a abordar los bosques desde otro punto de vista, y colocarlos en un lugar destacado en la lucha contra el calentamiento global de la Tierra. Doctora en Derecho por la Universidad Pública de Nafarroa, Miren Sarasibar (Eguaras, 1978) acaba de publicar un libro titulado “El Derecho Forestal ante el cambio climático: las funciones ambientales de los bosques”. En esta obra, la autora analiza el nuevo rol de los bosques, desde el punto de vista jurídico, como factor contribuyente a la reducción del cambio climático. Las funciones ambientales de los bosques han sido abordadas en los últimos años por la normativa internacional, y en concreto por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (1992), y el Protocolo de Kioto (1997). También la UE ha unido la política forestal con el cambio climático, impulsando medidas para hacer frente a este fenómeno. Estas cuestiones son desarrolladas en el libro de Miren Sarasibar, que también estudia las medidas que existen en el Derecho Forestal para aminorar las consecuencias del cambio climático, que no habían sido tratadas desde un punto de vista jurídico. Un principio básico que se formula ahora en el Derecho Forestal es el de «gestión forestal sostenible», del que se derivan importantes acciones que inciden en el cambio climático. Como aspecto relevante, la propia autora destaca la función de «sumidero» de CO2 de los bosques, «ya que supone aprovechar y sacar rendimiento a este recurso natural». El libro también estudia el aprovechamiento energético de los residuos forestales, o biomasa, como un tipo de energía renovable que puede considerarse como «un medio efectivo para operar contra el cambio climático», explica Miren Sarasibar.

  2. #2 AspidioII 21 de ene. 2007

    Muy interesante Sotero. Por lo menos me parece una música diferente a la que suena últimamente. Lo que sí me gustaría es que alguien con más conocimientos y a ser posible "no definitivamente posicionado" ante esa cuestión nos ilustrara con argumentos y datos en un sentido y en otro. Un saludo.

  3. #3 Lusitanoi 21 de ene. 2007

    Outras opiniões sobre o assunto: http://valparaiso.indymedia.org/news/2006/09/8834.php Em 1995, o Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC) editou, com grande publicidade, o seu relatório quinquenal sobre as alterações climáticas [10] . Nele aparecia esta afirmação hoje tristemente célebre: há "uma influência humana perceptível sobre o clima do planeta". No seu relatório anterior de 1990 [33] o IPCC apresentava uma estimativa acerca do modo como o planeta havia evoluído não só durante os 95 anos anteriores como também durante os últimos mil anos. Assim, apresentava-se o gráfico (figura 1) das variações de temperatura desde o ano 900 dC. Este gráfico assevera que as temperaturas durante o Óptimo Climático Medieval foram mais elevadas que as actuais (como sugere os "Contos de Canterbury" de Geoffrey Chaucer). Mostra também que fazia bastante mais frio durante a Pequena Era do Gelo (como sugere o rei John). Registos históricos provenientes de toda a Europa e da Gronelândia atestam a realidade destes dois acontecimentos e do seu impacto profundo na humanidade. A colonização da Gronelândia pelos vikings no início do milénio, por exemplo, só foi possível graças ao calor que se fazia sentir na época medieval. Durante a Pequena Era do Gelo, estas colónias da Gronelândia desapareceram. Na mesma época, o Tamisa gelou muitas vezes. Testemunham-no as múltiplas "feiras do gelo" que se realizavam sobre o rio gelado. Os períodos do Óptimo Climático Medieval e da Pequena Era do Gelo dependem de certa maneira daquilo que se considera "quente" e "frio" em relação às temperaturas actuais. Os seguintes períodos dão-nos uma aproximação: Óptimo Climático Medieval: 700-1300. Período frio: ("mínimo de Sporer"): 1300-1500. Curto aquecimento climático: 1500-1560. Pequena Era do Gelo: ("mínimo de Maunder"): 1560-1830. Curto período mais quente: 1830-1870. Curto período frio: 1870-1910. Período quente do século XX: 1910-2000. A actividade variável do Sol é uma das causas mais prováveis dos dois principais acontecimentos climáticos mencionados atrás. Sobretudo relativamente à Pequena Era do Gelo. Com efeito, existem observações directas do número de manchas solares desde o ano 1600. Estas observações permitem-nos comparar as variações do Sol com o clima do planeta. A figura 2 mostra as variações da actividade solar no tempo. A radiação solar é maior durante o máximo de actividade solar. Os dois acontecimentos reproduzem-se com um ciclo de onze anos.

  4. #4 cantabron 21 de ene. 2007

    Estoy de acuerdo que la tierra ha pasado por épocas históricas mas cálidas, sino recordar cuando los vikingos se asentaron en groenlandia y lo llamaron "Greenland", la tierra verde. Luego en el siglo XVI ocurrió la pequeña edad de hielo y se podía andar en el Támesis. Lo que mas de acuerdo estoy en este artículo es la deforestación, que a mi me preocupa mas que el CO2. La causa de que los desiertos se extiendan es la tala y la ganadería intensiva. No quiero meterme en las causas politicas que argumenta este señor.

  5. #5 Lusitanoi 21 de ene. 2007

    Tienes razon, las tramas politicas son siempre demasiado nubladas y complexas es dificil comentarlas, pero lo importante es que siempre ha habido alteraciones climaticas y no habia CO2 em demasia como hay hoy me parece más como una hesteria colectiva, como hay habido otras.

  6. #6 Lusitanoi 21 de ene. 2007

    Neste tema como en otros distintos lo "politicamente correcto" produce muchas histerias

  7. #7 Servan 21 de ene. 2007

    Cada vez que comas un pollo Mc Donald, piensa que te estas comiendo un pedazo de la selva amazonica. Y si la selva amazonica te importa un pepino, piensa que es el ultimo pulmon del mundo.

  8. #8 candalin 21 de ene. 2007

    Parece como si hubieran quitado la palabra de la boca, el c02 no puede ser nunca un freno para el desarrollo de la vida, sino todo lo contrario. Hoy se sabe que en otros periodos geológicos como el Jurásico en el que existía un vulcanismo más activo que el de ahora, el clima de la tierra era mucho más benigno, de tipo tropical en toda la tierra, incluso en los polos, y esto era así por que precisamente los niveles de Co2 eran muy superiores a los de ahora. Para que existiese un efecto invernadero de verdad, que impidiese la producción de las precipitaciones debería de haber una descompensación tan grande, para lo que no existe suficientes combustibles fósiles para llevarla a efecto. El gran problema que presenta la emisión de CO2 a la atmósfera, de existir realmente una elevación de los niveles de CO2 tan importante como para producir ese efecto, (para lo cual que debería de conjugarse con otros factores), sería el contrario, no la desertización sino por el contrario la elevación del nivel de los océanos como consecuencia de la desaparición de las masa polares y el aumento de las precipitaciones. De otra parte, al hacerse más tropical, y haber mejores condiciones para la expansión de la vida, sería de esperar también la expansión de la vida microbiótica.

  9. #9 Lusitanoi 22 de ene. 2007

    Amigos no se engañen porque mientras que el CO2 no sea el causador del calientamento del clima, una alteracion climatica de grand envergadura tiene siempre muchas y profundas consequencias en el desarrollo economico de cada pais y en sus relaciones con los demás, sea qual sea la causa. recuerden que alteraciones climaticas han sido muchas veces la causa del terminus de muchas civilizaciones.

  10. #10 joanzinho 22 de ene. 2007

    La verdad, lo que está cortado y pegado en este artículo no es más ni menos que los comentarios de una persona, un tal Antón Uriarte, que no da ni un solo dato o justificación de su fantástica teoría. Eso si que es ciencia!! Si he de escoger entre creer a instituciones internacionales, estados o la misma ONU que tienen estaciones científicas en los polos midiendo series de temperaturas, o bien a ese hombre... pues la verdad, me quedo con los primeros. En cuanto a si el CO2 puede ser causante de un cambio climático: es una evidencia para cualquiera que tenga algo de idea del tema. Ahora bien, el cambio climático no es solo desertización, más bien lleva a extremarse el clima: zonas secas como el sur de España pasan a ser áridas, mientras que en el norte de Europa se pueden incrementar las precipitaciones produciendo grandes inundaciones. La suma de factores que afectan al clima es enorme y dificil de predecir. En cuanto a si es más importante la deforestación o la emisión de CO2 en el cambio climático. Pues los dos temas estás muy relacionados. Los bosques fijan carbono en su biomasa, y la destrucción de estos implica la liberación de todo ese CO2 acumulado y la reducción de la capacidad de fijación de carbono por la biomasa. Un detalle, en cuanto a fijación de CO2 son mucho más importantes la taigá boreal e incluso las grandes praderas boreales que la selva Amazónica (ésta por lo que es más importante es por su biodibersidad). Hoy por hoy quizás no se pueda decir que el cambio climátic sea una certeza (pocas certezas hay en este mundo), pero si duda es una teoría mucho más plausible que las ideas de un geógrafo retirado.

  11. #11 joanzinho 22 de ene. 2007

    Cantabron, respecto a lo de Goenlandia como "tierra verde" mira lo que comenta la Wiki: Etimología En el año 982 el marino y explorador vikingo de origen noruego Erik Thorvaldsson (950-1001), llamado "Erik el Rojo", por el color de su pelo, navegó hacia el oeste de Noruega descubriendo una enorme isla la cual llamó en idioma danés "Grønland" (en español Groenlandia y en inglés Greenland), siendo su traducción al español «tierra verde», intentando de este modo dar una falsa imagen de fertilidad para atraer a los futuros colonos. Sin embargo, al llegar los colonos se encontraron con un clima gélido y hostil, si bien las condiciones climáticas eran mejores (más cálidas) en aquella época que en la actualidad. No creo que Goenlandia haya sido nunca "verde" (en tiempos históricos). Además tendría poco sentido que Erik, proviniendo de un pais lleno de pastos y bosques, se sorprendiera por un paisaje verde como para llamar a una nueva isla "Tierra verde".

  12. #12 Ramonmo 22 de ene. 2007

    El asunto del cambio climático es complejo. Se observan incrementos paralelos en dos variables, cantidad de CO2 (y otros gases) y temperatura global, y se invoca un mecanismo para relacionarlas: el efecto invernadero, de impecable lógica y, encima, susceptible de verificación experimental. Sin embargo las cosas no son tan sencillas. Estamos hablando a escala planetaria, y la Tierra es algo más que una bola de roca y agua recubierta de gas y expuesta al Sol. La bola gira sobre sí misma y alrededor del Sol; su eje de rotación está inclinado respecto al plano de traslación (y esa inclinación es variable, además); su superficie está cubierta, de manera heterogénea, de continentes y mares; es un planeta geológicamente vivo y esa configuración varía también con el tiempo; por si fuera poco soporta una biosfera, lo que determina toda una nueva serie de procesos (flujos de absorción y liberación de CO2, entre otros). Por otro lado, la distancia de la Tierra al Sol (principal, pero no única fuente de calor) es también variable, así como la posición del Sistema Solar respecto al resto de la galaxia. Todo esto se resuelve en movimientos atmosféricos y marinos que arrojan parámetros globales como temperatura, humedad, composición de aguas y atmósfera, ecosistemas, sistemas socioeconómicos, etc. Lo que quiero resaltar es que la complejidad del asunto es casi inabarcable. Como dice Joazinho, no puede decirse que el cambio climático debido a actividades humanas sea una certeza. Es posible que nunca se llegue a dilucidar completamente esta cuestión. Sin embargo: -Las actividades humanas abarcan hoy todo el planeta. -Para el buen desenvolvimiento de dichas actividades un cierto grado de estabilidad es necesario. No es conveniente insistir en prácticas que conlleven el riesgo de comprometer la estabilidad del clima, aunque no podamos estar seguros de que efectivamente vaya a ocurrir así. -Si el cambio climático se diera y no fuera perjudicial globalmente considerado (como dice la entrevista), sí podría serlo regionalmente. Una redistribución de zonas vegetadas y desérticas, oscilaciones en el nivel del mar y otros cambios, en un planeta densamente poblado como éste, pueden afectar a millones de personas. -La emisión de CO2 a la atmósfera, aunque no tuviera efectos en el clima, sí que puede asociarse sin duda con algunos efectos perniciosos, ya sea por sí o por efectos colaterales: deforestación por talas o lluvias ácidas, incremento de enfermedades respiratorias, contaminación de aguas, pérdidas de biodiversidad... En cuanto a que haya dinero tras Kioto, eso segurísimo, igual que lo hay tras los que se oponen a él.

  13. #13 Ramonmo 22 de ene. 2007

    Joazinho: Aunque nacido en Noruega, Eirik partió de Islandia para el viaje a Groenlandia. Islandia era una tierra notoriamente "poco verde" ya por entonces. La Saga de los Groenlandeses y la Saga de Eirik el Rojo, que describen esos hechos y que fueron escritas por los islandeses unos siglos después, dicen casi textualmente: "decidió dar el nombre de Tierra Verde a las nuevas tierras, porque decía que la gente se sentiría mucho más tentada de ir allí si el lugar tenía un nombre atractivo". Eirik y sus islandeses establecieron colonias en el sur y oeste de Groenlandia que duraron varios siglos. Se supone que fue precisamente la "pequeña edad de hielo" la que acabó con ellas.

  14. #14 joanzinho 22 de ene. 2007

    Ramonmo: Sigue sin quedarme claro lo de que groenlandia fuera "más" verde que Islandia como para ponerle ese nombre. Lo que es seguro es lo de que quería atraer colonos con un nombre engañoso. Eso mismo es lo que decía en mi anterior participación en el corta-pega de la wiki: "descubriendo una enorme isla la cual llamó en idioma danés "Grønland" (en español Groenlandia y en inglés Greenland), siendo su traducción al español «tierra verde», intentando de este modo dar una falsa imagen de fertilidad para atraer a los futuros colonos. Sin embargo, al llegar los colonos se encontraron con un clima gélido y hostil, si bien las condiciones climáticas eran mejores (más cálidas) en aquella época que en la actualidad."

  15. #15 Ramonmo 22 de ene. 2007

    Bueno, lo que quería era matizar tu última frase: "No creo que Goenlandia haya sido nunca "verde" (en tiempos históricos). Además tendría poco sentido que Erik, proviniendo de un pais lleno de pastos y bosques, se sorprendiera por un paisaje verde como para llamar a una nueva isla "Tierra verde"." Parece que Groenlandia ha sido, en tiempos históricos, más verde de lo que es hoy, lo suficiente para mantener algunas decenas de granjas durante bastantes años. Y Eirik no provenía directamente de un país lleno de pastos y bosques (supongo que te refieres a Noruega) sino de Islandia, lugar, entonces como ahora, bastante inhóspito, y donde la publicidad de "Tierra Verde" podía darle muy buenos resultados. Un saludo.

  16. #16 Brigantinus 23 de ene. 2007

    Permitidme un par de matizaciones sobre lo de Groenlandia y Erik: Es cierto que la propia saga de Erik el Rojo nos dice que le puso el nombre de Tierra verde para que resultara más atractiva a los potenciales colonos. Pero a pesar de ello, es indudable que la situación climatológica era mejor de lo que es hoy. Durante el "Óptimo climático" de 1000-1200, las temperaturas medias en el sur de Groenlandia era entre 2 y 4 grados más altas que en la actualidad. Teniendo en cuenta lo que ha sido la expansión de los hielos árticos, al menos en el pasado siglo XX, habría sido imposible repetir las navegaciones de los escandinavos en la zona de Groenlandia. Las propias sagas no mencionan la presencia de hielos a la deriva durante sus navegaciones. A partir de 1430, se asiste a la "Pequeña Edad Glaciar". Las temperaturas en el agua al norte de los 50ºN de latitud eran entre 1 y 3 grados más frias que en la actualidad. El "Konnungs Skuggsjón" -mediados del siglo XIII- ya sí habla de hielos en el mar. Un siglo después, Ivar Bardarson advertía que la vieja ruta que unía Islandia y Groenlandia era ahora impracticable por los hielos. El frío hizo que los esquimales de la llamada Cultura de Thule, en el noroeste de Groenlandia se desplazaran hacia el sur, alcanzando el extremo meridional de la isla (unos 1200 kms más al S.) en la segunda mitad del siglo XIV.

  17. #17 joanzinho 23 de ene. 2007

    Bueno, no voy a discutir por 2 ó 4 grados más de temperatura que pudiera haber entre el 1000-1200. De hecho ya desde un primer momento puse que "al llegar los colonos se encontraron con un clima gélido y hostil, si bien las condiciones climáticas eran mejores (más cálidas) en aquella época que en la actualidad". Sin embargo decir que Goenlandia en la época de Erik el rojo era un pais verde me parece unha exageración que solo puede llevar a confusión (igual que en aquel momento) a cerca del clima que hacía. Esta es una estación meteorológica de Groenlandia. Súmale esos 2 ó 4 grados y seguirá siendo un "clima gélido y hostil". Con estas temperaturas solo pueden crecer líquenes (que también tienen un color pardo-verdoso ;-) ) Qaanaaq 77 46 N, 69 21 O, 62 pies (19 metros) sobre el nivel del mar. Temperatura Media Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dic -21 -23 -21 -14 -5 2 5 3 -2 -8 -12 -17 Temperatura Máxima Media Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dic -17 -19 -17 -8 -1 5 8 6 1 -6 -10 -14 Temperatura Mínima Media Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dic -25 -27 -26 -18 -9 -1 1 0 -4 -10 -15 -20 Esta es la estación meteorológica que encontré con clima más benigno en Groenlandia. No es que dé para cultivar lechuguitas, ni aún sumándole los 2-4 ºC. Si tenemos en cuenta que esas son medias y las mínimas absolutas serán bastante más bajas (que son las que limitan el desarrollo vegetal), peor estamos Tasiilaq 65 60 N, 37 63 O, 170 pies (52 metros) sobre el nivel del mar. Temperatura Media Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dic -7 -7 -7 -2 1 3 6 6 3 -1 -3 -6 Temperatura Máxima Media Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dic -5 -4 -3 0 3 7 10 9 6 1 0 -3 Temperatura Mínima Media Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dic -10 -10 -10 -6 -1 1 3 3 1 -2 -5 -8 La temperatura en la capital Godthaabnuuk 64 16 N, 51 75 O, 229 pies (70 metros) sobre el nivel del mar. Temperatura Media Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dic -8 -10 -9 -2 1 5 6 6 3 0 -3 -5 Temperatura Máxima Media Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dic -5 -7 -6 0 3 8 10 9 6 1 -1 -3 Temperatura Mínima Media Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dic -10 -12 -11 -4 -1 1 3 3 1 -2 -5 -7 Y por último, las temperaturas de Islandia, en palabras de Ramonmo "lugar, entonces como ahora, bastante inhóspito, y donde la publicidad de "Tierra Verde" podía darle muy buenos resultados".... Pues al contrario, si lo comparamos con Groenlandia, aún no parece tan inhóspito. Reykjavik 64 13 N, 21 90 O, 200 pies (61 metros) sobre el nivel del mar. Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dic Temperatura Media Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dic 0 -1 0 2 6 8 11 10 8 4 1 0 Temperatura Máxima Media Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dic 2 2 2 6 9 11 13 13 11 7 4 2 Temperatura Mínima Media Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dic -3 -3 -3 0 3 6 8 8 5 1 -1 -2 EN CUALQUIER CASO, NO CREO QUE SE DEBA BASAR EL CUESTIONAMIENTO DEL CAMBIO CLIMÁTICO EN ALGO TAN CUALITATIVO Y SUBJETIVO (ADEMÁS DE PINTORESCO) COMO EL COLOR DEL PAISAJE GROENLANDÉS SEGÚN ERIK EL ROJO ;-))

  18. #18 joanzinho 23 de ene. 2007

    Vaya, no salieron muy claras las seies de temperaturas, pero creo que se entienden. En cualquier caso pueden consultarse en http://www.zonaclima.com

  19. #19 Brigantinus 23 de ene. 2007

    No, Groenlandia no era un país verde. Como he dicho, la propia saga de Erik dice que se le puso el nombre de Tierra Verde para atraer a los colonos. Ahora bien, las zonas más meridionales, donde se establecieron los escandinavos, sí debían gozar de un clima mejor que el que tuvieron posteriormente. Los escandinavos aguantaron en Groenlandia más de 400 años, casi la mitad poco menos que abandonados a su propia suerte. Para que se me entienda: Obśervese donde están situadas las localidades que citas. Compárese con las zonas de asentamiento escandinavo. No estaban tan al norte.

  20. #20 Lusitanoi 24 de ene. 2007

    Pienso que sea gronelandia verde o blaca de gelo lo facto importante es que entre 1000 y 1200 el clima era mas cálido, la poblacion viking lo demuenstra y qye ha habido un câmbio climatico posterior muy rapido (pequena idade do gelo) tambien la historia lo testemunha, quer vosotros les guste quer non (como esta de moda ahora en celtiberia). Pero lo que se oie hoy en dia es que antes de la poluicion los cambios climaticos era lentos y ahora todo se debe al CO2 y que estamos teniendo un cambio climatico muy rapido y una calentacion a la causa del CO2, pero la historia no es esso que nos dice o es?

  21. #21 Sotero21 24 de ene. 2007

    Entre las numerosas causas para la Revolución Francesa evocadas por Louis Blanc en su Histoire de la Révolution Française figura el clima. En efecto, a finales del siglo XVIII la población francesa era campesina. La agricultura de la época era incapaz de generar reservas. Los datos aportados entre 1776 y 1792 por la Real Sociedad de Medicina evidencian un empeoramiento del clima que influyó decisivamente como detonante de la Revolución. 1776 y 1777 fueron especialmente mediocres para la agricultura. Los años sucesivos fueron mejores y los campesinos se quejaron porque la superproducción hacía bajar los precios. A partir de 1781, las heladas primaverales y los veranos excesivamente calurosos arruinaron las cosechas. El 13 de julio de 1788 una tormenta de granizo arruinó la totalidad de las cosechas en más de 1000 pueblos en la región de París. El fenómeno fue calificado como "hurricane"· por el embajador de Inglaterra en Francia. El gobierno no se dio por enterado y no importó suficientes cerales. Los precios se desorbitaron y el hambre se instaló en el país. El Gran Miedo se apoderó de los campos durante el verano de 1789 con la llegada de hordas de miserables hambrientos. La situación era explosiva a finales del reinado de Luis XVI. Por supuesto, ni el clima ni el hambre fueron los únicos factores determinantes de la Revolución. En un contexto en que la burguesía se hallaba en abierta rebelión contra el gobierno, las dificultades económicas y agrarias amplificaron el fenómeno y situaron al país en un estado próximo a la histeria. Era un excelente detonante para la revolución.

  22. #22 Ramonmo 24 de ene. 2007

    Bueno, empiezo a no enterarme muy bien de qué va el tema. A ver si aclaro lo que quiero decir: Lo primero, que cambios climáticos ha habido siempre. Prueba: la diferencia entre lo que Groenlandia es hoy y lo que era cuando los islandeses llegaron a ella. Entonces las condiciones eran más benignas, hasta tal punto que permitieron el establecimiento de colonias. Esto está confirmado por las fuentes y la arqueología. Estas son las pruebas, nada subjetivas ni pintorescas. La prueba no es lo que dijera o dejara de decir Eirik el Rojo. Luego el clima se enfrió y las colonias se abandonaron. O sea, que se dio un cambio climático hacia un enfriamiento. En segundo lugar, es imposible estar seguro por ahora de que se esté dando un auténtico cambio climático: hacen falta series más largas de tiempo. El clima no es que nos parezca a nosotros que hace más frío o que hace más calor, o que tengamos un otoño más o menos lluvioso. El indicador del clima por excelencia es la vegetación. Por eso las variaciones del clima las estudia, entre otras ciencias, la palinología. El día que en Segovia haya encinas en lugar de pinos por encima de los 1.500 m es que ha habido un auténtico cambio climático. Ahora bien, existen indicios que nos hacen sospechar que es posible que se esté produciendo un cambio en el clima: temperaturas en general más altas, retroceso de los glaciares, etc., etc. Además, contamos con un posible mecanismo: el efecto invernadero causado por el aumento en la concentración de CO2 atmosférico. Pero lo bueno es que se han producido con toda seguridad otras oscilaciones climáticas en la historia sin que el CO2 de origen antrópico haya tenido que ver, ni tengamos mucha idea del mecanismo que las causó, lo que demuestra que sabemos muy poco de cómo funciona realmente todo esto. Aun así, dado que hay indicios, haríamos bien en hacerles algo de caso, estudiar con calma el asunto y tomar nuestras precauciones, no sea que nos pille luego con los pantalones bajados. Y, por de pronto, reducir las emisiones de CO2 es una buena idea por toda una serie de razones, haya cambio climático o no.

  23. #23 Sotero21 25 de ene. 2007

    No puede haber objeción alguna a que se limiten emisiones de gases contaminantes (no solo CO2) por parte de la industria. Pero de ahí, a crear un auténtico estado de histeria mundial va un trecho. Mucho me temo que los grupos ecologistas en este aspectos están controlados (via subvención) por grandes corporaciones industriales con intereses claros en la promoción de otras fuentes de energía, sea el "carbón limpio" sea la energía nuclear, sin olvidar las alternativas, que, a mi modo de ver, tienen mucho de imagen y muy poco de eficacia energética. La aventura de los vikingos en Groenlandia es un ejemplo claro de que el clima de la Tierra ha variado y varía cíclicamente sin la menor intervención humana. El aparición y avance del desierto del Sahara y otros, en un tiempo relativamente corto (hace 10.000 años todavía era más o menos fértil), nos da fe de ello en mayor escala. Soy de los que creen que aunque no se emitiera un solo gas de efecto invernadero el clima cambiaría por ciclos, como lo ha hecho siempre (hacia el enfriamiento, hacia el calentamiento) y que estos cambios podrían ser rápidos , como queda demostrado en la saga vikinga que llegaron con favorables condiciones en el X y sucumbieron en el XIII. La plataforma helada situada en el X más o menos donde está ahora, bajó a la altura de Islandia y la enlazaba con Groenlandia en el XIV. Lo que no entiendo es la histeria, el terror (sí, terror) propalado con tanta alegría por los medios de comunicación y por nuestros dirigentes. Pero a la gente le da lo mismo (el que venga por detrás que arree). El sr. Al Gore, tan preocupado por el tema no se corta un pelo en utilizar jets y automóviles y todos los lujos contaminantes de la opulenta sociedad a su alcance mientras censura gravemente que en la India se estén construyendo plantas térmicas a carbón (que les sobra) y nos aterroriza con sus funestas predicciones.

  24. #24 Ramonmo 25 de ene. 2007

    Sotero 21: De acuerdo en general, pero lo de que los grupos ecologistas están subvencionados me parece un poco fuerte. Es el tipo de cosas de las que yo pediría pruebas antes de creérmelas. Histeria y terror, tampoco. Puede ser que a alguien le tema le fastidie mucho y no le deje dormir bien por las noches, pero la mayor parte tenemos otras preocupaciones más acuciantes. El efecto que tú observas es, ante todo, un fenómeno periodístico, que ya sabemos cómo las gastan los plumillas. De todas formas, y sin estudiar mucho el tema, creo que, si de lo que se trata es de emitir menos CO2, vamos apañados. Veo casi imposible que las emisiones se reduzcan sensiblemente en un futuro próximo. Lo bueno de todo esto puede ser que ayude crear una conciencia ecologista global, y que sirva como acicate a la investigación científica y a auténticos esfuerzos internacionales por modificar nuestro insostenible sistema económico.

  25. #25 Dingo 25 de ene. 2007

    "Mucho me temo que los grupos ecologistas en este aspectos están controlados (via subvención) por grandes corporaciones industriales con intereses claros en la promoción de otras fuentes de energía" Sotero, esta afirmación me inspira lo mismo que a Ramonmo. ¿Tienes datos concretos para sustentar esto? ¿puedes siquiera apuntar indicios convincentes de ese control de ciertas corporaciones industriales sobre los grupos ecologistas? Por lo demás yo no he visto hasta la fecha ninguna histeria o terror mundial por el cambio climático. Lo que he visto son pasos tímidos hacia un estado de alerta que no viene nada mal, porque tener algo de miedo es bueno para el instinto de supervivencia, débase el cambio climático al hombre o a causas naturales, y sea cual sea al final su magnitud. Por otro lado, aunque resulta evidente, a lo mejor no está de mas recordar que replantear de cabo a rabo nuestro sistema de obtención de energía es una condición imprescindible para un sistema sostenible, con cambio climático o sin él. Y los pasos que se están dando hasta la fecha son tan lentos e insuficientes que esto si que debería de generar terror colectivo.

  26. #26 Sotero21 25 de ene. 2007

    "No es ciencia ficción que la mitad de Bilbao puede inundarse", de una entrevista hoy en El País, edición País Vasco, al director de la sociedad pública medioambiental IHOBE. No es terror, porque la gente se lo toma a chanza, pero esto es muy serio, "una mentira repetida mil veces acaba siendo verdad" (Goebbels). Las implicaciones económicas de semejantes declaraciones son graves: ordenación del territorio costero, por ejemplo o decrecimiento de las inversiones en pueblos costeros, o sencillamente pánico en ciertos sectores más pusilánimes o influenciables. El anuncio del fin del mundo, que muchas sectas han predicado una y otra vez, llevan a ciertos sectores de la población a confiar en charlatanes e iluminados que, en ocasiones provocan suicidios colectivos o comportamientos irracionales. He dicho que "me temo" que algunas organizaciones "ecologistas" estén financiadas de forma subterránea por grupos de poder político-económico muy interesados en alterar las cosas para su beneficio. No tengo muchos datos válidos, así que pondré mis palabras en cuarentena.

  27. #27 Servan 25 de ene. 2007

    El hombre moderno toma la naturaleza e incluso a sí mismo, al hombre, como cosa, donde su valor es el valor de cambio. No existe para él ningún valor que no sea el valor de cambio. Recuerdo de Mao Tse Tung, hombre por lo demás inteligente, a quien se le presentó el problema que un % de granos era comido por los gorriones y otras aves. Entonces se le ocurrió la brillante idea de destruir a estas aves, para lo cual millones y millones de chinos, durante dias y dias, aporrearon tarros por toda la China. Murieron los gorriones, y seguramente muchas otras aves. Exito. El problema fué que los gorgojos se reprodujeron por millones y millones, y cayó la producción de granos. Entonces, dado el valor de cambio, se dieron cuenta que habían cometido una estupidez. Si hubiera leído mejor a Chuang Tzé se hubiera percatado de ello. ¿Cuales son los efectos a largo plazo del DDT y otros pesticidas? ¿Cuanto DDT tenemos en nuestro organismo? ¡Adelante con los faroles! ¡Vamos hacia un Mundo Feliz!

  28. #28 Sotero21 25 de ene. 2007

    Nuestras preocupaciones sobre el clima del futuro están basadas en la ignorancia sobre como funcionan los mecanismos clave que controlan el sistema ecológico planetario. La complejidad del todo aconsejaría, al menos, mucha prudencia ante los augurios sobre el porvenir de una parte. Los gobiernos (estados) y las ideologías que los sustentan son los más interesados en predecir augurios funestos por cuanto, a la vez, se postulan como los únicos capaces de solucionarlos. Los medios de comunicación reproducen de manera acrítica la terrible previsión. La opinión pública urbanita insistetemente informada solo de parte y, por eso, incapacitada para juzgar, aterrorizada por el porvenir y atenazada por la culpa asimila esta información y asume como buenas y deseables medidas que, en realidad, suponen una carga para sí y un beneficio neto para el gobierno de turno (impuestos, tasas, cánones) y las corporaciones industriales (subida de precios, recorte de prestaciones, desgravaciones fiscales). Estos complejos económicos - financieros - industriales y las administraciones públicas son los que, en última instancia, dan de comer a los científicos que auguran de manera tan peregrina (aunque también dan de comer a los que sostienen lo contrario, no menos destemplados ) y los medios de comunicación que alimentan la opinión pública. La opinión pública es la que apoya o derriba gobiernos. El valor con el que recibo a estas alturas los informes de un gilipollas como el director de IHOBE (sociedad pública), que habla de un Bilbao "inundao", es menor que el que le doy aun antiguo augur destripando palominos. Pero eso cala y el día que el Gobierno Vasco nos endilgue un impuesto para poner refrigeradores en el Polo Sur (por supuesto suministrados por la cooperativa vasca líder del ramo) lo vamos a pagar a gusto

  29. #29 Servan 25 de ene. 2007

    En el Nuevo Orden Mundial el desastre ecológico se relega a los paises de tercera, paises como Bolivia, obligado a vender su petróleo a una fracción del valor real,así como perdió la plata, el oro, el estaño, y se quedó con la silicosis y los hoyos en las montañas, la selva destrozada, las etnias indígenas diezmadas durante el auge del caucho, hoy de la coca. El problema es que ahora el desastre afecta a todos. Vivimos en la Aldea global. Todos estamos en el mismo barquito y está haciendo agua. Aprendan a nadar.

  30. #30 Servan 26 de ene. 2007

    "los paises en desarrollo están expuestos a sufrir los peores efectos del calentamiento global y no deberían pagar un problema causado principalmente por los ricos, dijeron hoy los ejecutivos y expertos" (Davos)

  31. #31 Sotero21 26 de ene. 2007

    Pues lo van a pagar, porque toda la movida esta del CO2 está dispuesta para hipotecar el desarrollo industrial y energético de estos países. Las grandes corporaciones se están apresurando a comprar sus cuotas de emisiones (que los corruptos gobernantes venden con alegría y contento), para producir aquí lo que podrían producir allí. A cambio les están vendiendo parques eólicos obsoletos y otras zarandajas que abastecen puntualmente a unas cuantas aldeas, con la electricidad justa para un par de bombillas. Con eso, además, consiguen que los gobiernos les condonen impuestos, mejoran su imagen corporativa y se hacen con el control de las reservas de los países pobres. Los países de la UE son los principales compradores de derechos de emisión de todo el mundo. Entre enero de 2004 y abril de 2005, HOlanda compró el 16% del volumen negociado, seguido del Reino Unido, con el 12%. El resto de la UE suma el 32%. Japón absorbió el 21% del total y EEUU, que no ha ratificado el tratado, un 4%.

  32. #32 Sotero21 26 de ene. 2007

    La historia de los vikingos groenlandeses nos muestra el lado catastrófico del cambio climático. Los arqueólogos han encontrado en sus cabañas esqueletos envueltos en sayones de lana, con la capucha echada, que eran anormalmente bajos y mostraban signos de raquitismo. Murieron de frío y de hambre. No pudieron escapar de aquella prisión de hielo. Aunque el cambio climático no fue la única causas de su extinción. Los inuit, con los que mantuvieron escaramuzas por la caza, sobrevivieron en las mismas condiciones. Pero los vikingos dependían de la metrópoli. En paralelo al cambio climático, Noruega pasaba por un estado de crisis, los comerciantes se fijaban en otros lugares y el valor de la colonia decayó. La historia nos muestra ejemplos como este en los que un cambio en el clima, siquiera local, han determinado la extinción de una población y quizás hayan modificado el rumbo de la Historia. Si las condiciones climáticas groenlandesas hubieran permanecido en la misma manera que en el 1000, cabe pensar que el descubrimiento de América hubiera sido por el norte, habida cuenta de que ya habían alcanzado las costas del Labrador (Vinland) y muy posiblemente el San Lorenzo. No por el clima, sino por fenómenos meteorológicos puntuales, el rumbo de la Historia ha tomado un derrotero u otro, si Felipe II no se hubiera tenido que enfrentarse a los elementos (probablemente un fenómeno de gota fría) ¿que hubiera supuesto la ocupación de Inglaterra? si Hitler hubiera disfrutado de un invierno como el que hemos tenido hasta hace poco y no el de Stalingrado ¿cual hubiera sido el curso de la guerra?

  33. #33 Servan 26 de ene. 2007

    Lo que dices de Groenlandia es similar a lo ocurrido con una estación española en Patagonia, donde murieron de hambre y frío, si hubiesen aprendido de los indígenas hubieran sobrevivido.

  34. #34 Sotero21 26 de ene. 2007

    Aprender de los indígenas supongo que será un elemento clave para la supervivencia en territorio hostil. Aunque los vikingos no fueron tan infelices en Sevilla, por ejemplo.Los que huyeron camino de Carmona y Morón después de que fueran masacrados en Tablada, se rindieron y convirtieron al islam, dedicándose a la agricultura y sobre todo a la ganadería, haciendo un queso tan reputado, que todavía existe en la actualidad. El queso de Sevilla puro tiene su origen el el "ost" danés. ¿Qué estación polar Zebra era esa en la Patagonia?

  35. #35 alevin 27 de ene. 2007

    El hablar de cambio climático en periodos cortos no tiene mucho sentido si no es el alarmar y publicitar a grupos "ecolológicos". Las medias que hacen los metereologos creo que son de treinta en treinta años, al menos. En todas las epocas la Tierra ha sufrido "anormalidades climáticas"que han durado cierto tiempo y despues han desaparecido. Otra cosa es que estemos a punto de un cambio climático creado artificialmente por nuestro abuso de la energia que explotamos a la pobre Tierra. Yo empezaré a preocuparme cuando en Ecija nieve en Agosto y en Santiago de Compostela exijan un trasvase del Duero. Siento ser tan poco "fino"expresando mi opinión, pero estoy un poco harto de "mileniaristas" y profetas de desgracias. Además si se deshielan lo polos , se inundará Asturias y yo tengo tierras en León que quedarán a "pie de ´playa", jejejeje Paz y bien

  36. #36 Servan 27 de ene. 2007

    La estación Rey Don Felipe, cerca de Punta Arenas, cuyos escasos supervivientes fueron rescatados por Cavendish en 1587. El puerto fué llamado entonces Puerto Hambre.

  37. #37 Dingo 27 de ene. 2007

    Siento ser yo quien os lo comunique,pero... El mineralismo va a chegarrr.

  38. #38 Servan 27 de ene. 2007

    Desaparecen los osos polares, pero ¿qué me importa? Yo no soy oso polar. Desaparecen las ballenas , no me importa. Desaparecen los atunes, no me importa. Desaparecen las ranas, no me importa. Desaparecen los indios amazónicos, no me importa. Perdón, alguien está llamando a mi puerta.

  39. #39 Lusitanoi 27 de ene. 2007

    Los "Nostradamus" del siglo XXI, las visiones del Inferno de Dante... La humanidad se desarrolla y se queda igual a si misma, que atraccion por las prediciones de desgracia. Alevin, venga el cambio climatico, ahora tengo que hacer 15 km para ir la playa despues me quedo con el arenal a la puerta, pues que venga, assi emito menos CO2 para ir a la playa sera sin duda mas ecologico, lolololoolllllllllllllllllllllllllll y aun puedo hacer un bar en jardin para rentabilizarlo....

  40. #40 Uma 27 de ene. 2007

    Yo cada vez oigo a más metereólogos y científicos hablar del cambio climático en la televisión y en la radio. Hace 10 años esto era impensable. Lo que no se sabe es qué porcentaje de ese cambio está provocado por la acción humana,y que parte corresponde a un ciclo geológico,que habría ocurrido igual,con humanos o sin ellos. Los ecologistas no niegan que exista ese ciclo geológico,simplemente insisten en la prevención por la parte que nos toca. Hay unas cuantas especies que actuan como "marcadores biológicos" que acusan especialmente los cambios de temperatura:corales,álgunos tipos de mariposas y pequeños anfibios,y estas especies están desapareciendo(los corales) o yéndose a otros sitios en los que antes no estaban. Y también hay algunas aves migratoria que han cambiado sus pautas. Tampoco es tranquilizador que esté disminuyendo el perímetro de hielo de los polos.etc. .La ecología no es una locura de unos cuantos milenaristas:es una ciencia,y estudia la naturaleza como un sistema.Y en un sistema,cuando se altera uno de sus elementos ,se altera todo el sistema.Y el problema es que estamos alterando muchos elementos y a la vez (deforestación,contaminación del agua,explotación excesiva de recursos etc),y de modo muy intenso Con respecto a la financiación de grupos ecologistas por parte de algunas multinacionales,pues más bien ha sido siempre lo contrario. por lo general han sido vilipendiados por esos grupos de poder y por periodistas y científicos identificados con esos grupos de poder,o ,directamente,pagados por ellos.. Problemas acuciantes que nos atañan a todos..la escasez del agua y su contaminación,especialmente en paises en vías de desertización,entre los cuales,por desgracia,se encuentra el nuestro. Los que buscais razones científicas y con razón,seguro que si poneis en GOOLE: Green Peace, Amigos de la tierra o Adena,encontrareis un montón de datos.En estas organizaciones hay gente tan preparada o más que en cualquier otro sitio.(y,por supuesto,más que muchos periodistas) La tierra continuará con cambio climático o sin él,lo que no se sabe es si nuestra civilización sobrevivirá,lo cual,personalmente,me dá igual,porque no sé si merecen la pena nuestros resultados. Por último,con respecto al tipo de desarrollo que puede llevar el capitalismo a los paises del tercer mundo,no hay más que mirar,por ejemplo,a Ecuador :un pais con petróleo,pero con una generación entera en la emigración;los beneficios del petróleo van a a las compañias que los explotan y lo que se queda el propio país,se pierde en una red de corrupción .A los habitantes del lugar,les quedan la contaminación de agua aire y suelo y unos precios imposibles.Y lo mismo podría decirse de Nigeria y otros muchos sitios.Y tampoco creo que los nuevos gobernantes tipo Hugo Chavez vayan a mejorar las cosas.

  41. #41 Servan 27 de ene. 2007

    Uma: estoy muy de acuerdo con lo que escribiste. Yo veo con algún grado de optimismo el gobierno actual de Bolivia, que ha mostrado una óptica diferente a los anteriores gobiernos, con amor a su pueblo, a su tierra. Hay un rescate del incario. Bolivia ha sido y es un pais riquísimo, pero sus riquezas no fueron para su pueblo, se transformaron en las fastuosidades de Patiño, en la riqueza de las multinacionales, para el pueblo fué la pobreza, el hambre, el analfabetismo, la desnutrición ..y el desprecio. Sobre ellos se arrojarán las águilas, los tigres y los chacales. Es la historia. Si no vencen, les deseo que den una buena pelea.

  42. #42 Uma 27 de ene. 2007

    ojalá ,Servan,pero en general soy bastante pesimista

  43. #43 Sotero21 27 de ene. 2007

    El debate sobre el cambio climático lleva más de diez años, lo que pasa que en este país llegamos tarde a todo. En 1958 se inciaron las primeras mediciones sobre la concentración de CO2 en la atmósfera y casi inmediatamente, en la década de los 60, fue objeto de controversia y eje de las reivindicaciones de los verdes norteamericanos y europeos. Hace 35 años el informe del Club de Roma sobre los límites del crecimiento mundial señalaban tres crisis para el siglo XXI, la crisis climática, la crisis bioquímica y ecológica y la crisis demográfica A Evo Morales y a Chávez, si pretenden mejorar las condiciones de los pueblos boliviano y venezolano, no les va a quedar más remedio que quemar mucho petróleo del que disponen, o hacer nucleares, o grandes proyectos hidroeléctricos, porque no hay alternativa para la producción masiva de energía. Y la energía es básica para poner a los pueblos americanos en condiciones mínimas de desarrollo.

  44. #44 Uma 27 de ene. 2007

    Por supuesto que lleva más de diez años,pero hasta hace muy poco no se ha empezado a hablar con un mínimo de seriedad de ello en los medios de comunicación españoles,y tampoco tanto como se debería.El otro día oí a un periodista importante y a un economista renombrado decir que la energía nuclear era la menos contaminante,y se quedaron tan tranquilos.Debe ser que se olvidaron de los resíduos radioactivos que se acumulan en los cementerios ad hoc,algunos con una duración practicamente eterna. Sinceramente,no creo en ese modelo de desarrollo ,pero parece que es cuestión de creencias y cada uno tenemos las nuestras, y me parece que no las vamos a cambiar

  45. #45 Minaia 27 de ene. 2007

    Yo, con respeto al Sr. Uriarte, creo que hay suficiente masa de científicos de disciplinas diferentes en todo el mundo que vienen llegando a la misma conclusión como para dudar de manera razonable: uno, que hay un calentamiento y dos, que es producto de la acción humana. En muchos casos, ojo, este grupo incluye a científicos que también eran escépticos al principio pero que se han tenido que rendir a la avalancha de datos y mediciones al respecto. Lo que veo es que cambiamos el discurso, las teorías conspiracionistas mutan pero nunca desaparecen. De los malos habituales, las conspiraciones de los de las petroleras y su clá política, ahora pasamos a los oscuros intereses que defienden la energía nuclear, la energía solar, otras renovables, el "carbón limpio", elija usted la conspiración que más le interese. Al final, a lo mejor resulta que los resultados de las maquinaciones de unos y otro se compensan.

  46. #46 Servan 27 de ene. 2007

    Sotero: esa es la via capitalista de desarrollo, y quizá (quizá) no exista otra, y es también la via de la extinción de la biósfera. Pero hay quienes han buscado, y pienso en Gandhi, en Cardenal, una via que no sea la de la riqueza y la acumulación, la destrucción del medio ambiente, sino llegar a una entente con el mundo, una pobreza cristiana, por qué no, pobreza y moderación, a Cristo le hubiera gustado, también a Francisco de Asis.Morales pertenece al pueblo indígena, un pueblo para el cual el agua, el cielo, la tierra, las plantas, los animales, son sagrados. No son vil mercancía.

  47. #47 Uma 27 de ene. 2007

    un pequeño artículo de leonardo boff,el teólogo,sobre la política de Lula da Silva con respecto a la selva amazónica

  48. #48 Uma 27 de ene. 2007

    "Cuando haya muerto el último pez,el hombre blanco se dará cuenta de que el dinero no se come" la frase,generalmente atribuida a un jefe indio,parece que es apócrifa,pero,como suele decirse en estos casos,"si non e vero,e ben trovato"

  49. #49 Sotero21 28 de ene. 2007

    Servan: hay que poner en cuestión la sabiduría ecológica de los indígenas que se limita a que no tiene suficientes medios de intervención. No creo que tengan una conciencia filosófica sobre la fragilidad del ecosistema. La historia y la prehistoria está lleno de catástrofes ecológicas provocadas por la acción humana. Se piensa que la Gran Pradera americana fue originada por la quema sistemática de sus bosques en el Neolítico como práctica de caza. La desertización de Mesopotamia es debida a la salinización del suelo como consecuencia indeseable de la irrigación intensiva introducida por los sumerios. La mentalidad primitiva concibe a la naturaleza como fuente inagotable de recursos. Solo cuando estos escasean se hacen sacrificios propiciatorios. El hombre prehistórico recogía despreocupadamente los frutos de la tierra sin detenerse hasta que no agotaban los recursos. Hoy en día, los pescadores peruanos han aniquilado en unos cuantos años de sobreexplotación los gigantescos bancos de anchoveta. El interés de un campesino brasileño es ir a la Amazonia, adquirir terrenos a bajo coste y proceder de la manera más expiditiva que existe para roturar el terreno: el incendio.

  50. #50 Servan 28 de ene. 2007

    Los grandes lagos de Canadá están contaminados ¿arsénico, bismuto, plomo, materiales radioactivos, DDT? ¿Etc? Como consecuencia mueren los peces, las águilas, los osos, los indios. Chile es un productor internacional de salmón y de papel. Como consecuencia mueren los cisnes de cuello negro, y seguramente los peces, las águilas, los zorros. Los inmensos bosques del sur se transforman en astillas, en aserrín, y estos en papel.En CO2. ¿Estamos del lado de la vida o del lado de la muerte?

  51. Hay 133 comentarios.
    1 2 3 página siguiente

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba