Autor: Servan
sábado, 23 de diciembre de 2006
Sección: Escritos antiguos
Información publicada por: Servan
Mostrado 12.892 veces.


Ir a los comentarios

La piel de onagro.

I. Lucio Apuleyo, El asno de oro (Metaphorseon).

"Este libro trata de metamorfosis" La hechicera Fotis proporciona a su amante Lucio una pomada mágica con la que se transformaría en ave,pero equivocando el frasco, Lucio se transforma en asno. Fotis le dice: Felizmente el remedio es muy sencillo; en cuanto mastiques unas hojas de rosa, perderás la forma asnal y serás nuevamente mi adorado Lucio. Después de muchas vicisitudes, Lucio-asno dirije sus plegarias a Isis y tiene un sueño en que ve a la diosa con su manto cuajado de estrellas; esta le indica que vaya a una festividad en su honor, donde verá un pontífice con una guirnalda de rosas, "arrancarás las rosas con tus labios, y en el mismo instante te verás libre del pellejo de esta detestable animal que tan odioso me es". Esto realiza Lucio: la promesa divina se cumple. "Al punto me vi despojado de mi asquerosa envoltura de bestia." "saliendo de la nefasta piel de asno"

II. Evangelio árabe de la infancia (apócrifo)

Episodio del joven transformado en mulo (evocado en el arte medieval). Cuando se aproximaban a una aldea, Santa María y la joven que la acompañaba vieron tres mujeres que venían llorando. Las acompañan a su casa, donde las ven abrazar llorando a un mulo. Estas les explican que era su hermano, transformado en bestia por unas hechiceras. Texto siriaco "cuando amaneció, miramos; nuestro hermano no estaba con nosotras. No había más que este mulo; él había sido metamorfoseado y cambiado en mulo." Emocionada por su desgracia, nuestra Dama Santa María tomó al Señor Jesús y lo puso sobre el lomo del mulo: "Hijo mío, por tu gran poder sana a este mulo y haz que vuelva a ser un hombre razonable." Al instante el mulo se transformó en hombre. Notas: -La narración de Apuleyo seguramente se basa en antiquísimos ritos egipcios, que en su relato adquieren un sentido místico (v. Marsias desollado por Apolo, tema acogido por M. Angel). - El asno es aborrecido por Isis, pues representa a Set, asesino de Osiris. - Yolando Pino Saavedra, en un antiguo artículo sobre cuentos populares chilenos para la Revista Chilena de Historia y Geografía, ofrece una narración similar, seguramente inspirada en el evangelio apócrifo. No he podido encontrarlo, desapareció en algún rincón de mi biblioteca.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Uma 24 de dic. 2006

    Servan,puede que el relato chileno ,del que hablas,tenga otra procedencia ,asociada al cahamanismo,la transformación en animal al ponerse su piel,o su máscara . este es el dibujo de un tambor de chamán,lo que pasa es que perdí el enlace y no recuerdo exactamente si era buriato o yakutu,etc .(Tampoco sé si tendrá relación con esto,pero me ha llamado la atención que aparezca un burro)

  2. #2 Abo 24 de dic. 2006

    Uma, me gusta lo que dices sobre el chamanismo y la transformación en animal al ponerse su piel o su mascara; hay quien su mascara la lleva siempre, estoy leyendo algo relacionada, cuando lo termine comentaré algunas cosas que tienen relacion. Saludos.

  3. #3 Servan 24 de dic. 2006

    Uma: el relato de marras es de origen completamente español, es una variante del apocrifo, y me maravilla que persista miles de años en la "psiquis colectiva".No me extrañaria que en España puedan señalarse narraciones similares. El tema de la mascara es interesantisimo. La persona.

  4. #4 Servan 25 de dic. 2006

    Dice Diego López de Cortegana (traductor del Asno) "es de saber que Apuleyo imitó en el argumento de esta obra a Luciano, filósofo griego".

  5. Hay 4 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba