Autor: ventero
martes, 12 de diciembre de 2006
Sección: Artículos generales
Información publicada por: ventero


Mostrado 14.500 veces.


Ir a los comentarios

El sarcófago de San Pablo

El Vaticano anuncia el descubrimiento del sarcófago de San Pablo (hasta ahora no había pruebas).

-De "El Mundo" (Madrid) y EFE (Roma)

El Vaticano ha anunciado el descubrimiento del sarcófago del San Pablo encontrado tras años de excavaciones arqueológicas bajo el altar mayor de la basílica romana dedicada al apóstol, San Pablo de Extramuros. El descubrimiento es de gran valor arqueológico pero también para la tradición cristiana, que levantó la basílica donde se creía que fue enterrado Pablo pero sin que hasta ahora se tuvieran pruebas ciertas. Image Hosted by ImageShack.us Los arqueólogos, dirigidos por Giorgio Filippi, experto de los Museos Vaticanos, comenzaron sus excavaciones en el año 2002 y sólo el mes pasado pudieron sacar a la luz el sarcófago, que data al menos del año 390 y que yacía olvidado entre los estratos de los templos que fueron construidos uno sobre el otro. Al descubrimiento se llegó tras excavar, entre el altar mayor y el de San Timoteo, una pequeña cavidad para no dañar el presbiterio y luego se prosiguió por un pequeño túnel hasta llegar al sarcófago. El sarcófago se encontraba justo bajo la inscripción incompleta 'Paulo apostolo mart' (Pablo apóstol mártir), visible desde la base del altar. Este descubrimiento abre nuevos itinerarios de investigación, ya que el sarcófago tiene un agujero en la tapa de unos 10 centímetros, tapado en el fondo con un poco de argamasa. Dicha abertura era una forma usual en aquella época para establecer una comunicación entre las reliquias y el altar. El apóstol Pablo fue martirizado y le cortaron la cabeza a las afueras de la ciudad de Roma y fue enterrado en la via Ostiense, según la tradición, en la tumba de la Matrona Lucilla. El emperador Constantino, a principios del siglo IV edificó la primera Basílica en torno a la tumba y en el 390 los tres emperadores posteriores se dedicaron a la ampliación de la misma. Después de la reconstrucción de la nave central de la iglesia por el Papa León Magno, al haber sufrido deterioros después de un terremoto en el año 433, el sepulcro quedó sepultado. En 1823 la Basílica fue prácticamente destruida por un incendio y fue reconstruida en 1854, sepultando definitivamente la tumba. En las excavaciones se han descubierto objetos del siglo XIX anteriores a la reconstrucción, unas monedas y parte del marco de una ventana, seguramente perteneciente al convento de entonces. Los restos del apóstol quedaron envueltos en el misterio. Image Hosted by ImageShack.us Durante el jubileo de 2000, el obispo Marcello Costalunga, entonces administrador pontificio de la basílica, por la insistente petición de los peregrinos que querían venerar las reliquias del apóstol, pidió el permiso de investigación. "No hay ninguna duda, el sarcófago encontrado bajo el suelo de la basílica de San Pablo es el del apóstol", confirmó el arcipreste del templo, el cardenal Andrea Lanza di Montezemolo. El arqueólogo Filippi no garantiza que dentro del sarcófago se encuentren los restos del apóstol ya que en aquellas fechas se construían sepulcros en cuyo interior a veces se depositaban "las cosas más disparatadas". Asimismo, el director de las excavaciones comenta que el sarcófago podría ser un cenotafio (monumento funerario en cuyo interior no se deposita ningún cadáver), que asumía el mismo valor para la tradición cristiana. "Desde el punto de vista histórico y arqueológico podemos estar seguros de que el 18 de noviembre de 390, cuando fue consagrada la basílica, el sarcófago le fue indicado a los creyentes como la tumba de San Pablo", explicó Filippi. Las obras prevén que alrededor de la tumba de San Pablo se colocará una lámina transparente en el suelo, que permitirá ver el sarcófago y los restos del ábside de la antigua basílica constantiniana. El lunes 21 de febrero de 2007 Filippi presentará el descubrimiento en el Instituto Arqueológico Germánico de Roma. Cuando se descubrieron los restos de San Pedro en 1941 en la basílica que lleva su nombre, la Iglesia demoró 35 años en determinar que los restos descubiertos eran los del Primer Papa. Probablemente tenga que pasar un tiempo similar para determinar si los restos hallados pertenecen al llamado “Apóstol de Gentes”. ------------------------------------------------------------- P.D.: Si alguien pregunta qué hace una noticia arqueológica sobre San Pablo en un portal informático de Prehistoria y Edad Antigua de la Península Ibérica recordaré que a San Pablo pertenecen estas dos afirmaciones escritas en Corinto, a principios del año 58: "Espero visitaros de paso para España" (Rom 15, 24) y "Una vez cumplida esta misión y entregado el fruto de esa colecta, partiré para España pasando por vuestra ciudad" (Rom 15, 28).

-


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Cogorzota 13 de dic. 2006

    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Vaticano/confirma/autenticidad /tumba/San/Pablo/elpepusoc/20061211elpepusoc_2/Tes Pablo Se estudia que se autorice la apertura del sarcófago para examinar el contenido AGENCIAS - Roma - 11/12/2006 El Vaticano ha anunciado hoy que podría abrir para su estudio el sarcófago que yace bajo la basílica de San Pablo Extramuros, a las afueras de Roma. Unas recientes excavaciones parecen confirmar que, como dice la tradición cristiana, la tumba de mármol, que ha sido desenterrada, contiene efectivamente los restos del apóstol San Pablo, el que se convirtió al cristianismo en el camino de Damasco tras caer de su montura ante una visión. La confirmación es importante tanto desde el punto de vista arqueológico como desde la tradición cristiana. "No hay ninguna duda que el sarcófago encontrado bajo el suelo de la basílica de San Pablo es el del apóstol", ha explicado el arcipreste del templo Andrea Cordero Lanza di Montezemolo, que, sin embargo, ha minimizado algunas informaciones que aseguran que el sarcófago de San Pablo se acaba de descubrir. “No ha habido duda durante los últimos 20 siglos de que la tumba estaba aquí. Ha estado visible y no visible en varias ocasiones en el pasado, hasta que se enterró. Ahora hemos hecho una excavación en el suelo de la Basílica para hacer visible parte de la tumba”, ha dicho Montezemolo. Ahora se espera el permiso papal para abrir el sarcófago. En 2002, se iniciaron unas excavaciones en la iglesia y se volvió a desenterrar para hacer visible a los peregrinos parte de la tumba, que data al menos del año 390. En la losa sobre el sepulcro se puede leer en latín: "Paulo Apostolo Mart" (Pablo, apóstol y mártir) y presenta el agujero que se realizaba para poner en contacto la reliquia con el altar pero también para que los peregrinos pudieran introducir trozos de tela que tocasen los restos. Según ha anunciado Montezemolo, se ha intentado visualizar el contenido del sarcófago a través de rayos X, pero el grosor de las paredes de mármol del féretro lo impide, por lo que se estudia la posibilidad de abrirlo. La Basílica de San Pablo Extramuros fue construida en el siglo V de sustitución de una pequeña iglesia del siglo anterior que fue instalada sobre lo que se creía que era la tumba de San Pablo, el llamado apóstol de los gentiles, decapitado en el año 65 por orden de Nerón. Situada a las afueras de la ciudad, cerca del Tíber, la Basílica de San Pablo es la iglesia más grande de Roma después de la de San Pedro. Fue reconstruida varias veces, la última tras un incendio que estuvo a punto de destruirla por completo en 1823. Además de la tumba del apóstol, contiene los retratos de todos los papas de la historia de la Iglesia católica, comenzando por San Pedro. San Pablo, antes Saulo, natural de la ciudad de Tarso, en la actual Turquía, era un gran perseguidor de los cristianos, hasta que se convirtió tras tener una visión en el camino de Damasco años después de la muerte de Cristo. Tras años de lucha por el cristianismo, por lo que fue llamado Apostol de los Gentiles, murió decapitado en el año 65. http://www.elpais.com/articulo/cultura/Vaticano/deja/ver /sarcofago/Pablo/contenido/elpepuint/20061212elpepicul_7/Tes El Vaticano deja ver el sarcófago de Pablo pero no el contenido La Iglesia "estudia la posibilidad" de analizar las que se cree son las reliquias del santo AGENCIAS - Roma - 12/12/2006 Paso a paso, con prudencia y sin ninguna prisa, en la más pura tradición vaticana. Al anuncio de que ha salido a la luz el sarcófago de Pablo de Tarso, san Pablo, el gran propagador del cristianismo, tras practicar una abertura en el altar mayor de la basílica consagrada al apóstol en Roma, y que el precioso objeto de mármol puede ser visto desde ahora por los fieles y el público, ha seguido la precisión del Vaticano de que el estudio del contenido -según la Iglesia el cuerpo de Pablo- va para largo. El sarcófago, que, a tenor de las informaciones vaticanas, luce en un lado la inscripción en latín "Pablo apóstol mártir", se ha hecho visible tras el agujero realizado por los servicios arqueológicos vaticanos bajo el altar principal de la basílica de San Pablo Extramuros. En 2002, las excavaciones llevadas a cabo en el lugar, donde la tradición ha situado secularmente la inhumación del apóstol -decapitado en Roma, según la tradición, el año 67 durante la persecución de Nerón-, permitieron descubrir la existencia de una tumba. El sepulcro fue formalmente atribuido por la Iglesia a san Pablo en febrero de 2005. La autenticidad de la tumba no ofrece para el Vaticano la menor duda, según subrayó ayer en una conferencia de prensa para presentar los trabajos efectuados en el altar el responsable de la basílica, el cardenal Andrea Cordero Lanza di Montezemolo, al que acompañaba el arqueólogo Giorgio Filippi, director del Departamento de Epigrafía de los Museos Vaticanos. El sarcófago, dijo el cardenal, no va a ser de momento abierto para confirmar la identidad de su ocupante -algo que, como queda dicho, la Iglesia no considera necesario probar más-. No obstante, Lanza di Montezemolo dejó abierta la puerta a que una investigación científica de los restos se lleve a cabo más adelante. "Vamos a dar los pasos necesarios para obtener la autorización a fin de explorar el interior", señaló, añadiendo que el permiso necesario para ello lo ha de dar el propio Papa. El cardenal reveló, no obstante, que aunque el sarcófago no haya sido abierto se ha tratado ya de escudriñar en su interior por medio de rayos X, aunque sin resultado, dijo, a causa del espesor del mármol. La actual basílica de San Pablo, la segunda mayor de Roma tras la de San Pedro del Vaticano, está edificada sobre las ruinas de una anterior construida en el siglo IV bajo el emperador Constantino. Según la tradición cristiana, en el mismo lugar, que correspondería a la tumba de san Pablo, se alzaba antes una pequeña iglesia dedicada al apóstol. Con cada cambio, el sarcófago fue haciéndose más inaccesible, hasta acabar 1,3 metros por debajo del actual suelo. Hasta las excavaciones recientes, los visitantes sólo podían asomarse a una pequeña abertura para contemplar el mortero que cubría la tumba. Sorprendente. Me pregunto si no tendrá esto algo que ver con el calvario con RIP de Iruña veleia. De ser así sería la primera maniobra del Vaticano, que como se recordará tiene información privilegiada de la que no dispone la comunidad científica. Giorgio Filippi, (director del Departamento de Epigrafía de los Museos Vaticanos) Radio Macuto te saluda.

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba