Autor: lapurdi
lunes, 20 de noviembre de 2006
Sección: Lenguas
Información publicada por: lapurdi
Mostrado 15.142 veces.


Ir a los comentarios

La omnipresente raiz "ter"

Hay raices que por ser muy contidianas o por estar amalgamadas con otras raices, se hacen difíciles de distinguirlas como tales. No sé como fué que di con ella. Quizás ya llevaba mucho tiempo dandole vueltas, pero creo que no fué hasta que pude encontrar su significado concreto que la pude detectar, definir, distinguirla dentro de las palabras cotidianas. Me refiero a la raiz "ter", con la que tope principalmente al leer palabras griegas, entre las cuales quizás sea la más famosa "teatro". Esta palabra, como ya mucho deben saber, se compone de "déa", vista, acción de contemplar, ojo no relacionarla con "deá", diosa, cuya única diferència con la anterior radica en el acento, más "tron", cuya raiz pelada es "ter", más el morfema del articulo neutro griego "-on", que al contraerse da "tron" y ya en nuestro idioma castellano "tro".

Las raices griegas

Hay raices que por ser muy contidianas o por estar amalgamadas con otras raices, se hacen difíciles de distinguirlas como tales. No sé como fué que di con ella. Quizás ya llevaba mucho tiempo dandole vueltas, pero creo que no fué hasta que pude encontrar su significado concreto que la pude detectar, definir, distinguirla dentro de las palabras cotidianas. Me refiero a la raiz "ter", con la que tope principalmente al leer palabras griegas, entre las cuales quizás sea la más famosa "teatro". Esta palabra, como ya mucho deben saber, se compone de "déa", vista, acción de contemplar, ojo no relacionarla con "deá", diosa, cuya única diferència con la anterior radica en el acento, más "tron", cuya raiz pelada es "ter", más el morfema del articulo neutro griego "-on", que al contraerse da "tron" y ya en nuestro idioma castellano "tro". Aunque todo el mundo conoce esta palabra griega, teatro, no encontraremos esta raiz "ter" en el diccionario griego, lo que nos debe llevar a pensar que ya en el griego esta voz no era reconocida como palabra, y tan solo perduraba su presencia en las palabras compuestas, y en palabras afines, que aun siendo diferentes conceptualmente, conServan este significado básico de "ter", como límite de un cuerpo, de un espaio o de un tiempo. Estas otras palabras o raices griegas, en las que creo reconocer la presencia o parentesco con "ter", son: "derma", piel, o todo aquello que cierra o recubre un ser vivo, "dero", despellejar, quitar la piel, "ptero", con esa "p-" inicial que la hace diferente, con el significado de ala, que también como la piel, y aunque este separada del cuerpo, recubre el cuerpo del ave. "Terpo", saciar, llenar, en donde vemos que "ter" se relaciona con las paredes del estómago, y "-po", es la separación que ejerce la comida cuando llena el estómago. "Zerapon" y "zerapaina", criado y criada, escrito esta vez con "z", pero cuyo valor semántico lo podemos asociar a las oclusivas dentales (d, t, z, th,..), de hecho los sirvientes son los que se encuentran bajo el dominio de la casa, sirven a la casa, o mejor dicho, al dueño o dueña de la casa, pero siendo la casa el término de referencia de los criados. Ya para acabar esta lista de palabras que recuerdan o hacen referencia directamente a "ter", señalaria el termino "termo", caliente, donde podemos relacionar el hecho del calor con la no disipación del mismo gracias al abrigo o aislante que ejercen los cubrimientos que ejercen las paredes de un edificio o de una casa, la ropa o cualquier envolvente que impida la disipación del calor al exterior. Otros lugares y edificions, además del teatro, conServan esta raiz. Señalaré dos que aun hoy conservamos en nuestro léxico: "cemen-terio", o lugar (terio) donde, literalmente, duermen o descansan (cemen) los muertos, y "batis-terio", lugar donde bautizan a los cristianos.

Otros derivados latinos de "ter"

Esta raiz no ha estado ausente, al contrario, siempre muy presente, en la mayoria de los ámbitos más importantes de la vida, como podemos encontrar dentro de las palabras que, tanto se refieren al espacio, como al tiempo, hasta llegar incluso a conceptos familiares, de los miembros de la família y de los nombres más cotidianos como son los adverbios y las preposiciones. Empezando por los términos espaciales o de lugar podemos recordar la gran cantidad de palabras acabadas en "-teria", "-deria", "-dero" o "-tero", con un claro significado de lugar. "Cafe-teria", lugar donde se vende café, o más llanamente, lugar del café, "pesca-deria", lugar del pescado o del pez, "lava-dero", lugar o instrumento para lavar, "rega-dera", objeto para regar. Son ejemplos que precisamente por su diferente forma o variantes fonéticas, hace que creamos son palabras con diferentes origenes. Quizás nos despiste el hecho que muchas de las palabras derivadas que contienen estos morfemas no presentan la "t", y que esta "t" pueda ser muchas veces atribuible a un participio (-ado) o a un morfema sustantivizador (paque-te), lo que dejaria a la segunda raiz o morfema solamente con "-er-". Quizás este sea el principal escollor para poder llegar a relacionar esta raiz "ter" con tantos y tantos términos de lugar que presentan esta terminación. Otras palabras espaciales que creo pueden contener esta raiz són "tierra" de un latino "terra", que no nombra a una materia, la tierra, sino a un espacio limitado, con un propietario de la misma. Es decir, no existe la teiira si esta no esta limitada, y con un amo de la cual es propia. Muy unido al concepto "tierra" tenemos el de término, en sus diferentes accepciones. El "termino" municipal, se refiere al territorio propiedad de ese municipio. El mismo verbo "terminar", que agrupa además de a "ter" a la raiz "min", con su claro significado de interno, interior, nos define al "término" como la parte interna de la tierra que comprende o agrupan unos limites o fronteras, que son, al fin y al cabo, los definitorios de una tierra o de un término. En la otra dimensión, el tiempo, muy unida no obstante a la del espacio, encontramos palabras clarísimas que continen esa raiz: an-ter-ior, pos-ter-ior, mien-tr-as, en-tr-ar, den-tro, ex-tra, in-ter-ior, etc. Quizás se podria objetar que la raiz de "anterior" no sea "an-" sino "ant-" o de "posterior", "post-". A mi me parece que estas raices (an, pos) no llevan, aunque puedan llevarlo, el fonema "t", que tan prolíficamente es utilizada para sustantivizar muchas palabras. En el otro extremo de la palabra encontramos el morfema "-ior" con el sentido con el sentido de "el más", es decir, el "ter" más... Mientras parece ser una palabra muy ajena a las dos anterior (anterior y posterior), pero creo que la raiz "men" es en este caso una variedad fonética de la raiz "min", interior, dentro, y que por tanto el valor de "mien-tr-as" viene referido al tiempo que transcurre en el interior, entre (otra palabra con idéntido origen) el comienzo y final de un hecho, en el momento interno. Así , pués, tenemos: anterior, el lapsus de tiempo más al comienzo, posterior, el lapsus de tiempo más al final, y mientas, el tiempo interno, entre los dos extremos de inicio y final de un hecho. Conceptos con "den-tro", "en-trar", "ex-tra", "en-tre", así como todos sus derivados. son palabras que tanto podemos asociar con el espacio como con el tiempo, ya que los límites pueden ser tanto físicos como temporales. Pero quizás lo más curioso de esta raiz "ter" sea su derivación hacia palabras del ámbito familiar, como son: pa-dre, ma-dre, fra-ter-no, nues-tro, vues-tro, o de origen inglés como: bro-ther, sis-ter, daug-ther. Incluso el nombre que atribuimos a los "otros", es decir ese "otros, proviniente del "al-ter" latino, no deja de ser un caso más para asociar "ter" con los que estan fuera o al lado, de una raiz básica "al-" (aj-eno). Aquí creo que "ter" se asocia facilmente con la casa, en un sentido amplio, es decir, la casa y todo aquel territorio perteneciente a la casa, o la casa en el sentido de unidad diferenciada de las otras casas, y en donde viven un grupo de personas relacionadas por vinculos familiares, es decir, en torno a la mujer. Es el hecho de compartir la casa lo que da nombre al padre y a la madre, a los hermanos, a la hija, quizás también al hijo, a lo que es de la casa, de nosotros, nues-tro, o de la casa de los otros, vues-tro. Es ese sentido de propiedad única que se comparte por un grupo, por una familia. Los que estan fuera son los "ex-tra-ños", los "ex-tra-njeros", y los seres con los que convivimos en la casa son los "en-tra-ñables", como las "en-tra-ñas" son los órganos que estan dentro de nuestro cuerpo. El hecho de compartir lugar o trabajo nos lleva definir lugares como "-terios", (monasterio, casterios o castros, luego "cas-tell-os", etc.). Los que comparten el "magis-terio" son los maestros, cuya raiz es "magis", más, y por lo tanto son los que dedican a los asumptos importantes, exteriores a la casa. El "minis-terio", asocia a los "minis-tros", o servidores de los asuntos internos, de las faenas domésticas, como pertoca a los administradores o ministros. Ya para finalizar este pequeño trabajo, que no tiene el ánimo de ser un trabajo exhaustivo de los múltiples derivados que podriamos encontrar de esta raiz, querria tan solo citar un derivado de esta raiz que se forma al unir esta raiz, ter, con la preposición "a" o con el caso adlativo vasco "-ra", con lo que obtenemos "tera", y por efecto de la contracción "tra". Esta raiz, un tanto diferente del "ter" que la origina, da lugar a un significado de "desplazamiento", de traslado hacia el límite, hacia el exterior, hacia fuera, respecto a la palabra que suele acompañar pospuesta, como p.e., "tra-muntana", llevar fuera de la montaña, al otro lado de la montaña, "atra-vesar", ir hacia fuera, hacia el limite de una cosa por la cual se transita. En este caso me gustaria establecer el paralelismo entre "tera" y el vasco "atera", palabra compuesta de "ate", puerta, y el morfema de caso adlativo, que antes citava, "-ra". Su significado concreto no es hacia la puerta, que seria una lectura literal, sino sacar fuera, fuera de la puerta. A lo que yo añadiria refiriendome a "tra" fuera del límite, fuera de la frontera. Este prefijo "tra", actua muchas veces unido a pequeños morfemas que le dan pequeños matices distintos, como son:-n, -s, -ns, con lo qual se obtiene "tran-", "tras-" y "trans-". Dejo para otra ocasión el ver las posibles relaciones entre el vasco "atera" y esta raiz "ter", ya que en principio, como ya he señalado, no parten de una misma explicación lógica al ser el vasco el producto de dos palabras: "ate" más "-ra".


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba