Autor: ventero
viernes, 17 de noviembre de 2006
Sección: Artículos generales
Información publicada por: ventero


Mostrado 17.362 veces.


Ir a los comentarios

Neandertales y sapiens comparten el 99,5 % del genoma

Investigación conjunta de "Science" y "Nature"

-Refundido de "El Mundo", "El País" y AFP. Madrid.

Comparar el genoma humano con el del chimpancé no es tan útil como comparar el genoma del hombre moderno con el del neandertal, lo que hasta ahora se consideraba imposible. Photobucket - Video and Image Hosting Los neandertales (cuyos restos fueron reconocidos hace 150 años) camparon por Europa desde hace 400.000 años y se extinguieron hace 30.000 años, mientras que nuestra especie salió de África para Europa hace entre 40 y 50.000 años. Para Bermúdez de Castro, buscar una causa específica para entender la desaparición de los neandertales no es tarea sencilla. Quizás las dos especies compitieron en los mismos ecosistemas y ello sólo tenía una solución a corto plazo; prevaleció la especie que mejor supo aprovechar sus recursos biológicos y tecnológicos para explotarlos y sobrevivir en las difíciles condiciones de la Europa del Pleistoceno Superior. Photobucket - Video and Image Hosting Durante la coexistencia los neandertales adoptaron ornamentos corporales de los sapiens y, a cambio, nos pasaron un gen especial para el desarrollo del cerebro. Pese a que no hay evidencias de cruce entre ambas especies, compartimos con nuestros antecesores el 99,5% del código genético, según una serie de investigaciones que publican las revistas 'Science' y 'Nature'. Según uno de los equipos, el gran divorcio entre el Neandertal y el Homo Sapiens tuvo lugar hace 465.000 a 569.000 años, posiblemente hace 516.000 años, mientras que el otro lo sitúa entre 120.000 y 670.000 años atrás, inclinándose por una estimación de aproximadamente 370.000 años. En resumidas cuentas, el último antepasado común podría haber vivido hace 706.000 años. Photobucket - Video and Image Hosting Hasta ahora, los estudios del ADN de neandertales estaban limitados al mitocondrio de la célula, que es únicamente transmitido por la madre pero es menos útil que el ADN nuclear para estudiar cuestiones evolutivas. Para acabar con este vacío de información, unos veinte científicos (alemanes, norteamericanos y croatas) del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig, en Alemania, han logrado secuenciar fragmentos de ADN nuclear extraído de un hueso de neandertal de hace 38.000 años proveniente del yacimiento de Vindija (Croacia), donde se halló en 1980. Photobucket - Video and Image Hosting Analizaron más de 70 muestras de distintos yacimientos, entre otros, el de la cueva de El Sidrón, en Asturias, en la que las muestras tenían 75% de ADN de hombre moderno y 25% de neandertal. Al final, los científicos decidieron estudiar el fósil de un neandertal de la cueva de Vindija que estaba "excepcionalmente libre de contaminación de ADN del hombre moderno", señaló el genetista Svante Paäbo, director del Instituto; concretamente tenía un 99% de ADN neandertal y un 1% de moderno. Photobucket - Video and Image Hosting El segundo equipo, germano-estadounidense, encabezado por Edward Rubin, recurrió a otro método, la metagenómica, que permite comparar varios genomas entre sí. Los expertos analizaron más de un millón de parejas de bases de ADN, que suponen sólo un 0,3% de los 3.200 millones que componen el genoma completo del neandertal, y posteriormente compararon los resultados con la secuencia genética del ser humano actual y del chimpancé. Photobucket - Video and Image Hosting Según el estudio, el ancestro común más reciente de humanos modernos y neandertales vivió hace 706.000 años, y las dos poblaciones se dividieron en especies separadas hace 370.000 años. Fue entonces cuando las características genéticas de ambas especies se separaron, y empezaron a evolucionar de forma diferente. Sin embargo, los genomas de neandertales y Homo Sapiens actuales son más de un 99,5% idénticos, aunque hay poca evidencia de que los neandertales hayan contribuido al acervo genético de los humanos actuales. Pudo haber un flujo genético limitado entre las dos especies que dejó una huella no superior al 5% en el genoma de la humanidad actual, flujo no detectable con el estudio estrictamente mitocondrial. Dicho de otra forma, si los escasos cruces entre las dos especies fueron de hombres sapiens con mujeres neandertales el ADN mitocondrial no sería un buen criterio para detectar la hibridación. Jonathan Pritchard, profesor de genética humana en la Universidad de Chicago, y también responsable del artículo de Science, dice: "Nosotros no excluímos la posibilidad de niveles modestos de mestizaje en el genoma". Photobucket - Video and Image Hosting El tamaño de población efectivo de los ancestros comunes (es decir, número de individuos necesario para producir la cantidad de diversidad genética observada dentro de una población) fue similar a la de los humanos actuales. Esto sugiere que los primeros homínidos, como los neandertales, podrían haberse expandido a partir de poblaciones de pequeño tamaño, como los humanos modernos, unos 3.000. Queda esperar que pronto aparezca el gen FOXP2 de los neandertales, el gen del lenguaje. Un solo cambio de letra en ese gen se asocia a la capacidad humana del lenguaje. Dos biólogos neozelandeses, David Lambert y Craig Millar, afirman que "los dos artículos harán callar a los escépticos".

-


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 benplantat 16 de nov. 2006

    La ultima vez que comente aquí algo sobre la posibilidad de cruces entre neandertales, cromañones y sapiens me llamaron de todo. Es divertido ver que cada vez esta mas claro la falacia de que no eran "cruzables". Pronto descubriran que el "sapiens sapiens" tiene origen hispanico, al tiempo. Muchas veces por la calle veo gente parecida al de la foto, bien afeitado, vestido y con una boina recordaría a mucha gente más.

  2. #2 Onnega 17 de nov. 2006

    Observaciones a “Analysis of one million base pairs of Neanderthal dna” de Richard E. Green y otros, Nature, 2006, v. 444, nº 16, 2006, p. 330-36. Respecto a la elección del léxico para refererirse a ambas especies llama la atención cierto sesgo, los Neandertales se definen como “the extinct hominid group most closely related to contemporary humans”, mientras que los Cromañones (para entendernos) son “anatomically fully modern humans”. Ambas especies humanas ya parten, de entrada, de un prejuicio que las sitúa en escalones distintos: homínidos / humanos. Vuelta a repetir lugares comunes como que “some Neanderthal groups adopted cultural traits such as body decorations, potentially through cultural interactions with incoming modern humans”. Que no, que eso no se sostiene. No hay forma de demostrar que la tecnología Chatelperroniense y los adornos corporales (por ejemplo caninos perforados) se deban al contacto con los llamados humanos anatómicamente modernos (v. el excelente trabajo de João Zilhão y Francesco d'Errico “The Chronology and Taphonomy of the Earliest Aurignacian and Its Implications for the Understanding of Neandertal Extinction”, J World Prehistory, 1999, v. 13, nº 1, p. 1-68). Es más, es que el origen de la tecnología auriñaciense, basada en laminillas, es un proceso intrínsecamente europeo, como han sugerido Cabrera y otros en 2000, y Martín Blanco y Djema en 2005. Estos últimos en “Los sistemas operativos del complejo musteriense. El problema de la variabilidad y sus implicaciones” http://museodealtamira.mcu.es/pdf/capitulo18.pdf “el surgimiento de este débitage [de laminillas] en la cornisa cantábrica en fechas tan tempranas… sugiere, aunque no contemos con restos humanos y en el estado actual del conocimiento, que los ejecutores de esta producción debieron de ser neandertales, pues hasta el 38000 BP no aparecen los humanos anatómicamente modernos en Próximo Oriente y algo más tarde en Europa… Por lo tanto, desde un punto de vista tecnológico, se hace viable la hipótesis expuesta por Cabrera et al. (2000: 76) de la posibilidad de que el surgimiento de las técnicas de talla que más tarde caracterizarán los momentos iniciales del Paleolítico Superior, el Auriñacense, sean un fenómeno intrínseco europeo”. No veo que Green y otros manejen estos últimos datos, limitándose a repetir prejuicios o deducciones sin base real. A medida que vaya leyendo y contrastando cosas pondré lo que se me vaya ocurriendo, espero que no os moleste el sistema. Es que todo seguido se me hace muy ladrillo.

  3. #3 frypl 22 de nov. 2006

    Creo que el origen de todo, los neardentales y el hombre moderno hay que buscarlos en el pueblo milenario del norte de la península, incluso si hubo cruzamiento este seguro que sucedió allí. Saludos

  4. Hay 3 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba