Autor: adriano
miércoles, 01 de noviembre de 2006
Sección: Tradiciones y Fiestas
Información publicada por: adriano
Mostrado 29.392 veces.


Ir a los comentarios

CELEBRACIONES CÉLTICAS EN EXTREMADURA

CELEBRACIONES CÉLTICAS EN EXTREMADURA Gracias a esta web, en concreto tras la lectura de dos artículos, uno de kaerkes “FIESTAS”, y otro de Mark_Swean “El Calendario Pagano”, (orden cronológico) ambos en “Tradiciones y Fiestas” y a pesar de mi tendencia hacia lo romano, como mi nombre indica, soy consciente de que determinadas tradiciones extremeñas que me atañen muy directamente pueden tener un origen céltico, cosa que expongo a su consideración (autocitándome literalmente a veces). No quiero decir que me haya enterado ahora de que hubo celtas y castros, sino que me he visto aludido porque yo he vivido y vivo esas tradiciones como algo muy característico de donde soy. 1. En el segundo artículo Mark_Swean habla de “Samhain: Fiesta de la mitad de estación, día de año nuevo, duraba desde el 31 de Octubre hasta el 1 e incluso el 2 de Noviembre. Se solían encender miles de velas, y en esa fiesta, los celtas conmemoraba la muerte del "dios" cornudo, que volverá a renacer mas tarde, en Imbolc. Es la fiesta mas importante del celtismo”; “Para los celtas, el primer dia del año, cuando la rueda de la vida empezaba a girar, es el dia 31 de Octubre. Los celtas lo llamaron "Samhain" o "Soa-hain" el equivalente justo al dia de los "santos difuntos" de la Iglesia Catolica.” Pues al hilo de ello encuentro grandes semejanzas entre la parafernalia central de Halloween (la calabaza), que coincide con Samhain, y la tradición extremeña de las calaveras. En muchos pueblos extremeños, niñas y niños, al caer la noche entre agosto y noviembre vacían una sandía y le abren tenebrosos ojos y boca, le atan una cuerda y meten dentro una vela encendida. En un pueblo de Cáceres de cuyo nombre no me acuerdo, cantan: “La calavera, zapatos verdes, vestido de seda…” Bello, ¿no? En Quintana de la Serena (Badajoz), más, cantamos: “La calavera el Conqui, ya se murió…”, y “La Calavera el Conqui, no tiene pelo ni cola…” (Quizás quedara más celta si escribiera Konki) ¿No referimos al dios Cernunnos? Particularmente yo cada vez lo veo más claro. (Por favor, que nadie me salga con el dragón -cornudo y alado- de Konqui, de conqueror, la mascota del buscador de Linux). En todos los casos los niños van en fila y balancean las calaveras mientras cantan. En http://ab.dip-caceres.org/alcantara/alcantara_online/56/56_005a.htm se habla de que los niños hacían esto el Día de Todos Los Santos por la noche, justo cuando entraba el Día de los Difuntos. En mi experiencia particular de niño en los setenta la cosa era por septiembre u octubre creo recordar, finales del verano en cualquier caso (hoy ha sido 31 de octubre y hemos estado en manga corta, aunque en los años 40 en esta fecha es cuando se estrenaban los abrigos). Creo que no había una fecha fija, pero llegado el día todos los niños lo sabíamos y salíamos a la calle con nuestras calaveras. La tradición estaba a punto de perderse cuando algunas maestras y maestros la han recuperado. En cuanto a la sandía, recordemos que el Halloween original e irlandés era con un nabo, y que al pasar a América allí fue y es con una calabaza. Lo que no sé es si cuando los celtas andaban por aquí ya había llegado la sandía. Posiblemente ya había recorrido el Norte de África y de allí viniera para acá. 2. Por si lo del paralelismo con el Samhaim estuviera poco claro, para mayor casualidad, en Quintana de la Serena coincidiendo con el Imbolc, ahora soy consciente, celebramos nuestra fiesta más querida, el Jueves de Compadre (que es móvil y cuyo día de celebración está marcado igual que el carnaval por el Domingo de Pascua o sea, por la Luna, muy céltico), casi a la vez que los del pueblo de al lado celebran la Candelaria, que sí es fija. Todo encaja: celebramos la muerte y el nacimiento del dios cornudo, y yo sin enterarme. También los filólogos tienen trabajo relacionando Conqui con Kernunnos, cuya similitud salta a la vista. Lo cual por otra parte quiere decir que, mientras algunos pueblos transforman la fiesta pagana en fiesta cristiana, otros pueblos celebran la fiesta desprovista de celebración cristiana. Hay más cosas, pero me las guardo porque no sé si son producto de un subidón de cocacola 3. Estoy investigando amateurmente posibles etimologías y lo primero que encuentro es llamativo. Esto es de la Wikipedia, tan socorrida: Entrada: Cernunnos (…) “Etymology “On the Parisii inscription [_]ernunnos, the first letter of the name has been scraped off at some point, but can safely be restituted to "Cernunnos" because of the depiction of an antlered god below the name and the fact that in Gaulish, carnon or cernon means "antler" or "horn" (Delmarre, 1987 pp. 106-107). Similarly cern means "horn" or "bumb, boss" in Old Irish and is etymologically related to similar words carn in Welsh and Breton. These derive from a proto-Indo-European root *krno- which also gave the Latin cornu and Germanic *hurnaz (from which English "horn") (Nussbaum 1986) (Porkorny 1959 pp.574-576). The same Gaulish root is found in the names of tribes such as the Carnutes, Carni, and Carnonacae and in the name of the Gaulish war trumpet, the carnyx. Therefore, the Proto-Celtic form of this theonym can be reconstructed as either *Cerno-on-os or *Carno-on-os, both meaning "horned masculine deity". The -on- is frequently, but not exclusively, found in theonyms (examples: Map-on-os, Ep-on-a, Matr-on-ae, Sir-on-a). Following accepted Celtic sound laws, the Romano-British form of this Proto-Celtic theonym is likely to have been *Cernonos or *Carnonos, both directly comparable to the Gaulish form Cernunnos. (…) “Medieval traces “Traces of the god survived well into Christian times. The literary traditions of both Wales (he is clearly mentioned in the Mabinogion in the tale of the Lady of the Fountain) and Ireland contain allusions to him, while in Brittany the legendary saint Korneli (or Cornély) at Carnac has attributes of Cernunnos. It has also been suggested that the English legend of Herne the Hunter is an allusion to Cernunnos, though this seems doubtful as Herne is thought to be a survival of Saxon, rather than Celtic, beliefs and is first mentioned in 1597 in Shakespeare's play The Merry Wives of Windsor, Act 4, Scene 4. It is, however, possible that Herne is a much-diluted incarnation of Cernunnos that was absorbed into the collective Saxon psyche. “The Giant of Cerne Abbas in Dorset, England is reputed to be a representation of Cernunnos. This is uncertain, as the image has also been attributed to Hercules and the Dagda. Most obviously, the giant lacks horns. (…)” Me parece que [_]ernunnos, "Cernunnos", carnon or cernon, cern, carn, *krno-, cornu, *hurnaz, Carnutes, Carni, Carnonacae, carnyx, *Cerno-on-os or, *Carno-on-os, -on-, Map-on-os, Ep-on-a, Matr-on-ae, Sir-on-a, *Cernonos, *Carnonos, Korneli, Cornély, incluso Carnac y Cerne es muuuucho más parecido a Conqui /Konki de lo que podía esperar. Prosigue la Wiki: “Iconography “The depictions of Cernunnos are strikingly consistent throughout the Celtic world. His most distinctive attribute are his stag's horns, and he is usually portrayed as a mature man with long hair and a beard. He wears a torc, (torque) an ornate neck-ring used by the Celts to denote nobility. He often carries other torcs in his hands or hanging from his horns, as well as a purse filled with coins. He is usually portrayed seated and cross-legged, in a position which some have interpreted as meditative or shamanic, although it may only reflect the fact that the Celts squatted on the ground when hunting. “Cernunnos is nearly always portrayed with animals, in particular the stag. He is also frequently associated with a unique beast that seems to belong primarily to him: a serpent with the horns of a ram. This creature may have been a deity in its own right. He is associated with other beasts less frequently, including bulls (at Reims), dogs and rats. Because of his frequent association with creatures, scholars often describe Cernunnos as the "Lord of the Animals" or the "Lord of Wild Things". Because of his association with stags (a particularly hunted beast) he is also described as the "Lord of the Hunt". Interestingly, the Pilier des nautes links him with sailors and with commerce, suggesting that he was also associated with material wealth as does the coin pouch from the Cernunnos of Reims (Marne, Champagne, France) - in antiquity, Durocortorum, the civitas capital of the Remi tribe - and the stag vomiting coins from Niedercorn-Turbelslach (Luxembourg) in the lands of the Treveri.” Este ultimo párrafo lo relaciono con lo que cantan los niños: “…no tiene pelo ni cola”, o sea, está rodeado de animales e incluso tiene cuernos pero no es un animal, porque no tiene pelo ni cola. Si alguien quiere más referencias sobre Quintana de la Serena podéis relacionarla con que es la segunda potencia española (tras O Porriño en Galicia) en canteras de granito (Granito “Gris Quintana”), cuenta con inmensos paisajes de dehesa y de afloramientos de piedra, gran tradición alfarera, ganadera, agrícola y cinegética, especialmente con galgos; y en la parte que más nos atañe, en la frontera bético-lusitana (administrativamente bética), Pinturas rupestres, menhires (foto en Poblamientos / Dólmenes y menhires extremeños, en la intervención de Antas 22704/2006 09:50:18, segunda foto) estelas de guerreros del SW peninsular, construcciones romanas –torres de vigilancia- de las guerras sertorianas, antiguo poblado romano previo a la fundación de la villa, cercanía (es el pueblo más cercano, 4 km, aunque se trate de otro término municipal) al yacimiento de Cancho Roano, (escrito de jugimo en doblamientos) multitud de restos romanos, entre villas, torres, estelas funerarias, calzadas, yo qué sé… (Interesante “Las villae romanas de Quintana de la Serena” en http://quintanadelaserena.org/anuncio/Trabajo_Villae.pdf Aprovecho para plantear preguntas (cuyo lugar correcto sería a los Druidas, pero que a causa de la lentitud para entrar en los temas me he decidido por este formato): (Prometo que no tiene nada que ver que esta noche sea Halloween con la publicación de este artículo), pregunto, digo: bien, ¿cómo es posible que dichas tradiciones célticas se hayan mantenido en el tiempo sobreviviendo a romanos, visigodos, árabes, colonos asturleoneses, etc.? ¿son posibles bolsas de población en el campo, ajenas a cierto avatares históricos? o bien, dado que Extremadura es conquistada por castellanos y repoblada con asturleoneses, ¿trajeron estos últimos dichas costumbres? De ser así, ¿en qué otros lugares del norte de España existen celebraciones semejantes a la de la calavera? Por cierto, Feliz Año Nuevo!


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 adriano 04 de nov. 2006

    Otra cosa. En mi amateur oPinión, en cuanto a la coincidencia con otras culturas, el gran contacto de siglos y la yuxtaposición de celebraciones sobre celebraciones y de una cultura sobre otra da lugar a celebraciones de lo más diversas. No sólo en América, tras la llegada de los europeos, cristianizando celebraciones indígenas; la propia Halloween al parecer tiene incluso una fuerte influencia romana por la coincidencia de la celebración de Pomona; o en la propia Quintana de la Serena, donde se sigue celebrando el día de San José, el 1 de mayo, en una ermita que está en un lugar algo remoto al lado de una cueva en la que existen Pinturas rupestres y con una roca muy característica y que sin duda es un lugar de culto que ha ido pasando de religión en religión desde la prehistoria hasta nuestros días. Y además no es nada raro que las diferentes celebraciones alrededor del mundo coincidan en las fechas del año, no en vano, hasta hace poco todo el mundo dependía directamente de la agricultura o la recolección sometidas a las estaciones, que son fácilmente divisibles según la Luna y por eso ha habido calendarios tan parecidos a pesar de tan remotos. Y esto vale para celtas, chinos, romanos, amerindios...

  2. #2 adriano 27 de ene. 2008

    Servan: me temo que no se puede demostrar ninguna de las dos porturas. Entretanto, pienso que el que plasmó los elefantes no había visto uno nunca. En cualquier caso, me parece que los celtas estuvieron en los Balcanes y hasta en Asia Menor, eso sin contar que pudieron llegaron desde más al este. Estoy convencido de que un celta podía hablar con un indio y entenderse tan bien como un veneciano y yo, cada uno en su dialecto.

    Llug: éramos un grupo de jovenzuelos guiados por un arqueólogo cuyo nombre ha salido en Celtiberia alguna vez, Pablo Ortiz, y en eso me baso para datar la pieza. Con él descubrimos algunas construcciones romanas (que en la época, mediados de los ochenta, se creían pre-romanas por el tipo de construcción, como la citada de Hijovejo), construcciones megalíticas en la sierra, santurario de Cancho Roano, multitud de villas romanas y gran cantidad de restos paleo y neolíticos, y eso que no participé en todas las excursiones. En la zona tenemos de todo, desde dólmenes hasta palacios tartésicos, pasando, aparte de los mencionados vestigios romanos a cada paso, escudos del SE peninsular (como uno que hay en el museo del pueblo, de un guerrero con su carro de guerra), por Pinturas rupestres en los que se aprecia una especie de Jarramplas (ejem), látima que no tengo la foto... Imagina que solía pasar de pequeño los veranos en una casa de campo al lado del pueblo que hace poco me enteré que era una de estas construcciones romanas de época republicana.

    Aprovecho parahablaros un poco más de LA SERENA, donde los irreductibles quintanejos, por Manuel León, posiblemente,aunque no lo firma (gracias al que me enteré de lo de la casa que mencionaba más arriba), en la introducción al Centro de Interpretación del Yacimiento de Hijovejo:

    La comarca de La Serena ocupa un lugar destacado dentro la arqueología nacional. Rica en yacimientos, se puede documentar una larga historia con asentamientos que van desde la Edad de los Metales hasta la Época Medieval. Destacan sobre todo los yacimientos tartésicos (el fascinante Cancho Roano) y una singular ocupación romana que presenta algunos edificios y monumentos de gran importancia.

    En La Serena encontramos varios poblados fortificados habitados en los primeros momentos de la presencia romana.

    Los filones de plomo argentíferos son posiblemente el recurso más determinante a la hora de explicar la génesis y evolución del asentamiento antiguo en La Serena. La explotación de los filones se hizo de manera intensiva en la etapa romana.

    Las guerras sertorianas tuvieron en alguna de sus etapas una fundada base de tipo económico: siendo el factor decisivo el control de las minas. La comarca de La Serena con su gran riqueza minera y su posición estratégica jugará un papel importante en los enfrentamientos.

    En la zona central de la Comarca de La Serena se concentra un conjunto de recinto ciclópeos que expresa la complejidad del poblamiento romano de época republicana.

    Hijovejo, conjunto arqueológico de época romana, s. I adC, situado a unos cinco kilómetros de Quintana de la Serena, en dirección a la población del Valle, es un recinto fortificado romano de función claramente militar relacionado con los avatares bélicos de la etapa republicana en Extremadura. Ocupa un lugar principal en el entramado de recintos-torre de La Serena, siendo el mejor conservado de ellos, el de mayores dimensiones y el que presenta mayor complejidad en su organización.

    Se levanta sobre un canchal de granito formado por cuatro grandes bolos que le sirven de base.

    La torre de Hijovejo está formada por dos recintos que se incluyen uno en el otro de manera irregular.

    El descubrimiento del yacimiento de Hijovejo y su valoración como enclave arqueológico se debe a Don Juan Casco Arias, médico de Quintana de la Serena y aficionado a la Arqueología, que dio la noticia del mismo en 1961.

    A pesar de la importancia del descubrimiento, Hijovejo pasó inadvertido en la bibliografía arqueológica, hasta que en 1985 se realizará la Carta Aqueológica de la zona central de La Serena por parte de Don Pablo Ortíz Romero.

    Se hicieron prospecciones que confirmaron la existencia de un conjunto homogéneo de pequeñas fortificaciones y se estimó que Hijovejo presentaba las mejores condiciones para la intervención arqueológica.

    Se han realizado hasta la fecha cinco campañas de excavación en Hijovejo, dirigidas por Don Pablo Ortíz Romero.

    El centro de interpretación, está dirigido a todas aquellas personas que se interesen en la historia y las distintas fases de evolución de este yacimiento, que está ubicado en la antigua Casa de la Posada de Quintana de la Serena.

    Os recuerdo que es autor del interesante Las “villae” romanas de Quintana de la Serena, disponible en

    http://www.quintanadelaserena.org/anuncio/Trabajo_Villae.pdf

    Termino diciendo, como he adelantado, que como el de Hijovejo existen otros recintos, en la zona, distribuidos de manera que forman una suerte de línea fronteriza alrededor del área de yacimientos mineros, controlada por los “romanos oficiales”, que la defendían contra los “romanos rebeldes”.

     

  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba