Autor:
sábado, 14 de octubre de 2006
Sección: Opinión
Información publicada por: Balsense
Mostrado 27.373 veces.


Ir a los comentarios

-

-


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 adriano 25 de sep. 2006

    Entre Extremadura y el Alentejo hay un flujo diario y creciente de miles de personas, para negocios, para compras, para todo. En Badajoz capital es muy normal ir a comer a Portugal (Elvas, bellísima, Portalegre, Borba...) o incluso a tomar café, como si fueras a otro barrio de la ciudad, con la ventaja de que allí es una hora antes y cuando aquí a las 15:00 está todo lleno allí son las 14:00. A la frontera la llamamos La Raya, A Raia, porque es sólo eso, una raya. Se dice que en España "ni buen viento ni buen casamiento" por igual motivo que en mi pueblo se dice lo mismo del pueblo que está al Este, ya que el viento del Este suele ser cálido y pésimo para el campo. Entre nosotros hablamos en español y ellos en portugués, y si ellos quieren, que es lo normal, nos entendemos, y así sucede. (Digo si ellos quieren porque el portugués es fonéticamente más complicado para un oido español, incluso el brasileiro lo entendemos mucho mejor). Aquí cada vez más gente asiste a clases de portugués (segundo idioma tras el inglés) y las tiendas muestran carteles con las palabras "rebajas" y "rebaixas" llagada la época, sin problemas, porque la gente admite dos lenguas incluso una extranjera en su país si las cosas no se le imponen a la fuerza. Suelo hablar algo de portugués casi cada día, por puro placer. Cuando existían la peseta y el euro nosotros pagábamos en pesetas hasta en Lisboa y ellos aquí pagaban con sus escudos desde el pequeño comercio hasta el Corte Inglés, los Carrefour, etc. Hemos vivido espalda con espalda y parece que gracias a Europa ahora vivimos frente a frente y hemos descubierto un país Maravilloso. Les sienta mal que vaya un español y diga que es el mismo país, porque no lo es, pero esto es normal, creo yo. La encuesta de que un tercio estaría dispuesto a unirse a nosotros no me extraña, porque realmente ellos nunca han tenido una gran animadversión hacia España, sino a Castilla, que es contra quien lucharon en su gran batalla nacional, A Batalha, Aljubarrota. Siglos después volvimos a compartir rey, Felipe II y luego otra vez cada uno por su lado. Lo español tiene gran prestigio en Portugal (y en muchas otras partes de Europa donde hace 10 años no lo teníamos). Creo que saldríamos ambos beneficiados por la unión porque seguro que se nos pegaría algo del buen gusto y la educación de los portugueses, que aquí se ha perdido. ¿Serían discriminados? Como dice Saramago, no más que otras partes de la propia España. En cuanto a la economía, realmente no cambiarían demasiado las cosas porque realmente ya vivimos un mercado único desde Lisboa hasta Helsinki y desde hace tiempo venimos interdependiendo económicamente. Por mi parte me encantaría que España y Portugal compartieran Estado, pero no olvidemos que los dos tercios de la encuesta estarían en contra y hay un nacionalismo portugués bastante fuerte también, porque nadie se libra del nacionalismo.

  2. #2 hartza 26 de sep. 2006

    Mendrugo -hombre crédulo y simple- le lleva a su mujer, presa en la cárcel, una cazuela de comida. Encuentra en el camino a dos pícaros que le entretienen hablándole de la tierra de jauja. Mendrugo escucha con la boca abierta que en jauja, isla de oro, la belleza y la alegría, los árboles dan buñuelos; los ríos leche; las fuentes, manteca, y las montañas, queso. isla deliciosa, y tanto, que allí ninguna persona puede aplicarse al trabajo, y al que trabaja le dan doscientos azotes agrios. Los pícaros siguen relatando las Maravillas de la isla.las calles están pavimentadas con yemas de huevo; las murallas son de bronce dorado; las doce puertas, de diamantes; las paredes de ébano y marfil. Hay además: treinta mil hornos, y todos tienen, sin costar un cuarto, con abundancia de molletes, pan de aceite azucarado, bizcochos de mil maneras, chullas de tocino magro empanadas excelentes de pichones y gazapos, de pollos y de conejos, de faisanes y de pavos. Sus habitantes viven más de trescientos años, sin hacerse jamás viejos, y cuando mueren, mueren de risa.. Mientras el infeliz mendrugo oye embobado estos prodigios, los dos pícaros les quitan la cazuela y se van dejando al pobre mendrugo soñando con la boca abierta.

  3. #3 Kullervo 28 de sep. 2006

    Por alusiones: Querido Lusitanoi, quizás he entendido mal lo que vd. ha puesto (Al menos, es lo que me esfuerzo en creer). Supongo que habrá sido así, ya que creo que ése es el principal motivo de que vd. haya metido la pata hasta la ingle al citarme y comentar lo que digo. Vamos, a ver, caMarada peninsular... Por supuesto que Portugal NO es África... ¿De donde saca tamaña memez? Cuando hablaba de choque cultural ¡hablaba de eso, de choque cultural!. Te voy a poner unos ejemplos... * Los españoles usan de otro modo el lenguaje corporal. ¿acaso no utilizamos las manos para todo? Creo que hay un proverbio portugués que afirma que "el español mira con las manos (o espanhol olha coas maos?) dada su manía de tocar todo antes de comprar. * La hora de la comida. Aquí, el almuerzo se hace a las 2 o las 3 y la cena a las 9 o las 10. ¿Son horas razonables para un portugués? * Recuerda que hablamos 20 dB por encima de lo habitual en Portugal. Y eso sin estar enfadados. * Por España, un portugués no verá ni una Sagres ni una Superbock. * Verá a los Morancos en televisión y se preguntará "¿Donde está la gracia?" (Bueno, esto también me lo pregunto yo). * Se encontrará que, en las autovías, habrá de memorizar donde se encuentran las estaciones de servicio pues no habrá indicación de donde está la más próxima. En general, al cambiar de un país a otro, siempre se produce choque cultural. A mí, que no estoy en el mío, me ha costado una barbaridad aprender e interpretar correctamente el lenguaje corporal de mis anfitriones franceses ¿y piensa vd. que no le va a pasar lo mismo a un portugués? Como dice un asiduo de este foro, si es así, váyase jugar a la pala. Lo cual me hace caer en otro de los choques culturales. Para muchos portugueses, entre los que creo que se encuentra vd., es bastante probable que el diablo y todos los demonios del infierno hablen español ¿acaso me equivoco? Espero que así sea y vd. no sea de tal índole. Y, cuando leen textos sobre Portugal escritos por españoles, ven mucho más de lo que realmente hay. Y se ponen a interpretar, y observan matices que el autor ni remotamente ha querido expresar. Por otra parte, debo darle la razón en un punto... Mis conocimientos de economía se restringen a aquellos que son necesarios para poder llegar a fin de mes con un sueldecillo medio. De modo que metí la pata opinando sobre este punto y debo pedirle excusas. Finalmente, sepa vd. que mis padres me enseñaron a no sentirme superior a nadie o, al menos, a sentirme culpable si lo hacía. Así que deje de acusarme de abrigar este sentimiento. Un saludo sin rencor.

  4. Hay 3 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba