Autor: Angork
miércoles, 27 de septiembre de 2006
Sección: Artículos generales
Información publicada por: Angork


Mostrado 8.416 veces.


Ir a los comentarios

Relatos de berazhin

Este es el comienzo de un cuento que debió estar en la sección de cuentos de la página pero, por alguna razón no puedo publicar así que ahi te va

En una región montañosa, donde el cielo fulguraba entre las llamas de las alas de las águilas, existía un pueblo, pequeño, alejado de todo, tan insignificante que los recaudadores de impuestos no se acordaban de su existencia y pasaban de largo. Sus moradores se creían felices, aparentemente tenían todo lo que podía darles la naturaleza, las estaciones proseguían una a la otra sin modificar nada, los niños crecían, nunca en sobreabundancia, crecían se enamoraban entre sí, se casaban y morían como lagartos al sol. Todo era tan monótono que sus canciones solo se referían al campo sin que existieran grandes batallas y el mayor héroe era el último cazador de osos antropófagos que, supuestamente, existían en la cima de la mayor de las montañas. pero un día llegó un extranjero, nadie lo veía porque era tan diferente que a todos les daba miedo, nadie le hablaba porque todos pensaban que era tan diferente que no debía entenderlos, nadie le daba hospedaje porque pensaban que nada bueno podía llegar de otro sitio que no fuera su aldea. El extranjero, por su parte, se había sentido contento al encontrar la aldea olvidada porque había vagado durante tanto, tanto tiempo que ya estaba cansado y quería reposar sus viejos huesos y disfrutar del viento entre el cabello. Pero pronto se dio cuenta que era invisible, entró a la iglesia y el sacerdote no le negó la comunión porque eso implicaría un reconocimiento del ser, simplemente se dio vuelta y contnuó con la homilía, al entrar a una tienda nadie se acercaba a preguntarle que deseaba y nadie le impedía entrar a revisar y tomar lo que quisiera, los hombres no se le acercaban, las mujeres no lo despreciaban. Era invisible...

-


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Enkur 20 de sep. 2006

    La sección de artículos no es la más apropiada para esto, ya que no se trata de un artículo se mire como se mire. Existe una sección entera de Celtiberia.net dedicada a los relatos llamada "Cuentos". Puedes acceder a ella arriba a la derecha de la página y publicar allí tus historias. Espero que puedas leer esto antes de que los administradores eliminen este foro, para que no vuelvas a publicar en la sección erronea y acabes pensando que "te tienen manía". Salud

  2. #2 Angork 20 de sep. 2006

    De verdad Enkur que tienes toda la razón, y de hecho este comienzo de cuento se hizo para que participara en dicha sección de manera abierta pero intenté que ingresara allí de múltiples maneras con reasultado negativo porque me rechazaba la página así que, casi como una nota de protesta, lo coloqué aquí.

  3. #3 kaerkes 20 de sep. 2006

    cierto, algo falla en esa sección de relatos. Lo dejaremos momentaneamente aquí para no suprimirlo y cuando esté aquello reparado, ya traspasaremos este relato para allá. Disculpas.

  4. #4 Enkur 21 de sep. 2006

    Me alegra que todo tenga una sencilla explicación. Espero que la sección esté de nuevo en marcha cuanto antes y que puedas subir en ella tus relatos, Angork. Espero no haber parecido demasiado rudo. Salud

  5. #5 Angork 21 de sep. 2006

    No, al contrario te agradezco el acto de escribir y expresar tu opinión que, creo, colaboró para que se me respondiera. Gracias Kaerkes espero que se solucionen los problemas rápido

  6. Hay 5 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba