Autor: Medraina
lunes, 18 de septiembre de 2006
Sección: Artículos generales
Información publicada por: Medraina


Mostrado 17.694 veces.


Ir a los comentarios

Sobre la melancolia

Apuntes sobre "melancolicos" históricos.

El término melancolía viene de la vieja teoría Hipocrática de los cuatro humores, a saber; las enfermedades eran causadas por un desequilibrio en uno de los cuatro fluidos corporales básicos (sangre, flema, bilis amarilla y bilis negra) por lo tanto, existían cuatro tipos de personalidades, cada una relacionada con un fluido en particular. La melancolía era causada por un exceso de bilis negra. De ahí su nombre: μέλας mélas, "negro", y χολή kholé, "bilis". Una persona predispuesta al exceso de bilis negra tendía a la melancolía. En la Edad Media los melancolicos eran tratados como brujos o hechiceros o a lo sumo como personas poseidas por el diablo, lo normal el que los pobres acabaran en manos de la oscura inquisición y terminaban sus días en un fria celda o quemados. Bruja llevada a la hoguera Ya en el siglo XV hubo insignes melancólicos, recuérdese a nuestra querida reina Juana, última de su dinastía "Los Trastamara" y mal llamada "La Loca" por su infortunio al enamorarse de un mujeriego empedernido, también mal llamado "Felipe El Hermoso". Doña Juana de Castilla y su "flamenco" esposo Debe ser que tal enfermedad es hereditaria porque en el siglo XVI D. Lope de Vega escribió "El Principe Melancólico" y el pueblo creyó ver en él a su triste y taciturno Rey (nieto de doña Juana, Felipe II) y su no más melancolico tatatataranieto D. Carlos II al que llamaban "El Hechizado". El Hechizado Aunque para reales melancólicos, el primer Borbón de nuestra dinastia real... cuentan que la reina Isabel de Farnesio hizo contratar los servicios de Farinelli un famoso "castrato" de la época que cantaba como los mismos ruiseñores, a fín de sacar de la melancolía a triste y taciturno rey Felipe V, mientras ella llevaba el gobierno y las intrigas de la corte a su placer. Felipe V y señora El siglo XVIII y XIV vió el nacimiento y áuge del romanticismo, en el que la melancolía se convirtió en una moda y no precisamente pasajera, fueron casi dos siglos de una creatividad y un culto a la "bilis negra" que nunca se ha visto, Goethe, Beethoven ... pero de todos ellos destaca Lord Byron, poeta inglés "loco" que buscó la muerte en las guerras de la independencia de Grecia. Lord George Gordon Byron Hoy en día todo esto ha cambiado, la melancolía se ha sustiuido por la palabra "depresión" y la bonita teoría de las coloreadas bilis ha sido sustiuida por no se sabe que cambios hormonales y psiquicos del organismo que solo se curan con "Prozac" y derivados.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Servan 18 de sep. 2006

    En Miguel Angel la melancolía se trasforma en una virtud y una sabiduría, el alma saturnal.

  2. #2 Llug 18 de sep. 2006

    Ya, Servan, se parece en muchas cosas, pero no hay atisbo de que nadie invente algo como la soma no? :-( Yo no equipararía la melancolía a la depresión. Para mí lo primero es un estado de ánimo, lo segundo una enfermedad muy jodida.

  3. #3 Medraina 18 de sep. 2006

    Llug, la melancolía de la que yo hablo no es un estado de ánimo, hoy se llama depresión a esa enfermedad del alma que nos hace estar tristes sin motivo y a llorar sin causa aparente, la depresión como tal ha existido siempre y efectivamente es una enfermedad muy jodida, que puede padecer cualquier persona por una causa determinada, sease estres, sease un trauma inesperado, una pérdida o una separación o puede tener causas más profundas que no se pueden observar a simple vista y que pueden ser más orgánicas que psiquicas. Hoy llamamos melancolía a un estado de ánimo puntual, cuando un día determinado estás más triste o más sensible que otros, en otros tiempos no era así, lo que se desconocía era el término depresión y no consideraban que aquello fuese una enfermedad en sí, sí no un carácter de la personalidad. Y no les quito parte de razón, porque las personas que son melancólicas por naturaleza (hoy les llamariamos ciclotímicos) son personas con un cararcter que un día es risueño y alegre como unas castañuelas y al rato empiezan a llorar sin motivo y con el tiempo acaban padeciendo la temible depresión bipolar. Salud,

  4. #4 Rosa-e 18 de sep. 2006

    “Cuando el miedo y la tristeza duran mucho tiempo, esta es una condición melancólica”, dice el médico hipocrático. Síntomas generales: ansiedad, mal humor, impulsos suicidas, recelos, resentimiento. Tiene gracia que en plenas Luces, e incluso todavía algo en el s. XIX, los psiquiatras sigan mencionando a Hipócrates, Galeno y todos sus colegas de la Antigüedad como autoridades en materia de enfermedades mentales. En el corpus hipocrático el exceso de bilis negra (también llamada atrabilis, lit. “cólera negra”; de ahí “atrabiliario” como sinónimo de melancólico, pero también colérico, irascible...), no sólo se relaciona con la melancolía, sino también con la “enfermedad sagrada” o epilepsia (gr. “rapto”), que la creencia mítica atribuía a la influencia divina, y los hipocráticos situaron ya en el terreno fisiológico y en su teoría general sobre los humores (menos mítica, pero poco...) A un exceso de atrabilis se atribuían también las hemorroides, la disentería, el dolor de estómago y las erupciones cutáneas ¿Por qué son melancólicos los hombres de genio? es el título de uno de los tratados sobre la teoría aristotélica de los temperamentos (en Problemas, sección XXX), donde se reflexiona acerca de las conexiones entre genio, inspiración y locura . Dice así: “Por qué todos aquellos que han llegado a ser eminentes en filosofía o en política o en poesía o en las artes son claramente melancólicos, y algunos de ellos en tal grado que son afectados por enfermedades causadas por la bilis negra? Un ejemplo tomado de la mitología heroica es Heracles. Pues él tenía aparentemente esta constitución, y por ello las afecciones epilépticas fueron llamadas a partir de él “la enfermedad sagrada” por los antiguos. Su acceso de locura en el incidente con los niños apunta a esto, así como la erupción de úlceras que le acaeció antes de su desaparición en el monte Oeta; pues esto es en mucha gente un síntoma de bilis negra. Lisandro el Lacedemonio también sufrió de tales úlceras antes de su muerte. Hay también las historias de Ayax y Belerofonte: uno salió completamente de sus cabales, mientras el otro buscó lugares desérticos como morada... Muchos otros de entre los héroes sufrieron evidentemente de la misma forma, y entre los hombres de los tiempos más recientes, Empédocles, Platón y Sócrates, y otros numerosos hombres bien conocidos, y también la mayor parte de los poetas. Para muchos, tales personas tienen una enfermedad corpórea como resultado de esta clase de temperamento (krasis); algunas de ellas tienen sólo una clara tendencia constitucional (physis) hacia tal aflicción, pero, para decirlo brevemente, todos ellos son, o han sido antes, melancólicos por constitución”. La teoría antigua de los humores y los temperamentos es una mixtura realmente curiosa de mito y de razón, aquello por lo que se dice de los griegos que tenían dos cabezas desde el surgimiento de la filosofía... He citado el libro de Bennett Simon: Razón y locura en la antigua Grecia (Akal). Realmente interesante. PS. Como el tema en general, Medraina ;-)

  5. #5 giorgiodieffe 18 de sep. 2006

    En italiano "melancolìa" es termino culto. Normalmente, se dice "malinconìa", por attracion de "malo". La "melancolia" en Italia es vista como algo malo...sin "charme". Solo en epoca romantica ha sido revalutada. Ahora, es considerada la anticamera de la depresion.

  6. #6 Servan 18 de sep. 2006

    La depresión es no querer hacer nada, ni siquiera suicidarse. Se suicidan cuando va pasando el período depresivo. El sol es antidepresivo; es bueno salir a caminar un día soleado. A mí me agrada una pequeña dosis de melancolía, que se percibe en canciones portuguesas, italianas.Saudade.

  7. #7 Sdan 18 de sep. 2006

    "La verdad es que la abdicación de Felipe [Felipe V] venía de lejos. Y es que el rey de España nunca estuvo demasiado contento, precisamente, de su suerte. Por el lado de su padre, heredó el apetito sexual insaciable propio de los Borbones, que luego le hacía sentirse víctima de profundos remordimientos para con Dios. De su madre, no obstante, heredó la melancolía crónica, transformada muchas veces en locura. Felipe de Anjou experimentó intermitentemente ataques de depresión maníaca que le imposibilitó para gobernar o, al menos, para gobernar bien. Era un hombre oscuro, serio y devoto, frío, silencioso y siempre afectado por su tristeza congénita. No había otro placer (aparte del sexo) para él que la caza, era un solitario y prefirió vivir retirado de la sociedad... "Los últimos años de Felipe V trascurrieron entre graves ataques maníacos y obsesivos, que lo postraron en su cama, de la que no quería salir ni para comer. Se resistió a toda clase de higiene, no permitiendo a nadie afeitarle ni tan siquiera cortarle las uñas. Isabel de Farnesio aprovechó la debilidad de su marido ―fácilmente manipulable― para hacer y deshacer en el reino hasta su muerte el 9 de julio de 1746." http://es.geocities.com/sssdan187/un_reinado_fugaz.htm

  8. #8 Medraina 19 de sep. 2006

    Exacto Servan, el renacimiento está lleno de "locos" geniales, se le considera 'la edad de oro de la melancolía'. y muchos autores recorrieron con detalle la evolución de la depresión y llegaron a considerar el sufrimiento de este estado como una característica de la profundidad del espíritu humano, incluso agunos médicos contemplaron la idea de que la melancolía estaba relacionada en ciertos casos con la manía y que ambas tenían el mismo origen y la misma causa. Hasta que punto no se han diagnosticado las enfermedades mentales, y es realmente reciente el estudio de las mismas que hasta principios del siglo XX, en 1921, el reconocido psiquiatra alemán Emil Kraepelin publicó 'Manic-Depressive Insanity and Paranoia', un trabajo revolucionario por entonces en el que propuso una nueva clasificación en tres grandes grupos de los trastornos que llenaban los manicomios: esquizofrenias; demencias y enfermedad maniaco-depresiva. ... y hasta 1980, el término de trastorno maníaco-depresivo no fue reemplazado por el de trastorno bipolar, según estableció el DMS-III. En los últimos tiempos, las investigaciones más recientes sobre la enfermedad se centran en describirla desde el punto de vista bioquímico así sería posible comprender mejor la enfermedad y desarrollar medicamentos más refinados para su tratamiento. Salud,

  9. #9 Servan 19 de sep. 2006

    giorgio, es un tema interesante, ha sido discutido en Yates, La filosofía oculta;Panofsky y Saxl (Durero); Saturn and Melancholy ( Klibansky). El Renacimiento revalorizó tanto el placer como la melancolía. Dice Yates: Había la tendencia a "revalorizar" a Saturno y el temperamento melancólico, elevándolo del grado más bajo de los cuatro al más alto, al humor de grandes hombres, grandes pensadores, profetas y adivinos religiosos. Ser melancólico, según esta tendencia, demostraba genio. Pondré aquí la Melancolía de Durero.

  10. #10 eyna 19 de sep. 2006

    sí, servan...:)

  11. #11 eyna 19 de sep. 2006

    dulce melancolía

  12. #12 Servan 20 de sep. 2006

    Image Hosted by ImageShack.us Durero, Melancolía I

  13. #13 Régulo 20 de sep. 2006

    Aunque efectivamente el conflicto entre el yo y la sociedad o grupo en el que se está inserto produce desajustes psicológicos, las principales causas de la "melancolía" suelen estar impulsadas por aspectos bioquimicos. La pubertad, y el climaterio son fases muy típicas en las que afloran las depresiones. Indudablemente se están produciendo cambios hormonales y físicos muy importantes. Sin embargo, son depresiones pasajeras, que en muchos casos se desvanecen por sí mismas o con una psicoterapia. Tenemos tb las depresiones marcadas por la estacionalidad. En otoño-invierno se da la fase depresiva, mientras que en primavera-verano se da la fase maníaca. Parece ser que se debe a un tema relacionado con la luz. De hecho, en estas patologías estacionales, generalmente leves, se aplica la Fototerapia, que no es mas que introducir al paciente en una habitación cerrada con luz artificial. Se supervisa para acomodar las unidades lux al paciente y la estación. Como anécdota, diré que muchos psiquiatras norteaméricanos recomiendan a sus pacientes trasladarse desde los estados sombríos del norte, en invierno, a los más soleados del sur. Y parece que da resultado para muchos marcharse a Florida, California o Arizona. Es probable que esa pasión de los europeos del norte por Italia, en el pasado y por el Mediterráneo en general actualmente, no se deba solo a una curiosidad por la cultura,la juerga, el idioma, etc., sino a "un cambio de aires", como decían, que principalmente es un cambio de luz. En la misma España, con ser un territorio limitado, en el Observatorio de San Fernándo, Cádiz, se registra el récord de horas de insolación al año con 3121, lo que arroja nada menos que 400 cal/cm2, mientras que toda el área cantábrica está entre las 1500 y las 2000 horas de insolación. El trastorno ciclotímico, como bien se ha apuntado, tiene menos gravedad en sus fases de euforia y depresión, permitiendo una amplitud que abarca desde triunfadores en cualquier campo, hasta gente con problemas de drogas, de trabajo, de estudio, afectivos, etc.. Ahora bien, cuando el trastorno bipolar o maníacodepresivo (que efectivamente tiene un gran componente genético) se hace profundo, hay que recurrir a la química y aplicar litio, carbamacepina, divalproato, bupropión y otros que se están investigando. Todos ellos con posibles efectos yatrogénicos indeseables, pero... "a grandes males, grandes remedios". Un saludo.

  14. Hay 13 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba