Autor: Temalia
martes, 11 de diciembre de 2001
Sección: Artículos generales
Información publicada por: Silberius


Mostrado 14.195 veces.


Ir a los comentarios

Los doce trabajos de Heracles o Hérkules

Heracles (en versión griega) es más conocido por su nombre original, Hércules (en versión Ibérica). Mito copiado por los griegos a Tartesos, como tantos otros en su mitología*. El héroe es hijo de Zeus y Alcmena. Un oráculo reveló que realizando diez trabajos obtendría la inmortalidad. El rey de Tirinto se encargó de designar esos trabajos que finalmente fueron doce, ya que Tirinto rechazaría dos de ellos.

El león de Nemea

El león de Nemea era enorme y Hérkules, desanimado, casi abandonó. Atenea (en la versión ibérica= Azinai) le dio valor para continuar y finalmente estranguló al monstruo. Desde ese momento, llevaría la piel del león como protección.

La Hidra

Hidra era una criatura de múltiples cabezas que vivía en un pantano con el cangrejo Cáncer. Heracles se dirigió al pantano con su sobrino Yolao y luchó contra Hidra. No obstante, cada vez que el héroe cortaba una cabeza, surgían dos más. Yolao con una antorcha fue quemando los muñones, de modo que Heracles pudiera acabar con el monstruo. El rey de Tirinto no aceptó este trabajo, ya que Yolao había colaborado.

La cierva de Cerinia

Hérkules debía capturar a una cierva de cornamenta de oro. No fue difícil, sin embargo, se trataba de un animal sagrado de la diosa Artemisa. Por eso, Hérkules tuvo que convencer a la diosa antes de llevársela.

El jabalí de Erimanto

Esta vez, Hérkules tenía que capturar con vida a un jabalí enorme. Tampoco fue difícil y durante el viaje, el héroe conoció a los míticos centauros.

Los establos de Augías

Augías tenía un rebaño enorme de bueyes. El estiércol había formado una capa muy gruesa en los establos. Hérkules aceptó limpiarlos, a cambio de ganado. La diosa Atenea (Azinai) colaboró y el héroe realizó el trabajo. No obstante, el rey de Tirinto no lo reconoció, porque Hérkules había exigido algo a cambio.

Las aves del Estínfalo

El Estínfalo era un lago pantanoso. Allí habitaban un gran numero de aves que eran el terror de los locales. Hérkules las espantó y mató a varias de ellas.

El toro de Creta

El rey Minos no quiso sacrificar un hermoso toro al dios Poseidón. Este, furioso, volvió loco al animal. El toro aterrorizaba a toda la región. Hérkules lo capturó y se lo llevó a Tirinto.

Las yeguas de Diomedes

El rey Diomedes tenía cuatro yeguas que se alimentaban de carne humana. Heracles fue a capturarlas. Consiguió llevarlas vivas ante el rey de Tirinto.

El cinturón de Hipólita

Hipólita, reina de las guerreras Amazonas, tenía un cinturón de oro y piedras preciosas. Con ayuda de Teseo, el héroe se hizo con él.

Los bueyes de Gerión

Este fue uno de los trabajos más duros. Hérkules viajó hasta Eritia (Cádiz). Allí debía robar un rebaño de bueyes a un gigante de tres cabezas llamado Gerión. Para conseguirlo, tuvo que acabar con Gerión y con su perro Orto. El viaje de vuelta fue largo y los dioses le asistieron en varias ocasiones.

Las manzanas de las Hespérides

El rey de Tirinto ordenó a Hérkules que le trajera unas manzanas de oro, propiedad de Hera. Lo logró con la ayuda del gigante Atlas. En el viaje, Heracles liberó al titán Prometeo, que estaba encadenado a una roca.

El can Cerbero

El último trabajo de Hérkules fue el más difícil. Debía traer ante el rey al mítico perro Cerbero, que protegía la entrada del infierno. El dios Hades accedió a que se llevara a Cerbero, siempre que lo trajera de vuelta. Además, el animal debía seguirlo por propia voluntad. Hérkules adiestró a Cerbero y lo presentó ante la corte de Tirinto.

La inmortalidad

Heracles había completado sus trabajos. Sin embargo, su vida mortal duró muchos años. Al morir, un relámpago lo llevó hasta el Olimpo. En la Tierra, permaneció en el recuerdo de la humanidad por siempre.

* anotación de celtiberia.net

Más informacióen en: http://www.temalia.com/contenidos/articulo.jhtml?idCanal=


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba