Autor: Conaculta-El Pais
martes, 05 de septiembre de 2006
Sección: Artículos generales
Información publicada por: Cierzo


Mostrado 16.229 veces.


Ir a los comentarios

Tecuaque: ''donde se comieron a la gente

-

Me ha parecido interesenta rescartar este artículo que salió a la luz a principio de agosto en la prensa mexicana y que en la última semana ha tenido eco en los medios de comunicación españoles. Creo que el tema del canibalismo como práctica religiosa y no como una práctica gastronómica puede ser interesante para debatir buscando paralelismo con otros pueblos protohistóricos o de la antigüedad. "EN TECUAQUE, INVESTIGACIÓN ARQUEOLÓGICA ANALIZA LA RESISTENCIA DE INDÍGENAS EN LA BATALLA DE CONQUISTA Calpulalpan, Tlaxcala.-- La zona arqueológica de Tecuaque, que significa ''donde se comieron a la gente", sobresale en la historia por ser uno de los bastiones en la lucha contra la conquista de los españoles al llegar a tierra mexicana, hecho que se ha podido corroborar con las más de 10 mil piezas halladas en el trabajo y estudio arqueológico. En este contexto el arqueólogo Enrique Martínez, director del sitio ubicado en el estado de Tlaxcala, ofreció un recorrido por el lugar para explicar su historia y dar a conocer los avances más recientes de su investigación. Comentó que las crónicas y la historia escrita detallan la captura en Tecuaque de más de 500 personas que viajaban en grupo hacia Tenochtitlán, así como el mismo momento en que fueron sometidas a sacrificio por desmembramiento y sujetos a cocción para que su carne fuera ingerida por los guerreros, sacerdotes y señores prehispánicos. Los restos hallados muestran los huesos de los primeros animales que llegaron a Mesoamérica con los españoles: perros, gallinas, vacas, tortugas, caballos y cerdos que también fueron sacrificados en el lugar, y que son la muestra mejor conservada de este primer contacto, como lo describe Bernal Díaz del Castillo en uno de sus escritos. Y abunda que las evidencias revelaron la presencia de taínos (indígenas de islas caribeñas), españoles, mulatos, mestizos y de otras regiones de país; además de niños y mujeres embarazadas que también fueron sacrificados; incluyendo el hallazgo de los restos de nonatos. Así mismo comentó que en el cuarto escalón de la pirámide donde se realizaban los sacrificios, fue hallado un cuchillo y copal; en este lugar se decapitaba y desollaba a la persona capturada para que más tarde sus restos fueran ingeridos y su cráneo expuesto en el zompantli. "El sacrificio se realizaba en parejas de hombre y mujer, para que los cráneos se expusieran en líneas de cuatro en cuatro hasta completar 16, número dedicado a Quetzalcoatl, debiendo durar 20 días en el zompantli hasta el momento en que se desprendiera la mandíbula, lo que significaba que al momento de ascender el sol, los inmolados se convertían en guerreros". Los actos rituales eran realizados de distinta manera según las características de las personas, explicó Martínez, ya que eran ofrendados a diferentes dioses. En este caso, dijo el arqueólogo, Bernardino de Sahagún menciona que en el ritual realizado a Nanahuatzin con relación a los bubosos, la carne ya cocida de los españoles que venían enfermos se les daba de comer a los demás enfermos para que estos se curaran; así, para confirmar lo dicho, los especialistas tuvieron que identificar los restos a partir de análisis químicos y físicos. "Esperamos que la historia le dé justo valor al sitio, porque ahí fueron defendidas las creencias del mundo prehispánico, por eso sacamos a la luz los resultados, y que las personas se enteren de que sí hubo resistencia y lucha de los antiguos pobladores para evitar la conquista", mencionó Enrique Martínez. De hecho, dijo, gracias a que los indígenas enterraron la evidencia para que los españoles no se enteraran de lo sucedido, es que se han podido rescatar fragmentos de herramientas, espadas, bridas de caballos, botones, perdigones, clavos y anillos que ratifican la presencia de los españoles, así como objetos de los habitantes del lugar, sean collares, orejeras en obsidiana, máscaras, braceros, figurillas articulables y vasijas fitomorfas en alusión a Mayahuel (importante por ser este un lugar pulquero). De los objetos rescatados durante el trabajo arqueológico, Martínez expresó que existen más de 10 mil piezas. Y que la zona por sus características y sucesos ha sido incluida en la Lista Indicativa de sitios mexicanos para proponer su candidatura como Patrimonio Mundial, en tanto que Tecoaque conserva hasta la fecha el mayor número de evidencias arqueológicas y físicas del contacto entre los conquistadores europeos y sus aliados indígenas. La zona arqueológica de Tecuaque posee una extensión de 35 hectáreas, de las que se ha excavado hectárea y media desde que iniciara el proyecto en 1990 hasta 2006. "Los resultados arqueológicos e históricos que aquí se tienen son de primera mano y nos hablan sobre cómo fue la conquista de México", concluyó el arqueólogo Enrique Martínez." http://www.conaculta.gob.mx/saladeprensa/index.php?indice=6&fecha=2006-08-04 "La antropofagia religiosa formó parte de las ceremonias realizadas en distintos puntos sagrados de lo que es hoy el Estado de Tlaxcala, según el arqueólogo Enrique Martínez, coordinador del equipo científico que trabaja en la zona desde hace más de una década." "La captura de la caravana fue todo un acontecimiento. De entrada, provocó que la población de Teocaque, que tradicionalmente se dedicaba a recolectar y distribuir pulque (aguardiente del cactus Maguey), se triplicase. Además, forzó a una transformación arquitectónica. Los mexicas y sus aliados de Texcoco pidieron instrucciones a la Gran México-Tenochtitlán. Llegaron entonces varios sacerdotes que ordenaron la creación de un "punto de encuentro entre los hombres y los dioses" en el centro de la población, donde se erigieron tres plazas resguardadas por un muro." "Los hallazgos incluyen huesos hervidos, lo que ha dado lugar a pensar en el canibalismo. Esta práctica del hervido tenía que ver con la limpieza de los huesos, que para los pueblos antiguos de México eran casi sagrados. Por ello colocaban los cráneos en el zompantli o en sus casas" "La arqueóloga Ximena Chávez, jefa del Departamento de Resguardo de Bienes del Museo del Templo Mayor, sostiene que el sacrificio humano era un ritual que no se dio únicamente entre los aztecas (mexicas). Esta ceremonia aparece reflejada primero en la cosmovisión mesoamericana, desde épocas muy antiguas, e incluía la decapitación, y tiene auge en Teotihuacán, y más tarde entre los pueblos mexicas, que "no son los inventores", concluye. Ella descarta totalmente que se tratara de una cuestión relacionada con el canibalismo como práctica común e insiste en que se trata de un asunto religioso y que no fue tan masivo como dicen los cronistas españoles, que los exageraron para justificar de alguna manera las matanzas de indígenas." "Estos últimos párrafos están extraidos de http://www.elpais.es/articulo/revista/agosto/ Espanoles/devorados/elpporcul/20060831elpepirdv_5/Tes/"

-

Más informacióen en: http://www.conaculta.gob.mx/saladeprensa/index.php?indice=6&fecha=2006-08-04


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Servan 05 de sep. 2006

    La cocina mexicana es una de las buenas cocinas del mundo. De los animales mencionados, el perro doméstico es tan antiguo como el hombre en América. Los aztecas criaban una raza especial, pelona, con fines gastronómicos. En el Amazonas hay perros salvajes, no los he visto, pero sí sus huellas. La gallina también era conocida, las gallinas araucanas ponen huevos azules, deliciosos. El azul es un color sagrado para los mapuches. Los españoles llevaban tortugas como alimento y bebida en los barcos, seguramente de orígen antillano. Los caballos se originaron en América, pero desde luego se habían extinguido a la fecha. Cerdos salvajes hay variedades, unos son de tropa y otros solitarios, desde luego deliciosos. Con respecto a los hombres, sólo concedían este honor a los perfectos de cuerpo y espíritu. Un español que iba a ser sacrificado, los convenció que no lo hicieran, ya que era, me parece, tuerto. En mi artículo sobre los fueguinos mencioné la antropofagia en España. Los españoles y alemanes en la conquista de América, muchas veces devoraron indios, los cuales los consideraban antropófagos. Loa araucanos devoraban el corazón de sus valientes enemigos. El número 20 es sagrado, así como el 13. 13X20=260, el año sagrado azteca.Ellos forman un ciclo de 52 años solares/venusianos.

  2. #2 silmarillion 06 de sep. 2006

    Aguado pagina 456..Algunos soldados de los que salieron a socorrer a Çerrona, pasaron adelante para ver lo que los yndios avian hecho de Valdelamar, y hallaron que le estavan sacando el coraçon para comer, porque estos barbaros, del español que matan solamente comen el coracon, el cual reparten entre los más valientes y belicosos guerreadores, diziendo que aquella comida les pone más animo y les da avilantez para las cosas de la guerra.. Fernandez de Oviedo pagina 359 tomo 2...e hallaron a los cristianos que habían muerto los indios como e dicho, hechos tantos pedazos, que no los podían conocer. E aunque aquella gente comen carne humana, no los habían comido ni querían aquellos indios tal carne, porque dicen que es muy salada. Y de sus palabras se tuvo sospecha que aquellos pedazos muchos, que hacían de los cuerpos muertos, era para probar si eran todos de un género, o si había algund sabor diferenciado entre tantos, para aviso de su gusto en lo por venir.... http://arteyarqueologia.com/portal/index.php?module=pagemaster&PAGE_user_op=view_page&PAGE_id=93&MMN_position=287:287 La carne de europeo parece haber sido un platillo muy delicado. Los charrúas llevan la carga de haberse almorzado a Juan Díaz de Solís ( aunque en realidad no hay mucha constatación de la antropofagia charrúa y se supone que el encuentro del grupo de Solís fue con un grupo amazónico, no con charrúas) "...dicen que el río era azulejo entonces como oriundo del cielo, con su estrellita roja para marcar el sitio en que ayunó Juan Díaz y los indios comieron”. ... (Jorge Luis Borges) Los caribes hicieron su agosto. En la actualidad, son antropófagas las tribus del alto Orinoco. Interesantes las ilustraciónes de la dieta de los Tupínamba, realizadas por el alemán Hans Staden, sobre todo considerando que él mismo estuvo a punto de formar parte de la dieta, logró escapar y sobrevivió para hacer los dibujos. Un cronista relata: "se quejaron los Túpí por que Staden se comía las papas". :)

  3. #3 Servan 06 de sep. 2006

    El zompantli es muy interesante, ya que en amazonía también existe la costumbre de las estacadas con cabezas enemigas. Los shuar (jívaros) son los más conocidos por las cabezas reducidas, pero esta costumbre puede observarse incluso entre los atacameños. Los pieles rojas se conformaban con el escalpe.Entiendo que los celtas eran grandes cazadores de cabezas y las exponían como trofeo en los muros, amén de la costumbre bastante general de hacer copas con los cráneos. Es difícil ver una tzantza (jívara) verdadera, he visto varias pero no estoy seguro de su autenticidad. Ahora las hacen con cabezas de mono para los turistas. Los shuar son también conocidos por el uso de cerbatanas (como los mayas y muchos pueblos, v.gr. los japoneses) y el uso del curare, fundamental en anestesiología. En realidad los dardos se untaban no sólo con curare, sino también con diversos venenos, como la bufotonina, de efectos cardíacos. La antropofagia en el sur de Asia (los que se comieron a un Rockefeller; lo encontraron muy rico) se asocia a una enfermedad priónica, el kuru, que curiosamente se dió entre nosotros no hace mucho. Se usaba hormona de crecimiento inhalada, lo que equivalía a un canibalismo. Ahora no existe este problema pues se produce la hormona por ingeniería genética. Los seres humanos somos descendientes de monos muy agresivos, caníbales, que se comían a sus primos vegetarianos.

  4. #4 Servan 06 de sep. 2006

    Del Cándido de Voltaire recuerdo una mujer a quien los soldados, sitiados, le comieron un cachete y una teta.

  5. Hay 4 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba