Autor: Deobrigense
martes, 25 de julio de 2006
Sección: Denuncias
Información publicada por: Deobrigense
Mostrado 14.381 veces.


Ir a los comentarios

Arce-Mirapérez (Deobriga): Otro Ataque al Patrimonio

Reflexiones acerca de las nuevas obras que se están realizando sobre este yacimiento sin control arqueológico.

El sitio: El yacimiento de Arce-Mirapérez, inventariado por la Junta de Castilla y León con el número 09-219-0001-01, y en el Plan General de Ordenación Urbana de Miranda de Ebro (Burgos) con el número Y-1. La obra: La ampliación de una rotonda que une la BU-740 y la carretera de acceso al Polígono Industrial de Bayas. El trazado principal de la carretera sigue un curso Este-Oeste, las obras afectan a los lados Norte y Sur del trazado. Ambos lados del trazado están inclusos en la zona de protección arqueológica. Los resultados: La extracción y remoción de tierras en la zona Sur de la rotonda han dejado al descubierto restos de muros y restos de pavimentaciones de época romana que posteriormente han sido destruidos y que serán tapados en breve. El procedimiento: Quién suscribe dio parte tanto al Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León, al Ayuntamiento de Miranda de Ebro (por vía correo electrónico y me consta que leídos y recibidos en ambos casos) y al SEPRONA de la Guardia Civil en fechas sucesivas, que se tomó la molestia de pasar por allí, recoger mi denuncia y sacar fotografías del lugar (quizás porque era su obligación). Antecedentes: Las excavaciones arqueológicas realizadas en los años 2004 y 2005 han demostrado la extensión del yacimiento de época romana altoimperial en una parcela de más de 260.000 metros cuadrados, lo que para Arce-Mirapérez, constituye el fin de los distintos puntos de vista existentes sobre la funcionalidad del lugar: la fotografía aérea realizada en 2005 muestra la existencia de un asentamiento urbano organizado en calles al modo clásico observándose un eje principal E-W del que parten manzanas S-E parcelando el espacio en calles menores. La excavación también ha demostrado que, durante el franquismo, parte del yacimiento fue sacrificado para la construcción de una planta papelera y que, con harta probabilidad, en los años 80 una parte significativa fuese desmantelada para la construcción de una urbanización de chalets, con lo que su extensión construida fue mayor (5 veces mayor que el actual Casco Histórico de Miranda de Ebro) Independientemente de que opinemos que se trata de Deobriga o no –yo lo tengo claro, es el asentamiento prerromano y romano de las fuentes clásicas- además de ser el lugar de la fortaleza medieval de Revenga (destruida por Alfonso I en su campaña de 750-752) y el despoblado medieval posterior del mismo nombre, es evidente que la constatación de un nuevo emplazamiento urbano en este punto en concreto aclara aún más la organización del Imperio Romano en el Norte de Hispania y podría ayudarnos a definir como es este espacio en la Cuenca de Miranda de Ebro y para la época prerromana, romana y medieval, escasamente documentada y a la que ni los historiadores locales, ni los que se ocupan de esta zona hemos podido acercarnos con la suficiente precisión: eso implica que la sociedad tampoco tenga clara la importancia histórica de este emplazamiento. No es la primera vez que se producen estas cosas sobre el yacimiento: el año 2000 vio como la apertura de un vial –acceso a una depuradora- dejaba a la vista y destruía partes de una edificación; el 2004 fue la instalación de postes y arquetas de luz eléctrica las que afectaron al Patrimonio subyacente. Ahora, que el yacimiento cuenta con la protección que le da su inclusión en los inventarios provinciales y locales, se producen los mismos hechos con las mismas consecuencias. Item más: el informe emitido en el año 2005 establecía como medidas correctoras la excavación en extensión de aquellas obras en las que las obras removiesen el terreno por debajo de 30 centímetros, y el control arqueológico intensivo para aquellas en las que las remociones no alcanzasen esa profundidad. Conclusiones: Bajo mi punto de vista se ha podido violar la Ley de Patrimonio vigente en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, además haber podido saltarse la normativa de Patrimonio Arqueológico establecida por el Plan General de Ordenación Urbana de Miranda de Ebro. Como esto se va a perder entre las dos administraciones, que solventarán el tema a gritos y diciendo “y tu más”, y la sección de Cultura de la JCyL perderá en el enfrentamiento entre los dos (porque, habrá que reconocerlo finalmente, no pintamos nada entre otras secciones más potentes), y la Sociedad ya no puede recuperar ese Patrimonio destruido, espero que la Guardia Civil tramite la denuncia, acabe en un juzgado y se inicie un proceso contra (me ahorro los calificativos) quién/quienes corresponda. Reflexión final: Estimados y estimadas, cómo a la mayor parte de la población le da lo mismo, y como lo que prima es el progreso de la Sociedad aceptando la democracia que nos impone la despreocupación por estos temas, acéptenme el pataleo. Me gustaría exigir justicia para el yacimiento, pero eso, desafortunadamente, me costaría un tiempo y un dinero que yo no tengo y que las administraciones implicadas no quieren gastar.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Cogorzota 25 de jul. 2006

    Apuntame en la lista de indignados, Deobrigense, independientemente de que opinemos que se trata de Deobriga o no, que yo como ya sabes, tengo claro que no. Creo que la sociedad debería ser más sensible con estos temas, después de los espectaculares hallazgos de Iruña veleia, con los que sin duda está relacionado Arce Mirapérez. No se me ocurre que acciones se pueden emprender, pero tengo claro que estas deben empezar por concienciar a la gente, no solo de Castilla León, sino del País Vasco y La Rioja también. Nuestra historia común, debería servir para unir sensibilidades, que en estos confusos tiempos buena falta nos hace, sin menosprecio de las particularidades de cada cual. Seguro que algo puede hacerse para sacar del letargo la apatía que invade a la sociedad con estos temas y creo que pasaría por no ser radicales, ni antis, ni intransigentes, sino buscadores de la verdad histórica, sea esta cual sea. Hay que empezar por divulgar lo que se sabe y hacer que la gente se sienta orgullosa de su pasado, que en esta zona es espectacular. Se podría establecer una competición (de buen rollito) a ver cual de las tres comunidades (incluso también Cantábria) es capaz de aportar mejores estudios y soluciones, ya sabes el viejo truco del vendedor: - Su vecina ya lo ha comprado. O incluso potenciar una ruta turística de yacimientos. En fin no se, pero cuenta conmigo para cualquier cosa que se te ocurra. El tema lo merece

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba