Autor: MIMTOLEDOT - Mercedes Izquierdo Muñoz
miércoles, 05 de julio de 2006
Sección: Artículos generales
Información publicada por: MIMTOLEDOT


Mostrado 15.501 veces.


Ir a los comentarios

Santa María del Mar, y la cuadratura del círculo (1) copyright de la autora

Situado en la Plaza de Santa María 1, en el bonito entorno de “El Mercat del Born”, y la Barceloneta, en pleno casco urbano de la ciudad. Si nos decidimos a hacer una visita a este monumento, descubriremos uno de los edificios más representativos de la arquitectura religiosa del gótico catalán y sin duda, de los más emblemáticos de la ciudad condal. El gótico catalán, se caracteriza por la austeridad y la sensación de un espacio único, a pesar de que las iglesias tengan naves. pero...¿Qué simbolos encierra esta joya arquitectónica?

Su historia...

Es una obra del arquitecto Berenguer de Montagut, y era el templo de los armadores y mercaderes de la Barcelona gótica. Este templo desde el exterior nos enseña un aspecto sobrio, muy solido donde predominan las líneas rectas que apenas llama la atención, debido a la estrechez de las calles que la rodean. Es un auténtico tesoro, en su conjunto. Ya en su interior, comprobamos que consta de tres naves, con deambulatorio y sin crucero. No dejará de sorprender al viajero, cuando al traspasar sus muros, compruebe la formidable altura que alcanza su nave central y las impresionantes columnas octogonales, que posee; además del sugestivo rosetón, con una claraboya flamígera del S. XV que no es la original, porque esta fue destruída en el terremoto del 2 de febrero de 1428, que asóló la ciudad. Por la igualdad de sus naves y por la separación entre los pilares, de 15 metros, no tiene igual en toda Europa.

Iglesia iniciatica...

Santa María del Mar, es un prodigio de las Matemáticas y de la Geometría Sagrada. Toda la iglesia es un juego numérico perfecto, nada es azar, todo está calculado hasta el mínimo detalle en su simbología. En este edificio singular todo conforma un puzle perfecto, donde cada pieza encaja, y lo que dibuja es un cuadrado perfecto que podemos inscribir en una circunferencia. La razón de este juego matemático, que consigue esta simetría que dota a la Iglesia de espacio único, es la simbología. Recomendamos al visitante, que antes de emprender la visita, lea la obra, de D. Antonio Galera: “Los soldados del cordero”, donde fundamenta la semejanza que existe entre el Apocalipsis de San Juan y el régimen interior de los Pobres Soldados de Cristo. Y es que uno de los motivos por el que esta iglesia tiene esta simetría y esta sensación de espacio único está en la simbología. En el Apocalipsis de San Juan, se describe la ciudad de Dios, la Jerusalén Celeste. Como una ciudad perfecta en número y realizada gemas que representaban a las 12 tribus de Israel. La nueva Jerusalem desciende de los cielos y reaparece aquí, entonces, el Paraíso terrestre. La "rueda de los tiempos" vuelve a girar, de modo que si al final de un ciclo se realiza la "cuadratura del círculo",el ciclo nuevo ha de iniciarse con la "circulatura del cuadrado". No podemos olvidar la frase de San Bernardo de Claraval, auténtico promotor del ideario templario, “Dios es anchura, altura, y profundidad”, y esa sensación de amplitud, sigue además con la definición de que “Dios es infinito y es infinito porque es libertad”. Con estas sencillas palabras, San Bernardo, nos explicaba que en estos edificio góticos que fueron financiados en más de un 50 % por la Orden del Temple y otras Ordenes de Caballería, encierran los secretos de Dios, y su creación, entre sus muros. Y este que nos ocupa, es uno de los mejores ejemplos. Santa Mª del mar, a pesar de no ser una construcción demasiado grande, tiene 4 puertas que simbolizan los cuatro tiempos del año litúrgico. Hecho que podemos constatar en otros lugares de España, relacionados con el Temple. Además, tal y como señala Jean Hani, las puertas cristianas, “son las puertas solsticiales, las cuales son la imagen de la Puerta al Cielo que no es otra que el propio Cristo”, de ahí que encontremos en ellas, el Cronocrator o Cosmocrator. Y es fácil ver los simbolismos zodiacales, en las jambas de todas ellas. Los nombres que reciben las puertas, que vulgarmente se conoce entre los barceloneses como “La catedral de Santa Maria del Mar”, a pesar de ser técnicamente una basílica son: Puerta de los "Sombrerers", que es la más antigua. La de les "moreres", el fossar de les moreres. La del Born, la más nueva y la principal. Podemos ver en la puerta del Born, las esculturas de unos hombrecillos que portan algo pesado sobre sus espaldas. Según la tradición, son los denominados "bastaixos" del barrio de la Ribera. Estos eran los estibadores del muelle que tomaron parte en la construcción del templo, ya que fueron ellos los que transportaron las piedras desde las canteras de Montjuic. Sincero homenaje de los maestros canteros a estos trabajadores a cuyo esfuerzo debemos el deleite por esta maravilla arquitectónica. Recomendamos al visitante, que observe los escudos de los mecenas de la “catedral”, ya que algunos tienen un simbolismo enraizado en los hermanos canteros. Por todo este vasto simbolismo, de clara herencia templaria, es el que ha conseguido tantas lucubraciones sobre su pertenencia a la Orden del Temple. pero sea esta influencia cierta o no, sin duda, nadie que visite Barcelona, puede dejar de visitar este edificio, a pesar de no ser tan conocido como la catedral o la Sagrada Familia.

Más informacióen en: http://usuarios.lycos.es/mimtoledot3


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Jeitusol 03 de jul. 2006

    Ciertamente es realmente impresionante dicha catedral. Pocos adictos al arte hemos entrado en la principal de sus naves o hemos recorrido su deambulatorio sin guardar un instante la respiración ante tal obra. Sin embargo su relación con el temple es algo que ya no veo tan claro, pues pese que todos los datos que se han expuesto son correctos, el temple ya tenía una casa-sede en Barcelona, Santa Maria de Palau. Ya en el año 1134 se documenta la donación al temple de las llamadas Casas de Gallifa y en el 1282 se confirma el traslado de la encomienda del Vallés a la ciudad de Barcelona, por su mayor importancia a nivel comercial y político. Se sabe que tenía un patio o claustro cuadrado alrededor del cual se erigían los principales edificios de la orden, aunque actualmente solo queda la capilla como único elemento conservado, además de un arco románico cambiado de sitio a la calle de Ataulf y principal y actual puerta de entrada. Es por eso que todo ese simbolismo que has destacado creo yo que responde más al simbolismo puramente cristiano y a las ganas de relacionar todo lo relacionable con la orden del temple que no a referencias puramente templarias, quizás más dadas a una interpretación moderna que no a una histórica (pienso yo, claro). A Santa María de Palau se accede actualmente a través de la calle dels templers y está ubicada en la calle de Ataulf (dicho templo fue cambiado de orientación recientemente). No es ni mucho menos tan impresionante como Santa María del Mar, pero igualmente es recomendable su visita y a ver si podéis encontrar las cruces patadas...

  2. #2 lucusaugusti 03 de jul. 2006

    MIMTOLEDOT, muy interesante texto. Siempre me he preguntado por el solar de Santa Maria del Mar en el bajo imperio de Barcino. ¿Tienes noticias?

  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba