Autor: Jorge Casanova
miércoles, 28 de junio de 2006
Sección: Opinión
Información publicada por: ainé
Mostrado 66.058 veces.


Ir a los comentarios

La actitud de los gallegos (y resto de la península) frente al sexo, cuestión de historia

Extracto de un artículo publicado en La Voz de Galicia (25-07-05) Autor: Jorge Casanova LOS GALLEGOS, SOBRE TODO LAS MUJERES, MANTIENEN ANTE EL SEXO UNA ACTITUD MÁS DESINHIBIDA QUE EL RESTO DE LOS ESPAÑOLES Todavía hoy se considera al pueblo gallego como uno de los que más ha desarrollado el “cromosoma de la desinhibición”. ¿Desinhibidos o desinhibidas? Y...¿desinhibi@s frente a qué? La segunda pregunta es más fácil de responder que la primera: desinhibidos frente al sexo. Los gallegos, en general, aún mantienen algún indicador estadístico que los distinguecomo un pueblo cercano a los placeres de alcoba, con algunas zarandajas menos que otras nacionalidades a la hora de afrontar la placentera tarea del amor. “A las estadísticas sobre comportamientos sexuales no hay que hacerles mucho caso. O mejor, ninguno, porque todo el mundo miente”, dice la sexóloga Lucrecia Puparelli, salmantina de nacimiento, gallega de adopción. Pero esta profesional admite que, cuando llegó a Galicia, se quedó patidifusa ante las bromas sobre “el hijo del cura”, impensables en las rancias tierras de Castilla. Tanto ella como otros expertos coinciden en que la impronta de la Iglesia en Galicia llegó como llegó y evolucionó como evolucionó. Tierra de muchos curas, este país se tomó el concepto de pecado de otra manera y los picores de sus habitantes sobrevivieron a las embestidas sexorrepresoras mejor que en otras partes de España: “Aquí no llegó la época victoriana”, sintetiza la sexóloga. Y si la revolución industrial llegó hace hace quince días, como aquel que dice, la represión sexual própia de la época fue también de penetración más ligera. A estos indicadores históricos hay que sumar otros que también juegan a favor de la mujer como quién ha desarrollado más este cromosoma de la desinhibición. Las gallegas han sido tradicionalmente mujeres acostumbradas a a añadir el rol de esposa y madre al de mujer trabajadora. Y han sido también mujeres solas, de emigrantes y marineros. He ahí, pues la capacidad de decisión más la oportunidad. ¿Resultado? Una alegría. Y a veces una consecuencia inesperada, con la que se vivía mal frente a los comentarios de los vecinos, pero con la que se podía vivir, que es más de lo que se podría decir de otros lugares de España. ¿Seguimos manteniendo aquella actitud desinhibida a la hora de decidir entre el si y el no cuando aparece la oportunidad? “Esas cosas permanecen dentro, forman parte del carácter y no es tan fácil que se diluyan por culpa de la televisión ni por cualquier otro factor””, concluye la doctora Puparelli. En cierto modo, resulta una constatación reconfortante.

-

Más informacióen en: http://www.lavozdegalicia.es


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 ainé 18 de jul. 2006

    Brigantinus...no sabes que hay cuatro espabilados que se las llevan todas y 4400 que no se comen un rosco? Pos eso..."del Club de los 4400" :DD Que mal repartío está el mundo!!

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba