Autor: Anfus
lunes, 11 de septiembre de 2006
Sección: Sobre los nombres
Información publicada por: Anfus
Mostrado 37.373 veces.


Ir a los comentarios

LA SAGRADA SOBERANÍA GALAICA

La Diosa de la Piedra y las Montañas es la Madre de los callaecos, así lo proclama el consagrado Callao (gran piedra). En armónica mítica unión con el rey justo ampara al pueblo próspero. La fuerza de su poder se perpetúa en el tiempo.














La diosa soberana de la Piedra y las Montañas.

A SACRA SOBERANÍA KALLAEKA (versión extensa en galego)


LA PREHISTÓRICA SAGRADA SOBERANÍA NACIÓNAL GALAICA.

Una de las más antiguas deidades de Irlanda y Gran Bretaña es La Cailleach, la Vieja del Velo, también llamada la Vieja Gris, o Azul, la Gyre Carlin, Annis la Negra o la Vieja de Beare. Controla el tiempo meteorológico y la formación de cordilleras. Madre de las Montañas en la tradición nativa, aparece ocasionalmente para ayudar al héroe o presentarle algún obstáculo. En su caldero sumerge a los héroes para que se curen y robustezcan. Como Mujer Oscura del Conocimiento se presenta bajo apariencia de fea joven poseedora de una gran sabiduría. Persigue al héroe, que suele ser su propio hijo. A la vez da y toma la vida sobreviviendo al fin del mundo para renovarlo. Parte de su mito se incorpora al de la diosa de la soberanía.

En la unión sagrada del rey con el país, en la ascensión al trono y proclamación, el monarca se encuentra con la diosa de la soberanía personificada en repugnante vieja que ostenta el trono. Niall de los Nueve Rehenes se proclama rey por ser, entre sus hermanos, el único capaz de abrazar a la Cailleach Negra, guardiana del pozo. Ignorando que está siendo sometido a una prueba, la besa y se relaciona con ella amorosamente. Entre sus brazos se convierte en hermosa doncella y le anuncia que es la diosa de la soberanía, y que él y sus herederos serán reyes de Tara.

Es sagrada obligación del rey custodiar los divinos objetos santificadores del país. Bran el Bendito tiene un caldero que da la vida. Cormac Mac Art posee una copa de la verdad con cuatro lados. Nuanu una espada letal al menor rasguño, Gwyddno Garanhir una cesta mágica que produce comida. Estos objetos representan los dones otorgados por la diosa de la soberanía, son sus atributos, y le dan el poder al rey que los custodia en nombre del reino. En la leyenda del rey Artús son representados mediante el santo Grial y, en su proclamación, como la espada en la piedra.

En el centro de la llanura la excalibur es aprisionada por la piedra. Esta sagrada piedra es atributo soberano de diosas de la soberanía como Eire, que da su nombre a Irlanda, también llamada Inis Fail o Isla de Fail, por la Lia Fail o “piedra del destino” que grita bajo el guerrero escogido como rey. A imagen de la Fail (Fal-Kwall-Pal "piedra") se yergue en cada santuario una piedra como símbolo del pacto real. La plasmación del real pacto sagrado entre el rey y la Tierra, simbolizado en la piedra soberanamente consagrada, se plasma en los teónimos Crougo Magareaiaica (“piedra real del llano soberano”), Crouga Totadigoa (“piedra del pueblo”), Trebopala (“piedra/protectora de la tribu”) o Toudopalandangai (“piedra de la nación”), confiriendo la divinización de la piedra, consagrada por el pacto sagrado entre la tierra y el pueblo y la unión mítica del rey con la diosa de la soberanía.

La etimología de las voces galaicas, en toponimia Callaecia, léxico común callao (piedra) y teonomia Calaicia, Bandua Calaigus (con caída de -l-), nos remite a la piedra y las montañas. Calaicia, Bandua Calaigus en su función guerrera (deidad de la piedra, las montañas) es la diosa soberana del pueblo callaeco ("los de las Montañas") de Callaecia ("País de las Montañas"), Montañas divinizadas en tanto son creación de la deidad que a través de ellas se manifiesta. La plasmación del pacto entre la tierra (Callaecia) y el pueblo (callaecos), mediante la mítica unión de Calaicia (la diosa de la soberanía) y el rey se evidencia en grandes piedras y (callaos) que aun hoy señalan los límites territoriales, antaño soberanos, como mojones, función que frecuentemente propician mámoas y otras estructuras pétreas y formas rocosas que además propician lugares adecuados para el oficio religioso de la entronización, como en el caso de outeiros, penedos u otras formaciones rocosas cuya estructura conforma el lugar de culto donde el ritual de proclamación real se realiza, en torno a un altar, una mesa de ofrendas y para sacrificios, canales, una pila, escaleras de acceso, grabados, un trono pétreos y otros elementos de la piedra, consagrada para establecer la comunicación con la deidad a la que se invoca en la sagrada ceremonia de entronización.

Lugubus, Lucobus, dios supremo y soberano, o Navia se acompañan de epítetos relacionados a la piedra (Arquienobus, Arquienis, Arconunieca) que simboliza la unión mítica del pueblo (Paestamari, Lucense, Naebisoci, Brigantinus) y su rey con las deidades soberanas (fuvial Tamaris, Lug, Nabia, Brigantia) de las que toman el nombre los entornos geográficos (Tambre, Lucense, Neiva, Brigantium) a través de los que la deidad se manifiesta. La conexión con la deidad propiciada, cuando no por el agua, por la formación pétrea que se constituye en umbral al otro lado e inframundo que habitan, es paralela a la que se establece con los mouros.

La moura gallega presenta varios aspectos de diosa de la soberanía. Se presenta cerca del agua o en penedos, además de cuevas y otras estructuras pétreas y formas rocosas, umbrales a sus dominios de otro mundo donde atesora riquezas, otrora posible inframundo de primigenias cnóticas deidades lunares femeninas que ceden a diosas de la soberanía como Morgana y Brigit su atributo de la sabiduría. Esta diosa de la soberanía que se presenta en el ritual de proclamación como Cailleach Negra, vieja sabia, o joven y fea pero de gran conocimiento, y cuya relación amorosa constituye la prueba que debe superar, en su proclamación, el rey, se muestra paralelamente en la épica moura bajo otra representación simbólica de la sabiduría: la serpiente, cuya relación amorosa constituye la prueba a superar por el hombre que ha de besarla para transformarla en joven hermosa que le proporcionará inmensas riquezas.

La Diosa de la Piedra y las Montañas es la Madre de los callaecos, así lo proclama el consagrado Callao (gran piedra). En armónica mítica unión con el rey justo ampara al pueblo próspero. La fuerza de su poder se perpetúa en el tiempo. D. J. Brutus el Galaico conquistara las montañas mediante un ritual de euocatio por el cual rinde pleitesía a la deidad asimilando, como su sobrenombre evidencia, el sagrado concepto que lo galaico entraña, pues es reconociendo la sagrada soberanía de la diosa sobre las montañas, buscando atraer su gracia al pedirle que les sea favorable a él y Roma, como puede el general proclamar la primacía romana, en el nombre de la diosa, en sus montañas, bajo el signo de la piedra que simboliza a la sacro-soberana nación galaica prehistórica que, como Irlanda lo recibe de Eire, toma el nombre de su diosa nacional.


Bibliografía:
ENTRONIZACIÓN REAL CELTOATLÁNTICA EN LA TREBOPALA, CROUGINTOUDADIGO O TOUDOPALANDAIGAE. Andrés Pena Graña.
Indíxenas e romanos na Galiza céltica.-Rosa Brañas Abad.
La tradición celta. Caitlín Matthews.
La soberanía femenina y sus huellas de culto. Blanca García Fernández-Abalat.




















No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 crougintoudadigo 05 de sep. 2006


    Noble Anfus pues que no esperabamos menos de su magnanimidad. Nos agora tamén rímos (Non se preocupen pola entronización.

    A cousa está publicada e republicada.
    Publicana e republicana, tanto nos ten que, sen dúbida por problemas técnicos,c orentenen o artigo da entronización, que, pese ao denso que era xa leron cuasi máis de oito mil novecentas persoas, ás que lles estou moi agradecido, supoño que eso para os propietarios do portal ao millor podería ser un negocio, a verdade non o sabemos e tanto nos ten, pero pra nos non o é)

    Cando nos, o Crou e o noso paredros entramos na Celtiberia, o celtismo galego andaba a recuar, a lingoa que se falaba do noroeste, a cretinada do lusitano, baixo latín baixo imperial en realidade, non era celta -nin o podía ser-, e o que tiñamos de celtas os galegos o deberiamos aos celtiberos do Ebro medio, que chegaran a Padrón perseguindo uns tordiños, turduli, etc.
    A algúns polo visto o da entronización non lles gusta. Pero o certo e que o Celta leva moito tempo en primeira división e os galegos temos 300 anos de tradición historiográfica celta, amén de sermos celtas vivintes.

    Os vellos perdedores de Europa, agora somos os gañadores. Pero é unha victoria un tanto cativa, e vostede Caro Anfus sabe por que. Sen dúbida caro Anfus e a nosa unha victoria cativa.

    Onte na prensa vimos estatísticas da manchea de galegos que andan en Canarias, e non é a primeira vaga. ¿Sabe?. Mire a etnografía canaria, mire como chaman ao engado para pescar, e a milleiros de cousas, mire ás pequenas cousas...

    Entrando en materia, nos temos por estas terras de Bezoucos, uns singulares marcos. Dividen varias parroquias e concellos dende tempo inmemorial.

    Algúns foron as aras de hermidas. (Paso ao castelán, perdonen druidas que no era consciente de la lengua que empleaba) Estas ermitas fueron suprimidas cuando se dieron cuenta de que estas prácticas cristianas eran poco ortodoxas.

    Pero la gente sigue yendo y poniendo ora preservativos llenos de semen impetrando hijos, ora tirando priedrecitas tras el hombro derecho, mientras giran 'pola dereita', pero en sentido contrario a las agujas del relój, para deshacer un meigallo, en silencio llegan hasta el marco por un camino, y en silencio se alejan por el otro. Sobran las palabras

    La gente, sigue yendo a las fervenzas a encender velas, sigue colocando en el carro de vacas las virgenes y danzando ante él, sigue acostándose en las camas de piedra, sigue oficiando en los outeiros... sigue haciendo todo como en la noche de los tiempos, como sus abuelos los celtas y sus bisabuelos los neolíticos.

    La gente sigue, y o Fogar de Breogán, los últimos celtas, los grandes perdedores de Europa, donde quiera que estemos, somos un fosil viviente de la Europa Atlántica, y con nosotros viajan nuestras raices y nuestras tradiciones. Un fósil viviente.

    Post data. Ayer a la tarde sobre los acantilados de Teixido se formó una impresionante cascada de bruma blanca que viniendo de la tierra se precipitaba en el mar, frente a Ávalon.

    Salud y Gloria caro Anfus
    Salud y Gloria Druidas

  2. #2 Anfus 05 de sep. 2006

    Hola,
    Crougintoudadigo. Concordo co que dis sobor a celticidade dos galegos, mais penso que a nosa celticidade é, como non podía ser de outro xeito, de seu e peculiar, froito dun sincretismo que mestura conceptos nativos, enxebres da terra, con outros importados (principalmente polo mar). Certo sector da historiografía hespañola gosta dicir de que o que temos de celtas os galegos debémolo aos celtíberos, eu, seguindo a prestixiosos autores como Manuel Alberro e outros, coido que non é así tanto como que moito do que ten de celta os celtíberos débenllo á Gallaecia e á Lusitania onde de certo situaron os clásicos aos Célticos, dos celtíberos o que din é que son mestura de celtas con íberos. E que a sua celticidade débese a unha "invasión" que cruza os Pirineos tampouco ten moito senso atendendo a que os galos falan un celta en P-, mentras os celtíberos o fan en Q-. Cecais nun tempo recuado alguns galos cruzaron os Pirineos, mais se logo perderon o contacto cos pobos de alen os Pirineos, a sua celticidade (acumulativa) débese as influencias que máis doadamente entran por mar que non cruzan os Pirineos. Desestímanse moito as rutas marítimas como medio de celtización, o certo é que, naqueles tempos, como nestes, o mar é un importante medio de comunicación, e máis seguro é rápido que calqueira terrestre.

    Falabas algo de Canarias. En Canarias, onde levo unha chea de anos pois os meus pais truxéronme de rapaz, o engado chámase engodo, bo, tamén o aroporto da illa esta en Gando (onde antigamente disque desembarcaban o gado ou gando), chamámonos uns a outros "miniñ@" (meniño), dise tamén arripiar (arrepiar), amolar (afilar), arranchar (arreglar) (verbas galego-portuguesas)...unha chea de verbas que xunto ás guanches haira (cabra), baifo (cabrito), Tenerife (montaña blanca) etc. (outra chea delas) conforman unha lingoaxe autóctona que non é variante nin dialecto do castelán, é lingoa propia, de seu, ao meu ver. É certo que hai moitos galegos, sobor de todo en Fuerteventura onde hai dende xa anos máis galegos que canarios, ahí están comendo un bocadillo e durmindo na mesma obra na que traballan de sol a sol, ¡e que sol!. Maiormente non fan senon os traballos que rexeitan os canarios. Á hora de conquerir un posto ou acceder a un servicio facilitado pola administración canaria, por diante están os nativos, dende logo, aquí mandan os nacionalistas, e que ben lles va, e o mesmiño fan moitos empresarios, i eu ademiro e aplaudo a labor duns e outros por preocuparse do seu e os seus denantes que de outros, como ten que ser. Nalgún intre padecín un pouco eu mesmo ista "discriminación", por exemplo, hai un tempo, sendo como son técnico titulado e oficial, non me escolleron pra formar parte de certa escola taller subvencionado polo goberno canario, escolleron a outra xente que non chegaba á categoría nin de peón, mais eran canarios.

    Isto é así i é o que hai i de cada volta máis. Ademáis en traballos como os de albañilería, almacenes, agricultura e outros a competencia que atopa o traballador hespañol fronte ao africano é moi dura, desigoal: o traballo que facía o español por 600 euros ao mes faino o africano ou o chino por 400 ou 300, e os empresarios din que non os collen a eles por aforrar, é que lles dan mágoa os probiños. Están chegando, entre os que vemos e non chegar, uns 1000 africanos por día, hai barrios nas Palmas (polo porto sobor de todo), e pobos que xa son mais negros que blancos, e a penísula non se molla por axudar moito, inda así flétanse mais avions con negros e mouros candia ahí dos que se din e pensa. Digo todo esto porque as veces leo na rede a algún galego falar de emigrar a Canarias, pois que non pensen que isto é ningún Edén, cadráballes mellor quedar na terra e loitar por ela, eu en canto poda vou tamén pra alá.

    Cambiando de tercio, sobre lo que decía ayer que leyera acerca la forma de oreja transcribo: "... a dous quilómetros de Augas Santas, pódese ollar unha pedra que ten o feitío dunha enorme orella e sobre a que se colocou, a mediados do século XVIII (1740) unha imaxe en pedra de santa Mariña e do que a tradición di que a auga que contén é milagreira para doenzas do oido,..." (Alonso, E.; Vitor Vaqueiro.).

    Sobor o tamaño do Callao/Callau que parez presentou nalgun momento algunhas dúbidas atopei ista información na rede:

    CALLAU:
    s. m. Canto, guijarro, piedra bastante grande que se puede arrojar. Piedra de gran tamaño que por si sola puede cargar un carro. [Eladio]
    V. CALLAO. [Academia]
    Canto, piedra bastante grande que se pueda arrojar, y tambien que pueda cargar un carro. [Valladares]
    Callao, Canto, morrillo. [Pintos]
    (Portal Galego da Lingoa http://www.agal-gz.org/modules.php?name=Encyclopedia&op=content&tid=480)

    Y ahora que lo pienso no sé si Ainé se refería a ritos de fertilidad pero la de la tierra, lo siguiente lo extraigo de mi viejo artículo de Ritos y mitos de S. Juan en Galicia http://www.celtiberia.net/articulo.asp?id=1905&cadena=analisis%20comparado
    "No podían faltar cultos de tipo lítico asociados a la vez que con el Sol, el clima y las cosechas, como es el caso de cierto menhir, sito en el monte de Santa Mariña, cuya orientación parece señalar el ocaso solar durante el solsticio de verano y en torno al cual, recuerdan los ancianos del lugar, se ejercía un rito animista-panteísta que consistía básicamente, tras los pertinentes rezos del párroco, en remover la piedra los aldeanos para tratar de alzarla, si lo conseguían luciría el sol, de lo contrario seguiría lloviendo.
    "
    (Tomé Martínez).

    Saúdos. Deicaoutra.



  3. #3 Piñolo 05 de sep. 2006

    Información eliminada por el Administrador kaerkes

  4. Hay 3 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba