Autor: Cierzo
lunes, 12 de junio de 2006
Sección: Leyendas
Información publicada por: Cierzo
Mostrado 36.680 veces.


Ir a los comentarios

Mitos Fundacionales

Lo primero que debo advertir que no se trata de un artículo en sí, más bien es algo abierto y participativo como pudo ser el “Linneo de la Celtiberia”. Pero esta vez la temática es bien distinta, los mitos fundacionales de las diferentes ciudades y pueblos de la Península Ibérica, aunque se pueden extender a otros ámbitos geográficos. De esta forma podemos tenerlos recopilados en un mismo lugar y podemos discutir de toponimia, historia y mitología. Para empezar a mi me gustaría comenzar con el mito fundacional de la ciudad de Teruel: "La tradición cuenta que en el siglo XII, durante la Reconquista, el rey Alfonso II tras tomar varias plazas importantes, siguió por la ribera del Martín, y al llegar a lo que ahora es Teruel, partió a su ejército para enfrentarse a rebeldes en las montañas de Prades, quedando el resto de sus guerreros en las llanuras de Cella, con órdenes de permanecer a la defensiva. En este punto es donde se confunden historia y leyenda, pues los guerreros desobedecieron las órdenes del rey, y siguieron a un toro bravo al que le iba siguiendo una estrella desde el firmamento, pues lo habían visto en sueños premonitorios. Señal que según ellos, marcaba el sitio donde establecer una nueva población. Así, tomaron la fortaleza de Teruel plantando su estandarte en la plaza conquistada" Me parece muy interesante por varios motivos. Destacaría la figura del toro como animal de culto en la Antigüedad en practicamente todas las culturas y por lo tanto quizá deberíamos reinterpretar el mito como original de épocas anteriores al siglo XII y readaptado a esa época, por lo que deberíamos plantearnos una pervivencia del paganismo de carácter simbólico. Es muy curioso que el símbolo y protagonistas de la leyenda turolense sean los mismos motivo de las monedas acuñadas por el emperador apóstata Juliano. Evidentemente no me atrevo hacer una relación, ya que me falta preparación para tal fin, pero al menos iconográficamente existe Moneda de Juliano Escudo de Teruel (el actual lleva un motivo en la parte inferior más moderno, en concreto cañones, podeis verlo en http://www.aragonesasi.com/teruel/teruel/teruelg.gif) Espero vuestros mitos fundacionales y agradezco a los druidas Iulianus y a Dingo sus aportaciones en el grupo HispaniaDeorum.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Dingo 13 de jun. 2006

    Cierzo, en la primera moneda que has puesto, aunque no se ve muy bien, yo creo apreciar tambien 2 estrellas. En algunos relatos la vaca toma el papel del toro. Un ejemplo es la leyenda etnogenetica del pueblo vaqueiro: Las gentes se ponen en marcha detras de una vaca blanca. Esta se para en cierto momento bajo un tejo y se pone a pastar. En aquellos valles se estableceran los vaqueiros. Una variante es la leyenda fundacional del santuario de la Virgen de guadalupe en Extremadura: Un pastor se encuentra una de sus vacas muerta, y justo cuando va a quitarle la piel y comienza a practicarle unas incisiones en forma de cruz con el cuchillo, el animal resucita, y se aparece la Virgen, que le indica al hombre que en el lugar donde la vaca se ha desplomado esta enterrada su imagen (el hallazgo de la imagen de un santo es otro elemento recurrente en las leyendas fundacionales): : "No temas que soy la Madre de Dios, salvador de linaje humano; toma tu vaca y llévala al hato con las otras, y vete luego para tu tierra, y dirás a los clérigos lo que has visto y decirles has de mi parte que te envío yo para allá, y que vengan a este lugar donde estás ahora, y que caven donde estaba tu vaca muerta, Debajo de esas piedras; y hallarán ende una imagen mía. Y cuando la sacaren, diles que no la muden ni lleven de este lugar donde ahora está; mas que hagan una casilla en la que la pongan. Ca tiempo vendrá en que en este lugar se haga una iglesia y una casa muy notable y pueblo asaz grande.”

  2. #2 sugarglider 14 de mar. 2007

    Una buena idea este artículo, Cierzo. Lástima que de momento los celtíberos no hayan añadido muchos comentarios, porque el tema me parece muy interesante. Yo acabo de descubrirlo y voy a colaborar añadiendo unos párrafos del libro de Diego de Colmenares titulado "Historia de la insigne ciudad de Segovia y compendio de las ciudades de Castilla" (corto y pego de www.cervantesvirtual.com, donde puede leerse el texto completo). En estas lineas se cuenta la fundación de la ciudad de Segovia por Laabin, el Hércules Egipcio. No se si el tema se puede considerar una leyenda fundacional como tal, porque, a fin de cuentas, el libro de Colmenares es un falso cronicón, y no se bien si se inspiraria en leyendas populares o simplemente se limitó a inevntarse una historia bonita, pero como aún hoy existe en la ciudad de Segovia una Torre de Hércules y, además, el texto trata de explicar el origen de algunos topónimos de la zona (no se si con acierto o si el), paso a mostraroslo, a ver que os parece. Saludos. "III. Supo el caso en la Citia (donde reinaba) Oron Libio, su hijo tercero, nombrado en el Génesis Laabim, bisnieto de Noé y sobrino segundo de Tubal. Al cual sus valientes hazañas dieron renombre de Hércules, nombre egipcio y misterioso que después usurparon muchos valientes capitanes de diversas naciones. Pero este gran egipcio es el Hércules, celebrado en las memorias y grandezas de España, y fundador de nuestra Segovia, como presto veremos. El cual sabiendo la muerte de su padre, llegó a Egipto: de donde, muerto su alevoso tío, dejando por virrey a Amasis, vino a España, y dando muerte a los tres hermanos, señoreó la provincia, reduciendo sus bárbaros habitadores a política urbanidad; y fundando muchas ciudades en sitios fuertes. Las principales fueron Cádiz, Sevilla, Toledo, Ávila y nuestra Segovia, cuyo sitio está casi en medio de España, en cuarenta y un grados y medio de elevación al norte, y trece de longitud al oriente, según el meridiano fijo de Tolomeo, aunque en éste hay mucha variedad. A la parte occidental de unas montañas, brazos de los Pirineos de Cantabria, que corriendo de norte a mediodía, fueron nombrados de los romanos montes Garpentanos, por dividir aquellos pueblos de los arevacos y de nuestros castellanos, hoy Sierras de la Fuenfría y guadarrama, que dividen nuestra Castilla Vieja de la Nueva. IV. Una legua pues al poniente de la falda de estas montañas, entre dos profundos valles, se levanta una peña de trescientos pasos de altura y cuatro mil de cerco en su corona; en la forma de galera, la popa al oriente y la proa al poniente. Estos pasos son los comunes que los latinos llaman Gresus. El primero, de tres pies, y los siguientes de dos: cada pie diez y seis dedos; cada dedo cuatro granos de cebada por lo ancho; medidas que usaremos en nuestra historia por más ajustadas a la naturaleza humana. El valle y lado septentrional de esta peña riega el río que los antiguos nombraron Areva y dio nombre a los celebrados pueblos arevacos, como dice Plinio. Hoy su nombre es Eresma, correspondiendo en algo al antiguo: naciendo de dos fuentes en la frente occidental de estas montañas, pasa por nuestra ciudad a la villa de Coca, antigua Cauca. El valle y lado meridional riega un arroyo que nuestros ciudadanos nombran Clamores. Este fortísimo sitio, que la naturaleza formó inexpugnable, escogió Hércules, nuestro fundador, para una ciudad, propugnáculo entonces de lo mejor de España. La cual desde estos principios (según entendemos) se nombró Segovia: acaso del antiquísimo vocablo Briga, que significa junta de gente. Y no obsta que Briga se escriba con B y Segovia con V, según inscripciones romanas, pues el uso que varía la significación de los vocablos pudo variar con más facilidad las letras, como se ve en muchas dicciones."

  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba