Ir a los comentarios

Texto retirado por el administrador Silberius
Motivo: Borrado a petición del autor

-

Photobucket - Video and Image Hosting Frente de vivienda de adobe.Tierra de Campos. La vivienda es un tema muy de actualidad. Sobre todo cuando, para un país, su construcción es el motor de crecimiento económico. En la actual Constitución Española disfrutar de una vivienda digna se recoge como un derecho. ¿que ha sucedido entonces?. Mi opinión al respecto es que las sucesivas "leyes del suelo" no se han redactado con el fín de proteger el territorio, como se nos explica; sino para regular el suelo disponible en el mercado urbanístico bajo criterios capitalistas y para dotar a los ayuntamientos de mecanismos de aportes finacieros. ¿Las consecuencias?: las estamos viendo y padeciendo. Disfrutar de una vivienda digna, tecnicamente no pasa de forma obligada por adquirir un terreno urbanizable, dotado de infraestructuras, proyectos de arquitecto, visado de obras, certificaciones finales, etc; Hoy en día cualquier persona es capaz de construirse su propia vivienda a muy bajo coste, con materiales naturales y unas dotaciones de servicios minimos (electricidad, agua caliente, etc) garantizados (gracias a las nuevas tecnologías). Experiencias novedosas en otros países han sido y son llevadas a cabo gracias a la inexistencia de leyes del suelo, como la española, que se aplican de forma restrictiva para algunos intentos alternativos, pero son altamente permisivas con las promotoras debido al clientelismo político, la especulación urbanística, los intereses de la banca y la corrupción enormemente extendida en los ayuntamientos (tanto pequeños como grandes). Abro este artículo con el fin de insertar estas experiencias, tanto a nivel escrito como fotográfico, que abran nuevas ópticas para resolver ese camino único al suicidio colectivo en el que , especialmente España, nos encontramos. El acondicionamiento de infrestructuras (pajares, cuadras, bodegas, cuevas, molinos, pallozas, chozos, palomares, etc) o la construcción de nuevas no solamente debía no ser perseguido por las leyes urbanisticas penalizadoras y disuasorias que "disfrutamos", sino que debería ser una exigencia social, ante tamaño despropósito constructivo que padecemos. Photobucket - Video and Image Hosting Vivienda en Riga (Letonia) He aquí este artículo para mostrar las posibles experiencias alternativas al modelo unifamiliar de vivienda de 400 m2 en urbanización privada o a los mini-pisos de 30 m2 urbanos.

-


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Rosa-ae 07 de jun. 2006

    Estoy de acuerdo en que la actividad campesina es deseable que se mantenga para la conservación del medio rural, pero no es eso de lo que se ocupa el gusto por la rehabilitación para viviendas de edificios campesinos funcionalmente no habitacionales: de hecho a mi me parece la negación de ese principio o querencia conservacionista. Por eso, antes que como “deturpaciones”, me parece preferible conservarlos como ”vestigios”. Cuando hablo de “recuperar” los paisajes tradicionales, creo que me refiero a lo mismo que tú, pero tenemos ideas ligeramente diferentes acerca de cómo llevar a cabo la “rehabilitación“. Y eso que dices: No se trata de educar a nadie; el que quiera que viva en una casa de uralita, de fibrocemento o de placentas desecadas. Se trata de respetar otras opciones vitales Síiiii, por tratarse, claro que se trata de eso. Pero, ¿cómo quieres que nadie respete la diversidad sin reeducación en un medio que te inocula la homogeneidad mental y cultural por vía intravenosa? Yo me las doy de ingenua, pero desde luego los hay que me ganan con creces, eh !!! ;-)))))

  2. #2 kaerkes 07 de jun. 2006

    ¿cómo quieres que nadie respete la diversidad sin reeducación en un medio que te inocula la homogeneidad mental y cultural por vía intravenosa?. La pescadilla que se muerde la cola. Pero para los que vivimos como fugitivos del sistema, no está nada más sacar la cabeza a veces para demostrar que existimos, estamos y somos.

  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba