Autor: Deobrigense
viernes, 14 de abril de 2006
Sección: Denuncias
Información publicada por: Deobrigense
Mostrado 12.264 veces.


Ir a los comentarios

Arce-Mirapérez (Deobriga): Urbanismo vs. Patrimonio

Reflexiones a cerca de como el yacimiento arqueológico de Arce-Mirapérez/Deobriga se ve menospreciado por el planeamiento urbanístico.

Suelo pasear por la zona de Arce—Mirapérez (Miranda de Ebro, Burgos). Es una exageración literaria, pienso que no debo creer en estas cosas, pero que desde en 1999 empecé a interesarme por crecer, este sitio me atrae, y los recorridos que tomo dejan a mi imaginación establecer flashbacks de lo que fue y lo que ha sido en los últimos años. Uno de los recorridos me ha llevado a ver como en la única parcela que quedaba libre de construcción en la Urbanización El Lago se ha levantado el esqueleto de lo que será un chalet unifamiliar. Me digo a mi mismo, no sin cierta sorna, que alguien habrá el preceptivo control arqueológico, y empiezan mis dudas: dudo de que alguien haya hecho nada, que no se haya exigido el control para la licencia de obras, que vas a tener que dar la voz de alerta y al que vas a fastidiar es al propietario que no tiene culpa. Vencidos los escrúpulos hacia la situación del propietario me informo: la Junta de Castilla y León me dice que, efectivamente, no ha habido control. Llamo al Ayuntamiento y me dice que la arquitecto municipal no estimo necesario operaciones arqueológicas en la parcela, en base al planeamiento urbanístico vigente. Y lo compruebo, y en efecto es cierto: tanto la Urbanización El Lago, como la propia pedanía de Arce—Mirapérez han quedado fuera de la protección arqueológica. Que el entorno de Arce ocultaba un yacimiento no se le escapa a nadie desde el final del siglo XVIII gracias a la labor del ilustrado Diego Lorenzo Prestamero. Ha pasado el tiempo y después de unas cuantas excavaciones, prospecciones y valoraciones arqueológicas hemos podido definir que en esa zona hay un asentamiento indígena—autrigón probablemente desde el siglo IV a.C., que se prolongó en el tiempo y se convirtió en una ciudad romana que se extendió hasta el final del Imperio, y que a su fin dejo dos sucesoras: Revenga, aquella fortaleza destruida por Alfonso I en su campaña de 750—752 y que sobrevivió como aldea medieval hasta el siglo XIV; y el hoy pueblecito de Arce—Mirapérez. Sin dudar estamos ante la Deobriga de los textos clásicos. Toda esta actividad humana ha dejado huellas en el terreno, las más significativas son una zona de ocupación castreña de 12 ha. (en la que, salvo los furtivos, nadie ha sondeado), un asentamiento alto—imperial de 26 ha. y uno bajo—imperial del que todavía no podemos asegurar su extensión. Además parece que los restos de las Revengas, fortaleza y aldea, siguen por ahí, enterrados bajo toneladas de basura, sin localizar. Arce—Mirapérez subsiste –agoniza- como micropueblo con apenas 8—10 habitantes. Además hay un área de dispersión de materiales arqueológicos que comprende, rodeando urbanización y pueblo, 1.000.000 (un millón) de metros cuadrados. Podría decir que, sorprendentemente, dos zonas inclusas en estos límites han quedado sin protección, pero no me sorprende que a mis autoridades municipales se les haya pasado por alto el pequeño detalle de que ambas zonas debieran tener la misma protección que el resto del yacimiento. Como supongo que el atrevimiento de no proteger estos lugares proviene de una ignorancia histórica, les avanzo algunas claves para que puedan comprender la situación. Algunas/os vecinas/os de El Lago susurran en secreto que la construcción de sus chalets, allá por los 80, se hizo a pesar de que aquí “salían cosas”. No es de extrañar, algunos de los sondeos abiertos recientemente han dado estructuras de época romana a escasos 100 metros de las actuales viviendas y a menos de 35 centímetros de profundidad. Si somos optimistas las trazas localizadas en la fotografía aérea y los restos localizados en muestreo arqueológico podrían tener continuidad bajo los nuevos chalets. Digo que podrían tener porque en las actuales parcelas hay espacio ajardinado, y no todos tienen piscinita, por lo que –en un alarde de ingenuidad- todavía nos quedaría una opción investigadora sobre esos terrenos. Por otra parte, nos queda el núcleo de Arce: en un esfuerzo de lógica histórica, que cualquiera puede comprender, si este lugar nació ahí buena culpa de ello la tiene su pasado romano, ya que, con bastante probabilidad, nos encontramos con que la continuidad de doblamiento en este sitio arranca en el siglo I d.C. –quizá con hiatos en la Tardoantigüedad o en la más Alta Edad Media-. Es más que probable que la iglesia y las casas del pueblo se alcen sobre restos de época romana: la pared Este del ábside le la iglesia incluso podría contener material constructivo romano proveniente de un gran edificio público. Una vez explicado todo esto no será extraño que muestre mi incomprensión ante semejante despropósito urbanístico, bien es cierto que afecta a poco espacio, pero altamente significativo por dos razones: • El núcleo de Arce podría corresponderse con una zona importante de la ciudad romana ¿quizás el foro? • La zona de El Lago podría estar marcando el final del área urbana de época romana dado que la presencia de materiales hacia el Norte de la zona de delimitación decrece, y dado que el criterio de la prospección de 1999 fue la de proteger lo máximo posible ante el desconocimiento que teníamos del yacimiento, sondear esta zona podría liberar una importante cantidad de metros cuadrados afectados por la actual protección. Como se puede apreciar, sin muchas complejidades, estamos ante un nuevo error de la protección del Patrimonio. A la hora de buscar culpables no me quedo corto y empiezo por mí, como ejemplo de quién se supone que entiende de estos temas y no hemos tenido la pericia suficiente para evitar esta situación. Otro buen número de culpables son mis vecinas/os, absolutamente desinteresadas/os por realidades culturales ligeramente complejas de aprehender y dominados todos (incluido yo) por una absoluta pereza en lo que se refiere a exigir a nuestros regidores (locales, autonómicos, nacionales) que cumplan por lo que cobran y por lo que han jurado/prometido defender, que también es el Patrimonio. De las/os técnicas/os implicados en estas cosas, no digo nada, que se me calienta la boca y no me apetece faltarle a ninguno, aunque entiendo que debieran ser más profesionales y, sobre todo, más valientes a la hora de enfrentar a nuestros políticos con la realidad. Miranda de Ebro, Abril de 2006


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 zarcilla 15 de abr. 2006

    Mi comprensión, Deobriguense. Comparto tus apreciaciones y las extiendo a muchos, muchísimos otros municipios. La desidia de los técnicos es tremenda, especialmente en estas cosas de la arqueología, que solo trata de "perturbar" el buen desarrollo urbanístico y la tranquilidad de los futuros nuevos vecinos de urbanización. La figura del arqueólogo incrustada en un equipo de urbanistas es parcticamente inexistente, salvo en grandes núcleos de población (Miranda debiera ser uno de ellos). Te acompaño en el "mea culpa" por la inapetencia personal que sufrimos los ciudadanos, en el momento de denunciar o poner en conocimiento de "otros mas autorizados", eso que, suponemos inicialmente, son "despistes", falta de atención o simplemente, incompetencia y desidia administrativa. Salud

  2. #2 ibelin 17 de abr. 2006

    Un saludo Deobrigense de otro Deobrigense ¿Y no hay ninguna Asociación ningun grupo organizado en Miranda de Ebro para cuidar y denunciar casos como este?... Y...¿tu denuncia donde queda?¿a donde llega? Gracias por ilustrarnos, por despertarnos.... Aqui me tienes para lo que necesites. Ibelin, un Mirandes

  3. #3 Deobrigense 18 de abr. 2006

    Agradezco vuestros apoyos, pero yo no los necesito demasiado, me explico: los necesita el yacimiento, y siendo utopicamente pretencioso, lo necesita la sociedad, que debe preocuparse -una preocupación más- por su (nuestro) Patrimonio. Ibelin: mi mail, deobrigense@yahoo.es, y hablamos si quieres de como está el pueblecito, aunque si vives aquí no te contaré nada que no conozcas. Saludos

  4. #4 iratxe 16 de dic. 2006

    me uno al grupo de mirandeses. ya somos tres. este es un tema del que se podrian sacar muchas cosas y muchos retos arqueologicos importantisimos que por desgracia no se hacen. es una verdadera lástima.

  5. #5 iratxe 16 de dic. 2006

    me uno al grupo de mirandeses. ya somos tres. este es un tema del que se podrian sacar muchas cosas y muchos retos arqueologicos importantisimos que por desgracia no se hacen. es una verdadera lástima.

  6. #6 deobriga 19 de ago. 2007

    Me

  7. Hay 6 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba