Autor: Francisco Albo
viernes, 17 de marzo de 2006
Sección: Historia
Información publicada por: lucusaugusti


Mostrado 16.221 veces.


Ir a los comentarios

La sorprendente imaginación románica de la Ribeira Sacra

Las iglesias medievales de la zona poseen un amplio y valioso patrimonio escultórico que hasta ahora apenas ha sido aprovechado para el turismo cultural

Un legado histórico escasamente divulgado

Es bien conocido el hecho que la Ribeira Sacra posee una de las mayores concentraciones de iglesias románicas de Galicia. El inventario de estos monumentos ronda el medio centenar y aún podría incrementarse en el futuro: en tiempos recientes se efectuaron hallazgos en seis iglesias de Sober que permitieron determinar su origen románico. Menos conocido es el patrimonio escultórico que poseen estos templos. Dejando aparte los motivos de tipo vegetal y geométrico -de gran variedad y riqueza, por otra parte- en las iglesias románicas de la zona es posible contemplar muchas decenas de esculturas de figuras humanas, animales y mitológicas, a menudo de gran valor histórico y estético y en todos los casos muy llamativas. Observando con atención las portadas, los canecillos y los capiteles de estas iglesias no es difícil descubrir verdaderas joyas artísticas y notables curiosidades que con frecuencia pasan desapercibidas.
San Pedro de Bembibre. Carmen Liso. Pese a su elevado atractivo potencial, este patrimonio apenas ha sido promocionado desde el punto de vista turístico-cultural y los folletos y las guías más divulgados sobre la zona no suelen prestarle mucha atención. Tampoco se ha planteado hasta ahora la posibilidad de crear rutas temáticas, aunque este abundante legado histórico requiere al menos varios días de visita para ser contemplado. Las esculturas no sólo adornan las iglesias más conocidas de la zona -como San Paio de Diomondi, Santo Estevo de Ribas de Miño, San Xoán de Portomarín o las de la ruta del románico de Pantón- sino también un buen número de pequeños templos rurales que permanecen al margen de las rutas turísticas habituales, como San Miguel do Monte y San Salvador de Brigos -en Chantada- o San Pedro de Bembibre, en Taboada, entre otros muchos casos.
Chantada: San Miguel do Monte Este patrimonio ofrece por otra parte la ventaja de que puede ser contemplado sin necesidad de que las iglesias estén abiertas, ya que muchas de las esculturas se encuentran en las partes exteriores de los edificios. En el interior de algunas de ellas, no obstante, también se conserva un buen número de piezas de interés que difícilmente pueden ser visitadas.
San Pedro de Bembibre. Carmen Lliso

Estudios

Aunque no está muy divulgada a nivel popular, la escultura románica de la Ribeira Sacra ha sido objeto de diversos estudios en los últimos tiempos. Especialistas como Ramón Yzquierdo Perrín y Jaime Delgado Gómez se han ocupado de él en mayor o menor medida al investigar de forma general el patrimonio románico lucense o el gallego. Más recientemente, el escritor chantadino Xosé Lois García estudió a fondo una parte de él, de forma exclusiva en su obra Simboloxía do románico de Pantón . Una de las últimas aportaciones es el libro Bestiario en pedra , de Carlos López Bernárdez y Xosé Ramón Mariño Ferro, una obra dedicada al análisis de la simbología románica en toda Galicia, pero que presta bastante atención a las esculturas de las iglesias de la Ribeira Sacra. MOTIVOS LOCALES. Una trucha, una anguila, un barril de vino y una cabeza caprina decoran la iglesia de Nogueira de Miño, en el municipio de Chantada BESTIAS Y HOMBRES. En la iglesia del monasterio de Ferreira de Pantón, un grupo de bestias miran hacia el suelo. Sobre ellas, dos hombres dirigen la mirada al cielo. EL SANTO BEBEDOR. Un hombre sorbe vino de un barril en la iglesia de San Vicente de Atán, en Pantón. A esta figura se le da una interpretación mística: el personaje bebe el vino sagrado, la sangre de Cristo TORMENTO. Dos extraños animales picotean una cabeza humana en un capitel de San Miguel do Monte EVANGELISTAS. Un león y un buey con rostro humano -símbolos de san Lucas y san Marcos- en Eiré (Pantón) AVARO. Un hombre con una bolsa -probable símbolo de la avaricia- en San Pedro de Bembibre (Taboada) ESCENA JUGLARESCA. Dos músicos y una bailarina adornan un tímpano en San Miguel do Monte (Chantada). Un relieve que, según los expertos, ofrece un carácter único en el románico gallego HOMBRE MONO. Figura en el templo de Brigos (Chantada) GUARDIANES DEL UMBRAL. Un par de leones custodian una de las puertas de la iglesia de San Paio de Diomondi, en O Saviñao UNA FIERA ROMÁNICA. Figuras de aspecto feroz decoran muchas puertas de templos medievales, como el de Nogueira, en Chantada CENTAUROS. Símbolos de la violencia unida a la lujuria, tomados de la mitología clásica, presentes en la fachada del templo de Diomondi DEMONIO. Escultura de Ribas de Miño, en O Saviñao LUCHA DE DRAGONES Motivo inspirado en el Pórtico de la Gloria, en Ribas de Miño (O Saviñao). ANIMALES MALÉFICOS. Serpientes entrelazadas en un capitel de Atán, en Pantón La Voz de Galicia IMAGENES: EL ROMANICO EN ESPAÑA

Más informacióen en: http://www.lavozdegalicia.es/ed_lugo/noticia.jsp?CAT=118&TEXTO=4606830


I.
I.
.
.
I,
I,
.
.
.
.
.
.
Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba