Autor: QartHadasth
lunes, 13 de febrero de 2006
Sección: Denuncias
Información publicada por: QartHadasth
Mostrado 19.589 veces.


Ir a los comentarios

El Conjunto Histórico-Artístico de Cartagena en peligro por la especulación y el Gobierno municipal

La ciudad de Cartagena contiene un gran legado patrimonial de las diversas civilizaciones que la poblaron desde su fundación. Sin embargo, la incompetencia, desinterés y especulación de sus gobernantes no solo retrasa su puesta en valor y engarce con el entorno, sino que provoca la desaparición, por acción u omisión, de importantes bienes (materiales, naturales o culturales) irrecuperables tras su pérdida. Esto motiva que el Ayuntamiento de Cartagena así como algunas de las fundaciones que ha creado para la gestión del patrimonio cartagenero hayan sido objeto de demandas y denuncias por parte de asociaciones para la defensa del patrimonio. Casos en los que han intervenido la justicia o lo hace en estos momentos son, entre otros: -La restauración del teatro romano por Rafael Moneo a través de la Fundación Teatro Romano -El abandono de la Catedral antigua, así como la construcción de un túnel subterráneo que podría dañar la cimentación de esta. - El derribo del antiguo Club de Regatas del s. XIX - La destrucción de los diques de Feringán del Arsenal (s.XVIII) - El derribo parcial de la farmacia de la C/Mayor(s.XVIII) -El derribo de parte del muro que circunda y protege el CIM(Antiguo penal militar) incluido en el conjunto arquitectónico del Arsenal de Cartagenay de la Farmacia de la C/Real (Antiguo cuerpo de Guardia del Penal militar) (s.XVIII) - Derribo de numerosos bienes inmuebles catalogados BIC - Abandono de bienes patrimoniales. - Derribo de varios moloinos de viento del Campo de Cartagena. - Incumplimiento de la Ley de espacios naturales protegidos y LICs - Restauración de la zona sur de la muralla de Carlos III (s.XVIII) A pesar de las denuncias la corporación municipal continúa realizando acciones que desvirtuan la imagen del Conjunto Histórico de Cartagena, e incluso no cumple las sentencias dictadas en su contra por los juzgados, como la eliminación de los añadidos a la muralla de Carlos III o la obligatoriedad de no permitir la existencia de uhn solar en el casco antiguo por una duración superior a los dos años. El casco histórico de la ciudad de Cartagena, en España, está declarado, desde el año 1982, Conjunto Histórico-Artístico. La legislación sobre Patrimonio Histórico establece para el Conjunto Histórico Artístico de Cartagena las siguientes prescripciones: — Inalterabilidad de la estructura urbana y arquitectónica y de su ambiente. — Se considerarán excepcionales las sustituciones de inmuebles, aunque sean parciales. — Sólo podrán realizarse tales sustituciones si contribuyen a la conservación general del carácter del conjunto. — En tal caso se mantendrán las alineaciones urbanas existentes, tal como establece el art. 21.3 de la Ley 16/1985. Las alineaciones urbanas, calles, plazas, etc. del casco cartagenero siguen la trayectoria ortogonal de la ciudad punico-romana. Las calzadas romanas halladas se hallan prácticamente bajo las actuales y siguiendo, siempre, el mismo trazado y dirección. Desde el Ayuntamiento cartagenero no se respeta esta legislación y con sus actuaciones se está eliminando la imagen de centro histórico de esa importante parte de la ciudad. Las zonas más representativas de esta ciudad son las cinco colinas sobre las que se asienta y que fueron primordiales en su defensa durante milenios y que consiguieron que la ciudad se sobrenombrara en la antigüedad como “la ciudad de las cinco colinas”. Son precisamente estas cinco colinas las que más alteraciones urbanísticas están sufriendo, hablaremos de ellas una a una: -Cerro de la Concepción (Colina de Asclepios /Cherronesizo/ Cabtor) y colina de Despeñaperros (Colina de Hepahistos/de la Cruz/ de las Brujas). Ambos coronados por construcciones defensivas. La primera colina se divide en dos partes desde finales del s. XIX al abrir una nueva calle (Gisbert) desmontando la colina. En la parte occidental se derribó todo el barrio medieval (La Gomera) que en él se asentaba para acceder al teatro romano, de mucho mayor valor histórico y patrimonial, sin embargo, continúan en estado ruinoso las calles adyacentes e importantísimos edificios como la Catedral Antigua (Santa María La Vieja) de construcción incierta pero con elementos bizantinos de los s.V-VII. Sin embargo, la zona oriental, donde se halla la sede de la Universidad Politécnica de Cartagena en los edificios del s.XVIII que ubicaron el Real Hospital de Marina y el Cuartel de Antigones, se encuentra, junto con la colina de Despeñaperros a la que se encuentra unida de peor manera. A edificios restaurados con mejor o peor resultado (los ya mencionados y la muralla de Carlos III, así como el cuerpo de guardia de la puerta de San José) encontramos en estado lamentable la plaza de toros de mediados del s.XIX y bajo ella las ruinas del anfiteatro romano. El barrio que se extendía por este monte fue derribado en los años 90 y se ha construido una zona residencial totalmente ajena al entorno arquitectónico cartagenero y que ha motivado algunos desmontes en la zona adyacente a la calle del Angel. Si bien la mayoría del trazado urbanístico (calles y plazas) se ha mantenido se ha derribado todo un grupo de casas, existentes entre las calles del Angel, del Alto y la plaza de La Merced (conocida popularmente como plaza del Lago). En el espacio dejado por las casas se ha construido un bulevar de escaso interés donde se conserva de forma inadecuada (rodeada de hormigón, a la intemperie y con guijarros blancos y grises añadidos) una mínima parte(la peor conservada, por cierto) de una calzada romana que se halla bajo la calle del Alto y con su mismo trazado. La plaza, por su parte, ha sido despojada de su configuración tradicional para convertirla en parte final del bulevar. Las nuevas viviendas, que contrastan con las fachadas pendientes de rehabilitar y los grandes solares del entorno, incumplen el fin para el que fue diseñada la remodelación. Fueron gestadas como casas de un barrio universitario, donde, a precio razonable se ubicarían los estudiantes de la Universidad Politécnica. En la realidad son casas que se venden a precios desorbitados y, en su mayor parte inhabitadas, a la espera de que su precio aumente aún más con la futura, anhelada y parece ser que inalcanzable rehabilitación del entorno y del casco en general. - Cerro de San José. Antiguo Cerro de Aletes. Junto con el de Despeñaperros flanquean la principal entrada del casco histórico de la ciudad desde su fundación. En la colina de San José se han hallado restos de la muralla púnica datada en el s. III a.C. y restos decabañas, fortificaciones y cerámica ibera de los s. VI-V a.C. Parte de la muralla fue demolida en el s. XVI-XVII al construirse la cripta del convento de San Diego que puede visitarse junto a aquella en la actualidad. La colina alberga a su vez el gran edificio de la Milagrosa, cuya mayor parte funciona como rectorado de la Universidad, la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús (ambos de finales del s.XIX) y un gran espacio sin prácticamente edificaciones que, perteneciente hasta hace pocos meses al Club Militar Santiago ha sido cedido al Ayuntamiento. En este se conserva parte de la muralla de Carlos III que fue derribada parcialmente a principios del s.XX. Estos terrenos, así como el edificio administrativo municipal que en breves años quedará sin uso han iniciado una pugna entre Universidad y Ayuntamiento, pues la primera pide su cesión para instalaciones deportivas y docentes de la Universidad en las zonas edificadas y el Ayuntamiento plantea venderlo a constructores para la construcción de viviendas. No se han realizado aún prospecciones arqueológicas, pero podrían obtenerse más restos de la ciudad y amurallamiento púnicos. A modo personal, me inclino porque sea la Universidad quien obtenga la propiedad del terreno, pues con sus actuaciones en los edificios que posee en las colinas de Despeñaperros y Concepción, así como la restauración de la parte de muralla del s.XVIII que llevaron a cabo se demuestra su respeto por el patrimonio y la correcta conjugación de conservación y uso actual de estos elementos históricos. -Molinete. El antiguo Arx Asdrubalis. Durante los s.XIX y XX fue el barrio chino de la ciudad, los prostíbulos, casas de citas, bares de mala reputación y demás antros se hacinaban en sus laderas y cima junto a dos molinos de viento de estilo cartagenero, uno de los cuales se había reformado como ermita de San Cristóbal. En la actualidad la colina está totalmente despoblada de edificaciones y se han realizado numerosas catas arqueológicas con importantes hallazgos. La parte de la colina que limita con el foro contiene restos monumentales del Templo tricapitolino, de la Curia, donde se halló la estatua del “capite velato” representando a Augusto que, únicamente carece de cabeza. Asimismo contiene impresionantes restos de las termas romanas que se encuentran en un solar donde crece la vegetación sin control y, posiblemente, dañando los restos. En la zona cercana a la cima se hallan restos de las murallas del Deán y del s. XVII. La colina está recortada en forma de zigurat y con viviendas(destruidas la mayoría) con sus paredes y techo tallados en la roca. Mútiples escaleras talladas en el monte, así como calzadas de época romana que fueron utilizadas hasta finales del s.XX. Se han hallado restos de un gran edificio de basalto negro de factura púnica que puede relacionarse, aún sin poder asegurarse, con el palacio de Asdrúbal Janto. Templos, edificios públicos, viviendas, lararios, zona portuaria romana, cimientos de un acueducto…Se han hallado numerosos restos púnicos y romanos en esta colina y, sin haberse finalizado los trabajos arqueológicos la ciudadania pretende, aún con la oposición del Ayuntamiento que mantiene en la desidia y paralizado su entorno, convertir el cerro en un gran parque arqueológico. Para más información sobre esta colina: http://usuarios.lycos.es/CoordinadoraMolinete/molinete.html -Monte Sacro.(Colina de Baal/colina de Cronos) Esta colina es la que en la actualidad está en un mayor riesgo de perder su configuración y trazado tradicional. En la actualidad es la zona más deprimida de las que componen el casco histórico de la ciudad. Coronada por un depósito de aguas construido por los ingleses a principios del s.XVIII puede guardar en sus cimientos restos del templo dedicado a Cronos. Conserva los dos únicos lienzos de la frágil muralla del s.XVI que rodeaba la ciudad. El Ayuntamiento desde hace un año escaso está expropiando todas las viviendas de la colina y derribándolas, sin tener en cuenta que son de las de mayor antigüedad del conjunto histórico. Su propósito no es otro que subastar la colina para que los constructores que la obtengan sean libres de edificar y vender con la única condición de que mantengan las infraestructuras viarias. Esta colina, donde en el s.XVI se halló el Ara Pacis que se puede ver en el museo arqueológico de Barcelona, es victima de la especulación que lleva a cabo el Ayuntamiento de Cartagena y la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia desde hace años. El último hallazgo arqueológico en esta colina se produjo en enero de este mismo año, donde en el derribo de una vivienda se halló formando parte de su estructura (posiblemente una reutilización de siglos anteriores) un capitel romano. Según fuentes de la Concejalía de Cultura, Festejos y Patrimonio Arqueológico, se trata de “un capitel jónico-itálico labrado en travertino rojo que se caracteriza por presentar los cuatro frentes iguales, las volutas en diagonal, y el ábaco, moldurado con listeles. Cierra el capitel, en su parte inferior, un collarino formado por gruesas perlas separadas por discos planos.” No han dicho de que época era la casa derribada. Este macroproyecto urbanístico que no persigue la rehabilitación como se empeña en afirmar el Ayuntamiento, sino la especulación del suelo y el enriquecimiento de un pequeño sector de la sociedad cartagenera, es el responsable del mayor cambio en la configuración urbanística de la ciudad. Leyendo la noticia publicada en el diario “La Verdad” de Cartagena del domingo, 12 de Febrero de 2006 se observa el escaso intrés del Ayuntamiento en regenerar la zona, ya que tan solo se centra en promover la construcción de nuevas viviendas tras derribar y destruir lo que hay en el monte: “Años después de promesas sobre la regeneración del casco histórico, el paseo por las calles más enrevesadas y céntricas del corazón de la ciudad sigue dejando al viandante (ciudadano o turista) la imagen de una ciudad como salida de un bombardeo. Vías y aceras llenas de baches (y de charcos y barro cuando llueve), edificios semiderruidos, solares vacíos, tapiados, con escombros o con basura, o todo a la vez (como en lo alto de la calle San Cristóbal La Larga, cerca del edificio administrativo del Ayuntamiento) convierten esta zona de Cartagena en un foco de degradación urbanística, aparcamientos ilegales, bolsas de marginación social, prostitución e inmuebles donde se hacinan inmigrantes o viven en condiciones muy mejorables personas con rentas bajas o en desempleo. La alcaldesa, Pilar Barreiro, ha anunciado que el 2006 será «el año del Molinete y del Monte Sacro». Y el concejal de Urbanismo, Agustín Guillén, está decidido a que así sea. La Sociedad Casco Antiguo ultima la adquisición o expropiación de las últimas decenas de parcelas y edificios en ruinas para sacar a subasta, en un plazo aproximado de cuatro meses, la urbanización de la zona. Quienes ganen la subasta, podrán construir y vender viviendas, a cambio de reponer las infraestructuras de la zona (asfaltado, luz, agua, etcétera). «Es la única manera de regenerar el casco histórico. Y estoy seguro de que la iniciativa privada responderá, como en el barrio universitario», afirma Guillén. Aunque el Ayuntamiento aún no ha recibido propuestas para la instalación de establecimientos comerciales en la zona, el concejal de Urbanismo cree que será «el propio mercado» el que atraerá a empresarios. «El mecanismo empieza siempre por la edificación. Se suelen reservar los bajos para actividades comerciales. Y, cuando los empresarios ven que los pisos se venden como churros en cuanto el promotor pone el cartel, y que habrá cientos de vecinos que vivirán ahí, empieza el movimiento. Antes, es imposible saber dónde habrá una panadería, un bar o una tienda de ropa», dice Guillén. Casco Antiguo, mientras, tiene 724.000 euros para subvencionar este año doce proyectos de rehabilitación de fachadas, y 240.000 euros para el próximo año. «Aunque los plazos son largos, el proyecto de reforma del centro es firme», concluye el gerente del organismo, Jacinto Martínez Moncada.” Por su parte, la oposición (PSOE) se opone al proyecto, sin mencionar para nada la destrucción patrimonial: “PSOE: «Será un lugar para dormir, no para vivir» «Si en el casco histórico no hay ni colegios ni centros de salud nuevos, estarán haciendo un lugar para dormir, no para vivir». Para el portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento, Antonio Martínez Bernal, «la falta de planificación del equipo de gobierno del PP es un disparate». «Antes había colegios en Gisbert y en San Miguel, y ahora ya dicen que la gente tendrá que llevar a sus hijos a dar clases al quinto pino. ¿Es ésta una forma de hacer atractivo el centro no para quienes se fueron, que no van a volver, sino para que los jóvenes vayan a vivir al centro?», se pregunta Martínez Bernal. Y responde: «Hacen las cosas sin criterio, sin un estudio de necesidades y concibiendo el casco como un conjunto de piedra y de calles peatonales que no llevan a ningún sitio, como la calle Honda».” El proyecto del monte Sacro recoge, según el mismo diario: “Monte Sacro: 470 nuevas viviendas. Dos bulevares: uno ante la iglesia de la Caridad, arrancando desde una nueva plaza, y otro cerca de la calle Lizana. Dos parcelas para usos educativos. Reforma del edificio administrativo del Ayuntamiento para residencia universitaria. Plaza del Molino. Arreglo de escalinatas.” Esos dos bulevares y la creación de la nueva plaza altera el mapa urbano del Conjunto Histórico de Cartagena. Ya han derribado una manzana de las que eliminarán para realizar la Plaza, y de la que surgiran los dos grandes bulevares que eliminarán manzanas enteras y provocarán la desparición de las seculares calles Lizana, Beatas…entre otras. Las calles del Monte Sacro siguen un plano ortogonal adaptado al terreno, por lo que para evitar algunos requiebros o ampliar calles, no mucho más estrechas que varias del ensanche, se deberá proceder al desmonte del cerro, lo que de nuevo, alterará la configuración urbana que ha tenido Cartagena desde la antigüedad. La construcción de una plaza en la cima (plaza del molino) ocasionara otro cambio en la configuración del plano secular de la colina. En estos momentos la mayor parte de los edificios han sido derribados y continúan derribando a marchas forzadas, sin importarles que con estas actuaciones de carácter meramente especulativo Cartagena está perdiendo zonas fundamentales de su alma de ciudad histórica y milenaria que la hicieron ostentar el título de Conjunto Histórico-Artístico.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 QartHadasth 13 de feb. 2006

    El problema de la plaza de toros no son los arcos, que son de estilo neoárabe, en lo que puede considerarse un estilo premodernista. El motivo por el que se ha de conservar, aunque cada día está mas ruinosa, es que es la primera plaza de toros que se construyó añadiendo elementos metálicos (hierro forjado) no limitándose exclusivamente a piedra y madera, aparte de que en su interior hay lugares de calor arquitectónico como la capilla.Además posee el valor histórico de ser considerada hasta los años 80, en que dejó de funcionar, la plaza de toros más importante después de las de Las Ventas y La Maestranza, pasando por ella los primeros espadas de cada época. Existe un proyecto en el que se exhumaría el anfiteatro(la plaza de toros ünicamente está sobre una parte) y se mantendría la parte más noble de la plaza de toros (puerta, capilla...), pero aparecen varios problemas. La plaza de toros no descansa en su totalidad sobre el anfiteatro (la arena del anfiteatro está a 4 m por debajo del nivel de la arena de la plaza de toros). Entre los siglos XV al XVIII el anfiteatro romano, así como todo el entorno del hospital de marina y el cuartel de antigones se usó como gran fosa común para enterrar en cal viva a los miles de muertos ocasionados por las múltiples epidemias de peste que asolaron la ciudad en esos siglos., caves donde caves aparecen miles de esqueletos. Por otro lado, el anfiteatro se utilizó durante siglos como cantera, por lo que muchas de sus piedras se encuenttran repartidas por las casas de la ciudad. Incluso parece ser que parte de los sillares de tabaire (arenisca) del anfiteatro se usaron en la construcción de la plaza de toros. El tema es muy delicado, hay zonas de la plaza de toros donde tras levantar el estucado del graderío encuentras piedras del anfiteatro, mientras que en otras debes excavar varios metros para hallar restos del monumento. El anfiteatro está más incompleto de lo que se creía, en unas excavaciones realizadas a finales del s. XX se encontró una de las puertas principales de acceso que confirmaban que el eje mayor iba en dirección Este-Oeste. Prácticamente la mitad Oeste del anfiteatro fue destruida durante el desmonte efectuado para abrir la calle Gisbert a finales del s.XIX y muchos de los muros del anfiteatro tienen ahora mucha más baja altura. El anfiteatro sigue siendo importante, tal vez no tan impresionante como se pensaba que se conservaba, sin embargo, y a la espera de más excavaciones que nunca llegan, parece ser que las estancias bajo la arena y el piso más inferior del perímetro que queda, podrían conservarse íntegras. Hannon, no sólo es patrimonio lo que hay enterrado, muchísimos de los edificios que posee Cartagena están protegidos (aunque algunos los hayan derribado ya) y convierten a Cartagena en la 2ª ciudad modernista de España. ¿Quién se atreve a abrir una zanja? No es tan complicado como lo expones. En el municipio de Cartagena existen unas directrices que favorecen la conservación arqueológica y la edificabilidad o restauración. Se permite el derribo interior conServando la fachada y que permite excavar sin dañar la estructura. Una vez que se hallan los restos por medio de catas realizadas por los arqueólogos municipales sin gasto alguno para el constructor (aunque de un tiempo a esta parte algunos arqueólogos municipales dicen que se contrata a empresas por parte del ayuntamiento sin recurrir a sus técnicos) se decide, tras documentarlos, si deben ser conservados o pueden destruirse. En caso de que deban conservarse existen numerosas contraprestaciones para el constructor que puede mantener el yacimiento en sotano.(Pocas son las casas en el centro con cochera o que se diseñen con ella). Entre las contraprestaciones se encuentran las desgravaciones en impuestos, las ayudas económicas para la construcción del edificio, permitir (en los casos que se pueda) una altura más que subsane la pérdida del sótano o incluso permuta de terrenos. El problema es que si el Ayuntamiento no respeta el patrimonio no puede obligar a los constructores que lo hagan, aunque la legislación sea clara y esté preparada para ello. La prueba es que la urbanización "Puerta Nueva" en el monte de la Concepción y Despeñaperros no han tenido problemas para no conservar los restos de calzadas y viviendas encontradas y su gerente es un ex-alcalde de Cartagena. La medida que más toman los constructores y que es ilegal es la conocida como "losa armada", se levanta una plataforma de varios metros de grosor de hormigón y en ella se asientan los pilares que sostendrán el edificio, haciendo innecesario excavar más profundamente para cimentar y no encontrarse "sorpresas". Esta práctica ilegal se continúa haciendo, de hecho hay denuncias en el juzgado por esta práctica que el Consistorio debería perseguir y parece ser que no hace. Después te venden un piso de menos de 60 metros cuadrados con una miniterraza sobre la que se abren balcones del piso superior por cerca de 40 millones, sin garaje y escasa luminosidad. ¿Tanto dinero perderían si excavaran un poquito? Así no se revitaliza un casco histórico deprimido. El Molinete es propiedad del Ayuntamiento y no hay edificios, ¿por qué no se ponen en valor sus magníficos restos y se crea el tan demandado Parque Arqueológico? ¿será porque la contrucción da más dinero a los concejales? Todo esto, junto a "los topos", expoliadores de yacimientos (descubiertos o no) acaban con nuestro patrimonio. Y el Ayuntamiento es uno de lo máximos responsables.

  2. #2 QartHadasth 21 de jun. 2006

    Se continua con la ilegalidad manifiesta y el Ayuntamiento de Cartagena mirando hacia otro lado a pesar de haberse ellevado una notificación al ayuntamiento. Uno de los últimos casos es la utilización de la "losa de hormigón" en un edificio de la C/Jara, contiguo a la plaza de los tres reyes donde se conserva una parte del decumano máximo y al lado de las termas romanas. Para quien no lo sepa, la losa de hormigón es un procedimiento utilizado en Cartagena en los años 60-80 para evitar la necesidad de excavar para levantar los cimientos del edificio a construir y así eliminar la posibilidad de que aparezcan restos arqueológicos que deban conservarse. Consiste en crear una cama de varios metros de hormigon en la que se levantaran las columnas que estructurarán el edificio. El uso de la "losa de hormigón" está penalizado y era una costumbre erradicada, pero el gobierno municipal de Cartagena, en manos del Partido Popular y el silencio de la oposición, han logrado que vuelva a cometerse con total impunidad. En el caso citado se trata de uhn edificio del que se ha demolido el interior para, conServando la antigua fachada (de estilo modernista), edificar un nuevo edificio. El problema de la losa de hormigón no es sólo el que se niegue la documentación arqueológica del solar, es además, confirmado por arquitectos, un peligro para la seguridad de los habitantes del edificio pues no mantiene la solidez que ofrece una buena cimentación. Lo que, en una ciudad como la de Cartagena, donde estamos en una zona sísmica con terremotos documentados que han asolado la ciudad es, cuando menos una temeridad, aparte de ser ILEGAL. Nada mejor que una imagen para ilustrar estas palabras. http://groups.msn.com/TodoxCT/vandalismopatrimonial.msnw?action=ShowPhoto&PhotoID=342 Esta página que publica la fotografía contiene más muestras del vandalismo patrimonial que campa a sus anchas por la ciudad de Cartagena a pesar de las continuas denuncias judiciales interpuestas por varios colectivos y particulares. Podeis ver algunas en: http://groups.msn.com/TodoxCT/vandalismopatrimonial.msnw

  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba