Autor: exegesisdelclavo
viernes, 24 de febrero de 2006
Sección: Opinión
Información publicada por: exegesisdelclavo
Mostrado 19.698 veces.


Ir a los comentarios

Salvemos Iberia y Celtiberia.

Ideas y soluciones para las diversas tierras de Iberia.

España y su situación

Ahora mismo y en cierto modo siempre, España ha sido como el tópico "crisol de culturas". También ha sido un país lleno de idealistas, inconformistas, bravuconadas y modernidad mental y espiritual. Lo malo es que estas facetas de España jamás consiguen cuajar. La faceta más poderosa y conocida de España es la que mantiene a sus habitantes sumisos al sistema (sea dictadura, sea capitalismo, falsa democracia, república vacía etc.) a pesar de sus ideas y opiniones, mediante el dinero (que jamás ha estado realmente repartido con justicia), la religión (donde hay mucho fanatismo), y el miedo a lo mucho que uno tiene que perder si se propone seguir con sus ideas. Estoy seguro de que hay muchos más problemas en el mundo, pero hablamos de España. En cuanto dos bloques se enfrentan férreamente, o hay guerra o hay cambio de gobierno para volver a lo anterior, o hay mucha crispación y crisis. Lo que yo no logro entender es por qué hay dos bloques, pero me hago a la idea de que: 1. El bloque formado por las personas que pretenden llenar las arcas del estado por encima de otras políticas, divertirse y sentirse grandes con el rey, la bandera y el nacionalismo español, hacer grandes construcciones y ganar más pormenos, además de unirse al más fuerte en política exterior son los considerados derechistas y ahora, tomando un absurdo modelo estadounidense, liberales... nombre muy extraño, tratándose de un bloque que siempre pensará en la orden y la obediencia, la disciplina ciudadana y los decretos ley. Por otra parte está claro que se le da, o al menos yo le doy, el sentido de liberales con respecto a la economía, ya que liberalizan el mercado para que todo termine siendo privado, de alguien, que explotará esos recursos hasta la saciedad, para bien suyo, de "sus trabajadores" y así ofrecer más comodidades a los ciudadanos en general. Ahora bien, todo esto, en hechos significa leyes en las que el pueblo no cuenta, leyes que cohiben, leyes para todo, guerras en las que no queremos entrar, una melancolía extraña del imperio español que subyuga a aquellos que quieren cambiar de modelo (de constitución y de estado) ya que son demonizados y/o relacionados con nacionalismos periféricos, que por otra parte, existen, existieron y existirán y por lo tanto se crea un ambiente de malestar. También, en hechos, vemos que los sueldos son bajos para el mucho trabajo y las políticas sociales brillan por su ausencia y las que hay no son del todo ni urgentes ni necesarias comparadas con otras, por no hablar de que se niegan a concentrar sus esfuerzos en cambiar la concepción de "ciudad" o de lo urbano que tenemos hoy en día y tratar de convertir este país en algo más habitable para sus ciudadanos. 2. El bloque formado por las personas que pretenden gastar las arcas del estado mientras las llenan efímeramente para realizar políticas sociales, modificar un tanto el modelo de estado, en vez de privatizar, hacer público, no depender ya de símbolos pasados nacionales y simplemente mirar hacia adelante con el fin de obtener un estado plural, social y basado en el obrero, con una política económica moderada y con relaciones internacionales que se basen en el "estoy con todos, los fuertes, pero también los débiles"...etc. son llamados izquierdistas, comunistas o tomando el modelo estadounidense y absurdo, progresistas. Ahora bien, todo esto, en hechos significa leyes en las que el pueblo no cuenta, leyes que cohiben, leyes para todo, recordatorio constante de los malos y buenos en la guerra civil... También, en hechos, vemos que los sueldos son bajos para el mucho trabajo y las políticas sociales brillan por su ausencia y las que hay no son del todo ni urgentes ni necesarias comparadas con otras, por no hablar de que se niegan a concentrar sus esfuerzos en cambiar la concepción de "ciudad" o de lo urbano que tenemos hoy en día y tratar de convertir este país en algo más habitable para sus ciudadanos. TODO esto es muy matizable, discutible y de hecho, eso es lo que hacen en el parlamento unos y otros, aliándose y rompiendo con los varios partidos nacionalistas o de otra índole, tanto unos como otros, pasando el poder de mano en mano hasta el momento en el que podemos ver con nuestros propios ojos los grandes latifundios, grandes empresas, grandes urbanizaciones, y en fin, grandes patrimonios que poseen, casualmente, los dueños de los medios y por supuesto los políticos-empresarios, que además buscan negocio también en el ámbito internacional según políticas y eventos mundiales. Los españoles, la gran mayoría de obreros y gentes de a pie, siguen trabajando todos los días, con horarios incompatibles con su vida social y familiar, además de tener muy pocas oportunidades en muchos sectores, por lo que hay una gran cantidad de personas trabajando en lo que no es lo suyo y por lo tanto, eso, a la larga, quita motivación, crispa, desespera y es en consecuencia muy poco productivo. Pero estamos acostumbrados a trabajar mucho y mal. Como el consumismo es una enfermedad muy extendida en la península, no se pierde dinero... al menos no el que lo recibe. Masividad de artículos, de publicidad, de medios, de presiones sociales, masividad demográfica por no decir invasión demográfica, la moral del "todo vale por dinero", el miedo al pasado para que no nos centremos más que en nuestra vida cotidiana que raya el aburrimiento y la monotonía más fatídicas para la conciencia y el espíritu colectivo e individual. Y reitero: mientras tanto, seguimos siendo capaces de ver las fincas, las corrupciones, los negocios ilegales que nunca desmantelan porque producen por otro lado, las mentiras, la manipulación mediática para distraer la atención cada vez que todo sube y sube y sube. Sea por la inflacción o por la "burbuja" o por la esponja o por la alfombra, o como quieran llamarlo, la cuestión es que andan por ahí unos pocos muchos que lo tienen todo apenas haciendo nada y otros muchos sin voz que tienen mucho si lo comparamos con un africano muerto de hambre pero que la mayoría de lo que tiene no es realmente necesario ni te da la dignidad y además ni siquiera se llega a fin de mes sin tener que endeudarte con alguna entidad, alguna persona o contigo mismo. Muchas horas, poco dinero y los presidentes irresponsables con sueldo vitalicio. El que no quiera ver, que no vea, pero lo que ven mis ojos y oyen mis oídos, más allá de los medios, es un pueblo engañado, dividido y ensimismado que está bajo las órdenes de codiciosos y de ellos mismos, pero al estar divididos y malinformados, o bien, al estar inactivos mentalmente o tener suficientes problemas no pueden ni quieren cambiar la situación, con un halo de alegría, modernidad idealista, discusiones abiertas, ganas de convertirse en un país, o en lo que sea que sea mejor que eso, que prospere sin tirar piedras a su tejado, sin destruir su ecosistema, sin dividir al pueblo por nimiedades, con políticas sociales reales, productivas y prioritarias, con unos representantes que verdaderamente lleguen a entender al pueblo, es más, que vivan con el pueblo, que sean honestos o bien que no tengan carretera libre para sus usuras. Un país, en fin, hecho con la lógica y el sentido común, reitero, común, fuera de los márgenes que le pone la economía, que utilizándola sabiamente pero con mesura, ayuda al pueblo y no lo subyuga. La verdad está clara, porque, más que nada, ha sido así siempre. La usura se debe prohibir.

Soluciones

Por lo tanto, abogo porque aquí, en este artículo, discutamos lo que haya que discutir sin estar haciéndolo tanto aquí y allá, desde diversos y numerosos artículos, desde el bar, el gabinete o el hogar, tan disperso y tan inútil. Aquí por lo menos podremos discutir y dialogar abiertamente y si sacamos cosas en claro, sean de una u otra índole, será más productivo para todos y quizá quien sabe si alguna de las conclusiones se pudieran presentar. O al menos, tener claras ciertas cosas y tener menos claras otras que teníamos como indelebles. Animo pues, a que se expongan aquí debates sobre, más que cuales son los problemas, cuales son las soluciones, la ideas, los caminos a seguir para un mayor bienestar ciudadano, una menor diferencia de patrimonios y oportunidades, una mayor y mejor cuidada naturaleza acorde con el modo de vida, una mejor educación que forme en valores, no religiosos, sino humanos, y un capitalismo menos atroz que no acabe con todo por el mero hecho de producir, malvivir, sobrevivir y dejar que otros vivan a sus anchas, sean del bloque que sean. Me encantaría poder ver el nacimiento de una nueva política o modo de hacer, que se base en solucionar antes que parafrasear o usar la verborrea, que se base en preguntar al pueblo, con políticas locales, con gente que conozca las necesidades reales y el sentir de los barrios... Cuanto más se globalice, más rebaño seremos, pues las políticas globales no atienden a casos pequeños, y todos somos un caso pequeño, pero para nosotros, somos el caso más grande, que por otro lado, no nos da derecho a ser más grande que otro, pero tampoco más pequeño. Ni mayorías ni minorías... sentido común y buen hacer, sin mentiras, sin demagogias, sin usura y sin sumisión.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba