Autor: Rafael Méndez.EL País.
domingo, 15 de enero de 2006
Sección: Artículos generales
Información publicada por: eyna


Mostrado 20.943 veces.


Ir a los comentarios

Proyecto Leyendas Vivas

Proyecto Arboles,Leyendas Vivas. Catálogo de ejemplares únicos,por tamaño,historia y belleza

Proyecto Arboles,Leyendas Vivas.

Protección para los árboles únicos y milenarios La Ley de Biodiversidad impedirá talar o dañar los ejemplares de más edad y tamaño hasta ahora desamparados RAFAEL MÉNDEZ - Madrid EL PAÍS - Sociedad - 09-01-2006 Cuando Cristóbal Colón partió hacia América, muchos de estos árboles ya eran adultos. Sus ramas crecen y sus raíces se arraigan desde hace siglos. Son árboles únicos, por su tamaño, historia y belleza. Pero no tienen ninguna protección. Talarlos o dañarlos no tiene ningún castigo, como denunciaron los investigadores del proyecto Leyendas vivas, que durante tres años han recorrido toda España y catalogado ejemplares únicos. La ley de Biodiversidad que prepara el Ministerio de Medio Ambiente protegerá estos árboles, según el borrador que el ministerio ha enviado a las comunidades. El Pino del Galapán, en Santiago de la Espada, Jaén, tiene 39 metros de alto, la altura de un edificio de 10 pisos. Está coronado por una copa de 18,25 metros de diámetro y su tronco mide 5,40 metros. Pese a que tiene unos 420 años, no es de los más viejos. "Hemos catalogado árboles milenarios. Auténticas bellezas escondidas", explica la directora del proyecto Leyendas vivas, Susana Domínguez Lerena. Ella y el fotógrafo Ezequiel Martínez, con financiación de la Obra Social de Caja Madrid, la Fundación Biodiversidad y Repsol han puesto la semilla para proteger estos árboles. Domínguez Lerena trabajaba en el Ministerio de Medio Ambiente cuando comenzó, por afición, a buscar árboles únicos. Después consiguió financiación y se profesionalizó. Hoy un equipo de 10 personas, historiadores, documentalistas, fotógrafos y biólogos, recibe todo tipo avisos sobre árboles únicos en la web www.leyendasvivas.com, y han recopilado los 264 más representativos en el libro Árboles, leyendas vivas, aunque es difícil encontrar ya un ejemplar. "Preguntando a los guardas forestales, a los ayuntamientos y con el inventario forestal español comenzamos la búsqueda. Cuando veíamos un ejemplar muy grande o con una forma peculiar lo catalogábamos", explica Domínguez Lerena. Si el árbol estaba en buen estado, con una especie de barrena extraían una mínima sección del tronco y contaban los anillos. Si por el estado del árbol no era recomendable tocar la madera, la edad se calculaba teniendo en cuenta el crecimiento anual en esa zona. Así estimaron que el magnífico Encino de Tres Patas de Mendaza (Navarra) tiene entre 800 y 1.000 años. El árbol tiene un tronco de 7,7 metros de diámetro (un tamaño descomunal para una encina y más en una zona tan fría) y está hueco en la base. Para paliar esta situación, el anteproyecto de Ley del Patrimonio Natural y la Biodiversidad crea el "catálogo nacional de árboles singulares". Se trata de un catálogo con los árboles que propongan las autonomías y a los que "no se les podrá infligir ningún tipo de daño, ni se podrá alterar su entorno inmediato, ni llevar a cabo podas o tratamientos fitosanitarios sin autorización". Los propietarios de estos árboles, sea un particular o un ayuntamiento, recibirán "una subvención económica" si el árbol necesita tareas de mantenimiento o mejora. Un roble de siete siglos El roble Valentín, es uno de los mejores ejemplos de leyenda viva. Los investigadores aseguran que en el siglo XII tomó su nombre de la influyente familia leonesa apellidada Valentín, descendiente del pontífice san Valentiniano. El roble (Quercus robur) está en Tineo (Asturias) y tiene 10,5 metros de perímetro del tronco y 17 metros de diámetro en la copa. El Principado de Asturias lo ha catalogado como monumento natural. Tiene entre 750 y 850 años, y bajo él se refugiaban los peregrinos camino de Santiago. Manuel Velasco, vecino de Tineo, explicó a los autores del libro Leyendas vivas: "Las hojas de este carbayo tienen el tiempo marcado en ellas, como las arrugas del rostro de un anciano". Un castaño santo El Castaño Santo es uno de los árboles más espectaculares que hay en España. Este árbol escondido en Istán (Málaga) tiene unos 700 años, unas raíces descalzas que parecen pies, y tres enormes brazos que nacen del tronco, de 13,95 metros de diámetro. La copa, con seis grandes ramas, tiene 25,5 metros de diámetro. El castaño fue testigo de la rebelión de los moriscos de 1568, en el Pico de las Armas, a escasa distancia. La leyenda cuenta que antes de la batalla final, en 1570, Ponce de León celebró una gran misa bajo el castaño antes de atacar. De ahí el sobrenombre de santo. Sin embargo, este ejemplar de Castanea sativa no tiene ninguna protección.

-

Más informacióen en: http://www.leyendasvivas.com/


Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 sugarglider 14 de ene. 2006

    La Comunidad de Madrid está ahora mismo revisando su catálogo de árboles singulares, quitando algunos ejemplares, bien por que ya han muerto o por que, realmente, no tienen las características necesarias para estar en el catálogo, y añadiendo otros nuevos que estaban desprotegidos... Las fotos que has añadido son impresionantes, pero, a veces, un árbol singular no tiene por qué ser especialmente grande. Yo conozco en la sierra de Ayllón, en guadalajara, unos pinos silvestres, grandes y gruesos, pero no espectaculares (si acaso lo son por sus formas retorcidas y achaparradas), pero que, al parecer, tienen varios cientos de años (ahora no tengo los datos exactos, pero son mucho más antiguos que las repoblaciones con esa especie realizadas por la zona, lo que prueba la presencia del pino silvestre en ese área de forma natural), y que no se han desarrollado más en altura sencillamente por que han crecido enriscados en las grietas de los canchos, el único lugar donde los pobres quedaban a salvo de los incendios, los dientes de las cabras y el hacha de los leñadores... En el centro de interpretacion de Yosemite Village, en el P N de Yosemite (California), hay una rodaja cortada del tronco de una sequoia gigante (Sequoiadendron giganteum) en cuyos anillos han ido marcando las efemérides más representativas ocurridas en aquellas fechas: la construcción de la pirámide de Keops, el nacimiento de Cristo, la llegada de Colón a América y otras nimiedades por el estilo... Imaginad el tamaño de la rodaja, ya la hubiera querido el Rey Arturo para su Mesa Redonda... Al parecer estas sequoias son prácticamente inmortales, inmunes a los ataques de cualquier tipo de plaga o enfermendad crecen y crecen silenciosamente durante milenios, hasta que, su propio peso resulta excesivo para las raices y acaban cayendo al suelo... Australia, América (me imagino que también África y, tal vez Asia)... allí aún quedan bosques razonablemente vírgenes. Europa, en cambio, tiene ya una historia muy larga de alteración agresiva del medio por parte de la población humana, miles de años de agricultura y ganadería... nuestros árboles singulares son simples jovenzuelos en comparación con aquellos gigantes, supervivientes afortunados nada más, no por ello, menos valiosos...

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba