Autor: JM0005
jueves, 12 de enero de 2006
Sección: Artículos generales
Información publicada por: JM0005


Mostrado 16.373 veces.


Ir a los comentarios

Análisis sobre algunos argumentos falaces usado en los procesos de reconstrucción en lingüística histórica.

Análisis sobre algunos argumentos falaces usado en los procesos de reconstrucción en lingüística histórica. El caso de las voces "Ganado" y "Ganancias". Nuevas propuestas.

Análisis sobre algunos argumentos falaces usado en los procesos de reconstrucción en lingüística histórica. El caso de las voces "Ganado" y "Ganancias". Nuevas propuestas. Algunos autores prefieren seguir por el camino más fácil, o sea, adoptar como dogma de fe las doctrinas oficialistas establecidas por consensos (casi siempre político-científicos e ideológicos), de esa forma siempre se están garantizando un par de cosas, como por ejemplo, no ser atacado nunca por nadie de la corriente dogmática establecida, mientras que pueden incluso ganarse la simpatía de muchos de los que defienden esas mismas especulaciones indocumentadas, elevadas -por deesgracia para todos- a suprema verdad incuestionable. Yo, sin embargo, prefiero (mil veces) considerar, y ofrecer mayor credibilidad a aquellas teorías o hipótesis que se sustenta en la menor cantidad posible de palabras imaginadas, soñadas, supuestas, reconstruidas; en definitiva, inventadas. Algunos autores exigen demostraciones para el asunto de Gadeira (no Gadeirai como erróneamente ha escrito cierto investigador de la parte oficialista), me parece muy bien, eso es correcto. Debemos exigir siempre pruebas, evidencias físicas, visibles, verificables, etc.. Por esa misma razón, yo también expongo lo mismo, cuando alguien sea capaz de mostrarme una sola de esas palabras con astericos o estrellitas delante -que tanto usan como si de pruebas científicas se tratase-, en un documento medieval cualquiera o en una inscripción antigua, entonces, automáticamente me rendiré ante la evidencia, porque yo adoro la ciencia, y adoro también la demostración científica por encima de todas las cosas. Ahora bien, mientras nadie pueda mostrarme ningún documento que pruebe (incuestionablemente) que esas palabras "estrelladas" (nunca mejor dicho) fueron reales alguna vez, es decir, que aparezcan escritas en esos documentos, jamás ofreceré credibilidad alguna a ninguna hipótesis (no lo olvidemos, pues solamente son hipótesis) como esas en la que algunos autores creen, casi ciegamente. La hipótesis "oficialistas" que algunos autores sostienen y defienden con gran fervor, "...me parece tan cierta o verificable como, por ejemplo, el regreso de Arturus "rex quondan atque futurus" desde la isla de Avallon..." Parafraseo a el autor -conocido como Igmoral-, porque me ha gustado mucho la frase. Espero que no se moleste por ello. Sin ir más lejos. La mayoría de los argumentos que algunos autores esgrimen con relación a los orígenes etimológicos de algunas palabras nuestras no son más que meros razonamientos falaces. Ruego a los defensores de tales argumentos que puedan sentirse identificados que no se ofenda ni consideren mi sana crítica constructiva como una especie de ataque "ad hominem". Sencillamente intento hacer ver como algunos argumentos que ciertos autores usan no son más que falacias en su más perfecta definición, pero que estoy convencido no utilizan de manera conciente. Vaya por delante que doy por sentada la honestidad intelectual. La mayoría de los que investigamos el pasado -tanto amateurs como profesionales- no estamos exentos del uso de falacias, las usamos con una gran frecuencia, y siempre de manera inconciente (los que son conciente de ello y las siguen usando, entonces son manipuladores). Veamos el ejemplo muy importante relacionado con la voces 'Ganado' y 'Ganar'. Algunos autores usan una falacia doble (pues en realidad son dos en una) como si se tratara de un argumento científico probado y demostrado o corrobarado empíricamente, me refiero a cuando afirman: "...De 'desear, ansiar' se evoluciona bien a 'ganar' y la ganacia por antonomasia es el GANADO vacuno, lanar, etc. (cf. ya antes en latín PECUNIA y PECUS 'oveja')..." (Sr. X en Celtiberia.net, Enero del 2006) Primera falacia: "...De 'desear, ansiar' se evoluciona bien a 'ganar'...". (Sr. X en Celtiberia.net, Enero del 2006) Primero, es una falacia porque se expone como algo seguro sin exponerse en que elementos, datos, casos comparados con otras lenguas, etc. se apoya esta afrimación, la cual se ofrece como si se tratara de un enunciado ya demostrado empíricamente. Segundo, el investigador y escriptólogo hispano-cubano Georgeos Díaz-Montexano ha comprobado que no solo no existe ni un solo ejemplo de este tipo de asociación de ideas en latín ni en el griego ni en el Gótico ni en el árabe ni en el egipcio ni en el fenicio ni en el hebreo sino que no existe en la inmensa mayoría de las principales lenguas del mundo (incluidas hasta las proto-lenguas reconstruidas como el Nostratico, Indo-Europeo, Euro-Asiático, Proto-Dravídico, etc. A continuación le muestro una lista de todos los léxicos consultados por Díaz-Montexano: Nostratic etymology Indo-European etymology Baltic etymology Baltic 100 wordlists Germanic etymology Germanic 100 wordlists Pokorny's dictionary Vasmer's dictionary Altaic etymology Turkic etymology Mongolian etymology Tungus etymology Korean etymology Japanese etymology Uralic etymology Kartvelian etymology Dravidian etymology South Dravidian etymology Nilgiri etymology Telugu etymology Kolami-Gadba etymology Gondwan etymology Gondi etymology Konda etymology Pengo-Manda etymology Kui-Kuwi etymology North Dravidian etymology Brahui etymology Chukchee-Kamchatkan etymology Chukchee-Koryak etymology Itelmen etymology Eskimo etymology Yupik etymology Inupik etymology Afroasiatic etymology Semitic etymology Berber etymology Egyptian etymology Bedauye (Beja) etymology Central Cushitic (Agaw) etymology Saho-Afar etymology Low East Cushitic etymology High East Cushitic etymology Warazi etymology South Cushitic etymology Dahalo etymology Mogogodo etymology Omotic etymology Sino-Caucasian etymology North Caucasian etymology Andian etymology Abkhaz-Adyghe etymology Tsezian etymology Dargwa etymology Khinalug etymology Lak etymology Lezghian etymology Nakh etymology Sino-Tibetan etymology Kiranti etymology Limbu dictionary Dumi dictionary Kulung dictionary Yamphu dictionary Chinese characters Chinese Dialects Yenisseian etymology Burushaski etymology Austric etymology Austro-Asiatic etymology Katuic etymology West Katuic etymology East Katuic etymology Bahnar etymology North Bahnaric etymology South Bahnaric etymology West Bahnaric etymology North-West Bahnaric etymology Harak etymology Khmer etymology Pearic etymology Viet-Muong etymology Monic etymology Palaung-Wa etymology Wa etymology Plang etymology De'ang etymology Angku etymology Khmu etymology Aslian etymology Thai-Kadai etymology Zhuang-Tai etymology Macro-Khoisan etymology Peripheral Khoisan etymology North Khoisan etymology South Khoisan (Taa subgroup) etymology South Khoisan (!Wi subgroup) etymology East #Hoan etymology Central Khoisan etymology Khoekhoe etymology West Central Khoisan etymology East Central Khoisan etymology Sandawe etymology Hadza etymology Esta profunda investigación lexicográfica y lingüística de Díaz-Montexano demuestra que es altamente improbable que en toda la humanidad, solamente en Hispania se halla producido una asociación de ideas entre "bostezar, desear, ansiar y ganar". Los estudios de lingüística intro-evolutiva (evolución interna por asociación de ideas) que lleva Díaz-Montexano realizando desde hace más de diez años, demuestran (porque son verificables, solamente hay que consultar los mismos lexicones y diccionarios) que ningún pueblo de la humanidad consiguió realizar todas estas absurdas "asociaciones de ideas" que imponen algunos pontífices de la verdad histórica y lingüística. Se trata de una enorme y gigantezca falacia, de una artificialidad impuesta, y por desgracia, ya convertida en dogma académico, y casi institucional. No hay más que ver la intesidad del fervor de algunos defensores de estas ideas. Los estudios de lingüística intro-evolutiva demuestran también que la mayoría de los pueblos de la tierra realizaron casi las mismas asociaciones de ideas, incluso pueblos cuyas lenguas son completamente distintas y que apenas tuvieron contacto. La asociación de la idea entre las barcas o embarcaciones y las vasijas o embalses, o entre balsas y la palabra flotar; islas con peninsulas, cabos o puntas de tierra; islas con la idea de algo flotante; cuevas con casas; fuego con quemar o cocinar; herir, golpear, asesinar con armas, garrotes, piedras, etc. Un ejemplo de hasta que punto pueden llegar a sorprendernos estas coincidencias de asociaciones de ideas propias de la inmensa mayoría de seres humanos la hallamos hasta en asociaciones completamente abstractas, difíciles de poder atribuir a una idea común por asociación; un buen ejemplo es el lat. homo, 'hombre' y su relación con el lat. humerus, 'hombro'. En principio (de hecho) parece no existir ningún nexo lógico de ideas entre un 'hombre' y el 'hombro' que permita justificar porque estas dos palabras comparten una misma identidad fonética, aunque algunos etimologistas proponen orígenes distintos para ambas palabras (también absurdos y llenos de constelaciones de estrellitas delante de las palabras). Todo quedaría en una mera coincidencia sin mucha importancia (en un dato curioso) si no fuera porque en el antiguo egipcio tambien se halla reproducido este mismo fenómeno, pero con sus propias raíces egipcias. La misma raíz, rm-(T), para 'hombre', es usada en rm-(n), 'hombro'. ¡Sencillamente asombroso!. Que dos pueblos completamente diferentes, de lenguas y costumbres diferentes y sin contacto histórico (conocido) hayan llegado a establecer una misma asociación de ideas (entre el 'hombre' y el 'hombro'), expresadas en una misma raíz interna y propia, es realmente desconcertante, aunque claro, siempre podemos acudir a la válvula de escape preferida de los que no queremos complicarnos demasiado la vida, o sea, que podría no ser más que un par de meras coincidencias sin importancia alguna. En cualquier caso, es cierto que podríamos considerarlo como una muestra más bien anecdótica, más que un dato a tener en cuenta. Como bien expone Díaz-Montexano: "...lo que realmente importa y debería preocuparnos, es que los datos lingüísticos camparativos -entre la mayoría de las principales lenguas del mundo- demuestra que los seres humanos han compartido casi los mismos principios a la hora de crear sus lenguajes, desde la onomatopeya más elemental hasta la asociación de ideas no demasiado complejas; en definitva, actos comunes a todos los seres humanos..." Sin embargo, la asociación entre las ideas "bostezar, desear, ansiar y ganar", planteada y establecida académicamente, no se presenta en ninguna de las lenguas cognadas y reconstruidas consultadas, que abarcan la mayoría de las lenguas de la humanidad; y eso nos dice que debemos abandonar por completo esa absurda hipótesis, que incluso se contradice a si misma cuando recurre al ejemplo de 'Pecunia' y 'Pecus' 'oveja', pues justamente, la prouesta que se hace no es de Ganatum derivado de una supuesta forma Gót. *Gana "oveja" (o cualquier animal de ganado), como el ejemplo de Pecunia > Pecus. La asociación de ideas entre palabras usadas para denominar a un especie de ganado menor, como puede ser la 'oveja', el 'carnero' o incluso la 'cabra', o de ganado mayor, 'bóvido', 'vacuno' o 'caballar', que después dieron origen por "intro-evolución" a una palabra para 'ganado", sí se registra en muchas lenguas, y esto es justamente lo que propone Díaz-Montexano con la ecuación Gadeiro (var. gandeiro), "ganadero" > Gado (var. gando) "ganado" > prerromano indoeuropeo o euro-afro-asiático *Gad-(o), "oveja" (¿cabra, carnero?), y Ganatum > Ganho, "ganancia": voz galaeco-portuguesa prerromana de origen indoeuropeo con significado original o primario de "manada de bueyes, toros". (Comp. ---> Indo-iranio Pk. gana, 'tropa, manada') > Kan., gônde,"toro, buey' [Georgeos Díaz-Montexano, 2000]. Segunda falacia: "...y la ganacia por antonomasia es el GANADO..." (Sr. X en Celtiberia.net, Enero del 2006) Se trata de otra falacia, primero, porque se expone como una afirmación concluyente e indubitable lo que no es más que una simple hipótesis, no comprobada científicamente, ya que para poder hacer una afirmación como esta, primero habría que haber realizado un estudio profundo comparando a la mayoría de las lenguas y dialectos principales de todo el mundo (trabajo que sí ha realizado Díaz-Montexano), y descubrir, mediante este estudio que en la mayoría de los pueblos se produjo esta misma asociación entre "ganancia y ganado", sólamente así se podría justificar una afrimación como esa; sin embargo, esto no es posible, porque el estudio lingüístico intro-evolutivo que ha realizado Díaz-Montexano demuestra, en este caso, que no existe un patrón común a la mayoría de la humanidad, de hecho, de miles de lenguas euroasiáticas y africanas se conocen muy pocos casos donde se ha asociado la idea de las "ganancias" al "ganado"; unos siete casos en dialectos semíticos, uno en tibetano (donde curiosamente existe la forma gan2, "riqueza"), uno en el Antiguo Inglés, otro en el antiguo Gótico (faihu; sin relacion con las voces hispanas); y dos en afroasiático reconstruido. Hay que señalar que de estos pocos casos, la mayoría pertenecen a voces supuestas o reconstruídas, lo que reduce más aún las posibilidades de establecer una regla de asociación común y generalizada de la humanidad como la que se pretende imponer con ese enunciado falaz que dice: "...y la ganancia por antonomasia es el GANADO...". Resumiendo: las evidencias y datos objetivos no permiten realizar esas afirmaciones, puesto que no se apoyan en una costumbre, principio o norma de la mayoría de los miembros de la especie humana sino solamente en unos poco ejemplos, donde algunos de ellos incluso podrían explicarse mediante contactos y la trasmisión de ideas y conceptos. Los datos obtenidos por las investigaciones de filología "intro-evolutiva" comparada, solamente permite realizar el siguiente enunciado: "...y la ganancia -para algunas culturas o pueblos- es el GANADO (aunque se conocen muy pocos ejemplos de esta asociación de ideas)...". Este sería el enunciado correcto. Por otra parte, en estos pocos casos conocidos, se demuestra que el 'ganado' o 'las ovejas' (reses menores o mayores, etc.) siempre antecede -en la "evolución"- a la palabra para 'ganancia'; y esto tiene su explicación lógica; un hombre con un ganado o con muchos ganados, es un hombre rico, o sea, que tiene "ganancias"; sin embargo, un hombre que tiene "ganancias", no necesariamente tiene que tener "ganados"; sus "ganancias" pueden ser de otro tipo. Antes del hombre tener "ganancias" o ser rico, primero tiene que tener los objetos, materia prima, o recursos que le producen las "ganancias"; por consiguiente -como demestran los datos de la filología intro-evolutiva comparada- primero se crean las voces para denominar a los animales del ganado menor o mayor (según la cultura), y después surgen las palabras -derivadas de estas mismas- para expresar la idea de "ganancias"; todo esto en los pocos casos que se conocen en toda la humanidad que recurrió a este tipo de asociación entre el 'ganado' y las "ganancias". Sin embargo, el enunciado se plantea al revés, se antepone las "ganancias" al 'ganado', cuando es precisamente todo lo contrario. Por eso los esquema de evolución que propone Díaz-Montexano son más rigurosos que los tradicionalmente impuestos por la lingüística y la filología comparadas, porque sus propuestas respetan este principio evolutivo interno testimoniado en el registro lingüístico comparado y porque además se sustenta en voces cognadas no en voces supuestas, "reconstruidas" o inventadas. Apuntes complementarios: - Es difícil aceptar que 'Gado'y 'Gando', "ganado", y 'Ganancia' derivan de un supuesto Gót. *gano, "deseo, avidez", que en absoluto nada tiene que ver con los "ganados"; mientras que en la misma época (s. XIII) convivían ya con la otras formas -que ha supervivido en el castellano- 'Ganado' y 'Ganancia'. Ejemplos del Lexicón Gallego: 1265 VFD I-12/24 Pedro Miguélez ...á día de seu convertemento, offerezco min e todo o heredamento que eu e meu marido de suso dito avemos na freiguesía de Santa María de Herónso e en seu término, a monte e a fonte, e quanto ganado abemos e todas las outras cousas que avemos, assí mobles como non mobles, ontre vibos, a Santa María de Melón. 1269 PSVD 40/244 Frei Pedro, E se per uentura uener gando ou geada deuen a dar esta renda suso dicta a mandado de dos amigos a prazer douna parte e da outra. 1274 PSVD 51/256 Anónimo A tal conuen que tu metas logu outro tanto gado como nos y damos e que sea entre nos e por cunta; e que laures o lugar ben e fielmente; e que fazan as casas; e que seuilla iglesia ben e onrradamente con teu padre en seu tempo; e que seas sennor; e... 1280 -1290 FCR I, 3/22 Anónimo E acotamos estos terminos que ninguna cabana de ganado que entrare en estos terminos sin mandado de concello, que uizino non fuere, peyte la cabana de las uacas. 1280 -1290 FCR IV, 16/64 Anónimo E tanto por tanto, padre ou madre los tenga, si quesere, e moble esté en moble e heredat en heredat; e, si a cabo de anno non uener meter en almoneda el auer e dar la ganancia, meta bestia cada tercer dia fasta quelo aduga; e non ixca ende per ferias ni per solturas. Es ilógico suponer que en una misma época los gallegos usaran hasta tres formas distintas de escribir una misma palabra ('Gado/Gando/Ganado'), para expresar un mismo significado, y las tres supuestamente derivadas de una misma voz indocumentada o inexistente como la supuesta Gót. *gano, , "deseo, avidez", que en absoluto nada tiene que ver con los "ganados", y que de estas tres a su vez haya derivado 'Ganancia', también co-existente en la misma época. Díaz-Montexano piensa que es más lógico suponer que estas palabras Gado, Gando, Ganado, y Ganancia, presentan orígenes distintos, es decir, derivadas de palabras distintas, aunque con singinificados más o menos similares, que incluso podrían ser hasta de lenguas distintas.


-Veamos una simple comparación de tres proposiciones o esquemas evolutivos; el del Sr. X de Celtiberia.Net, el de la mayoría de los lingüístas indoeuropeistas, y el del Sr. Díaz-Montexano. Gadeiro < gallego-portugués gaadeiro < *ganadeiro < ganatairu < *ganatarius (de Ganatum + -arius) [Sr. X, Celtiberia.net, 2006] Gadeiro, 'ganadero': gallego-portugués, vari. gandeiro > gando > Got. *gano, "gana, avidez, deseo" > Germ. *ginon, "estar abierto, bostezar" > Indoeuopeo reconstruido *ghê-2 "estar abierto, bostezar". [esquema convencional basado en las hipótesis más aceptadas] Gadeiro (var. gandeiro): voz galaico-portuguesa del gallego-portugués gado (var. gando), "ganado"; voz galaeco-lusitana, preromana, que primitivamente daría nombre a las ovejas y/o cabras (y por extensión a cualquier tipo de ganado menor). Comparable con las voces indoeuropeas Indo-iranias ---> Tulu, Gadasu, 'ternera', 'búfalo'; Kan., gōnde, "toro, buey' -- [comp.var. gandeiro y gando] --->; Sansc. Gaddara, gaddârika, 'ovejas, corderos', Psht. gadûrai, 'cordero', Ash. gadewä, 'ovejas', Wg. gádawâ, godô, 'carnero', L. gad, 'oveja o carnero salvaje', Pk. gaddarî, gaddariyâ, cabras, ovejas', H. gâdar, 'oveja'; Proto-Lak, gada, "cabra joven'; H. gadariyâ, 'pastor, ganadero'; gadi 'ternero', 'buey joven'; Telugu, gōda, 'buey'; West Slavic (arc.) Gad, "ganado"; Comparable también con las voces semitas heb., aram. sir., ara. Gdy, 'cabra joven', cabrito'; Gad aram.-pal.-, 'fortuna'. [Georgeos Díaz-Montexano, 2000] Ganho, "ganancia": voz portuguesa > Got. *gano, "gana, avidez, deseo" > Germ. *ginon, "estar abierto, bostezar" > Indoeuopeo reconstruido *ghê- "estar abierto, bostezar". [esquema convencional basado en las hipótesis más aceptadas] Ganho, "ganancia": voz portuguesa. Comp. ---> Francés medieval Gaigner (gaiñer) 'ganar', de Gaign (gaiñ); Litu. ganà, gañ "tener suficiente", "ser autosuficiente", "muy rico"; Lett., gan(a), 'bastante'; Pk. ganana "cuentas", ganita, 'contado', Sansc., gandaka, 'método de contar de cuatro en cuatro'; Sansc. gañia, 'tesoro', gañiavara, 'tesorero'; Gad aram.-pal.-, 'fortuna'. [Georgeos Díaz-Montexano, 2000] Ganatum, "ganado": voz del romance septentrional hispánico > Got. *gano, "gana, avidez, deseo" > Germ. *ginon, "estar abierto, bostezar" > Indoeuopeo reconstruido *ghê- "estar abierto, bostezar". [esquema convencional basado en las hipótesis más aceptadas] Ganatum, "ganado": voz hispano-romance septentrional de origen prerromano. Comp. ---> Indo-iranio Pk. gana, 'tropa, manada'. [Georgeos Díaz-Montexano, 2000] Ganare, "ganar": voz del romance septentrional hispánico > Got. *gano, "gana, avidez, deseo" > Germ. *ginon, "estar abierto, bostezar" > Indoeuopeo reconstruido *ghê- "estar abierto, bostezar". [esquema convencional basado en las hipótesis más aceptadas] Ganare, "ganar": voz hispano-romance septentrional de origen prerromano. Comp. ---> Francés medieval Gaigner (gaiñer) 'ganar', de Gaign (gaiñ); Litu. ganà, gañ "tener suficiente", "ser autosuficiente", "muy rico"; Lett., gan(a), 'bastante'; Pk. ganana "cuentas", ganita, 'contado', Sansc., gandaka, 'método de contar de cuatro en cuatro'; Sansc. gañia, 'tesoro', gañiavara, 'tesorero'. [Georgeos Díaz-Montexano, 2000] Señala Díaz-Montexano -en su trabajo filológico reconstructivo de las lenguas prerromanas de Iberia- la interesante similitud entre el italiano guadagno, 'ganancia' (dificilmente explicable desde un gótico imaginado como *gano, "gana, avidez, deseo") y las formas indo-iranias sánsc. gañia, 'tesoro', gañiavara, 'tesoero' y Pak. ganana, 'cuentas', 'hacer cuentas'; Francés medieval Gaigner (gaiñer) 'ganar', de Gaign (gaiñ); Litu. ganà, gañ "tener suficiente", "ser autosuficiente", "muy rico"; Lett., gan(a), 'bastante'. Como puede observarse, Díaz-Montexano explica la etimología de las palabras galaico-protuguesas Gadeira, y Gado y las hispano-romances Ganatum y Ganare, como probables voces antiguas indoeuropeas, prerromanas, que han sobrevido en el léxico galaico-portugués e hispano-romance (casi sin cambios sustanciales en su estructura), y todo, sin necesidad de recurrir a palabras inventadas ni a complicados y especulativos esquemas "evolutivos". Insisto, y sin tantos *asteriscos ni *estrellitas delante de las palabras. La mayor dificultad sería poder establecer desde cuando estarían estas voces en Iberia y qué lenguas o dialectos serían sus parientes más directos. Los ejemplos seleccionados abrcan desde la remota Indonesia pasando por la India e Irán y el Asia menor hasta Georgeos, Anatolia y los Balcanes. Por mayoría fonética y semántica ganan las lenguas indoeuropeas contra las semíticas. Es mucho más probable que las voces gado y sus derivados gadeiro, gadeira (variantes, gando, gandeira, gandeiro), así como ganatum, ganare y ganho, que hemos analizado, hayan derivado de alguna de esta lenguas indoeuropeas de la Europa del Este y el Asia menor o indo-irania occidental.
Nota: Por favor, rogamos a todos los presentes que los comentarios a este artículo se hagan con la mayor educación posible, sin acudir nunca (bajo ningún concepto) a la descalificación personal, al insulto, a la burla fácil ni a cualquier manifestación de ataques "ad hominem". Solamente debemos debatir sobre el contenido, nunca sobre el continente; sobre la obra, siempre que sea necesario, sobre la persona del autor, nunca. Cumpliendo siempre con estas elementales normas de la ética, ganaremos todos.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba