Autor: Iulius Solino
jueves, 22 de noviembre de 2001
Sección: Escritos antiguos
Información publicada por: Silberius
Mostrado 9.723 veces.


Ir a los comentarios

Iulius Solino

Sobre los Atlantes

Los Atlantes vivían en una isla de las fuentes del Nilo, lejos de toda costumbre humana. Carecen de vocablos y nombres. Reciben al Sol con maldiciones y se abstienen de matar animales. Hacen cuevas y se encierran en ellas. Entre ellos no hay deseo alguno de hacienda y con pobreza voluntaria están apartados de las riquezas. ...

Respecto del Atlas

En todo aqueste monte hay silencio todo el día. De noche se ven fuegos y por todo él resuenan bailes que hacen los Egipanes, al son de flautas y de atambores. ...

Sobre los Hiperboreos

Los Hiperbóreos están en Europa. Tienen muy buen cielo y los vientos que allí corren son muy sanos y ninguno hay que sea dañoso. Habitan en montañas frescas o en bosques muy espesos. De los árboles cogen su cotidiano sustento. No saben qué cosa sea discordia. No son molestados de ninguna enfermedad. Todos con igual deseo son inclinados a la inocencia. Procuran la muerte y con voluntario fin reprenden la tardanza del morir. Los que están cansados de vivir, se arrojan de una peña que para este efecto tienen, en lo profundo del mar, y aquesta suerte de sepultura juzgan por muy buena.

Sobre la primera Tracia

La gente bárbara de Tracia hace poca estima de la vida y con una cierta disciplina de ciencia natural, concuerdan todos en recibir la muerte voluntariamente, teniendo muchos de ellos oPinión de que las ánimas de los muertos tornan a volver de nuevo. Otros piensan que no mueren, sino que se vuelven bienaventuradas. Los hombres se precian de tener muchas mujeres y tienen a grande honra el ser muchas veces casados. Las mujeres, que son amigas de conservar la castidad, se arrojan en la hoguera donde se queman los cuerpos de los maridos muertos.

Sobre la cueva Aquerusia

Tiene muy ancha entrada. Bájase a ella por espacio de dos millas y media, no sin copia de lumbre que penetra por la entrada. Por todas partes hay continuos manantiales de fuentes y llegando a la parte más baja se descubre otra cueva. En ésta hay un templo consagrado a Júpiter, creyendo los moradores de esta tierra que en su parte más profunda y secreta está el lecho del Gigante Typhón.

Sobre la fuente Tritonia

...cuya agua mojándose la tierra se vuelve durísima; y las centallas apagadas convierte en césped o terrón endurecido. En la cual tierra no sin admiración, hay un lugar que está verde, siendo todo el campo junto a él muy seco. En este lugar se halla la piedra llamada Cuerno de Amón, porque es torcida de manera que parece cuerno de carnero. Resplandece como oro. Dícese que si se pone debajo de la cabeza, cuando duermen, que hace adivinar soñando.

Sobre la ciudad de Berenice

Cerca del postrer lado de las Syrtes, baña el río Lezón la ciudad de Berenice, el cual como algunos piensan viene del Infierno y entre los antiguos poetas es muy celebrado llamándole: el río del Olvido.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba