Ir a los comentarios

Texto retirado por el administrador Silberius
Motivo: Borrado a petición del autor

La historia se repite. Hace dos mil años las legiones romanas dominaban los ultimos reductos indigenas en la Cordillera Cantábrica. Hoy legiones de especuladores y empresarios de diversa indole, con el beneplácito de las administraciones y la atonía de los habitantes de las montañas, rememoran la ocupación y el despropósito: Es importante utilizar los medios de que disponemos hoy en día para dar a conocer y divulgar algunas intervenciones y atrocidades que se están y están previstas acometer en medios montañosos. Parques eólicos: Solamente en la Montaña Occidental de León, en el 2003 estaban licitados 380 aerogeneradores. Las comarcas más afectadas Omaña (que ya se libró de un megaembalse en la decada pasada), Babia, Laciana y Bierzo. De momento a día de hoy, no hay ni un solo molino instalado. Todos los proyectos estan paralizados y recurridos. Es interesante ver el mapa de "esta alucinación" en el siguiente enlace. http://www.terra.es/personal2/mercyl/centroma.htm Por otra parte, en la recién declarada Reserva de la Biosfera de Laciana, el Ayuntamiento de Villablino firmó un acuerdo con Victorino Alonso (tio del famoso corredor de Formula I) y dueño de la MSP (MineroSiderurgica de Ponferrada) para promover al menos 5 minas de carbón a cielo abierto, que destrozarán de forma irreversible todos los valles norte de Villablino hacia Asturias, reserva de la Biosfera y zona osera. Estas serían "legales" ya que hay iniciadas varias explotaciones a cielo abierto totalmente ilegales.Uno de sus ingenieros, pillado "in fraganti", en conversación privada, se jactaba de que iban a dejar la comarca "como la luna". Esta movida provocó una moción de censura en el Ayuntamiento y la perdida de la alcaldía por parte del PSOE. Además de estas actuaciones, tenemos, las aperturas de pistas de esqui, complejos hoteleros, cortafuegos, pistas forestales y cotos de caza frecuentados por legales y por furtivos. http://www.ecologistasenaccion.org/article.php3?id_article=2400 Esta es sólo una pequeña muestra del asalto final a las montañas de León. Como vemos, a la despoblación algunos le sacan suculentas tajadas para sus bolsillos. La sensación es de pesimismo total; pero al menos es importante que se sepa lo que está sucediendo.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Reuveannabaraecus 16 de dic. 2005

    ¡Cómo me alegro de que salga el tema en Celtiberia! Ganas tenía tiempo ha de haberlo sacado, pero el "imperativo" de ceñirnos al hecho histórico o filológico parecían desaconsejarlo, sin duda erróneamente, puesto que la actualidad es también Historia, entre otras cosas porque también lo será... Resido actualmente en una comarca particularmente afectada por las políticas "ambientales" de los gobiernos de turno y todo signo (gobiernos, al fin y al cabo), y por los más espurios intereses empresariales. Las Hurdes, extremo norte de Extremadura. En la década de los 40 del siglo XX, la dictadura franquista tuvo la brillante ocurrencia (una más) de "repoblar" los montes hurdanos con ingentes cantidades de Pinus Pinaster (pino rodeno, negral o atlántico), acabando con la secular explotación comunal de estos montes, basada en la institución de la "dúa", consistente en la rotación de los vecinos de cada alquería para llevar al monte, por turno, las cabras propias y las de todos los demás; el día en que tenían que cumplir con dicho compromiso quedaban exentos de cualquier otro tipo de tarea. ¿Repoblación? Se repuebla con especies que ya existían. Pero las montañas de Las Hurdes, antes de la implantación del pino rodeno, abundaban en robles, alcornoques y encinas, hoy reducidos a meros enclaves. El pino de implantación -que no de repoblación- es auténtico material inflamable en aquellas regiones donde no es autóctono, especialmente si éstas tienen veranos secos; que se lo pregunten a los portugueses. Lo mismo podemos decir del eucalipto, amén de otras lindezas de carácter edafológico. Extremadura viene sufriendo, al igual que nuestras vecinas tierras portuguesas, una espantosa escalada de incendios forestales en los últimos tres o cuatro años; y todos ellos en zonas "repobladas" con pinos, solos o alternando con eucaliptos: -Pinofranqueado (Hurdes), agosto '02: 2000 hectáreas. -Valencia de Alcántara, agosto '03: 4000 hectáreas. -Grimaldo / Casas de Millán, agosto '03: 3000 hectáreas. -Pinofranqueado / Caminomorisco (Hurdes), agosto '03: 8000 hectáreas. -Villuercas / Ibores, mencionado más arriba por Jugimo. Voy a hablar sólo de lo que conozco por mi comarca. En el incendio de Pinofranqueado de 2002, se identificaron trece focos distintos. Vecinos de la localidad me contaron días después cómo, volviendo de sus campos a casa, pudieron ver estallar "bombas" en medio del monte. La Junta de Extremadura, a raíz de la ola de incendios de 2003, levantó la prohibición de explotar la madera quemada; se trataba de quitar de la vista tamaña cantidad de troncos calcinados, que sin duda influirían negativamente en el atractivo turístico de las comarcas afectadas, comarcas que, maldita casualidad, basaban sus pocas perspectivas de desarrollo justamente en el turismo. A partir del macro-incendio de agosto del 2003, por Las Hurdes han proliferado las empresas dedicadas a la saca de madera (quemada) y al transporte de unos troncos exteriormente chamuscados, pero por dentro igualmente aprovechables y además a precio más ventajoso. Por si fuera poco, tenemos espléndidos proyectos para llenar nuestras sierras de molinillos eólicos, productores de energía muy renovable pero con un impacto ambiental insostenible; ello en una región, la extremeña, que produce mucha más energía eléctrica de la que consume (estamos inundados, y nunca mejor dicho, de centrales hidroeléctricas y aun tenemos que soportar las dos nucleares chapuceras de Almaraz). La pregunta es tan simple como su respuesta. Cui prodest? Es decir, ¿a quién benefician los incendios forestales? Empresas madereras y papeleras; empresas dedicadas al desmonte, saca y comercialización de madera; empresas de transporte; cazadores, ganaderos y agricultores sin escrúpulos (de los que prefieren matar la gallina de los huevos de oro)... Por eso, cuando cada verano la Junta de Extremadura nos viene a recordar, en su campaña de prevención de incendios forestales, que no cocinemos en el campo o que no fumemos en el monte, algunos no podemos por menos que sonreír pensando aquello de que las culpas, como siempre, son para el gato. "Ya que no podemos evitar que las empresas contaminen, tú por lo menos, capullo, no fumes". Me despido, porque este tema "me quema". Y aquí arde sobre quemado.

  2. #2 Reuveannabaraecus 24 de ene. 2006

    Bueno, iba a puntualizar algunas de las contestaciones que dio esta mañana Habis, en su tono habitual, a mi última intervención, pero después de lo que le respondió tan atinadamente Kaerkes -y que también suscribo- no merece la pena insistir más en ello. Prefiero centrarme en el tema que nos ocupa. Tienes toda la razón, Kaerkes, en lo que has afirmado antes respecto de los parques eólicos: -"Como son imprescindibles, decidimos instalarlos lejos de nuestros domicilios. Los instalamos en el entorno de otros, que además de débiles son pocos. ¿que razón asiste a este fenómeno? ¿la razón democrática? ¿la razón económica? o ¿el simple y puro egoismo de aprovechar la debilidad?. ¿porqué tienen que alterar mi medio por unas necesidades que no son mías? ¿porqué tenemos que ser los habitantes de las montañas los receptores de las instalaciones de ocio y energía que otros necesitan? ¿por solidaridad? jajaja ¿acaso la tuvieron con nosotros?". Es que me suena muy cercano, por desgracia... Aquí en Las Hurdes se tiene previsto instalar un notable despliegue de aerogeneradores a corto plazo. La energía que producirán no es necesaria en esta comarca, ni siquiera en esta región extremeña, donde tenemos uno de los mayores caudales de agua embalsada para producción hidroeléctrica, amén de dos centrales nucleares obsoletas y chapuceras en Almaraz. Sólo un 10% de la energía producida en Extremadura se consume en la región, el resto se "exporta". De manera que si las centrales eólicas no son en ningún caso "imprescindibles", aquí lo son mucho menos. Se aprovechan, como dices, de que en estas montañas somos pocos (unos 6.000 habitantes en más de 400 kms.2 ) y, por tanto, poca fuerza podemos hacer. El impacto medioambiental de los aerogeneradores en las serranías hurdanas, que esperaban un tímido surgimiento económico gracias al turismo, no se hará esperar: construcción de pistas, excavaciones, nivelaciones y movimientos de tierras, por no hablar de la repercusión en la avifauna ni del impacto visual de los molinillos (que acabará por extinguir el poco atractivo que conservaban estos montes tras los devastadores incendios de 2002 y 2003). Energía renovable, sí, pero insostenible... por nadie que no sea directivo o accionista de Endesa o Iberdrola; pero a estos se les ve venir de lejos, suelen acudir a argumentos de "imprescindibilidad", "necesidad"... Salud.

  3. #3 kaerkes 24 de feb. 2006

    NOS VAMOS MOVIENDO...EN... Burgos....Extremadura, Valencia, Navarra...intentando parar esta estafa a gran escala. Image hosting by Photobucket La Mesa Eólica Merindades de Burgos, formada por unos 70 colectivos entre asociaciones y ayuntamientos burgaleses, ha iniciado una campaña de defensa de, con el fin de realizar un llamamiento para que la población cántabra, sus instituciones y el Gobierno regional no permitan la transformación de los paisajes más relevantes con. El portavoz de la Mesa Eólica, el biólogo Juan Angel de la Torre, advirtió de que en Cantabria ya se están tramitando dos parques eólicos, el de Zalama y el de Cañoneras, en el municipio de Soba, que se unen a las que, situadas en territorio burgalés, son visibles desde la región cántabra, dijo. Puntualizó que la Mesa Eólica es una asociación ciudadana que en modo alguno se opone a la energía eólica, a la cual considera la energía renovable "más interesante", sino a la ubicación de parques eólicos y sus infraestructuras en cumbres montañosas y paisajes de gran calidad visual. En este sentido, advirtió De la Torre que se corre el peligro de "perder definitivamente" la montaña oriental cantábrica-burgalesa, "al llenarse de aerogeneradores que podrían perfectamente ubicarse en zonas de menor valor".Así, indicó que la organización aplaude un parque eólico que se ha ubicado en un páramo anexo al Páramo de Masa, y que ha supuesto un impacto ambiental "mucho menor" que el de cumbres montañosas. Por otro lado, indicó que "no existe en la Península Ibérica" un paisaje etnográfica y socioculturamente de tanta entidad como el pasiego, "que se verá abocado a la extinción si se permiten estas instalaciones eólicas". Igualmente, insistió en que Zalama y Cañoneras no son sino "la punta del iceberg" de una implantación "masiva" de industrias eólicas en Cantabria. Por todo ello, la Mesa Eólica pide que toda la Cordillera sea considerada como una unidad con la máxima figura de protección posible, "que la excluya de instalaciones eólicas o de cualquier otro tipo de agresión y preservar así todo su valor", agregó. La campaña de defensa de la montaña oriental cantábrico-burgalesa, en la que esperan la colaboración de otros colectivos cántabros como ARCA, consistirá en una serie de elementos publicitarios como carteles-denuncia, trípticos, postales de distribución gratuita y un documento que describe los valores de la zona que quiere proteger. Una zona que, añaden, tiene zonas protegidas como LICs y ZEPA y monumentos naturales e históricos, como castros romanos, paisajes que serán "imposibles de fotografiar sin un generador eólico". Image hosting by Photobucket EXTREMADURA 26/01/2005 Ecologistas en Acción de Extremadura, considera contradictorio el interés manifestado por las mancomunidades de Gata y Hurdes en la implantación de centrales eólicas en las sierras del norte de la provincia de Cáceres, ya que impedirían la continuidad de las políticas emprendidas en los últimos años basadas en el desarrollo y promoción de sus valores naturales. Recientemente, han aparecido en los distintos medios de comunicación regionales noticias por el interés en la implantación de distintos parques eólicos en la sierras de Gata y Hurdes por parte de los presidentes de las mancomunidades de Hurdes, Sr. José González de Cáceres y de Gata, Sr. Alfonso Beltrán ante las ofertas realizadas por distintas empresas eólicas. Estas comarcas son emblemas de la naturaleza extremeña, en las que se encuentran singularidades paisajísticas, botánicas y zoológicas, siendo lugares únicos en los que sus valores ambientales, reconocidos internacionalmente le dan muchas posibilidades para un tipo de desarrollo sostenible que es el turismo rural y de naturaleza, además de otros productos de calidad ecológicos y/o con el sello de “denominación de origen”. Este tipo de turismo por el que ha apostado con fuerza toda la comarca exige el mantenimiento de recursos, como la calidad del paisaje o los valores naturales, que se verían seriamente comprometidos de llevarse a cabo la industrialización de las Sierras de Gata y Hurdes. Ambas comarcas están consideradas como uno de los patrimonios naturales mejor conservados de Europa, lo que ha permitido su inclusión en la Red Natura 2000 como forma de reconocimiento de su singularidad ecológica. En esta red de espacios naturales europeos sería incompatible la implantación de Parques Eólicos debido fundamentalmente a las grandes infraestructuras que requiere, como serían los caminos de acceso, los tendidos eléctricos de alta tensión y los centros de transformación de energía, que conllevarían serios impactos ambientales y el deterioro irreversible de estas Comarcas, imposibilitando el actual sistema de explotación de turismo verde y de calidad. Hay que recordar que la Unión Europea ya prevé líneas prioritarias de subvención a las zonas incluidas en la Red Natura 2000. Es por ello, que Ecologistas en Acción de Extremadura califica como de irresponsables a las empresas promotoras de estos Parques Eólicos que crean confusión y distorsionan los objetivos de desarrollo sostenible de los habitantes de estas comarcas que están basados en unos usos respetuosos con el medio ambiente. Recuerdan a la Junta de Extremadura su obligación en la conservación de estos y otros espacios naturales, para que no sucumban ante la especulación de unas empresas eólicas que se ofrecen como la solución para “salvar” zonas sensibles, de alto valor natural, que por estar deprimidas y despobladas son objetivo prioritario de estos promotores. Consideran, por tanto necesario una especial atención de nuestros gobernantes hacia estas comarcas para que conserven todo su patrimonio cultural, arqueológico, arquitectónico y ambiental. Es por estas razones, que Ecologistas en Acción invita a una profunda reflexión a los responsables de estas comarcas para que reconsideren la instalación de parque eólicos y apuesten por el mantenimiento de las actuales políticas de desarrollo sostenible que están reportando unos beneficios seguros a sus habitantes, y no apostar por la obtención de unos beneficios rápidos que fundamentalmente repercutirían en las empresas eólicas. Para Ecologistas en Acción la energía eólica es una importante fuente de energía alternativa por la que se debe apostar, pero determinadas ubicaciones de gran valor natural y muy alejadas de las zonas de consumo como las Hurdes o Sierra de Gata no son adecuadas para la implantación de grandes parques eólicos por los graves impactos ambientales sobre la flora, fauna y paisajes que pueden provocar

  4. Hay 3 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba