Autor: Alfonso Garcia Nuño
jueves, 01 de diciembre de 2005
Sección: Denuncias
Información publicada por: emg
Mostrado 15.015 veces.


Ir a los comentarios

"EL ISLAM DE UN VISTAZO". FOLLETOS QUE MANIPULAN LA HISTORIA

(Artículo de D.Alfonso Garcia Nuño aparecido en L.Digital y que no tiene desperdicio)

FOLLETOS QUE MANIPULAN LA HISTORIA "El Islam de un vistazo" Por Alfonso García Nuño Con la gran afluencia de inmigrantes en nuestras tierras, llegan también nuevas religiones o, más bien, el hecho de que éstas sean vividas por un número notable de personas en nuestro país. De entre ellas, sin duda ninguna, la que despierta más la curiosidad y, por qué no decirlo, el recelo, en nuestra sociedad, es el Islam, curiosamente es también la que aparece más en noticias de contenido conflictivo, sin que por ello se tenga que identificar el comportamiento de alguno de los adeptos a una religión con ésta. Llama la atención que el judaísmo, el budismo, el hinduismo, el sintoísmo, etc., no presenten esta problemática. Por esto, es conveniente, lejos de demagogias multiculturalistas, que la conozcamos y que nos conozcamos para no caer en engaños que a lo único que pueden conducir es a la confusión, lugar privilegiado para los conflictos irracionales: ni sirve el todo vale ni tampoco cualquier información. Por ello, voy a comentar hoy brevemente dos párrafos del folleto El Islam de un vistazo, traducción del titulado Islam at a Glance (J. D. C. Series on Islam No. 22), que me ha proporcionado una amiga, a quien le ha llegado de la mezquita de la M-30. Merecería la pena ver el resto del folleto, pero el espacio de un artículo no da para más, tal vez en otro momento. En el apartado Patrimonio hispánico desconocido, se dice: "El Islam entró completamente en el patrimonio hispánico sólo 80 años después de la muerte del Profeta Mujammad (…). Durante nueve siglos gloriosos, del año cristiano 711 hasta 1610 se mantuvo como la religión más tolerante de la península ibérica, hasta que la Inquisición, falsamente llamada 'el Santo Oficio' lo derrocó, y España entró en su Edad Media y Oscura". Unos párrafos antes decía que "el nombre 'mahometano' que se emplea a menudo en lugar de musulmán es erróneo en castellano, y ofensivo al espíritu mismo del Islam". Tal vez, lo menos que se pueda esperar sea reciprocidad, si se considera ofensivo un nombre, supongo que tal vez el otro pueda considerar que se le ofende cuando se dice que su terminología es falsa. Sobre lo de la religión más tolerante, recordar solamente tres hechos –para más información puede verse, por ejemplo, España frente al Islam de Cesar Vidal–: El año 711 la España visigoda fue conquistada a punta de espada, no vinieron pacíficos misioneros. Pero lo de la tolerancia también fue entre ellos, por poner únicamente un ejemplo, ¿quién destruyo Medina Azahara en el s. XI y por qué? No fueron los cristianos, sino los bereberes que encontraron que los musulmanes cordobeses estaban un tanto relajados. Por último, señalar que uno de los motivos de la expulsión de los moriscos fue su actuación, en no pequeña medida, como quintacolumnistas de los ataques, a nuestras costas, provenientes del norte de África. Después de 1610, España no ha vivido los momentos de su máximo esplendor, pero no fue por la expulsión de los moriscos y, desde luego, parece un poco exagerado hablar de "Edad Media y Oscura", sobre todo si se compara el nivel económico, social y cultural que hemos tenido con el de los países islámicos. En el párrafo Porvenir HISPANOAMERICANO, después de intentar convencernos de que la herencia islámica ha estado íntimamente vinculada a la cultura hispanoamericana, incluyendo a California, concluye diciendo: "¡Así pueda volver algún día la fe benévola e islámica al continente americano!" Creo que los comentarios sobran, no es suficiente pensar en España e Israel como territorios perdidos para la Umma, sino que se incluye a toda América, donde el Islam ha tenido durante los últimos cinco siglos una presencia irrelevante. Desde luego, el mejor modo para integrarse en una sociedad que no es la propia y que acoge no es, desde luego, el manipular la historia. Sobre esto, ya tenemos bastante con los nacionalismos, de los cuales deberíamos haber aprendido que quienes fabulan sobre el pasado suelen ser los que menos aman la libertad. Desearía que los inmigrantes musulmanes se integraran en nuestra sociedad y, por tanto, que asumieran los valores de una democracia, pero ello solamente será posible desde el respeto mutuo, mejor que desde la tolerancia o cualquier otra forma de manifestar superioridad, y desde el amor a la verdad. Los hombres no necesitamos que nos toleren, necesitamos respetarnos mutuamente.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 naupaktos 10 de dic. 2005

    Obviamente Cierzo, la crítica ha de empezar por uno mismo. Estoy de acuerdo contigo en tu planteamiento, con algunos matices, pero de acuerdo en lo sustancial. En mi opinión, la autocrítica la emprendimos hace mucho los españoles, valgan ejemplos como 1812, con su constitución, realmente avanzada para su tiempo; retrocedamos a un Bartolomé de las Casas; acudamos a las desamortizaciones; a la transición culminada en nuestra froma política actual... son muchas las ocasiones en que los españoles nos hemos mostrado críticos, y gracias a las cuales hemos superado no pocas etapas oscuras (aunque hayamos después vuelto a caer). Aún así, falta mucha más crítica, qué duda cabe; de lo contrario no habría evolución en ningún aspecto. Por todo ello: porque en multitud de planos de la vida política y social de un país como España nos hemos puesto el mono de trabajo cuestionando y replanteando realidades para enfocarlas en direcciones distintas y más lógicas con el tiempo en que vivimos, y porque nos hemos dado una capacidad de respuesta social más acorde y necesaria; por todo ello, digo que es absolutamente imprescindible exportar lo que de razonable y bueno tiene nuestro sistema hacia otros lugares donde la libertad aún permanece en estado embrionario, bien por estancamientos de pensamiento, económicos o políticos. Esa es mi propuesta, no clonar occidente en todas las partes del planeta, faltaría más; sino ser espejo de cuanto hemos logrado y conseguido con mucho esfuerzo, y mucha sangre, para que otros puedan beneficiarse al menos, de las libertades de expresión, credo y opción política, sin por ello ser perseguidos, condenados y ajusticiados, sea por el régimen que sea, y bajo los auspicios de la religión de que se trate. Si me refiero con más insistencia al Islam interpretado y expandido por los SALAfistas, es sólo porque salta a la vista lo peligroso de sus planteamientos, para los propios musulmanes y para los que no lo somos, nada más. No es detracción gratuita hacia un credo en concreto, sino hacia quienes lo aplican de esa desmesurada manera, anclando de manera férrea un poder que niega la más mínima libertad a sus propios fieles y a quienes les circundan. Los regímenes, si los hubiera, totalitarios católicos, me merecen la misma opinión contraria y opositora, sin paliativos.

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba